CONTRA EL PINGALISMO CASTRISTA/ "Se que no existe el consuelo que no existe la anhelada tierrra de mis suenos ni la desgarrada vision de nuestros heroes. Pero te seguimos buscando, patria,..." - Reinaldo Arenas

Mostrando entradas con la etiqueta Pelota cubana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pelota cubana. Mostrar todas las entradas

domingo, abril 13, 2014

Escape de Cuba: El Viaje Nunca Antes Contado de Yasiel Puig a Los Dodgers

Los Angeles magazine 
Fotografía por Joe Pugliese
En un motel en Isla Mujeres, a ocho millas de la costa de Cancún, la huida de Yasiel Puig había llegado a su fin. Confinado a una habitación de la esquina al final de un deslucido patio con forma de herradura, no podía hacer más que esperar y aferrarse a sus esperanzas mientras evaluaban su valor y compraban su libertad. No había nada personal en la transacción, ningún ser amado que se comprometiera a pagar lo que fuera; solo existía el cálculo de un crudo negocio. ¿Qué valía realmente este hombre de proporciones de gladiador, de brazos como los de Popeye y pecho de tamaño XXL, para las personas que ahora pagaban su deserción de Cuba, para los contrabandistas que ahora lo mantenían cautivo en México, para los agentes y cazadores de talentos que determinarían el mercado que había en los Estados Unidos para sus talentos, para el equipo de béisbol que finalmente haría el cheque?
Puig se había pasado cerca de un año intentando forzar una respuesta, intentando arrancarse de la máquina estatal de deportes de Fidel Castro, que le pagaba $17 por mes, y escabullirse por los trópicos hacia un norte mítico, en donde hasta los jugadores suplentes vivían como reyes. Dos, tres, cuatro veces, quizás incluso más, lo había arriesgado todo y había huido, solo para verse detenido por las autoridades de Cuba o interceptado por la Guardia Costera de los Estados Unidos. Y cada intento fallido había hecho que el siguiente fuera más urgente que el anterior. Finalmente, en junio de 2012, el jardinero de 21 años abandonó su hogar en Cienfuegos, en la costa sur de Cuba, y partió en auto hacia la provincia norteña de Matanzas, a solo 90 millas de Florida. Viajaba con tres compañeros: un boxeador, una modelo pinup, y un cura de Santería, quien bendijo su expedición con un toque de ron y una pizca de sangre de pollo.
A la orilla de las aguas salió a su encuentro una lancha cigarette, larga, angosta y rápida, que en lugar de correr derecho a Miami los llevó hacia el oeste y luego viró hacia el sur, siguiendo un arco de 350 millas hasta la Península de Yucatán. Según las reglas bizantinas de las Grandes Ligas de Béisbol y las anticuadas restricciones del Ministerio de Hacienda de los Estados Unidos, la única manera de que un pelotero cubano se convirtiera en un agente libre –y así consiguiera un jugoso contrato– era antes estableciendo residencia en un tercer país. Ese desvío es un mito, al que le guiñan desde todos los lados, y uno que les otorga a los traficantes poder sobre el cruce central. Los cinco hombres de gobernaban la embarcación de Puig, en su mayoría cubanos estadounidenses, pertenecían a un círculo de traficantes cuyos intereses iban desde cargamentos de humanos hasta yates de contrabando y bloques de cocaína. Al menos dos de ellos eran fugitivos: se decía que uno, prófugo de una acusación federal en Miami, tenía cargos de supuesta extorsión a cubanos que viajaban en esta misma ruta. Se encontraban todos en el bolsillo de Los Zetas, un cártel mexicano conocido por sus asesinatos, que les cobraba a los contrabandistas un “derecho de paso” para usar Isla Mujeres como base.
Una vez la lancha hubiera atravesado los arrecifes que protegen la isla de tres millas cuadradas y atracado en los muelles de Laguna Makáx, Puig debería haber superado el último de sus obstáculos. Libre del aparato de seguridad cubano, libre del embargo estadounidense, podía empezar a buscar un agente y a hacer lujo de sus habilidades para que lo vieran los cazadores de talentos. Para el béisbol, México era prácticamente parte de los Estados Unidos. Pero casi tan pronto como Puig se había quitado la mugre de su viaje con una ducha—después de que su grupo había brindado por su llegada con una cerveza desconocida, su etiqueta marcada con dos X, y sintonizado la televisión a una telenovela mexicana—la celebración llegó a su fin. Los contrabandistas estaban ansiosos por poner las cosas en marcha. Habían hecho su trabajo. ¿En dónde estaba el dinero?
