CONTRA EL PINGALISMO CASTRISTA/ "Se que no existe el consuelo que no existe la anhelada tierrra de mis suenos ni la desgarrada vision de nuestros heroes. Pero te seguimos buscando, patria,..." - Reinaldo Arenas

Mostrando entradas con la etiqueta Think Tank. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Think Tank. Mostrar todas las entradas

jueves, noviembre 07, 2013

Ikujiro Nonaka: Winner of the 2013 Thinkers 50 Lifetime Achievement Award

Thinkers50

Share/Bookmark

lunes, julio 16, 2012

De la "Primavera Árabe" al invierno islamista ( I ). Enseñanzas para Cuba

Cubanálisis El Think-Tank/ Juan Benemelis y Eugenio Yáñez
La tierra de los faraones
Por primera vez en toda su larga historia de más de 7,000 años, los egipcios acudieron a las urnas para elegir un presidente del país entre varios candidatos, en lo que ha constituido un acontecimiento realmente histórico y de significativa trascendencia (no como tantos acontecimientos “históricos” que se mencionan a menudo en la politiquería tradicional de cualquier país, sobre todo tercermundista).
La elección como presidente de Egipto de Mohamed Morsi, el candidato de la Hermandad Musulmana, un ingeniero graduado en Estados Unidos, resultó a partir de unos comicios muy reñidos, en el cual Morsi obtuvo el 52 % de los votos ante su rival Ahmed Shafik, el último primer ministro cuando el gobierno de Hosni Mubarak, quien logró el 48 %. Tal votación podría significar hasta el fin del estratégico tratado de Paz de Camp David entre Israel y Egipto, un pacto formal cimentado por el faraón Anwar el Sadat y el ex terrorista Menahem Begin en 1979, bendecido por el entonces presidente de EEUU Jimmy Carter.
Sin embargo, también esos resultados, en buena ciencia política, indican que la sociedad egipcia se ha escindido en dos grandes grupos tras su ambigua “Primavera”: el que apoya a los islamistas más radicales, representados en la “Hermandad”, aunque ésta supo presentar, de cara a las elecciones presidenciales, un rostro más amable; y el grupo que prefiere gobernantes “tradicionales” laicos, relativamente “modernos” y que mantienen buenas relaciones con el Occidente, aunque la corrupción, la falta de transparencia,  y el autoritarismo mesiánico hayan caracterizado sus gobiernos en los últimos sesenta años.
El primer ministro de Gaza y militante de Hamás, Ismail Haniyeh, telefoneó de inmediato a Morsi, agasajándolo por devenir en el primer presidente islamista de Egipto. Igualmente, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, también elogió a Morsi. Cuando reconocidos terroristas se muestran satisfechos por la elección de un presidente, hay razones de sobra para preocuparse. Por su parte, los líderes de los ricos estados petroleros de Kuwait y Bahréin, temerosos de la Hermandad Musulmana, también enviaron cables a Morsi congratulándolo. A las alabanzas islamitas se sumó también Abu Yacén, la cabeza visible de la oposición Siria en la ciudad de Hama. Como puede verse, tal elección parece haber complacido a muchos líderes de naciones y grupos islámicos.
Sin dudas, los acontecimientos en todo el Medio Oriente, y ahora con la disyuntiva de la Hermandad Musulmana en la presidencia de Egipto, nos llevan hacia un ámbito regional diferente. Lo cierto es que la larga era de Nasser-el Sadat-Mubarak finalizó con la dominación de la Hermandad Musulmana, y ello plantea que estos nuevos líderes tienen que variar sus “principios fundamentalistas” para legitimar la paz de Camp David, o de lo contrario precipitarse a lo insoluble, lo que podría traerle infinitos dolores de cabeza a los nuevos gobernantes, e interminables penurias a los egipcios, que no necesitan más de las que ya tienen.
La victoria de Morsi confirma el camino que se inició en Túnez, el de la tan cacareada “Primavera Árabe”, por la cual, tras la caída de regímenes laicos de fuerza, las fuerzas políticas con mayores posibilidades para ascender al poder en toda el área son los fundamentalistas islámicos. Realidad que nunca se quiso ver, y menos entender, desde la “izquierda caviar” europea hasta el “liberalismo hamburguesa” norteamericano o el “antiimperialismo churrasco” latinoamericano, que soñaban con un Thomas Jefferson en el gobierno de Túnez, un Juan Jacobo Rousseau en el de El Cairo, o un Lázaro Cárdeanas en el de Trípoli.
Sin embargo, en honor a la verdad y en cierto descargo de los grupos anteriormente mencionados, tampoco todas las cancillerías del Primer Mundo entendieron lo que estaba sucediendo, y menos aun pudieron prever estratégicamente las nuevas realidades que se le venían encima a nuestro planeta con aquella “Primavera”, que daría paso a un mundo lo más alejado posible del inicio a las transiciones a la democracia que se vivieron en los países europeos del bloque soviético. Fantasía geopolítica que sumió bajo su influjo, también, a cierta “disidencia puercoasao” en Cuba y a varias legiones beligerantes de la Calle Ocho y sus alrededores.
Luego de que los cuerpos legislativos en Túnez y Marruecos (país este último donde su Rey se adelantó a la “Primavera” con una apresurada reforma de “finales del invierno” magrehbino) cayeron en manos de los fundamentalistas, la elección del egipcio Mohamed Morsi le define al mundo, una vez más, que se debe pensar de manera distinta cuando se está lidiando con los países de la civilización islámica, que no debe olvidarse nunca que no son solamente los países “árabes”, pues esa extensa civilización islámica cubre desde el occidente africano hasta los grandes archipiélagos del Pacífico y el Índico, y gana adeptos continuamente en las Antillas Menores.  Mas >>

Share/Bookmark

lunes, junio 25, 2012

Ex general del Pino sobre la traicion de Fidel Castro

Cubanálisis El Think-Tank

Rafael del Pino/
Daniel Ortega, Maurice Bishop y Fidel
No, no pienso referirme en este artículo al día de los padres en este mes de junio. La efeméride me hizo recordar un acontecimiento histórico que tuvo lugar hace ya 23 años.

El viejo refrán de “agua pasada no mueve molinos” a veces conspira en nuestros cerebros y nos hace omitir importantísimas experiencias cuando concentramos demasiado la atención en hechos y fenómenos actuales.

Creo que errores pasados no solo son capaces de mover molinos sino también cerebros. Uno de los ejes fundamentales en la importancia de la historia es poder analizar el pasado para comprender el presente. Solo mirando el pasado, podemos comprender el por qué de nuestra actualidad. Por eso haremos un sintetizado recorrido por algunas de esas huellas dejadas en medio siglo de avatares.

Hoy existen en mi profesión generales que nacieron después del triunfo revolucionario. Oficiales provenientes de las escuelas Camilo Cienfuegos educados bajo la maquinaria propagandística de un régimen totalitario, engrasada en medio siglo de control y tergiversaciones. Maquinaria implacable que se encarga afanosamente de borrar las huellas del desastre porque saben, cómo sentenció Lenin, que para hacer una evaluación objetiva de cualquier fenómeno social hay que analizar cómo surge, como se desarrolla y en que se convierte.

Escojo esta fecha también porque probablemente muchos de los cadetes que hoy se gradúan como oficiales en las escuelas militares estaban siendo traídos al mundo por sus respectivas madres en los momentos cuando se consumía una de las más grandes infamias y traiciones cometidas por Fidel Castro, su hermano y el resto de los incondicionales que se prestaron a la farsa para asesinar al General de División, Héroe de la Republica de Cuba Arnaldo Ochoa Sánchez.

Pero como este crimen fue una de tantas traiciones cometidas por quienes han destruido la nación es preciso hacer un sintetizado recuento.

Desde el inicio mismo del derrocamiento de la dictadura de Batista, Fidel Castro ha traicionado a cuanto seguidor de buena fe se incorporó al proceso revolucionario para restablecer el cauce democrático. No le bastó con la traición a todo aquel que se pronunció alarmantemente contra el cambio de rumbo que tomaba una Revolución tan popular sino que los trituró sin compasión. Desde combatientes del Moncada como Gustavo Arcos que le condujo el automóvil que nunca llegó a entrar en el famoso cuartel pero que le costó un balazo en la cadera hasta otros combatientes de la misma gesta que lo siguieron mas tarde en el Granma como Mario Chanes de Armas que cumplió hasta el último día de sus 30 años de presidio.

Comandantes del calibre de Huber Matos que simplemente renunció a sus cargos por no acompañarlo en el camino del totalitarismo y que igualmente cumplió hasta el último día su condena a 20 años de prisión.

Pero la traición fundamental, no solo a los que sufrieron la represión e ignominia al oponerse al camino de una tiranía más sangrienta que la de Batista fue a aquellos que dieron sus vidas siguiendo el programa revolucionario totalmente democrático del Moncada. La traición total al  programa insurreccional del 26 de Julio que prometió un retorno de Cuba a la democracia representativa, a la Constitución de 1940 y a la celebración de elecciones libres en un año y medio después del triunfo de la insurrección.

Incontables son los ejemplos que necesitarían toda una biblioteca para registrar las traiciones de Fidel Castro. Y en todos, absolutamente en todos, estuvo presente el gastado argumento de la patria en peligro, de salvaguardar la soberanía de Cuba, de la falta de lealtad de los que disienten y la traición al máximo líder. Que como dijo Raúl en su discurso del 14 de junio de 1989 donde anunciaba el arresto del General Ochos – “Fidel es el papá  de todos los cubanos” y sus órdenes, “encarnan el mandato y la voluntad de la Patria”.

Estoy seguro que estos nuevos Generales/Camilitos y Cadetes/Oficiales desconocen la realidad histórica que le ha tocado vivir al pueblo cubano. Han sido muchos años de hermetismo, de tergiversación de la verdad, del empleo irrestricto de toda una maquinaria diseñada para convertir la verdad en mentira y viceversa. Pero siempre hay quien no se conforma con los credos ni el oscurantismo y encuentran la forma de informarse con fidelidad.

El pretexto más utilizado para justificar la conculcación de las libertades y de los derechos de los cubanos ha sido el de “la soberanía en peligro” Comenzaremos por ese aspecto. No es necesario dar explicaciones detalladas de qué sucedió, prefiero limitarme a sus sanos juicios y que sean ustedes mismos los que investiguen y evalúen acontecimientos trascendentales ocurridos después de 1959 que por lo menos a mi me demostraron que el régimen implantado en Cuba por Fidel Castro ha sido el más entreguista de nuestra soberanía nacional en toda su historia.

- ¿Solicitó o no Fidel Castro que una Brigada Motomecanizada Soviética permaneciera en Cuba por más de 20 años en las proximidades de Santiago de las Vegas con toda su técnica militar y armamentos? ¿Teníamos nosotros más que suficientes Brigadas con el mismo potencial combativo para cumplir esas funciones?

- ¿Tuvimos o no una Brigada similar durante largos años en Etiopia para proteger al asesino de Mengistu?

- ¿Con que derecho FC cedió esa región de Santiago de las Vegas a una potencia extranjera para que la convirtiera en una base militar en el corazón de nuestra patria?

- ¿Entregó o no FC a las tropas soviéticas toda la región donde radicaba el antiguo reformatorio de menores de Torrens conocido en la guerra fría como Complejo de Lourdes para que montara una base militar de exploración y espionaje electrónico contra Estados Unidos?

- ¿Solicitó o no Fidel Castro al gobierno soviético que enviara pilotos de combate rusos para defender a Cuba y así poder enviar a los mejores pilotos cubanos para la guerra de Angola?

- ¿Con que derecho FC accedió a que pilotos rusos que ni hablaban español se ocuparan de la defensa de los cielos de Cuba? ¿Fue discutido en la Asamblea Nacional? ¿Fue aprobado por decisión de la Asamblea o por algún referéndum que le diera legitimidad?

- ¿Teníamos o no los suficientes pilotos para cumplir ese deber sagrado de defender la patria que solo corresponde a los cubanos?

- ¿Le cedió o no Fidel Castro un tercio de la base aérea de San Antonio de los Baños a la aviación estratégica de la Unión Soviética para que basificara sus mastodontes TU-95? ¿Es o no verdad que a los militares cubanos se les prohibió la entrada en esa área de nuestra propia base?

- ¿Qué relación puede tener digamos con la soberanía de Angola (la cual supuestamente “defendíamos” ) el aplastar al mejor estilo soviético, empleando nuestros tanques, el golpe de Estado que una propia fracción del MPLA dirigida por Nito Alves intentó darle a Agostino Neto? - intentona  apoyada además por la propia URSS - ¿No era ese un conflicto interno de la organización gobernante MPLA a más de un año de haberse retirado a Namibia las tropas sudafricanas que apoyaron a la UNITA en 1975?

¿Tienen todavía estos señores la desfachatez de hablar de soberanía?

Pasemos ahora a “La traición a la Patria”

¿Cuál sería una verdadera traición a la patria; la que le endilgaron al general Arnaldo Ochoa para asesinarlo con visos legales por poner en peligro la subsistencia de un grupo ilegitimo de poder o la de un gobernante protegido dentro de un Puesto de Mando, en un bunker a prueba de golpes nucleares como estábamos nosotros en la Crisis de los misiles nucleares pidiéndole a la metrópoli protectora que iniciara los golpes nucleares contra Estados Unidos que indudablemente acabarían con la existencia de todos los cubanos que no tuvieran dicha protección?

No especulo, he aquí el párrafo de la carta donde Nikita Krushov se opone a tamaña irresponsabilidad: “En su cable del 27 de octubre Vd. nos propuso que fuéramos primeros en asestar el golpe nuclear contra el territorio del enemigo. Vd., desde luego, comprende a qué llevaría esto. Esto no sería un simple golpe, sino que el inicio de la guerra mundial termonuclear”.

¿Nos dijo o no Raúl Castro en una reunión que fue grabada y después distribuida por todas las unidades que el coronel Pedro Tortoló Comas debió haberse pegado un tiro por no haber combatido hasta la muerte sacrificándose junto a los 784 cubanos que allí había?

Si es que encuentran el famoso video vale preguntarse ¿que hizo Fidel y Raúl Castro después del asalto al Moncada sin estar rodeado por ninguna fuerza incomparablemente superior sino rendirse a un sacerdote católico para que los protegiera? O ¿Qué hicieron otra vez en Alegría de Pio sino fue correr despavoridos quedando dispersos?

Destruir a Tortoló como lo hicieron por haberse negado a sacrificar centenares de vidas inútilmente para complacer el ego insaciable de un caudillo, es para mí una traición sin precedentes no solo al coronel sino a todos los oficiales que allí había, a los centenares de hombres que iban a morir y más aun a las esposas, hijos y familiares que perderían a sus seres más queridos. Saquen ustedes sus propias conclusiones si alcanzan a ver el video.

Por último definamos la lealtad.

Todos los que le digan que si han llegado a ser lo que son, se lo deben al Comandante en Jefe, a la Revolución, al Partido o a cuanto otro fetiche se les ocurra están tendiéndole la trampa para que crucen la fina línea que separa la lealtad de la sumisión.

Cuba es una isla sin fronteras ni conflictos fronterizos de ningún tipo, sus fuerzas armadas están concebidas para defender el país de una agresión militar extranjera y no tienen contemplado en su doctrina militar ser empleadas contra la propia población civil. El mantenimiento del orden es la responsabilidad que se le ha dado al Ministerio del Interior.

Existe una gran diferencia entre la lealtad y la sumisión. La lealtad es el cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien. La sumisión es el sometimiento de alguien a otra u otras personas.

Cuando se actúa en interés de un grupo de gobernantes en contra de los intereses de la mayoría del pueblo cubano se ha traspasando el campo de la lealtad para caer en el de la sumisión.

Nunca será lo mismo someter una multitud que regir una sociedad.

Raúl tenía razón en la desarticulada diatriba improvisada en su nefasto discurso del 14 de junio de 1989. Solo que el efecto del vodka le hizo decir que “Fidel es el Papá de todos los cubanos” en lugar de “Fidel es el padre de todos los traidores”

Share/Bookmark

lunes, junio 18, 2012

Viva la Democracia, ¿Pero cual? (Version completa -6 partes)

Eugenio Yáñez y Juan Benemelis en  Cubanalisis >>
Share/Bookmark

lunes, mayo 28, 2012

VIVA LA DEMOCRACIA, ¿PERO CUÁL? (IV)

Cubanálisis El Think-Tank/ Eugenio Yáñez y Juan Benemelis

Yoan Capote/ gerrypinturavisual.blogspot.com
Cuba y la democracia post-castrista

La consideración de cómo se puede producir e implementar en Cuba el modelo democrático político con una economía de mercado, conlleva un análisis complejo, a partir de la experiencia que tuvo lugar en el ex bloque soviético. Mucho se ha escrito sobre el tema, e incluso, muchos modelos y programas se han articulados para ser implementados.

El caso cubano tiene varios componentes de los cuales no se puede prescindir a la hora de meditar sobre la democracia. El país contiene dos elementos históricos: el del modelo llamado de “socialismo real” que se ejecutó en Eurasia, de centralización burocrático-totalitaria y economía de plan, y la tradición de su acontecer republicano-latinoamericano, con su carga de caudillismo clientelar militarista. Prescindir de cualquiera de los dos módulos es disponer de un esquema a medias y realizar pronósticos amputados.

Es pueril idear esquemas y bocetos a priori, para llevar como pilotos a la Isla, a la hora de la transición, considerando ilusoriamente que allí existe un vacío que permitiría calzar cualquier medida. La experiencia de los países que llevaron a cabo la transición del comunismo al capitalismo en nada tuvo que ver con la forma en que el capitalismo se desarrolló en Europa y América a partir del siglo XVII, sobre todo. La primera lección es que no existía un patrón que forjase paso a paso el llevar un país del comunismo al capitalismo, de la economía de plan a la economía de mercado, del totalitarismo a la democracia.

Los ejemplos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia o Alemania en nada sirvieron. Allí, en cada uno de esos países, se impusieron su historia, sus costumbres; y el capitalismo democrático que se ha ido consumando ha sido diferente en cada uno de los casos. Nada que se pronosticó de antemano sucedió luego. Lección que debemos aprender para nuestro caso.

Ninguno de esos países, que en el siglo XXI admiran por sus conceptos de democracia y libertad, fueron perfectos en sus comienzos. Estados Unidos arrancó proclamando que todos los hombres tenían determinados derechos inalienables concedidos por el Creador, como la vida, la libertad, y la búsqueda de la felicidad, pero tal concepto universal excluía a los negros. El derecho al voto se defendía con uñas y dientes, pero no incluyó a las mujeres hasta el siglo XX. Fue necesaria una cruenta guerra civil para eliminar la esclavitud casi un siglo después de la independencia, y cien años después de la guerra civil una gigantesca movilización, que costo sangre, sudor y lágrimas, por los derechos civiles.

Inglaterra y Francia establecieron modelos de democracia en sus países, y al mismo tiempo bochornosas caricaturas en sus colonias. La “pérfida Albión” daba alimentos salados , pero no agua, a Jomo Kenyata cuando estaba en la cárcel tras la rebelión de los “mau-mau”, para horas después darle botellas de ginebra, con la intención de alcoholizar a quien posteriormente sería el líder de la naciente nación independiente de Kenya. La Francia de la “liberté, egalité y fraternité” expandió el código napoleónico por Europa, pero sus verdades no aplicaban para el Haití independizado en el Caribe. Ambas potencias defendían determinados derechos humanos en sus propios países, pero aplastaban con mano de hierro, a sangre y fuego, y sin misericordia, cualquier intento de obtener algo aunque fuera parecido en sus colonias.

Alemania, cuando Marx y Engels escribieron El Manifiesto Comunista en 1848, todavía no era una nación unificada, y después de serlo “aportó” a la historia universal, además del autoritarismo extremo y sus impresionantes logros de ingeniería y tecnología, entre otras cosas, dos guerras mundiales, las cámaras de gases, y el holocausto judío.

Italia vino a unificarse hace más o menos siglo y medio, y debió pasar, entre otras cosas, por su Duce, su ridículo imperio colonial y su fascio para llegar a la actual democracia. España y Portugal son en estos momentos democracias, sí, pero con menos de cuarenta años de historia en su versión moderna. Bélgica y Holanda, modelos democráticos actuales, se horrorizarían de simplemente imaginarse si en sus propios territorios se vivieran las masacres que sus tropas coloniales impusieron en el Congo e Indonesia.

Entonces, si a las cuatro “lumbreras” del mundo occidental, y a sus “periferias” europeas más pequeñas, pueden señalarse esos pecados, ¿qué nos lleva a creer que los cubanos, por obra y gracia del espíritu santo, resolveremos milagrosamente todos nuestros problemas y disfrutaremos de una democracia perfecta e inmaculada tan pronto como salgan de esta vida los dos hermanos Castro? Si para construir un marco constitucional ejemplar en 1940 tuvimos que pasar por las mil y una noches de conflictos, caudillos y “revoluciones”, y solamente nos duró doce años, nada perfectos, por cierto, con la acción de pandilleros y ladrones en paralelo con nuestro ¡constitucionalismo” de orgullo, ¿por qué vamos a pensar ahora que vamos a resolverlo todo muy rápidamente tras Fidel y Raúl Castro, sin dificultades, zig-zags, marcha atrás, fracasos, decepciones y frustraciones?

Además, habría que ir más atrás de 1940-Constitución, para recapacitar aquellos aspectos propios de la nación que se comenzó a construir en 1900 que quedaron inconclusos, aquellos que derivaron efectivos, y los que condujeron a errores. Un punto de inicio debería ser estudiar las opiniones y debates que llevaron a forjar la nación; en especial los que tuvieron lugar en torno a la constitución de 1901 para la inauguración de la República en 1902.

Y, lamentablemente, más allá de un grupo de historiadores y algunos estudiosos, ¿cuántos cubanos en la Isla o el exilio han estudiado los debates que condujeron a la proclamación de la Constitución de 1901? Más aún, ¿cuántos han podido leer los de la Constitución de 1940? Independientemente del interés o la vocación de los cubanos dentro de la Isla, el acceso a las actas de la Constituyente que desembocó en la Constitución de 1940 no es público ni libre, sino que está restringido a quienes tengan las autorizaciones de “los niveles correspondientes”. Incluso la misma Constitución de 1940 no es de fácil acceso en el país, y la de 1901 es rara avis entre el vulgo, solamente significativa para los entendidos. (Ambos documentos, la Constitución de 1901 y la de 1940, así como la Enmienda Platt que lastró el nacimiento de nuestra primera República, puede consultarlos el lector de Cubanálisis-El Think-Tank en nuestra sección “Documentos para conocer la historia de Cuba).

Pensar exclusivamente en la Constitución de 1940 es partir del falso supuesto de la existencia de una nación. Verla desde 1900 es tener en cuenta que se debe construir una distinta nacionalidad. Pues eso es lo que sucedió en todo el ex bloque soviético. Allí no fue sólo un mero cambio de modelo económico y político, sino que ante el desmembramiento territorial, étnico, y el entronizar una formación socio-económica diferente, se tuvieron que edificar nuevas naciones.

1900 nos permitiría entrar en el debate ante un horizonte transformado. Allí se discutió si era plausible un sistema parlamentario o no, una presidencia fuerte o débil, un Estado laico o religioso; y se llegó a la salomónica conclusión de que lo esencial resultaba fortalecer las instituciones administrativas, financieras y judiciales en especial. Aunque esto pueda parecer muy poco, gestar el nacimiento de una nación con principios de esa naturaleza es algo que no todas las sociedades pueden mostrar en la historia de sus naciones.

La República en 1958 aún se hallaba en pleno período formativo; estaban pendientes asuntos como la necesidad de consumar la incorporación de la población negra a las instituciones y la sociedad civil, desniveles económicos regionales, un horizonte político que aún no había cuajado en los ideales democráticos, un Estado cuasi benefactor que aupaba la corrupción, bolsones de pobreza, extensas áreas ausentes de servicios como escuelas, electricidad, carreteras, acueductos y alcantarillados, una desigual distribución de la riqueza y las tierras, desempleo, analfabetismo y muchos problemas más.

A todo ello, el mundo moderno globalizado ha incorporado como imprescindibles en nuestros tiempos un grupo de actividades económicas, sociales y políticas que antaño, cuando fue proclamada la Constitución de 1940, no se tenían en cuenta, pero que ahora se va considerando “incivilizado” o “subdesarrollado” ignorar, como la ecología, los derechos por sectores (etnia, género, edad, preferencias sexuales), la protección del medio ambiente, de la flora y la fauna, la conexión digital, y demás.

Entonces, no tiene sentido pretender que la Constitución de 1940 resultaría una especie de “ungüento de la Magdalena” que resolvería milagrosamente todos los problemas de la nación. No se trata de que tal documento constitucional sea algo inservible o bochornoso, o que no nos aporte nada, sino que hay que verlo como un elemento más del gran reto que tendremos por delante, y no necesariamente como el único ni el perfecto, desconociendo a todos los demás.

Cuba a la luz de las transiciones post-comunistas

Los regímenes del bloque soviético no eran bloques monolíticos ausentes de pugnas intestinas, de corrientes políticas diversas, de pugnas de grupos de intereses que iban desde los socialdemócratas reformistas hasta los estalinistas ortodoxos, y de conflictos nacionalistas, étnicos y religiosos que no siempre salían a la superficie. La visión de la sociedad uniforme estalinista no se logró repetir en todo el bloque soviético ni en el “socialismo real”. El marxismo, a su vez, no logró uniformar la sociedad, ya que siempre existieron diversas y contradictorias interpretaciones de ese pensamiento.

En esas sociedades “socialistas” siguieron existiendo grupos de intereses diversos, como pequeños propietarios, pequeña burguesía urbana, comerciantes, gitanos, musulmanes, minorías nacionales. Se debatía o se ignoraba el debate acerca de cómo desarrollar la economía, de cuál tipo de educación necesitaba la sociedad, de cuál debía ser la posición del Estado ante la cultura, de cuáles debían ser las prioridades presupuestarias, de cuál la política pública hacia la sociedad. Demasiadas preguntas quedaban sin respuestas. Precisamente el mundo de la economía ilegal o del mercado negro gestó y consolidó esas capas sociales, a pesar del partido único, la centralización extrema y el estado leviatánico empeñado en proletarizar a toda la sociedad. Esos estratos tenían una cultura política que divergía con la oficial, y que cada vez era más amplia, más grande y más fuerte.

Por muchos años los estudios “occidentales” sobre el sistema comunista (incluido el cubano) se centraban sólo en la cúpula del poder o en las personalidades políticas relevantes, en los caudillos tipo Mao, Tito, Ceaucescu y Castro, sin concederle peso a los estratos sociales contrarios a la concepción oficial, a los grupos dentro del entramado del poder. Solamente unos pocos visionarios lograron vislumbrar el peso del crecimiento de las poblaciones musulmanas en la desintegración de la Unión Soviética, o el papel del campesinado y de los “chinos de ultramar” en el despegue vertiginoso y crecimiento acelerado de la economía china.

Las tendencias económicas y sociales dentro de la sociedad, aparte de la oficial, o las características de las regiones dentro de un país, no fueron tomadas en consideración, pero son las que han prevalecido en las transiciones post-comunistas.

Ninguno de los partidos comunistas del antiguo bloque soviético, incluyendo el cubano, resultaba una maquinaria disciplinada de arriba a abajo, sin criterios, y manipulada totalmente desde la cúpula. Esa es una visión generalizada durante la guerra fría y extraída de la colectivización forzosa estalinista y del terror masivo del maoísmo. El proceso dentro de cada uno de tales partidos conllevaba una pugna intensa por acomodar intereses regionales, de grupos a veces ingobernables, de interacción de intereses económicos regionales, y de intereses enfocados exclusivamente en corrupción y enriquecimiento ilegal.

Las pugnas y políticas durante la NEP, la desestalinización en la URSS (elegantemente llamada “deshielo”), el levantamiento húngaro, el “sectarismo” y la “microfracción” cubana, la Primavera de Praga, las reformas húngaras, no son cambios estratégicos introducidos por la cúpula, sino resultados de presiones internas de grupos con diferentes horizontes políticos.

En Cuba se vio no solamente en la micro-fracción, sino también en la pugna por los estímulos morales o materiales, en las diversas posiciones entre una estrategia azucarera o la vía de la industrialización, en los choques entre el “sistema de financiamiento presupuestario” guevarista y el “cálculo económico” clásico-soviético, en el nuevo y fresco marxismo de enfoque “guerrillero” y “occidental”, coqueteando con la “nueva izquierda” norteamericana y el marxismo-no-leninismo con guiños al trotskismo y al marxismo “tercermundista”, propugnado desde los predios de Filosofía de la Universidad de La Habana y la revista “Pensamiento Crítico”, en “el castrismo y la larga marcha de América Latina” frente al tradicionalismo soviético de los partidos comunistas anclados en la Tercera Internacional y las órdenes desde Moscú, en los esfuerzos por introducir la descentralización en la economía en la década de los setenta, y en los intentos de establecer un nuevo sistema de dirección y planificación de la economía tras la debacle de la zafra de los diez millones, entre otros ejemplos, reflejando cada uno de ellos una lucha muy solapada entre corrientes y fracciones, muchas de las cuales fueron liquidadas por las que lograron imponerse y prevalecer, casi siempre las que tenían la bendición de Fidel Castro.

La historia del bolchevismo, donde se desechó sistemáticamente la democracia interna y los conceptos del consenso y la negociación para sustituirlos por el funesto “centralismo democrático” y la imposición de un grupo prevaleciente sobre los demás, es una interminable cronología de pugnas intestinas intrapartidarias, de grupos que no sólo reflejaban la ambición de poder sino formas dispares de cómo construir la sociedad comunista. Los países del antiguo bloque europeo oriental también resultan un corolario semejante. El maoísmo no está lejos de tal esquema, y los años finales con la subsiguiente reforma económica china dan prueba de esta sociología.

La perestroika y el glasnost de Gorbachov eran nada más y nada menos que las mismas posiciones enarboladas por la “oposición de izquierda” de León Trotski, y por el modelo de sociedad y economía socialistas que defendían Nicolás Bujarin o Evgueni Preobrazhenski ante el estalinismo en la década de los veinte. Las reformas económicas introducidas por Deng Xiaoping en China eran una resurrección de las posiciones que defendía el “revisionista” Li Li Sang contra Mao Zedong en los inicios del Partido Comunista chino. La “institucionalización” cubana de los años setenta, o la “actualización” del modelo que propugna Raúl Castro en estos momentos, tienen sus orígenes en las críticas y el pensamiento de los “micro-fraccionarios” cubanos detenidos y aplastados en 1968, y de los “tecnócratas” defenestrados por Fidel Castro tras el tercer congreso del partido comunista cubano en 1986.

El sistema comunista encerraba grupos de intereses contrarios, que manifestaban los intereses de diferentes clases y estamentos de tal sociedad (elite política, burocracia, nueva clase media, campesinos y pequeños propietarios privados) así como diferentes consideraciones ideológicas sobre el marxismo (centralización-descentralización, estatalización total-estatalización solo de los puntos claves de la economía, integración al mundo capitalista-aislamiento del mundo capitalista, unipartidismo-multipartidismo).

Al igual que podemos explicarnos la socialdemocracia del siglo XX y XXI en Europa occidental y el extinto euro-comunismo como un desprendimiento del marxismo leninista propugnado por Moscú, una visión diferente de cómo debe ser la sociedad socialista en Europa occidental, dentro del ex bloque soviético existieron infinidad de variantes de cómo establecer tal sociedad, abanderadas por diferentes grupos y personalidades. En estos regímenes existían las tendencias grupales capaces de reformar los mismos desde su interior. El que hayan sido abortados en sus intentos no exime su posibilidad, como lo han demostrado los húngaros y los eslovacos en su actual transición, que se encuentran entre las más exitosas del post-comunismo europeo.