El viaje de Puig, según declaraciones hechas en documentos del tribunal y en entrevistas detalladas, había sido suscrito por un criminal de poca monta de Miami llamado Raúl Pacheco, un reparador de aires acondicionados y reciclador que estaba en libertad condicional por intento de robo y posesión de una identificación falsa. Presuntamente, Pacheco había acordado pagarles a los contrabandistas $250,000 para sacar a Puig de Cuba; Puig, después de firmar un contrato, le debería el 20 por ciento de sus ingresos futuros a Pacheco. No eran los primeros en usar este plan, una versión del cual ha catapultado a muchos de los nuevos millonarios cubanos del béisbol a las orillas de los Estados Unidos. Es abusivo y conveniente, ilícito y tolerado. Incluso con semejante don como el de Yasiel Puig, no existe ningún viaje en barco humanitario que lo lleve a uno directamente a Chavez Ravine.
Cada vez que los contrabandistas levantaban su teléfono satelital para llamar a Miami, sin embargo, Pacheco parecía no poder o no querer cumplir con sus exigencias. No estaba claro si estaba engañando a los contrabandistas para no darles su dinero, o si los contrabandistas lo estaban estafando. Por cada día que pasaba sin que los contrabandistas recibieran el pago, aumentaban el precio de Puig en $15,000 o $20,000. Las llamadas entre México y Florida se hicieron cada vez más furiosas. Los días se convirtieron en semanas. Atascados en ese basurero que llamaban motel, los cuatro inmigrantes compartiendo una misma habitación húmeda, Puig se encontraba más cerca del premio que nunca—ahora no era momento de perder la fe—y aún así, habiendo sido recién liberado, su destino nunca había estado tan fuera de su control como ahora. El desertor se había convertido en cautivo. “No sé si se puede llamar secuestro, porque habíamos ido voluntariamente, pero tampoco éramos libres de irnos”, dijo el boxeador, Yunior Despaigne, que conocía a Puig de las academias de deportes para jóvenes de Cuba. “Si no recibían el dinero, estaban diciendo que en cualquier momento le darían un machetazo le cortarían un brazo, un dedo, lo que fuera, y ya no volvería a jugar al béisbol para nadie”.
Desde que hizo su debut el junio pasado, rescatando a los Dodgers de una temporada inconsistente y electrizando a una ciudad con su estilo de juego intrépido, divertido y a veces desconcertante, Yasiel Puig ha sido la historia más grande en el ámbito del béisbol. Es emotivo en un juego serio, impredecible en un deporte que glorifica la rutina, reticente en una ciudad de creadores de imagen profesionales, y enigmático a los ojos de los reporteros que en su mayoría no hablan español y que cubren sus historias; es el “Hombre Misterioso Internacional” de L.A., como dijo el New York Post. Agreguen a eso un par de arrestos por conducir a velocidad de escape, y las preguntas sobre de qué planeta viene el segundo al puesto del Novato Año de la Liga Nacional solo se han hecho más persistentes. Puig nunca ha hablado públicamente de su odisea a las grandes ligas, o siquiera ha dicho mucho sobre su vida antes de eso. Ahora que se embarca en su primera temporada completa—una prueba que esta primavera ya ha generado titulares sobre diversos temas, desde su temperamento hasta su cintura—piensa en su pasado como si hubiera comenzado en el momento en que asumió su lugar en el jardín derecho, como si un día, en plena vida, hubiera renacido inmaculadamente como un Dodger.
Pero la arriesgada jugada que tuvo que hacer para llegar hasta aquí, los peligros y compromisos relacionados con haber dejado Cuba para desempeñarse para los fans estadounidenses, no terminaron con el comienzo de la Puigmanía. Lo han seguido, así como cruces similares han perseguido a otros desertores cubanos, exponiendo el plan que tanto explota como satisface el apetito de MLB por nuevos talentos. “¡Viva Cuba!” fue lo que Vin Scully, conocido por su sutileza y moderación, se vio inspirado a predicar el año pasado. “¡Viva Puig!” Sí, y que sea por largos años.