La incapacidad de aprehender esta dinámica grupal en el interior de tales sociedades llevaría a conclusiones generales que serian incapaces de pronosticar las tendencias predominantes y la actual situación de las transiciones en el anterior bloque soviético. Por eso, la forma en que se desplomaron los regímenes del “socialismo real”, y en que se han desarrollado las transiciones, luego de la euforia inicial, ha sorprendido a los politólogos, porque muchos grupos relacionados con la cúpula de poder de antaño al final lograron sobrevivir a la caída del comunismo y se transformaron en fuerzas políticas o económicas dentro de la actual transición en sus respectivos países.

La “cultura guerrillera” en el totalitarismo cubano
El castrismo constituye un ejemplo saliente de polarización y colisión generacional, de facciones y clanes, que se han regenerado y remodelado al paso del tiempo, y están presentes, agazapados, esperando su momento propicio. Varias cofradías se dibujan en este retablo cubano, con agendas difusas y estrategias de supervivencia, aglutinados alrededor de una figura política poderosa, de antiguos jefes guerrilleros, de caciques ministeriales, de generales y jefes de ejércitos, y de secretarios provinciales del PCC y líderes territoriales, en medio de una constante puja, y conspiraciones, y donde las estructuras y cargos del poder formal o las relaciones familiares representan mucho menos que las lealtades forjadas al calor de la cultura guerrillera.

Estas posiciones de grupos han pesado en la política interna y externa del castrismo, y mucho más aún tras la enfermedad y desplazamiento de Fidel Castro y el surgimiento del neocastrismo bajo la dirección de Raúl Castro, y se harán sentir con mayor intensidad en cualquier transición. Las máximas figuras en la élite castrista se han movido siempre dentro de las instituciones, pero a la vez dentro de sus propios feudos -territoriales o socio-sicológicos- , acompañados de “su” clientela, sus fieles y adeptos, al estilo de los patricios romanos.

La preocupación fundamental en la élite cubana es la sucesión política y si ella podrá realizarse a partir de los débiles instrumentos legales y constitucionales existentes en el país o deberá establecerse por la fuerza y la represión. Porque en ningún momento esa élite vislumbra un escenario democrático, donde la voluntad “del pueblo” vaya a ser tenida en cuenta a la hora de distribuirse poderes, territorios, privilegios y espacios económicos. Por eso la crisis dentro del régimen devendrá aguda, pues la transición postcastrista puede tener lugar en medio de una lucha brutal entre los grupos e individualidades para ampliar sus espacios de poder y sus agendas políticas. Dentro de los nuevos tecnócratas y burócratas ministeriales y empresariales existe la inclinación hacia una reforma económica y una renovación política que se hará más patente en una transición, mientras que los “guerrilleros” y los “históricos” mantienen su mentalidad de atrincherarse a partir de “columnas”, “frentes”, y de “¿en que fecha fue que tú te alzaste?”.

Todo indica que en su período inicial, la eventual transición en Cuba no tiene formas ni mecanismos para escapar a una crisis. La débil historia democrática del país, la violencia política, la presencia de grupos en pugna dentro de la esfera del poder y de las fuerzas armadas y las instituciones de la seguridad, el caudillismo, la militarización de la sociedad, las presiones “desde afuera” de un exilio que puede decidir muy poco como entidad en “la hora de los hornos”, la vasta cantidad y la debilidad de organizaciones internas de oposición y disidencia contra el régimen, la limitada aceptación del papel de la Iglesia en un eventual proceso de negociación, la falta de una visión general del camino a seguir (donde hasta ahora está más claro para todos lo que no se desea que lo que verdaderamente se desearía), el aislamiento del país con respecto a sus vecinos, que los dificulta para una circunstancial mediación a tiempo, los diferentes y dispares grupos internacionales con intereses en Cuba y en su futuro, y el desconocimiento general sobre el retablo político interno, más allá del casi moribundo Fidel Castro, son elementos que no contribuyen para nada a que se pueda pensar que se podría producir fácilmente una transición pacífica.

La sucesión en Cuba debería ser una preocupación importante de la política de Estados Unidos hacia América Latina, y de la seguridad regional para todas las naciones del continente. La postura que adopte Estados Unidos frente a una transición que comience podría tener derivaciones trascendentes en el proceso de sucesión, en especial en la formación y consolidación de grupos, en los alineamientos de coaliciones pro-democráticas, y en los principales líderes, tanto los existentes como los que puedan surgir potencialmente. Si Estados Unidos no logra situarse a la altura de las circunstancias en el momento decisivo, no para intervenir y ordenar, sino para colaborar y facilitar, la transición puede resultar una sorpresa muy desagradable en la región.

Es un sinsentido en el escenario cubano considerar que la democracia resurgirá simplemente porque “muerto el perro se acabó la rabia”, y que sería cuestión de algunos meses o cuando más de un par de años para restaurar una democracia, con elecciones transparentes y multipartidistas, que, por otra parte, ni era perfecta ni fue siempre respetada, y como si no hubieran existido “manengues”, robo de urnas, incendios provocados en juzgados para hacer desaparecer los registros electorales, pucherazos y golpes de estado.

Desde el momento mismo de la desaparición física de Fidel y Raúl Castro, tan pronto terminen los grandiosos funerales, existirá un período, que puede tomar años, donde se va a determinar quién o quiénes van en definitiva a regir los destinos de la nación, pero que de seguro no van a ser personas que residan en Miami y que serían llamadas con urgencia para regir los destinos de la futura nación; y esa definición del futuro nacional va a tener lugar en medio de una lucha brutal entre los grupos para imponer su hegemonía de poder en la nación y definir su programa político, que no por ser de un grupo o una camarilla tiene que estar más claramente definido que el de cualquiera de sus adversarios.

Existen, por tanto, razones para juzgar la eventual transición hacia la democracia en Cuba desde el mismo ángulo de complejidad e incertidumbre: porque es parte de la cultura política del país, por cualquier razón; ya que esa ha sido la historia del castrismo; puesto que el régimen castrista (y sus instituciones, incluyendo las armadas) está actualmente plagado de grupos en intensa querella; porque el exilio y la disidencia interna (lo que hoy percibimos como la parte más moderna de nuestro quehacer político) responden al mismo esquema de intensas pugnas de partidas (no partidos) y caudillos.

La transición no se va a circunscribir a un proceso de reforma económica hacia una economía más o menos mixta, de mercado, o de cualquier otro modelo, y a la eliminación de vetustas restricciones “políticas” leoninas, como los “permisos de salida” y la flexibilización de infames regulaciones, como los mecanismos de “peligrosidad pre-delictiva”. Esa transformación de la realidad económica cubana será el aspecto más sencillo y, a la vez, el que más rápidamente comience a mostrar sus resultados a favor de la población y sus niveles de vida, fundamentalmente en lo referente a la alimentación, vestuario, transporte y condiciones de vivienda (en ese mismo orden precisamente).

La transición resultará un escenario de batalla política donde el desplazamiento hacia una agenda de economía abierta se realizará con más rapidez que en la política. Aquí, las alianzas políticas tendrán más peso que el argumento de si la economía militar de las fuerzas armadas se halla en un proceso más flexible y experimental que el resto de la economía nacional. Y no habría que sorprenderse si en un plazo relativamente breve se impone determinada laxitud a los mecanismos de autorización de la inversión extranjera y la creación de empresas mixtas, incluyendo la participación de capitales de exiliados cubanos. Pero todo esto, siempre, desde el punto de vista de acelerar las “reformas económicas”, quedando pendiente de solución la compleja gama de todos los aspectos jurídicos y legislativos que deberán acompañar estos procesos, y cuya velocidad y profundidad dependerán de cómo se diriman las pugnas por el poder dentro de la élite.

De todas maneras, la casta militar cubana se halla en el poder, y no solamente dentro de las estructuras y mecanismos de las fuerzas armadas y el ministerio del interior, y la “solución militar” a la sucesión, es decir, el control directo desde el ejército sobre el gobierno, implica mayor peligro que si esas fuerzas armadas fuesen sólo árbitro de grupos civiles en disputa. Lo que tenemos entonces en realidad, en el contexto de la eventual sucesión, es desde ya mismo una sucesión en crisis con todas sus complejidades y eventualidades.

Para tener una aproximación a la hipotética transición, es necesario analizarla desde un prisma de luchas de grupos que tiene lugar en la cúpula del poder, en las fuerzas armadas y el ministerio del interior, en la disidencia y la oposición, en el exilio. En su período inicial, y que puede abarcar años, la transición en Cuba no tiene formas ni mecanismos para escapar a tal destino.

Casi todos los análisis políticos sobre el futuro de Cuba se han hecho soslayando este elemento decisivo. Para eso se impone esclarecer los entresijos del poder político del castrismo y el neocastrismo, identificar no solamente los viejos grupos (los llamados “sospechosos habituales”), sino también los nacientes, y los posibles. Es necesario distinguir las personalidades con verdadero poder, sus inclinaciones políticas y sus alianzas, y no confundirles con los ejecutores visibles de ese poder, que pueden haber disfrutado o disfrutar de sus quince minutos de fama, o tener cierto “name recognition” y aparentar un poder que no vas más allá del vicariato, es decir, poder que pueden ejercer “en representación de” pero no por derecho propio, y que se les puede cercenar de un momento para otro, porque no disponen de liderazgo efectivo ni de ningún poder de convocatoria, ni disfrutan verdaderamente de ningún poder real, sino exclusivamente vicarial.

Así ha sido en Cuba desde 1959 hasta ahora, y así será, con o sin los hermanos Castro en vida, mientras la “cultura guerrillera” y las individualidades “históricas” que la sustentan se mantengan, mientras siga imperando como principal y en casi todas las ocasiones el único mecanismo de legitimación la ya anteriormente mencionada famosa pregunta de “¿en que fecha fue que tú te alzaste?”.

Interrogante a la que nunca podían responder esos delfines ungidos por Fidel Castro, como Carlos Lage, Felipe Pérez Roque, Carlos Valenciaga, Otto Rivero o Hassan Pérez Casabona. Ni tampoco pueden ahora responder Alejandro Castro Espín o su hermana Mariela, ni “Fidelito” Castro Díaz-Balart o “Tony” Castro Soto del Valle, de ahí que todos ellos (tanto los “tronados” como los que están en el actual “hit parade”) puedan ocupar determinados cargos de gobierno o espacios en los medios de difusión y llamen la atención de la prensa extranjera y la academia despistada, pero nunca serán los verdaderos herederos del poder ni tienen la más mínima posibilidad de serlo, por mucho que los “expertos” juren cualquier cosa en contrario. No es lo mismo heredar la mansión con piscina y muchas comodidades, el yate o los viajes al extranjero, por ser el vástago de un personaje histórico, que heredar las riendas del poder, reservadas única y exclusivamente para los guerrilleros que en las sierras han sido.

A partir de estos criterios, hay que seguir los pasos a los grupos e individualidades con verdadero poder en Cuba, mezclados y confundidos en la política general del país, y seguir su desarrollo, los choques internos, las movidas de alianza. Y eso solamente se puede lograr analizando fríamente, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, sin querer o tener que aceptar el mito de la “unidad monolítica del liderazgo revolucionario” o el de la “fidelidad eterna” de los “históricos a esta o aquella personalidad. Las lealtades de 1959 o hasta las del 2006, no son las mismas en estos momentos, ni tienen por qué serlo. Figuras encumbradas del liderazgo han fallecido o han perdido su protagonismo por diversas causas, y otras que años atrás no despuntaban tanto se encuentran ahora en las cimas de la élite.

Y nada sería más falso que creer que a la muerte de los hermanos Castro, y principalmente la del Comandante en Jefe “aquello se desmorona como un merengue en la puerta de un colegio”. Aferrarse a esos criterios solamente demuestra una tozudez rayana en la irresponsabilidad, una ignorancia digna de antología, o ambas cosas a la vez.

Sólo a partir de un enfoque realista y frío es que podrían identificarse con mayor certeza la opción u opciones de la transición; cómo se va a desarrollar la misma; qué intereses internacionales puede afectar cada una de ellas; qué modalidad política le espera al país; qué problemas de seguridad regional se van a gestar. Sólo a partir de ello es que se puede considerar de qué manera es posible influir, desde ahora, y desde dónde, en una solución no traumática para el pueblo de Cuba y afín a la ética política, seguridad e intereses de los países de la región.
                                                                                                                                                                          (continuará)

Share/Bookmark

lunes, mayo 21, 2012

Viva la Democracia, ¿Pero cual? ( I I I )

Cubanálisis El Think-Tank/ Eugenio Yáñez y Juan Benemelis

La democracia de los conceptos y los muchos conceptos de democracia
La abundancia material en una parte del mundo que impone su cultura al resto del planeta, es decir, el núcleo de los países desarrollados que se ha dado en llamar G-8, no sólo ha prefijado nuestras necesidades extra-biológicas (de supervivencia) sino que ha traído como contraparte una rigidez de los mecanismos de búsqueda de una nueva dirección a la existencia humana, de la forma rapaz en que aún está organizada la economía planetaria, la tendencia a la coacción institucional hacia los agentes de transformación, incluso en las democracias, y la paralización de la conciencia en arquetipos mecanicistas.
El inmovilismo no es necesariamente exclusivo del totalitarismo, aunque es donde se expresa mucho más cómoda y fácilmente, sino la condición “natural” del “orden establecido”, cualquiera que sea. Ha sido debatible, pero no deja de tener un ángulo lógico, que el totalitarismo (de cualquier vertiente) ha sido y es un producto de la Revolución Industrial. El aspecto discutible parte del hecho histórico del totalitarismo tanto en la Antigüedad como en el Medioevo euro-islámico. Podría decirse que en la época moderna, la estructuración de la producción en gran escala, en establecimientos fabriles y agrícolas, facilitó su implantación.
El automatismo y uniformismo de la sociedad industrial (caricaturizado hasta el extremo genial y jocoso por Charles Chaplin en la película “Tiempos Modernos”), con sus tergiversados valores acerca de la liberación humana e institucional, bloquea cualquier alternativa válida que busque transcenderla. Basta ver de cerca una línea de ensamblaje en una fábrica de automóviles -aun las robotizadas- o el trabajo de las cajeras en un supermercado de Estados Unidos, para darse cuenta que esa llamada liberación humana e institucional necesita mucho más que una relativa abundancia material o un automóvil propio esperando al empleado en el parqueo de su centro de trabajo.
Lo cual no quiere decir, ni de broma, que el “escape” a esa alienación o a esa angustia cuasi kafkiana lo haya descubierto “el joven” Marx en sus escritos o Che Guevara en sus aventuras. Ni tampoco que el camino sea el mismo en Massachussets que en Tiflis, Valparaíso o Tombuctú. Ni tampoco dudamos de la superioridad civilizadora del capitalismo contemporáneo sobre cualquier otro sistema, sobre todo cuando se conjuga con la democracia política. 
No existe algo como un orden científico puramente racional, ni siquiera en las ciencias puras o la más excelsa tecnología, pues la racionalidad tecnológica es un proceso político donde la razón como pensamiento conceptual y forma de conducta se supone que tiene que ser y es necesariamente un mecanismo de control y dominación. Si se ha demostrado que las matemáticas no son exactas, y la física no da pie con bola en el mundo cuántico, ¿cómo es posible que consideremos cualquier modelo económico u orden social (incluso el democrático y la economía de mercado) como el “perfecto”, si la naturaleza no lo es, y el humano está muy lejos de ser una especie “modelo”?
Es una falacia considerar que la etapa tecnológica por sí sola trae aparejada la generalización de la libertad, y que ello la diferencia de la era pre-tecnológica. La ex República Democrática Alemana (RDA), puntera tecnológica no solamente de la materialización del “socialismo real”, se caracterizó también, sin embargo, por un sofisticado nivel de coacción y una maquinaria represiva impresionante, encarnada en su perfección por la STASSI, que nada tenía que ver con las libertades humanas, sino precisamente con todo lo contrario. La única diferencia de fondo entre la GESTAPO hitleriana y la STASSI del comunismo este-alemán radicaba en que esta última era mucho más sofisticada y tenía menos límites morales, si es que tenía alguno.
En ambas fases del desarrollo social, tanto en la industrial y la informativa, como antes en la agraria pre-industrial, la sociedad se organiza de forma tal que, pese a ser superior en términos generales respecto a las sociedades pre-industriales, el disfrute de la libertad no deja de ser también elitista; aunque de manera indirecta, el pensamiento se ajusta a las reglas del control y la dominación, y el libre albedrío de las masas no adquiere su total implementación: se altera sólo en la forma.  
Los grandes conglomerados, independientemente de donde se encuentren y la época de que se trate, están despojados de una verdadera existencia humana libre. En los aspectos esenciales, no hay demasiadas diferencias entre New York, Shangai, Sao Paulo o Lagos. “Liberté, Egalité, Fraternité” sigue siendo un bello postulado, pero no una realidad masiva en nuestro planeta todavía, ni tras lo que fue el “telón de hierro” ni en el “mundo libre”. 
En el estadio preindustrial de tipo feudal o burocrático-militar se redistribuyen los magros productos de su economía en una forma que siempre es más convuls­iva y alienante que la tecnológica, con su franja de beneficios y beneficiados más amplia. Naturalmente que hay diferencias, y nadie en su sano juicio discute que las formas de subyugación pre-tecnológicas y tecnológicas sean diferentes, pero en realidad lo son sólo en el procedimiento de la subordinación y no en la esencia: aquella es física, ésta es de tiempo.
La razón de la fuerza y la fuerza de la razón
Nuestra civilización en su conjunto sigue siendo aún aquella de la dominación y la fuerza, y la razón del pensamiento sigue respondiendo a la supremacía grupal (sea por razas, naciones o intereses políticos), y a la protección de las ordenanzas sociales establecidas en su momento, y no necesariamente a lo puramente “lógico” o racional, y mucho menos a lo que utópicamente podría considerarse “justo”.
Al disponer de la naturaleza como objeto de elaboración, el racionalismo tecnológico expresado en las sociedades capitalistas occidentales y Japón, y que comienza a expresarse también en la China contemporánea de las sorpresas y los gatos sin color, establece el andamiaje social por donde se verá encauzado inexorablemente el individuo, ofreciendo un abanico de opciones específicas, pero limitadas por estar gestadas y enmarcadas por su estructura mercantil, fijando cuáles son las necesidades y las apetencias “aceptables” y “razonables”, y por lo tanto las aceptadas y razonadas, designando los límites de acceso a los bienes, indicando el marco ético de los valores espirituales, donde el pensamiento y los símbolos están súper-impuestos y siempre en última instancia en función de actividades económicas.
Podrá pensarse que Marx tenía razón en estos aspectos y que “revolucionó” el pensamiento social en este sentido, pero eso solo sería válido decirlo si se parte de una pretendida “cultura occidental” y se intenta desconocer que varios siglos antes, y con un lenguaje mucho menos sofisticado, lo expresó Ibn Jaldún durante sus periplos por el desértico norte africano. Tal vez si el ilustre filósofo francés Jean Paul Sartre hubiera podido leerse a Ibn Jaldún no hubiera sido tan condescendiente con el “materialismo histórico” marxista como lo fue en los años sesenta del siglo pasado, de haber sabido que no traía nada nuevo bajo el Sol, más allá de sus errores.
Reinamos sobre una población de máquinas que conquista de forma avasallante a la naturaleza, a la vez que cada vez la pone más en peligro, y somete a esquemas de servidumbres, mucho más sofisticados que los anteriores, pero servidumbres al fin, a otros humanos. Podría decirse que la mecanización ha implicado una invalidación de su premisa, la individualidad, sostenida por un puritanismo religioso, que tiene al trabajo como una actividad moralizador­a y deber insoslayable, teniendo como base, en última instancia, el pecado original y el “ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Aquello de que “el que no trabaja no come” no fue original de Vladimir I. Lenin ni mucho menos, aunque siempre le gustó mucho más que las versiones originales a los “camaradas” en el poder, en cualquier país donde lo alcanzaron.
Los ideólogos y filósofos que promovieron las revoluciones y los estados modernos, como François-Marie Arouet de Voltaire, Jean Jacques Rousseau, John Locke, el Barón de Montesquieu, y otros, realizaron una simbiosis que entonces parecía la perfección, aunque históricamente resultaría desacertada, entre la razón y la libertad, en función de sus visiones e intereses como grupos sociales, y se aferraron a ver el progreso tecnológico como único instrumento para obtenerla. Ello no niega que el progreso tecnológico puro, ha sido progresivamente un liberador del humano ante su medio planetario, pero no puede proclamarse la victoria total tecnológica liberadora del humano. Aún ello está muy lejos de lograrse.
Aún arrastramos principios y mecanismos obsoletos, como el concepto de partido político y de clase social, que serán una renovación de las nociones corporativas anteriores quebradas por la revolución industr­ial, donde su pregonada pero nunca cumplida misión histórica rememora la mística profética judeo-cristiana. Nuestra sociedad informativa digital, en especial de las democracias, requiere de nuevos instrumentos sociales-gubernativos-electivos, capaces de reflejar la opinión y selección directa individual, en cuanto a las leyes, regulaciones, cargos gubernamentales, y demás.   
Se da la posibilidad de excluir lo que define a la sociedad tecnológica, ejemplificada en el concepto jacobino, donde una minoría se abroga el derecho a sustituir justificadamente a un pueblo inmaduro para establecer el reino de la razón y la justicia, donde su papel social es conceptualizado en términos de poder político, cuyo ejercicio moldea la sociedad. Salvando el aspecto represor, ¿Qué diferencia existe entre este concepto “burgués” y el derecho que se abroga una supuesta vanguardia de sustituir a las masas para establecer el paraíso del proletariado, el reino de los humildes, por los humildes y para los humildes, conceptualizado en el estado totalitario comunista en cualquiera de sus versiones y sin que cambie su esencia para nada cualquier “reestructuración” y “actualización” del modelo que se pretenda?
La teoría de la revolución pasa por alto los aspectos más importantes de la vida social: supone festinadamente que no necesitamos buenos individuos sino buenas instituciones, y más que individuos educados, “masas” educadas y disciplinadas, y “cuadros” apropiados para dirigirlas. Su absoluto fracaso se demuestra en la actualidad con los dirigentes del castrismo, supuestamente la representación de “el hombre nuevo”, devenido en un corrupto aferrado por la fuerza al poder.
Sólo hay dos tipos de instituciones gubernamentales
Sólo hay dos tipos de instituciones gubernamentales, independientemente del nombre con que se pretenda llamarlas o de las justificaciones jurídicas que se busquen para legitimarlas: las que permiten un cambio de gobierno sin violencia y con determinada periodicidad, y las que no lo permiten. Son las instituciones que se han denominado democráticas, a pesar de las deficiencias que se le puedan señalar, quienes permiten a los gobernados ejercer cierto control efectivo sobre los gobernantes, obligando a los malos gobernantes a hacer lo que los gobernados consideren de su interés, aunque en ocasiones la demagogia, el populismo, o ambas cosas a la vez, lleven a pueblos a apoyar a malos gobernantes, aunque esto, afortunadamente, no es eterno.
Todo lo demás que se pretenda argumentar sobre este tema no son más que sofismas, trabalenguas y diversionismo: no es problema de izquierdas o derechas, liberalismo o socialismo, presidencialismo o parlamentarismo, monarquía o república, sino pura y simplemente de que los gobernados den el consentimiento a los gobernantes para gobernar durante un determinado período, con la obligación de someterse a la voluntad de los electores cuando ese período termina.
No creemos necesario discutir términos y seudo-problemas tales como el significado verdadero o esencial de “democracia”, que ya eso se ha hecho sobradamente en todo el mundo durante mucho tiempo, y bastantes crímenes se han cometido en su nombre, escondiendo en el fondo métodos no democráticos. El nombre no importa para qué tipo de gobierno; lo esencial es que cualquier gobierno, cuando sea inefectivo, o cuando se cumpla el período predeterminado que se le ha claramente señalado, pueda ser desplazado sin violencia; lo esencial del verdadero problema es la distinción entre los dos tipos de instituciones. Todo lo demás es paisaje.
Los castristas, y la izquierda chic internacional nunca piensa en términos de individuos e instituciones, sino de “clases”, “intereses económicos”, “pueblos”, etcétera. Pero las clases y los pueblos nunca gobiernan, como no gobiernan las naciones. Los gobernantes son siempre individuos, no importa la clase a la que pertenezcan o de la que provengan: una vez que son gobernantes pertenecen a la clase gobernante. Marx, Engels, Lenin, Fidel Castro, Che Guevara, Raúl Castro, ninguno de ellos provenía de la “clase obrera” ni del “campesinado”, pero se abrogaron a sí mismos y muy graciosamente su representación, como los verdaderos intérpretes y defensores de “sus intereses”.
Fidel Castro demostró que el principio utilitarista de la “mayor felicidad” resultó una conveniente excusa para una dictadura totalitaria. Así lo hicieron Lenin, Hitler, Mussolini, Juan Domingo Perón, Hugo Chávez. Lo necesario para poder escapar en Cuba de esa trampa de más de medio siglo es saber reemplazar esta utopía por un principio mucho más modesto, preciso y realista: que la lucha contra la miseria y por la igualdad de oportunidades sea un objetivo de la política pública y de políticos aceptados y consentidos por los gobernados a través de elecciones libres y directas, y con predeterminada periodicidad, y de esta manera el incremento de la felicidad quedará en manos del individuo, sin tener necesidad de caudillos iluminados.
La individualidad, al menos en el mundo occidental, está sostenida en estos tiempos por un puritanismo procedente de la vertiente religiosa, que concibe al trabajo como ocupación moralizadora (esa moral protestante magistralmente definida por Max Weber y que no se aplica automáticamente en el mundo latino) y deber insoslayable (basado en última instancia en el mensaje bíblico, que ya hemos mencionado). Si bien ello resultó superior a los países eminentemente agrarios-comerciales, y aún lo es comparado con casi todo el resto del planeta, no deja de estar inmersa en regulaciones municipales, condales, estatales e internacionales, que indudablemente requieren la cesión de una porción de las libertades individuales.
La vida humana moderna se divide en tres fases: (1) preparación educacional y social para el trabajo, (2) cada vez más largo período de ocupación productiva fabril y reproductivo familiar y (3) la etapa que se inicia con el desahucio individual del aparato productivo y del marco público, y se espera resignadamente la muerte biológica, proceso que en dependencia de los recursos de cada país, los acumulados durante la vida por cada quien, y los apoyos reales y prácticos de los gobiernos y las sociedades a “la tercera edad”, resulta más o menos aceptable y digno.
Si bien una mayor porción de la sociedad, comparado a épocas pasadas, escapa a esta trampa total, aún resulta una minoría la que logra espacio en la elite que disfruta autoridad política o económica, o bien se aventura en la creación espiritual.
El concepto de partido político y clase social será una renovación de las nociones corporativas feudales quebradas por la revolución industrial, como ya hemos mencionado anteriormente. Esta pregonada misión histórica de los partidos y vanguardias ideológicas rememora la mística profética. Si donde cohabitan diferentes partidos esa imagen es clara, cuando existe solamente un partido único la imagen se hace más aburrida e insoportable que nunca. Nada más parecido a la narrativa judeocristiana que las permanentes promesas de paraísos, sociedades perfectas y hombres nuevos (¿es que no habrá nunca mujeres nuevas?) que nos regalan continuamente los aparatos ideológicos de las “vanguardias de la clase obrera”.
Los intereses de la élite gobernante se presentan como los intereses de la nación: “nuestro pueblo no está dispuesto a…” cuando es la élite la que no está dispuesta a… “Mis electores quisieran saber”, cuando es el señor diputado o congresista el que quisiera saber. Los peligros de la élite se expresan como los peligros de la nación: “los imperialistas nos quieren destruir”, como si quisieran destruir a la nación completa; o “estamos al borde del precipicio y caeremos en él si no cambiamos”, como si fuera a caer algo más que la camarilla dirigente.
Las políticas creadas por la camarilla se presentan como nacionales o populares: “lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es…”, como si no se tratara de un choque de la dirigencia totalitaria con “los imperialistas” o como si éstos tuvieran algo que perdonarle a la población, “la mafia de Miami pretende quitarle a los cubanos…”, como si quedara alguna cosa que la mafia del Palacio de la Revolución no le haya quitado ya a los cubanos. Por otra parte, se tremendiza la caída de los detentadores del poder como si fuera la caída del cielo o de la nación: “después de mí, el diluvio”, “si la revolución fuera derrotada…”, “como si no valiera la pena que el mundo se hundiera antes que vivir en la mentira”.
Sin embargo, la vida nos enseña otra cosa. Cada cuatro años hay que reelegir al presidente en Estados Unidos o elegir un nuevo, y eso sucede desde hace más de dos siglos sin que nunca haya dejado de salir el sol. Inglaterra es una muy sólida democracia moderna que sin embargo tiene una vetusta monarquía pero no una constitución escrita, y no por eso en Londres deja de llover. Un primer ministro de una nación escandinava no tiene mucho más poder que un director de una empresa privada, y posiblemente disfrute de menos privilegios, sin que sus pueblos piensen en “emigrar” a la busca de mejores condiciones de vida. Treinta y tres naciones “socialistas”, de las treinta y cinco que existieron en el siglo XX, lograron sacudirse de tal tragedia, y a cada una le va mejor o peor, pero en ninguna de ellas se ha producido el diluvio universal ni el Armagedón.
Todo el ordenamiento vigente del Estado-nación de soberanía absoluta heredada de los siglos europeos XVI y XVII está en desuso en un mundo que ya hace mucho tiempo que no es euro-centrista. Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, son en cierto sentido (por una relativa herencia fundacional) parte de esa cultura euro-centrista, aunque no sean naciones geográficamente europeas, pero eso no vale para Japón, China, India, Corea del Sur, Taiwán, Singapur, Nigeria, Sudáfrica, Irán, Qatar, y mucho menos para los países menos desarrollados del “tercer mundo” o los del “cuarto mundo” que no se menciona, pero existe, y muy real. No resulta descabellado pensar que ese hegemónico ordenamiento euro-centrista tienda a desaparecer: la pregunta ahora ya no es si desaparecerá, sino cuándo. La expansión social y económica ha significado, hasta el momento, expropiar territorios de otros, y la solidaridad humana se ha asentado en perfiles raciales, culturales y de proximidad física. Cada vez es más difícil continuarla de esa forma.
La soberanía nacional en tiempos de globalización y sociedad de información se ve erosionada por la tecnología y por el poder creciente de las entidades supra-nacionales de tipo políticas, militares y económicas. Cada vez van teniendo más peso e importancia práctica en la vida de las personas los gobiernos locales y las agrupaciones supranacionales que los “Estados nacionales” que hemos conocido en los últimos cinco siglos en la cultura “occidental”, como ya lo habían anticipado hace más de dos décadas Alvin Tofler y Peter Drucker. Tanto la democracia representativa, sea presidencialista o parlamentaria, como los sistemas totalitarios, las monarquías y las tiranías, han sido la respuesta de las élites desde el poder a la limitación de desplazamiento del individuo en la era del transporte animal y de sus conocimientos limitados, o del transporte mecánico, pero con rémoras de la etapa anterior. El poder del gobierno se supone que emana del pueblo, pero sin embargo, ese mismo poder del gobierno le impide el ejercicio de elección y sólo le permite la soberanía por delegación, con fines muy específicos, dictando y gobernando en su representación. Da igual si hablamos de parlamentarios ingleses que de diputados al Soviet Supremo.
En la sociedad tecnológica el concepto de elección democrática se define en términos de selección de candidatos impuestos y limitados que entran en competencia para funciones públicas, pero donde el electorado, en términos realistas, es “persuadido” por los símbolos y lenguaje, y no ejerce el control terminante de la representación. En no pocas ocasiones el voto del ciudadano se dirige más hacia el más carismático en vez del más capaz, y en otras circunstancias funciona en sentido negativo, como voto de castigo, y no se entrega al mejor, sino al “menos malo”. Y uno de los “candidatos” más votados muchas veces es la abstención, manera del elector de expresar que ninguno de los aspirantes lo motiva ni lo convence suficientemente.
Realmente, en ambas fases, pre y post-industrial, la sociedad se organiza de forma tal que el disfrute de la libertad es exclusivo y limitado, y estrechamente relacionado con el verdadero poder adquisitivo, la fama creativa o militar y las posiciones de poder, donde los cada vez más espaciosos conglomerados humanos están despojados de una existencia libre. Encontrar bolsones de libertad individual en Addis-Abeba (Etiopía), Bombay (India), El Cairo (Egipto), Lima (Perú), Netzahualcoyo (México DF), o Soweto (Sur África) no es nada fácil, no importa lo que declaren los gobernantes cuando hablan en Naciones Unidas o por televisión.
El ejercicio del libre albedrío político del individuo común queda reducido a la opción de escoger -o en muchas ocasiones de votar en contra de- candidatos u ordenanzas originados en el cuadro establecido, y sobre los que no se tendrá ninguna dirección o control después que sean elegidos, a menos, en el mejor de los casos, que cometan iniquidades, transgresiones o delitos de tal magnitud que no puedan dejarse pasar, y aun así no siempre se les puede imponer el castigo que merezcan. Aunque, de nuevo, se supone que el poder de la élite emana del pueblo, esta élite, sin embargo, le impide a ese pueblo el ejercicio de elección, y sólo le permite soberanía por delegación, con fines muy específicos, dictando y gobernando en su representación.
En Chile o en Finlandia, en Estados Unidos o en Japón, en Marruecos o en Canadá. Esa realidad, supuestamente, fue lo que pretendió modificar el libio Muamar el Khadafi con su Jamahirya Árabe Popular Socialista, que en la práctica no fue más que una satrapía-manicomio, laguna petrolera sin ningún rastro de un Estado de derecho, o el sueño difuso e incoherente de un trasnochado Hugo Chávez con su socialismo del siglo XXI, que ni él mismo puede explicar, y que no resulta para nada diferente a cualquier caudillismo populista latinoamericano.
Hay muy diversos medios por los cuales la opinión pública queda moldeada y condicionada: los medios masivos de comunicación (que más exactamente deberían llamarse de transmisión de información, porque a pesar de los comentarios que desde fechas relativamente recientes se permiten en mucha prensa digital, generalmente el movimiento de información resulta unidireccional), las ideologías grupales, la “cultura” establecida, o la devoción religiosa. La pauta tecnológica que asumen los medios de prensa tradicionales y digitales establece un molde dominante sobre los símbolos del pensamiento social; construyen sistemáticamente, con un lenguaje acrítico, una funcionalidad vacía de cualquier evaluación cognoscitiva. Lo importante es lograr lectores, oyentes, televidentes: “ratings” y “hits”, y gracias a eso, ingresos, mientras más mejor. Y si, además, hay premios y reconocimientos, y acceso a las élites, pues mucho mejor.
Los fundamentos de la libertad
Así, los fundamentos de la libertad se hallan tergiversados por esa propia libertad; la libertad de prensa permite expresar libremente las ideas y propuestas sin temor a represalias, pero también da cabida a barbaridades lingüísticas, falsedades, falta de ética y estupideces. La imposición de necesidades espirituales y de consumo, verdadera o falsamente sublimadas, está protegida por la ignorancia, cada vez mayor y más masiva en la sociedad “del conocimiento”, el fatalismo de una realidad que no controlamos, la estructura del estado-nación, los juicios de soberanía política.
La supuesta “cultura” a que pertenecemos, y la insensatez llamada nacionalidad, -cuya aberración más acabada es el nacionalismo extremo que expresa claramente un Evo Morales con su Pacha Mama y la sublimación de la cultura precolombina, de cinco mil años de duración exactamente, ni uno más ni uno menos- que mantienen embargadas la eventualidad de modelar una escala de valores humanos diferentes y modernos, y acorde con ello la reorganización de los recursos materiales e intelectuales planetarios en favor de toda la humanidad y de su futuro, pero sin el tremendismo catastrófico, oportunismo, demagogia o politiquería barata estilo Fidel Castro y sus “reflexiones”, que tanto la izquierda carnicera como la caviar, y hasta algunos trasnochados de derecha, consideran genialidades y excelentes muestras del pensamiento de un líder visionario.
El sistema industrial eliminó la familia extendida como unidad productiva, transformando el papel que jugó en las sociedades agrarias, y consolidó la familia nuclear, mucho menor, aunque a la vez más calificada, y multiplicada en miles y millones de núcleos familiares diferentes con la masividad de la producción industrial y las mega-ciudades de nuestros días, pero sobre todo en el llamado Tercer Mundo. Para la sociedad industrial menos desarrollada sólo contaba el padre como asalariado: la madre e hijos eran elementos incidentales. Si bien la familia perdió su gestión productiva, retuvo su función como agente de procreación y, muy importante, como apoyo emocional, y amplió su función como unidad consumidora.
El conglomerado hogareño, más que el individual, es aún el coro céntrico de la economía de consumo: la casa, el automóvil, la computadora, el celular, los efectos electro-domésticos, la adquisición de alimentos. Pero las nuevas realidades no permiten limitarse al salario del patriarca, y da espacio al trabajo femenino y de los hijos en edad laboral, así como a los núcleos familiares de un solo miembro: si este modelo “clásico” de familia cesa como singularidad donde se juntan más de un salario, las secuelas en la economía y en el status de clase serían devastadoras. En realidad, ya lo van siendo, aunque no nos demos cuenta.
El individuo resguardado en su edificio de apartamentos o su casa, con una cuenta bancaria privada y una conexión de internet para establecer múltiples interconexiones y resolver múltiples problemas, se siente poderoso y a salvo de las miradas indiscretas, aunque en realidad va siendo cada vez más visible a la sociedad, ante el escrutinio de un mundo interconectado electrónicamente. Pero la ausencia de privacidad ha sido una constante a lo largo de la historia humana.
En lugar de discutir sobre la “naturaleza” de la ética o sobre el bien máximo, y otros temas de ese corte que ya resultan desfasados históricamente, se debe pensar muy seriamente acerca de esas fundamentales cuestiones éticas y políticas que plantean que la libertad política es imposible sin la igualdad ante la ley, o que el desarrollo de la economía garantizará automáticamente, más tarde o más temprano, el desarrollo de la democracia y las libertades individuales.
La gran ironía de la historia, y lo que demuestra lo falso de las teorías conspiracionales, de clase, y de malvados monopolios imperialistas, es que en el caso de los marxistas, y de los “revolucionarios progresistas” casi siempre compañeros de viaje de “los duros”, enfrentados a la realidad incuestionable del fracaso general de las sociedades que han querido remodelar, sólo les queda recomenzar de nuevo el lento proceso de la evolución humana, para llegar a la civilización del capitalismo que destruyeron, desarrollarlo, y entonces pensar si sería posible un socialismo, algún tipo de socialismo, prácticamente cualquiera, y si vale la pena y si pudiera resultar mejor que ese capitalismo desarrollado.
Pero ojo, no porque lo quieran “los duros”: tendrían que someterse a las urnas y ganarse el derecho al experimento apoyados por el voto popular en elecciones verdaderamente libres, justas y competitivas. De lo contrario, todo sería la misma mierda que hasta ahora.
Si el ser humano del siglo XXI combina su actual irracionalidad, proveniente de las sociedades primitivas, con el frío cálculo financiero y la centralización del poder, y no es capaz de crecer como ser humano y como espiritualidad a la vez, ese homo industrial, en posesión de un dominio científico y tecnológico descomunal, no cambiará el sino cruel de nuestra civilización.
----------------
Sin embargo, no pretendamos ser tan generalizadores y abstractos para referirnos al planeta y a la civilización humana en su totalidad y a lo largo de la historia, y limitémonos a deliberar (ya no nos gusta tanto utilizar el verbo “reflexionar”, se imaginarán por qué) cómo debería y cómo podría ser la organización política de la Cuba que deseamos, y que será necesario construir ¿desde cero? a partir de “el día después”, cuando finalice la pesadilla totalitaria de más de medio siglo.
Lo cual no puede estar limitado a lo que pensemos nosotros dos. Por lo tanto, invitamos a nuestros lectores a ofrecer ideas y sugerencias que consideren convenientes y oportunas sobre el tema, sin preocuparse para nada si estamos de acuerdo o no con lo que propongan, pues todos los criterios son legítimos.
Para evitar que algún lector vaya a sentirse presionado si le interesa el tema y decide participar, esta vez no exigiremos que se identifique con su nombre real, como hacemos en el caso de las contribuciones para publicar en El Think-Tank. Más bien, al contrario, a no ser que el lector solicite que se publique su nombre, utilizaremos las ideas más que las identificaciones, aunque dejando muy claro cuando son aportes de los lectores: no pretendemos apropiarnos de nada que no nos corresponda.
------------------------------------------------ 

Para hacernos llegar criterios y opiniones es muy fácil, simplemente escribiendo a: correo@cubanalisis.com.
La próxima semana no publicaremos la cuarta parte y final de este trabajo, sino lo haremos en dos semanas, para dar tiempo a que puedan llegar criterios de lectores interesados en participar en este análisis. Están todos invitados.

Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

"Hablame"

"EN TIEMPOS DIFÍCILES" - Heberto Padilla

A aquel hombre le pidieron su tiempo

para que lo juntara al tiempo de la Historia.

Le pidieron las manos,

porque para una época difícil

nada hay mejor que un par de buenas manos.

Le pidieron los ojos

que alguna vez tuvieron lágrimas

para que contemplara el lado claro

(especialmente el lado claro de la vida)

porque para el horror basta un ojo de asombro.

Le pidieron sus labios

resecos y cuarteados para afirmar,

para erigir, con cada afirmación, un sueño

(el-alto-sueño);

le pidieron las piernas

duras y nudosas

(sus viejas piernas andariegas),

porque en tiempos difíciles

¿algo hay mejor que un par de piernas

para la construcción o la trinchera?

Le pidieron el bosque que lo nutrió de niño,

con su árbol obediente.

Le pidieron el pecho, el corazón, los hombros.

Le dijeron

que eso era estrictamente necesario.

Le explicaron después

que toda esta donación resultaria inútil.

sin entregar la lengua,

porque en tiempos difíciles

nada es tan útil para atajar el odio o la mentira.

Y finalmente le rogaron

que, por favor, echase a andar,

porque en tiempos difíciles

esta es, sin duda, la prueba decisiva.

Los Aldeanos: "El Socialismo en Tiempos del Colera: Toda Una Nación"

Etiquetas

"Reflexiones" de Fidel (17) 1984 (1) 2010 (8) 2011 (8) 2012 (11) 2013 (23) 2014 (4) 3-D (22) 4-D (1) 911 (44) aberraciones (1) aborigenes (2) Aborto (11) Abuso (6) Abuso infantil (5) Abuso Sexual (6) academia (46) academia cubana (168) Accidentes (148) activismo politico (9) activismo social (1) activista digital (3) actor Cuba (7) actrices (12) actrices cubanas (10) Actualidad (2) Acueductos y alcantarillados (11) Acuerdos militares (1) Adan Chavez (3) Adeiny Hechavarria (1) adn (4) Aduana (7) aeropuertos (2) Afectaciones (3) Afganistan (129) Afganistan-EEUU (13) Africa (19) Agencia de Seguridad Nacional (12) Agencias de noticias (2) agenda 21 (2) Agenda de Raul (30) Agentes (25) Agentes cubanos en el exterior (95) agentes de influencia (30) agentes en el exterior (11) Agitadores (1) Agricultura (135) agua (2) Agua potable (23) Ahmadinejad (9) Ahmadineyad (4) Ai Weiwei (3) Ai Weiwie (2) ajedrez (11) Al Gore (1) al jazeera (16) Al Qaeda (147) Al Yazira (1) alan gross (141) Alarcon (13) Alaska (4) ALBA (69) albania (4) Albert Camus (1) ALCA (1) Alcholismo (6) Alcibiades Hidalgo (3) alcoholismo (18) Alejandro Armengol (4) Alejandro Castro Espin (15) Alemania (60) alex jones (77) alexei ramirez (1) alexis cuba (1) alexis vila (9) alfa 66 (1) alfredo guevara (4) Alfredo Pong (70) algeria (5) Aliados (3) Alimentacion (90) Alimentos (233) alina fernandez (9) Alinsky (2) Allende (9) Alvarez Guedes (2) alvaro vargas llosa (1) alz (1) Alzados (2) alzheimer (6) amaury gutierrez (1) amazonas (2) ameh (1) Amenazas (1) America (12) America Latina (16) american dream (1) Amistad (1) Amnistia (1) Amnistia Internacional (11) amor (4) Ana Belen Montes (10) Ana Frank (1) Analisis economico (111) Analisis politico (218) analisis social (19) anarquismo (6) ancianos (35) andre malraux (1) andrei sajarov (3) Andrew Breitbart (4) Andy Garcia (3) Angel Castro (4) Angel Santiesteban (16) Angela Merkel (7) Angelina Jolie (6) Angola (12) Animales (202) anita ekberg (1) anna chapman (8) Anonymous (7) ANPP (7) Antartica (6) Antenas (2) anticapitalismo (2) Anticastrismo (60) antichavistas (1) antigravity (1) Antiguedades (4) Antimotines (1) antisemitismo (2) Antonio Castro (6) Antonio Rodiles (26) antrax (2) Antropologia (27) Antunez (87) Apertura (1) apple (3) Arabe (6) Arabia Saudita (34) Archivo Cuba (2) argelia (8) Argentina (32) Arianna Huffington (1) Ariel Sigler Amaya (5) Armamentismo (16) Armando Lago (1) Armas (246) armas biologicas (1) armas de destruccion masivas (5) armas laser (6) armas nucleares (186) armas quimicas (8) Armenia (1) Aroldis Chapman (14) arqueologia (11) Arquitectura (13) Arquitectura cubana (27) arroz (3) arte (72) arte cubano (38) Arte. Cuba (11) Artico (13) artistas cubanos (24) Artistas y Escritores cubanos (30) Arturo Lopez-Levi (7) Asamblea Nacional (45) Asesinatos (56) Asignacion (1) asilo (3) asistencia social (1) Asteroides (8) astrobiologia (11) Astrofisica (29) Astronautica (128) Astronomia (103) Ataque cibernetico (29) atares (1) ateistas (1) Atentado (4) Aung San Suu Kyi (11) Australia (27) austria (2) Autismo (9) Autos (105) Aviacion (228) Aviones cubanos (8) Awareness (1) Ayuda a las victimas (37) ayuda externa (3) Azerbaijan (4) Azucar (19) bacardi. Cuba (3) bahamas (12) bahrein (20) ballet (1) Ballet Cubano (24) Balseros (128) bancarrota (6) Banco Mundial (11) Bancos (103) bandas juveniles (5) bangladesh (4) Barack Obama (1356) Barbarroja (4) barcos (61) barhein (3) barquin (1) Barthelemy (2) Bashar al Assad (8) Bashar Assad (2) Batista (4) BBC (5) belarus (5) belgica (10) belice (1) bellator (41) bellator. hector lompard (1) Benemelis (8) Benjamin Netanyahu (3) Benoit Mandelbrot (2) berlusconi (3) Berta Soler (39) bielorusia (5) bienestar (1) Bieolorusia (4) bilderberg (8) Bill Clinton (14) Bill Gates (5) Bill O'Reilly (96) bimillonarios (6) Biocombustibles (3) Bioetica (1) biologia (2) bionica (3) Biotecnologia (13) Bioterrorismo (6) birmania (10) Bitcoin (12) black (6) Black Power (23) blogguer (15) Blogoestroika (8) Blogs (59) Blogs cubanos (317) Blogs ranking (4) Blogs-premios (5) bloguer (5) Bloqueo (8) Bloqueo interno (2) bob dylan (3) bob marley (2) Bob Menendez (2) bobby fisher (3) Bodega cubana (1) body language (1) boing boing (2) Bolivia (39) bolsa (24) bonzo (1) bosnia (3) Boxeadores cubanos (203) Boxeo (178) Boxeo cubano (168) Bradley Manning (10) Brasil (73) Brian Latell (6) brigada 2506 (11) Bruno Rodriquez (2) Budismo (1) bulgaria (6) Burma (1) Buro Politico (1) burocracia (3) CaCastrismo (1) Cachao Lopez (1) Cadecas (5) Calle 13 (1) Cambio climatico (64) Cambio de sexo (11) Cambios (58) cambodia (4) Camerun (1) Camilo Cienfuegos (6) Campesinos (29) Canada (541) Canada-China (5) Canal de Panama (2) canal de suez (2) Canarias (9) cancer (57) candada (1) Candidatos a la Presidencia (2) canibalismo (1) cannes (1) cantantes (9) cantantes cubanos (12) Caos (13) capital (1) Capitalismo (13) Carceles (71) Carceles cubanas (173) Cardenal Bertone (2) Carl Sagan (2) Carlos Alberto Montaner (58) Carlos Marx (9) Carlos Otero (4) Carlos Saladrigas (14) carlos salim (1) carlos varela (3) Carmelo Mesa-Lago (10) Carnavales (1) Carne (1) carter (22) Casa Blanca (34) Casa de Fidel (16) casinos (3) caso uci (6) Castillo del Morro (1) Castrismo (462) casualidades (5) Catastrofismo (14) Cato Institute (2) Causa 1 (6) Causas de su enfermedad (4) Cayo Coco (1) CEA (6) Ceasescu (6) Celac (51) Celebridades (217) celia cruz (1) Celia Hart (2) celulares (12) Celulas madres (8) Censura (40) Censura en internet (150) central nuclear (8) Centro de estudios de la inteligencia cubana (3) cerebro (52) certificado de nacimiento (13) chantaje (7) Chavez (523) chavismo (36) Che Guevara (72) Chechenia (9) Chelsea Clinton (1) Chernobil (19) Chicago's boys (1) Chile (74) China (475) China ejercito (3) China-Rusia (2) China-Tibet (19) Chinos (2) Chipre (5) Chismes (1) Chivatos (8) chocolate (1) Choteo (6) Chris Simmons (71) Christmas (1) Chuck Hagel (15) CIA (149) ciber espionaje (33) Ciberactivismo (14) Ciberataques (44) cibersecurity (46) Ciencia (50) ciencia-ficcion (1) Ciencias (323) Ciencias y Politica (20) cine (162) Cine Cubano (148) circulacion monetaria (5) Cirque du Soleil (1) ciudadanos (4) ciudades (15) Clase Media (2) Clases sociales (4) Claudia Cadelo (7) Clima (25) cnn (17) coalicion (5) Cobalto (1) coca (2) cocacola (2) Cocaina (6) cocina (2) colaboracionistas (38) Colaboradores y agentes en el exterior (336) Colaborares y agentes en el exterior (31) Colin Powel (3) Colombia (82) Combustibles (5) comercio (4) Comercio Exterior (27) comercio internacional (27) comercio sexual (8) Comida cubana (3) competitividad (6) complejidad (2) Computacion (31) computadoras (20) comunicacion (5) Comunismo (83) comunistas (50) conceptos (1) condicion humana (4) Condoleezza Rice (1) conducta humana (39) Conflicto (1) Conflicto Colombia-Venezuela (5) conflicto colombia-venezuela-ecuador (21) conflicto cuba-estados unidos (19) Congo (2) consecuencias (1) Consejo de Estado (3) Conservadores (12) Conspiracion (455) conspiranoia (36) constitucion (27) Construccion (49) consules cubano (1) Consumo (2) Contaminacion ambiental (66) Contrabando (6) Contrainteligencia (100) contrarrevolucion (1) contraterrorismo (4) Control de Armas (64) Control Social (34) cookies (1) cooperacion economica (2) cooperativas (11) Coraje (2) Corea (6) Corea del Norte (221) Corea del Norte - Corea del Sur (2) Corea del Norte-Cuba (39) Corea del Norte-EEUU (34) Corea del Sur (38) Corporacion Cubana (1) corporaciones (8) Correa (21) Corrupcion (349) costa de marfil (5) costa de oro (1) Costa Rica (11) Costo de Vida (2) creatividad (4) Creditos (24) crimen organizado (1) Crimenes (106) Criminales (34) Criminales en Cuba (22) Crisis (18) Crisis de Octubre (35) Crisis economica (152) Crisis financiera (277) Crisis mundial (38) crisis politica (8) Cristina Fernández de Kirchner (2) critica social (2) Criticas (1) croacia (2) Cruceros (5) Cub (2) Cuba (8243) Cuba - Remesas de dinero (35) Cuba Ante Todo (1) Cuba crisis (65) cuba economia (18) Cuba ideologia (5) Cuba Independiente (1) Cuba politica (9) Cuba turismo (142) Cuba-Agricultura (59) Cuba-Argentina (8) cuba-biotecnologia (6) cuba-brasil (81) Cuba-Canada (175) cuba-china (49) Cuba-Colombia (18) Cuba-Corea del Sur (2) Cuba-demografia (14) Cuba-Deportes (19) cuba-ecologia (28) Cuba-Economia (8) Cuba-Educacion (20) Cuba-empleo y desempleo (60) cuba-es (1) Cuba-España (202) Cuba-Estados Unidos (1588) Cuba-Estados Unidos-Canada (15) Cuba-Estados Unidos-Rusia (18) Cuba-Estados Unidos-Union Europea (6) cuba-estados unidos-union sovietica (11) Cuba-eta (8) Cuba-Etiopia (3) Cuba-Exportaciones (22) Cuba-Farc (13) Cuba-Google (9) cuba-holanda (6) Cuba-Ideologia (4) Cuba-India (6) cuba-inglaterra (8) Cuba-internet (98) Cuba-Iran (16) Cuba-Iso (1) Cuba-Medicina (71) Cuba-Medio Oriente (5) Cuba-Mexico (39) Cuba-narcotrafico (19) Cuba-Obama (27) cuba-onu (65) Cuba-Opinion publica (1) Cuba-Prensa-Ideologia (16) Cuba-Qatar (2) Cuba-reformas (35) Cuba-Reino Unido (2) Cuba-Rusia (75) Cuba-Rusia-Estados Unidos (10) Cuba-Rusia-Venezuela (4) Cuba-Sida (11) Cuba-sospechas y miedos (4) Cuba-Sudafrica (1) Cuba-terrorismo (30) Cuba-turismo (2) Cuba-Tv (4) Cuba-Union Europea (76) Cuba-Union Sovietica (8) Cuba-Union Sovietica-EEUU (3) Cuba-Uruguay (8) Cuba-Vaticano (102) Cuba-Venezuela (282) Cuba-venezuela-rusia (4) Cuba-violencia (13) Cuba-Yahoo (1) Cuba: Identidad nacional (4) cubadebate (3) Cubaencuentro (1) Cubalse (1) Cuban study group (4) cubana de aviacion (19) cubanalisis (71) Cubanicidios (1) cubano-americanos (23) Cubanologia (10) Cubanologos (45) Cubanos (18) cubanos en el mundo (74) Cubanos en MMA (1) Cubaq (1) CubaResponde (2) Cubq (1) CUC (23) cuentapropistas (163) Cuentas Nacionales (2) Culto a la personalidad (3) Cultura (35) Curiosidades (479) Cuva (1) Daguestan (1) dalai lama (15) dalia soto (3) damas de blanco (254) daniel ortega (8) Danza (8) Darsi Ferrer (4) Davos (2) Dayron Robles (11) debate de raul (2) Debate Politico (5) Deborah Castro Espin (1) Declaracion de Estados Unidos (3) Delfin (2) Delincuencia juvenil (3) demanda (3) Demandas populares (1) Democracia (155) Demografia (17) denuncia (1) Departamento de Estado (21) Deportacion (46) Deporte (179) deporte cubano (105) deporte profesional (16) deportistas cubanos (35) Derechos Humanos (431) Derribo de Avionetas (5) desalojos (5) desaparecidos (7) Desarrollo cientifico-tecnico (47) Desarrollo-Subdesarrollo (24) desastre ecologico (29) desastre nuclear (118) Desastres (32) Desastres naturales (129) Desde aqui (1) desempleo (27) deserciones (14) Deserciones de deportistas (127) desnudos (6) Desperanza (1) destierro (4) Destruccion (5) deuda (55) Deuda Exterior de Cuba (34) Deuda externa (11) DGI (219) Dialogo con Raul (1) Dialogo Nacional (1) Dialogo Politico (8) Dialogueros (9) diamantes (1) diana krall (1) Diana Nyad (3) Diaz-Balart (2) Dick Cheney (1) Dictadores (89) dictadura (16) Dictaduras (54) dilma rouseff (23) dinamarca (2) dinastias (1) dinero (24) Diosdado Cabello (25) diplomacia (22) diplomaticos cubanos (34) discapacitados (31) Discrepancias (1) Discriminacion (2) Disidencia (164) Disidentes (953) Distribucion (1) Divisas (10) Djibouti (1) Djokovic (2) doble moral (2) doctrina militar (2) Documental (96) Documental cubano (71) Dolar (11) Donaciones (22) donald trump (12) doping (5) Dr. Antonio de la Cova (1) Dr. Antonio Morales-Pita (1) Dr. Biscet (14) Dr. Darsi Ferrer (19) Dr. Francia (2) Dra. Molina (6) drogas (96) dronenet (1) drones (63) Dualidad monetaria (6) dubai (1) dulce maria loynaz (4) Duque Hernandez (5) Dyron Robles (2) e (1) E-commerce (1) Ebay (5) ebooks (2) Ecologia (58) Economia (156) Economia Canadiense (13) Economia China (41) Economia Cubana (325) Economia mundial (70) Economist (1) Economistas cubanos (13) Ecuado-Estados Unidos (2) Ecuador (72) Ecuador-Estados Unidos (2) Educacion (34) Edward Snowden (62) EEUU (2) EEUU Congreso (145) EEUU desintegracion (2) EEUU Economia (67) EEUU Gobierno (57) EEUU senado (107) EEUU-China (47) EEUU-Japon (2) EEUU-Mexico (19) efecto domino (2) efectos (1) Egipto (174) Einstein (8) ejecutivos (2) Ejercito (84) ejercito britanico (1) ejercito canadiense (6) ejercito cubano (46) Ejercito norteamericano (215) Ejercito norteamericano Iraq (9) Ejercito norteamericanoIslamismo (2) Ejercito Rebelde (8) ejercito ruso (12) ejercito venezolano (14) El caso Marquitos (1) El Chacal (3) El Coran (5) El Grupo de Raul (24) El Guaton (22) El Pais (3) El Papa (104) El Salvador (8) El Sexto (7) Elecciones (135) Elecciones en Cuba (64) elecciones en estdos unidos (3) Elecciones en EU (206) electronica (1) Elena Burke (1) Elian (11) Eliecer Avila (29) Elite (5) email (9) embajadas cubanas (4) Embargo (544) Emigracioin (20) Emigracion (77) Emigracion cubana (1221) emigracion ilegal (50) Emigrantes ilegales (43) emilio ichikawa (127) EMP ha (1) Empleo (18) Emprendedores (13) empresarios (5) empresas (24) Empresas extranjeras en Cuba (30) Encuesta de opinion (31) Energia (35) energia electrica (27) Energia nuclear (86) energia termonuclear (1) Energias renovables (29) enfermedades (69) enfermos (7) Enjuiciamiento (1) Enrique Dans (1) Enrisco (13) Entrenamiento militar (1) entretenimiento (6) envejecimiento (3) envios a Cuba (8) epidemias (44) equality (1) Eric Holder (10) erick sanchez (2) erislandi lara (2) erislandy lara (13) Ernesto Diaz de Villegas (1) Ernesto Hernandez Busto (2) erotismo (18) escambray (2) escandalo (36) esclavitud (2) escocia (1) Escritores cubanos (93) escuadron patriota (8) escuelas (5) Eslovaquia (1) Espacio Laical (1) Espana (9) España (144) Especulacion (1) Espias (40) espias cubanos (86) Espias cubanos presos (147) Espinaxiones (23) Espionaje (93) espionaje industrial (11) estacion internacional (1) estadisticas (22) Estado (7) Estado de Sats (15) Estado de sitio (1) estados (1) Estados Unidos (1337) estados unidos crisis (109) Estados Unidos economia (84) estados unidos gobierno (40) Estados Unidos-Canada (35) Estados Unidos-China (4) Estados Unidos-Rusia (62) estanflacion (1) Esteban Lazo (1) Esteban Morales Dominguez (4) esteroides (1) estonia (1) estrategia (3) estrategia militar (3) estudiantes extranjeros (8) Estudios Cubanos (2) estulin (1) Estupideces (280) Eta (8) Etanol (4) Etica Politica (3) Etica y moral (9) Etnologia (2) EU (2) eu senado (3) Eugenio Yáñez (40) euro (4) Europa (66) Europa del Este (1) Eusebio Leal (11) eutanasia (3) Eva Braun (2) evacuacion (1) evasion fiscal (1) Evo Morales (37) evolucion (18) ex paises socialistas (1) excarcelados (1) Exili (1) Exilio (8) Exilio cubano (102) Exodo cubano (5) explosion nuclear (3) Explotacion del trabajo infantil (2) Exportaciones (11) expropiaciones (5) extranjeros (6) extrema derecha (6) extremistas (58) F1 (3) facebook (67) fallas de internet (9) Familia (37) familia cubana (6) Famosos (2) Far (26) Farc (81) fascismo (4) FBI (115) federico garcia lorca (1) Felicidad (4) Felix Bonne Csarcasses (1) Feria del Libro (1) ferry (1) Fertilizantes (1) Fidel (835) Fidel Castro (8) Fidel familia (54) Fidel reflexiones (4) Fidel-Estados Unidos (2) Fidelistas (1) Fidelito (8) fiji (1) filipinas (11) Filosofia (21) Finanzas (77) Finlandia (3) first nation (4) fisica (27) Fisin (1) FIU (9) flamur (5) Flash usb (1) flora (1) Florida (52) FMI (8) Fnca (9) Fondos de inversion (20) forbes (9) Foreign Policy blog (3) Formula 1 (1) Foros cubanos (1) Fortuna de Fidel y Raul (5) Fotografia (113) fran (1) Francia (54) Francis I (14) franco (2) Frank Delgado (1) François Hollande (1) Frases celebres (3) Fraude (111) fraude electoral (40) fraude fiscal (2) freddi roche (1) Frente de Resistencia Civica OZT (6) Friedrich Hayek (4) frontera (9) Fuerza de trabajo (23) fukushima (9) Fusilamientos (12) futbol (1) Futbol cubano (8) Futuro (26) G.W. Bush (8) G2 (7) G20 (3) G7 (2) g8 (4) Gabo (5) Gabriel Garcia Marquez (7) gaddafi (136) Gaesa (2) Galicia (3) Gallegos (1) Gamboa (23) Ganaderia (7) Ganado (3) Gangs (2) garry kasparov (4) Gas (10) Gasolina (8) gatos (1) Gays (55) gaza (1) gazapos (1) Geert Wilders (2) Gen. Petraeus (12) Gen. Rafael del Pino (3) gene (1) gene sharp (3) Generacion Y (26) Generales (38) Generales cubanos (34) Genetica (32) genios (4) genocidio (1) Geoges Soros (17) Geometria Fractal (3) geopolitica (45) Geopolitica cubana (19) Geopolitica latinoamericana (34) george orwel (2) George Zimmerman (9) Georgia (8) Gerencia empresarial (5) Ghana (4) Giron (1) gitanos (2) glacier (1) glasnost (1) glasnot (2) Glenn Beck (4) globalistas (3) Globalizacion (14) Gloria Stefan (1) gmail (1) gobernabilidad (6) gobernantes (1) Gobierno cubano (13) Gobierno Mundial (10) Gobierno paralelo (2) gobiernos (18) golf (3) golfo de mexico (2) Golpe de estado (10) google (60) Google glass (2) Gorbachov (24) Gorki (24) grammy (1) Granada (5) grandes ligas (63) Granma (66) grecia (26) greenpace (1) greenpeace (1) Grenada (1) Groenlandia (6) Ground Zero (6) guama (20) Guanabo (3) Guantanamo (11) Guatemala (5) guerra (90) guerra asimetrica (5) guerra cibernetica (51) guerra civil (69) guerra comercial (2) Guerra de Angola (15) Guerra de E-mails (1) guerra espacial (2) Guerra Fria (35) Guerra hispano-americana (6) Guerra Irregular (2) guerra sicologica (3) Guerras (98) Guerras africanas (13) Guerrillas (30) Guillermo Cabrera Infante (10) Guillermo Farinas (80) guinness (6) gulag (2) haarp (4) Habana (1) Hackers (58) Hackers cubanos (3) Haiti (23) Hamas (27) Hambre (10) hambruna (3) Hamid Karzai (14) Haroldo (3) Hassan Rouhani (4) hawai (4) Hazanas (78) Heberto Padilla (8) Hector Lombard (8) hemingway (4) Henrique Capriles (20) henry kissinger (4) Herencia (2) Hermanos al Rescate (16) heroismo (5) Herta Müller (2) herzegovina (1) hesbollah (1) Hezbollah (15) Hialeah (4) Hidrologia (1) Hijos (4) hijos de puta (2) Hilda Molina (7) Hillary Clinton (83) hipotecas (7) hippies (2) hispanos (4) Historia (56) Historia de Cuba (45) Hitler (20) hizbollah (2) hobby (1) Holanda (5) hollywood (80) holografia (1) hombre (34) homeless (7) Homofobia (50) Homosexuales (24) Homosexualismo (23) Honduras (41) Hong Kong (2) hopkins (2) hot line (1) huber matos (19) Hubert Matos (20) Huckabee (1) huelga de hambre (154) huelgas (3) humanismo (2) humanos (24) Humberto Fontova (14) Humidores (1) Humor (559) hungria (2) Huracanes (80) I GM (3) I-D (3) Iberoamerica (3) icaic (3) Ichikawa (2) Ideologia (12) Idiomas (4) Idiotas (18) Ig Nobel Prize (4) Iglesia (48) Iglesia cubana (223) II GM (17) III GM (1) iInestabilidad social (1) Ileana de la Guardia (1) Ileana Ros-Lehtinen (22) Ilegales (1) imperios (2) Importaciones (20) Impuestos (96) India (33) Indice de Desarrollo Humano (5) indigenas (7) Indigencia (2) indonesia (5) industria (4) Industria azucarera (42) industria cubana (1) industriales (2) Ineficiencia economica (1) inequality (6) Inestabilidad social (17) Infamia (6) inflacion (7) Informacion (13) informatica (21) Infraestructura (1) ingenieria social (2) Inglaterra (25) Ingrid Betacourt (7) Inmobiliarias (19) inmolacion (1) Inmovilismo raulista (3) innovaciones (20) Intelectuales (24) intelectuales y artistas cubanos (31) Inteligencia (51) inteligencia artificial (8) Inteligencia cubana (59) Internet (231) intervencion militar (44) Intolerancia (4) invasion (5) Inversion extranjera (380) Inversiones (44) investigaciones secretas (2) Ion Mihai Pacepa (1) ipad (5) iphone (2) Iran (199) iran-estados unidos (58) Iraq (58) irlanda (12) isaac asimov (2) ISIS (8) Islam (96) Islamismo (161) islandia (6) islas caiman (4) Islas del Pacifico (2) Israel (147) Israel-EEUU (19) israel-iran (7) israel-palestina (11) Italia (41) Ivan de la Nuez (4) Ivan Pedroso (1) Izquierdas (22) J.E. Hoover (2) J.K. Rowling (1) jaime bayly (6) Jaime Ortega (47) Jaime Suchlicki (1) jamaica (3) Japon (175) japon terremotos (8) Jared Lee Loughner (1) jeb bush (5) jesse ventura (16) JFK (41) Jicotea cubana (1) jihad (15) jineterismo (48) Joaquin Sabinas (1) joe biden (18) Joel Casamayor (9) John A. Boehner (44) John Boehner (2) John Brennan (2) John Kerry (34) john lennon (6) Jon Jones (1) Jon Stewart (4) jordania (5) Jorge Arreaza (1) jorge pomar (4) Jose Ariel Contreras (4) Jose Daniel Ferrer (6) Jose Dariel Abreu (7) jose lezama lima (2) jose marti (2) Jose Mujica (5) Jose Ramon Machado Ventura (11) Juan Abreu (35) Juan F. Benemelis (9) Juan Juan (29) Juan Manuel Marquez (2) Juan Triana (6) jubilados (1) judios (20) Juegos (14) Juegos Olimpicos (21) Julian Assange (31) Julio Casas Regueiro (2) justicia (4) Justin Bieber (5) Justin Trudeau (5) Justin Truedeau (1) Juventud (29) Juventud Cubana (88) Juventud Rebelde (5) kamikazes (1) Kaos (8) kAOS en la red (28) karadzic (1) karzai (2) kazajastan (3) Kcho (1) kendry morales (4) Kennedy (52) Kenya (5) Keynesianismo (3) KGB (11) Khamenei (3) Kid Chocolate (2) Kim Jong Il (19) kim jong-un (46) kirchner (1) kirguizia (2) Kirguizistan (2) Kitchner (5) klitchko (1) klitshko (10) Kosovo (3) kuwait (3) La Habana (22) lady gaga (7) Laetitia Casta (1) Lage (21) Lance Armstrong (13) laser (1) Latinoamerica (107) latinos (2) laura pollan (33) lavado de dinero (24) Laz (2) Lazaro Barredo (2) Lazaro Gonzalez (1) leche (1) Lee Harvey Oswald (5) lefties (20) Leftist (2) leftists (109) leinier (2) Lenguaje (9) lenin (6) leo brouwer (1) Leonard Cohen (2) leonardo da vinci (2) Leonardo Padura (12) Leopoldo Lopez (10) lesbian (4) Ley de Ajuste Cubana (18) Leyes (80) Leyes cubanas (63) Lezama Lima (2) lgbt (13) libano (6) Liberacion (1) Liberales (9) Liberalismo (11) Libertad (28) Libertad de expresion (43) libertad de informacion (15) libertad de prensa (4) Libia (356) Libre Expresion (1) Libreta de Abastecimientos (11) Libros (23) lideres (1) Lina Ruz (1) Literatura (33) Literatura Cubana (58) Lituania (1) Liu Xiaobo (9) livan hernandez (9) Lluvia (1) Logica Difusa (2) logistica (2) Long tail (1) Los Aldeanos (25) Los Duros (2) Los Miquis (4) loteria (22) Lucha no violenta activa (33) Ludwing von Mises (3) luis alberto garcia (1) Luis Alberto Lopez Rodriquez-Callejas (2) Luis Alberto Rodriquez (6) Lula (43) lulzsec (1) Luna (13) Machado Ventura (19) Machu Picchu (1) Macroeconomia (10) madres (8) Mafia (23) Mafia cubana (3) Magnus Carlsen (1) Mahmoud Abbas (2) mahoma (1) malasia (5) Malcolm Gladwell (1) malcom x (1) Maleconazo (11) mali (1) Malta (2) Malvinas (2) Mambises (3) Mandela (4) Manipulacion (530) manny pacquiao (18) Manuel Diaz Martinez (2) Manuel Vazquez Portal (4) Mao Tse Tung (8) Mapas (5) Maquiavelo (1) mar (41) Maradona (3) marcas (4) marco rubio (87) marcos rubio (3) maremotos (10) margaret thatcher (6) Marginalidad (16) Maria Corina Machado (8) maria elvira (3) Maria Gabriela Chavez (1) Mariel (14) Mariela Castro (91) Marifelli Perez-Stable (9) marihuana (19) marijuana (3) marilyn monroe (8) Marino Murillo (5) Mario Chanes de Armas (2) Mario Vargas Llosa (5) Mark Zuckerberg (8) Marketing (10) Marquitos (1) marta fonseca (1) marte (14) Martha Beatriz Roque (48) Martha Colmenares (16) Marti (5) martin luther king (4) Marulanda (7) Marx (1) Marxismo (18) María Corina Machado (3) Masacre del remolcador 13 de marzo (5) masas (1) mashable (1) masoneria (3) mass killers (26) matematicas (5) material nuclear (15) Materias primas (6) Mauritania (1) max lesnik (3) Max Marambio (31) mayweather (11) Mazorra (1) McCain (16) media (67) Mediacion (2) Medicare (11) Medicina (129) medicinas (31) Medicos cubanos (87) Medio ambiente (23) Medio Oriente (79) medio oriente crisis (4) Medios de comunicion (122) Medvedev (19) Mercado (16) Mercado informal (7) Mercado Inmobiliario (33) Mercado InmobiliarioR (1) mercado mayorista (7) mercado minorista (2) Mercados Agropecuarios (26) mercados emergentes (2) Mercosur (1) meryl streep (1) Mesa Redonda (5) meteoritos (22) Mexico (52) mi5 (1) Miami (335) michael jackson (5) Michael Moore (9) Michel Foucault (3) Michelle Bachelet (3) michelle obama (19) Microcreditos (11) microeconomia (1) Microsiervos (4) Microsoft (9) miedos (4) Migracion (5) Miguel Barnet (1) Miguel Diaz-Canel (25) Mike Perez (1) mike porcel (1) Mike Tyson (9) Militares (35) militares cubanos (29) militares venezolanos (12) Militarismo (17) milton friedman (1) minas (4) minerales (23) Minint (27) minorias (2) Miriam Celaya (1) miseria (73) Misterios (25) Mitt Romney (36) MLC (3) MMA (127) moda (10) Modelo chino (8) modelos economicos (2) Mohammed Morsi (13) momias (1) Monarquias (8) moneda (11) moneda virtual (4) mongolia (2) Montaner (7) montreal (1) Movilizacion contra Castro (1) Movimiento 26 de Julio (1) Movimiento Cristiano Liberacion (4) Mozambique (1) Mubarak (9) muerte (42) muerte asistida (1) Muertes del Castrismo (171) Muertos de la Revolucion (10) Mugabe (8) Muhammad Ali (5) Mujeres (148) Mujeres cubanas (96) mulsumanes (7) multiculturalismo (10) Mundo (1079) Muro de Berlin (14) Musica (167) Musica Cubana (248) Musica-tecnologia (2) musicos (12) Musicos cubanos (240) Musicos ubanos (1) muslims brotherhood (57) mussolini (1) Musulmanes (229) myanmar (6) nacion (1) Nacionalismo (1) Nadal (3) namibia (5) nanomedicina (1) nanotecnologias (15) Napoleon (2) narcoguerrilla (21) Narcotrafico (52) Nasa (64) National Security Agency (19) naturaleza (22) navy seal (2) nazismo (17) Negociacion politica (120) negocios (39) negros (5) Nelson Mandela (16) Neocastrismo (496) neocons (8) neonazis (2) nepal (10) Nepotismo (6) nerd (1) Neruda (2) Network (1) neutralidad (1) New York (28) New York Times (9) Newsweek (1) Niagara Falls (4) nicaragua (22) Nicolas Maduro (108) nigeria (2) Nik Wallenda (1) Nikita Jrushchov (3) ninos (199) Niquel (17) Niurka Marcos (1) nivel de vida (8) Noam Chomsky (1) nomeklatura (6) nomekltarua (3) nomen (1) Nomenklatura (431) Norberto Fuentes (11) Norteamerica (3) norteamericanos (5) noruega (14) Nostradamus (1) Noticias (8) NSA (12) nudismo (2) nueva zelandia (13) Nuevo Herald (7) Obama (20) Obama's Group (12) Obamacare (38) Obamunismo (1) Occidente (45) occupy movement (16) Ochoa (14) Odalanier Solis (7) Odio (3) odlanier solis (12) OEA (33) Ofelia Acevedo (1) Ofensiva revolucionaria (1) Oferta y demanda (7) oil sands (2) Olimpiadas (2) Oliver Stone (2) ollanta humala (3) Olof Palme (1) OLPL (15) ontario (19) Ontologia (3) ONU (53) Operacion Caguairan (2) Opiniones (4) Opositores (784) opostiores (15) Orestes Lorenzo (1) Organizaciones politicas del exilio (85) organs trade (1) Orlando Zapata Tamayo (81) orlov (9) osama bin laden (81) oscar de la hoya (1) Oscar Elias Biscet (25) Oscar Espinosa Chepe (20) Oscar Haza (5) Otan (55) OTZ (1) ovnis (12) OWS (33) OZT (56) Pablo Escobar Gavirias (6) Pablo Milanes (22) Padre Conrado (1) Paises emisores de turismo (31) Pakistan (46) paladares (8) Palestina (67) Panama (25) pancho cespedes (4) Panfilo (5) papua (1) paquistan (1) paquito D'rivera (6) paradigmas (8) paraguay (5) paraguay. Cuba (2) Paramilitares (4) paranormal (2) Parche (1) Paris Hilton (1) parlamento (6) Partido Comunisa de Cuba (43) partido comunista (33) Partido Comunista de Cuba (7) Partido Democrata (88) Partido politicos (49) Partido Republicano (98) Partido Socialista Unido Venezolano (1) partidos politicos (12) pastor terry jones (1) Patricio de la Guardia (2) patriotismo (1) paul krugman (16) Paul Ryan (2) Pavonato (1) Paya (103) paypal (2) paywall (1) Paz (6) PCC (10) PDVAL (1) PDVSA (14) peacemakers (1) Pederastia (1) Pedofilia (3) pedolfilia (1) pedro campos (3) Pedro Diaz Lanz (5) Pedro Luis Boitel (5) Pedro Luis Diaz Lanz (1) Pedro Luis Ferrer (5) pedro pablo oliva (4) Pelota (66) Pelota cubana (278) Peloteros cubanos en grandes ligas (216) Pena de muerte (5) Pensadores cubanos (5) Pensamiento politico (2) pensiones (3) Pentagono (80) Penultimos Dias (3) pequenos negocios (3) percepcion (4) Perdon (2) Perez Roque (10) Perfil de Raul (2) Periodismo (9) periodistas (17) Periodistas cubanos (17) periodistas independientes (33) Peronismo (1) Persona del ano (1) personalidades (23) Peru (16) perugorria (2) Peso cubano (16) PETA (1) Petrocasas (3) Petroleo (187) Petroleo cubano (197) PIB [GDP] (1) picasso (1) Piedad Cordova (1) pinochet (1) pinttura (4) Pintura Cubana (39) piratas (7) Plan de Raul (2) planificacion (4) Playa Giron (23) playas (9) Plaza Tiannamen (7) po0 (1) poblacion (94) Poblacion y dinero (103) Pobreza (227) pobreza estructural (49) poder (6) Poder Politico (130) Poder politico en Cuba (36) Poder Popular (9) Poesia (19) Poker (1) Polemica (5) Policia (81) Politica (63) politica exterior (8) politica fiscal (1) Politica internacional (5) Politica Monetaria (2) Politica norteamericana hacia Cuba (1) Political correctness (10) politicamente correcto (3) politicos (83) Polo Norte (1) polonia (8) Polucion (1) ponzi scheme (3) popularidad (2) Populismo (10) Porno (5) Porno para Ricardo (18) pornografia (6) Portugal (12) posada carriles (4) posicion comun (4) post Fidel (4) Post-castrismo (4) Post-fidelismo (5) Postcastrismo (30) Postcastro (1) Postcomunismo (1) PostFidel (2) Postfidelismo (13) Precios (26) Precios en el mercado informal (3) predicciones (8) premio (9) Premio 11 de Abril (2) Premio al Buen Corazon (1) Premio Blog Acido (1) Premio Blog Desmentido (1) Premio Blog Dorado (2) Premio Eta Kanpora (1) Premio Huella 2008 (5) Premio Nobel (26) Premio Nobel de Economia (2) premio nobel de la paz (6) Premio Nobel de Literatura (5) Premio Ortega y Gasset (3) Premio Sajarov (2) Premio San Miguel Arcangel (1) Premios (11) Premios 11 de Abril (1) Prensa (43) prensa cubana (49) Prensa Extranjera (72) Presidente de Cuba (1) Presidio Politico (39) Presos (55) Presos de conciencia (82) presos politicos (51) Presupuesto (106) Presupuesto Militar (2) pride (2) Primavera Negra (76) prisioneros (8) Prisioneros de conciencia (59) Prisioneros de concienciencia (1) privacidad (64) productividad (3) Producto Interno de Cuba (1) profecias (6) Programa politico (10) Progreso (2) Prohibiciones (2) pronosticos (13) Propaganda (234) Propiedad (2) Propiedad intelectual (1) Propiedad privada (4) proselitismo (2) Prosperidad (1) Prostitucion (88) Protesta (28) Protestas (548) provocacion (19) Proyecto Varela (8) PSUV (1) publicidad (1) Pueblo (5) Puerto Rico (5) Punto 0-0 (1) puppets (1) Putin (127) Pymes (53) Qatar (5) quantum computer (2) Quebec (3) Quejas de la poblacion (35) Queubec (1) Quinquenio Gris (1) Racionamiento (4) Racismo (50) radio frequency wapons (1) Radio Marti (13) radioactividad (31) Rafael Alejandro Hernandez Real (1) Rafael Correa (22) rafael rojas (3) rahm emanuel (5) ramadan (2) Ramiro (20) Rances Barthelemy (1) randy alonso (3) raperos cubanos (1) Raul (568) Raul Castro (12) raul familia (14) Raul Reyes (16) Raul Rivero (7) Raul y Fidel Castro (3) Raulismo (16) Razas en Cuba (1) RDA (12) Real politik (1) rebeldes (56) rebelion (1) reciclaje (1) Reclutamiento de agentes (1) reconciliacion nacional (1) Reconstruccion (1) Recrutamiento de agentes (9) Red Avispa (57) Redes sociales (37) redistribucion (1) Reflexiones (4) reforma en cuba (236) reforma migratoria (105) Reforma Monetaria (43) Reforma politica (4) Reformas (86) Reformas economicas (480) Reformas economicas. (1) Reformas raulistas (144) Refugiados (4) Regionalismo (1) Reina Tamayo (30) reinaldo arenas (5) Reinaldo Escobar (23) reino unido (110) Relaciones Cuba-Estados Unidos (5) Relaciones Internacionales (2) Relevo generacional (5) Religion (174) religiones afrocubanas (32) Remolcador (6) Renuncia (2) Renuncia de Fidel (1) rep checa (1) repatriacion (3) Reporteros sin Fronteras (7) Represioin (33) Represion (1328) Represion a los intelectuales (95) Repsol (16) Republica Checa (5) Republica Dominicana (14) resistencia popular (3) reunificacion (1) reunificacion familiar (6) revolucion (7) revolucion arabe (5) revolucion cubana (44) Revolucionarios (2) reynier aguero (1) richard branson (6) Richard Nixon (5) ricos (21) riesgo (2) rigondeaux (25) Riqueza (23) Rob Ford (1) robert kennedy (1) robertico robaina (2) Robots (36) rockets (33) Roger Federer (2) ron cubano (10) ronald reagan (10) Rosa Diez (1) Rosa María Payá (33) Rosita Fornes (2) Ruinas (3) Rumania (16) rumanos (1) Rumores (3) rupert murdoch (1) Rusia (364) Saddam Hussein (1) sahara occidental (1) Salarios (30) Salman Rushdie (1) Salud (347) salud cubana (144) Salud de Fidel (65) Salud de Raul (2) Salud publica (334) same sex marriage (1) Sandinistas (1) Sandino (1) santiago de cuba (4) Sara Marta Fonseca (1) Sarah Palin (14) sarajevo (1) satelite (11) Sats. Cuba (39) Scarabeo 9 (6) secret service (3) Secretario de Defensa (2) Secretario de Estado (1) Secreto (14) secretos militares (10) Secuestrados (21) Secuestros (38) securidad del estado (1) Seguridad (32) seguridad cubana (22) Seguridad del Estado (66) Seguridad nacional (70) seguridad personal (11) seguridad social (4) Seguros (7) Selman (2) Semiotica (2) senadores (31) serbia (3) Sergio Ramirez (1) sexo (66) Sharia (16) Sherrit (19) siberia (2) Sicilia (1) Sicologia (35) Sicologia politica (11) Sida (10) Silvio Benitez (20) Silvio Rodriquez (30) silvito el libre (4) Simon Bolivar (3) sina (23) Sindicatos (26) Sindrome de la Indefension Adquirida (8) Sindrome del Neocastrismo (60) Singapur (2) siquiatria (10) Siria (92) smartphone (8) smog (1) sms (1) Soberania (1) Social (1) social media (4) social network (1) Socialdemocracia (4) Socialismo (56) socialismo de mercado (3) Socialismo del Siglo XXI (19) socialistas (42) Sociedad (80) Sociedad Civil (26) Sociedades Secretas (1) Sociologia (29) sofia loren (1) software (2) sol (11) soldados (27) Solidaridad (7) Solzhenitsyn (3) Somalia (16) Sonia Garro (8) Soros (1) sri lanka (1) st.piere (1) st.pierre (2) Stalin (23) Stephen Hawking (10) steve jobs (12) stock market (6) stratfor (3) Subastas (18) submarinos (1) Subversion (3) Sucesion (153) Sucesores (99) Sucre (3) Sudafrica (28) Sudal del Sur (1) Sudan (4) suecia (18) Suelos (1) suerte (11) suicidio (22) suiza (7) sundance (2) Susan Boyle (1) Susan Rice (2) Swat team (4) Tabaco Cubano (31) tabacos cubanos (3) tabaquismo (4) Tabu (1) tailandia (3) taiwan (10) Taladrid (1) talento (2) Taliban (65) Tania Bruguera (1) Tarata (1) task force (1) tattoo (4) taxpayers (2) Tea Party (15) Teatro cubano (10) tecnologia (193) ted cruz (17) ted kennedy (1) Telecomunicaciones (62) Television (13) tendencias (1) Tenis (8) Teoria Economica (70) Teoria Politica (41) Terremotos (29) terromotos (6) Terrorismo (447) terroristas (383) terry fox (1) Terry Jones (2) Texas (3) thailandia (3) the beatles (6) thi (1) Think Tank (269) Tibet (20) tiburones (4) Tierra (52) Times (7) timor oriental (1) Tina Turner (1) Tiro fijo (2) tolerancia (1) tomas piard (2) tony blair (2) tony castro (21) Tony Cortes (4) Tony de la Guardia (9) Toronto (77) Torturas (17) Totalitarismo (21) trabajadores por cuenta propia (28) trabajadores publicos (1) trabajos (10) Tracey Eaton (28) trafico de armas (48) Trafico de drogas (91) trafico de organos (2) trafico de personas (15) tragedias (2) Transicion (165) Transporte (25) Trasvestismo (4) Tratado de Libre Comercio (1) travesti (1) tren (19) tribunal internacional (1) Trilateral (2) trinida y tobago (1) Trotsky (1) trudeau (1) Tsunami (10) tunez (16) Tupamaro (1) Turismo (24) Turismo Cuba (117) Turquia (18) TV cubana (8) Tv Marti (11) twiter (5) Twitter (40) tycoon (5) UCI (14) Ucrania (36) UFC (57) ufo (10) uigur (1) UJC (13) Umap (7) Underground (1) Uneac (30) Uneac. Censura (9) UNESCO (1) Unidad politica (2) union (1) Union Europea (92) Union Sovietica (106) Universidad (82) Universo (65) Univision (1) UNPACU (58) Upec (3) uranio (3) Uribe (3) Uruguay (12) US Grants (2) US Presidentes (50) uzbekistan (2) Vacilon (1) vaclav havel (4) Valores y normas de conductas (11) Van Van (3) Vaticano (62) Vejez (3) Venezuela (463) Venezuela crisis (42) venezuela economia (3) Venezuela elecciones (50) venezuela-china (5) Venezuela-Cuba-Rusia-China-Iran (1) Venezuela-Estados Unidos (24) Venezuela-Rusia (5) Ventas (1) Verizon Scandal (1) VI Congreso del PCC (46) Via China (3) Viajes a Cuba (200) viajes al exterior (8) vicente botin (1) victimas del 911 (7) victor mesa (1) Vida (31) vida extraterrestre (19) Vida Guerra (1) Video (30) video juegos (9) viejos (5) Viet Nam (25) Violencia (19) Virgen del Cobre (4) virtual (1) Virus (12) Vitali Klitschko (1) Vivienda (175) Vladimiro Roca (13) Voces del Barrio (8) volcanes (9) Walesa (11) wall street (31) walmart (5) Welfare (7) Wendy Guerra (4) whistleblower (3) whistleblowers (1) wi-fi (3) WikiLeaks (143) wikipedia (4) william levy (1) Willy Chirno (6) Wilman Villar Mendoza (26) Wilmar Villar Mendoza (1) windows (1) winston churchill (4) World Trade Center (18) World Trade Organization (1) wynoma ryder (1) Xi Jinping (9) xiomara laugart (6) XXX (1) yahoo (3) Yaoutube (1) Yasiel Puig (12) Yasmani Tomas (1) yasser arafat (9) Yeltsin (4) yemen (36) Yo acuso al gobierno cubano (1) Yoani (274) Yoany (19) Yoenis Cespedes (10) yoga (5) Yohandry (6) yoko ono (1) Youtube (15) yuan (6) yuri gagarin (3) Zawahri (1) zelaya (1) Zimbawe (8) Zoe Valdes (22) Zona Franca Mariel (32) Zumbado (1)

La columna de Cubanalisis

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]
¨Saturno jugando con sus hijos¨/ Pedro Pablo Oliva

Seguidores

Carta desde la carcel de Fidel Castro Ruz

“…después de todo, para mí la cárcel es un buen descanso, que sólo tiene de malo el que es obligatorio. Leo mucho y estudio mucho. Parece increíble, las horas pasan como si fuesen minutos y yo, que soy de temperamento intranquilo, me paso el día leyendo, apenas sin moverme para nada. La correspondencia llega normalmente…”

“…Como soy cocinero, de vez en cuando me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bisté con jalea de guayaba. También preparo spaghettis de vez en cuando, de distintas formas, inventadas todas por mí; o bien tortilla de queso. ¡Ah! ¡Qué bien me quedan! por supuesto, que el repertorio no se queda ahí. Cuelo también café que me queda muy sabroso”.
“…En cuanto a fumar, en estos días pasados he estado rico: una caja de tabacos H. Upman del doctor Miró Cardona, dos cajas muy buenas de mi hermano Ramón….”.
“Me voy a cenar: spaghettis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H. Upman #4. ¿No me envidias?”.
“…Me cuidan, me cuidan un poquito entre todos. No le hacen caso a uno, siempre estoy peleando para que no me manden nada. Cuando cojo el sol por la mañana en shorts y siento el aire de mar, me parece que estoy en una playa… ¡Me van a hacer creer que estoy de vacaciones! ¿Qué diría Carlos Marx de semejantes revolucionarios?”.
¨La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellaní­a de nadie¨ - Marti

"No temas ni a la prision, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo"
-
Giacomo Leopardi

¨Por eso es muy importante, Vicky, hijo mío, que recuerdes siempre para qué sirve la cabeza: para atravesar paredes¨Halvar de Flake [El vikingo]

"Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir" - Lorca

"Al final, no os preguntarán qué habéis sabido, sino qué habéis hecho" - Jean de Gerson

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" - Giuseppe Tomasi di Lampedusa

"Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras" - Giovanni Papini


"Life is what happens while you are busy making other plans" - John Lennon

"Habla bajo, lleva siempre un gran palo y llegarás lejos" - Proverbio Africano

"No hay medicina para el miedo" - Proverbio escoces

"El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar"
- Sun Tzu

"You do not really understand something unless you can explain it to your grandmother" - Albert Einstein

"It is inaccurate to say I hate everything. I am strongly in favor of common sense, common honesty, and common decency. This makes me forever ineligible for public office" - H. L. Menken

"I swore never to be silent whenever and wherever human beings endure suffering and humiliation. We must always take sides. Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented" - Elie Wiesel

"Stay hungry, stay foolish" -
Steve Jobs

"If you put the federal government in charge of the Sahara Desert , in five years ther'ed be a shortage of sand" - Milton Friedman

"The tragedy of modern man is not that he knows less and less about the meaning of his own life, but that it bothers him less and less" - Vaclav Havel

"No se puede controlar el resultado, pero si lo que uno haga para alcanzarlo" -
Vitor Belfort [MMA Fighter]

Liborio

Liborio
A la puerta de la gloria está San Pedro sentado y ve llegar a su lado a un hombre de cierta historia. No consigue hacer memoria y le pregunta con celo: ¿Quién eras allá en el suelo? Era Liborio mi nombre. Has sufrido mucho, hombre, entra, te has ganado el cielo.

Para Raul Castro

Cuba ocupa el penultimo lugar en el mundo en libertad economica solo superada por Corea del Norte.

Cuba ocupa el lugar 147 entre 153 paises evaluados en "Democracia, Mercado y Transparencia 2007"

Cuando vinieron

Cuando vinieron a buscar a los comunistas, Callé: yo no soy comunista.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, Callé: yo no soy sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos, Callé: yo no soy judío. Cuando vinieron a buscar a los católicos, Callé: yo no soy “tan católico”.
Cuando vinieron a buscarme a mí, Callé: no había quien me escuchara.

Reverendo Martin Niemöller

Martha Colmenares

Martha Colmenares
Un sitio donde los hechos y sus huellas nos conmueven o cautivan

CUBA LLORA Y EL MUNDO Y NOSOTROS NO ESCUCHAMOS

Donde esta el Mundo, donde los Democratas, donde los Liberales? El pueblo de Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan los Green, los Socialdemocratas, los Ricos y los Pobres, los Con Voz y Sin Voz? Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan el Jet Set, los Reyes y Principes, Patricios y Plebeyos? Cuba desesperada clama por solidaridad.
Donde Bob Dylan, donde Martin Luther King, donde Hollywood y sus estrellas? Donde la Middle Class democrata y conservadora, o acaso tambien liberal a ratos? Y Gandhi? Y el Dios de Todos?
Donde los Santos y Virgenes; los Dioses de Cristianos, Protestantes, Musulmanes, Budistas, Testigos de Jehova y Adventistas del Septimo Dia. Donde estan Ochun y todas las deidades del Panteon Yoruba que no acuden a nuestro llanto? Donde Juan Pablo II que no exige mas que Cuba se abra al Mundo y que el Mundo se abra a Cuba?
Que hacen ahora mismo Alberto de Monaco y el Principe Felipe que no los escuchamos? Donde Madonna, donde Angelina Jolie y sus adoptados around de world; o nos hara falta un Brando erguido en un Oscar por Cuba? Donde Sean Penn?
Donde esta la Aristocracia Obrera y los Obreros menos Aristocraticos, donde los Working Class que no estan junto a un pueblo que lanquidece, sufre y llora por la ignominia?
Que hacen ahora mismo Zapatero y Rajoy que no los escuchamos, y Harper y Dion, e Hillary y Obama; donde McCain que no los escuchamos? Y los muertos? Y los que estan muriendo? Y los que van a morir? Y los que se lanzan desesperados al mar?
Donde estan el minero cantabrico o el pescador de percebes gijonese? Los Canarios donde estan? A los africanos no los oimos, y a los australianos con su acento de hombres duros tampoco. Y aquellos chinos milenarios de Canton que fundaron raices eternas en la Isla? Y que de la Queen Elizabeth y los Lords y Gentlemen? Que hace ahora mismo el combativo Principe Harry que no lo escuchamos?
Donde los Rockefellers? Donde los Duponts? Donde Kate Moss? Donde el Presidente de la ONU? Y Solana donde esta? Y los Generales y Doctores? Y los Lam y los Fabelo, y los Sivio y los Fito Paez?
Y que de Canseco y Miñoso? Y de los veteranos de Bahia de Cochinos y de los balseros y de los recien llegados? Y Carlos Otero y Susana Perez? Y el Bola, y Pancho Cespedes? Y YO y TU?
Y todos nosotros que estamos aqui y alla rumiando frustaciones y resquemores, envidias y sinsabores; autoelogios y nostalgias, en tanto Louis Michel comulga con Perez Roque mientras Biscet y una NACION lanquidecen?
Donde Maceo, donde Marti; donde aquel Villena con su carga para matar bribones?
Cuba llora y clama y el Mundo NO ESCUCHA!!!

Suscribirse Cuba Independiente

CIF: Cuba Independiente http://CubaIndependiente.blogspot.com Registro (c) Copyright: ® DIN 189297780000 Gerente By: www.copyrightwww.com