En lo profundo de los densos y abrasadores campos del interior rural de Cuba, 150 millas al sureste de La Habana, el pequeño pueblito molinero de Elpidio Gómez (con una población de 3,000 personas) ha estado cosechando, haciendo puré y extrayendo azúcar de caña desde 1873. La mano de obra esclava ayudó a erigir la fábrica durante tiempos coloniales; más tarde, fue nacionalizada, convirtiéndose así en un brazo de la economía estatal. “Revolución es sentido del momento histórico”, dice la cita de Fidel Castro, que se alca sobre el cavernoso cobertizo de exprimidores y contenedores.
Un diamante reseco entre campos de caña de azúcar fue en donde Puig jugó sus primeros juegos. Fotografía por Jesse Katz
Para garantizar que los trabajadores tengan un descanso, para mantener a sus hijos en forma y entretenidos, el terreno de la fábrica da lugar a un diamante de béisbol: un área de tierra reseca, cuyo césped se redujo a paja. Las gradas son un esqueleto oxidado, y le faltan la mitad de los bancos. Pedazos raídos de arpillera, rescatados de viejas bolsas de harina, hacen las veces de bases. Cuando Puig habla de su propósito de vida—“Nací para jugar béisbol”, me dijo, asintiendo seriamente con la cabeza, antes de que me embarcara en un viaje exactamente inverso al suyo, desde California a Arizona a Florida a Cuba—fue aquí, bajo una chimenea que no deja de emitir nubes espesas, que dio sus primeros pasos. Una bola de cuadrangular prácticamente hubiera caído en la puerta de su casa. A pocos pasos del tablero de puntajes, un búnker de concreto de dos pisos con departamentos apretados, la ropa lavada flameando con el viento en los balcones, se eleva sobre los arbustos. La madre de Puig era la directora de una filial de Elpidio Gómez; su padre, un agrónomo, también se especializaba en la caña de azúcar.
Visitar Cuba significa deleitarse en sus cualidades retro de la década de 1950—los Chevy vintage, los daiquiris y Cohibas—pero el pedazo de país de donde viene Puig tiene incluso más cualidades de cápsula del tiempo. Carretas tiradas por caballos transportan trabajadores del campo, que llevan botas de goma hasta las rodillas, a la sede municipal de Palmira, algunas millas al este, en donde cualquiera puede caminar por la plaza con un machete en mano y nadie siquiera se pararía a mirar. Los vendedores ambulantes pregonan ristras de ajo, que llevan colgadas del cuello como si fueran cuentas de Carnaval. Todo lleva el precio en pesos locales, una fracción de la moneda turística oficial de Cuba; una pinta de guarapo, jugo de caña de azúcar recién extraído, se vende a ocho centavos.
El Museo Municipal de una sola habitación está dedicado a la larga relación de Palmira con la Santería, la tradición religiosa Afro-Católica. Según una de nuestras fuentes, el español que fundó el molino de azúcar había arrastrado hasta el Nuevo Mundo una figura de Santa Bárbara, patrona de los artilleros; uno de sus esclavos vio en la fiera mujer la imagen de Changó, el dios del fuego y los tambores. “Todos en Cuba dicen que cuando suenan los tambores en Palmira, los santos salen, no a celebrar, sino a guerrillear", dijo un docente del museo, que me invitó a regresar el 4 de diciembre, el día del festín de Santa Bárbara, para que viera a Palmira estallar en un jolgorio catártico.
Para cuando alcanzó la edad para jugar en las Ligas Pequeñas, Puig se había pasado al campo de béisbol de Palmira, que era mejor y más duradero, con sus gradas de hormigón a la sombra y aún más lemas revolucionarios: “¡El deporte”, dice el mural pintado a mano sobre la cerca del jardín de la cancha, “tiene que ver con la vida del país, con el futuro del país, con la supervivencia del país!” En lugar de dejar algo tan vital en manos de los caprichos de los niños, Cuba selecciona y prepara a jóvenes atletas como Puig, canalizándolos a Escuelas de Iniciación Deportiva Escolar, conocidas como EIDE, y después a Escuelas Superiores de Perfeccionamiento Atlético, conocidas como ESPA. (La hermana menor de Puig, Yaima, siguió este camino en lanzamiento de bala y jabalina.) A los 17 años, Puig entró en el equipo nacional junior. “Era como un huracán”, recuerda Jesús Valmaña, un reportero de Cubavisión Internacional que cubrió la carrera de Puig. “Tan fuerte, tan rápido”.
Hasta la revolución de 1959, Cuba era prácticamente una extensión de las “canteras” de MLB. Es bastante fácil olvidarse de que cuando era más joven, Tommy Lasorda jugó de pitcher cuatro temporadas en La Habana. Después de que Cuba fuera declarado un estado socialista, sin embargo, Castro abolió la pelota profesional&mdsah;detestaba la idea de un sistema por el cual se compraban y vendían jugadores como si fueran mercadería—y en su lugar lanzó la Serie Nacional, una liga amateur de 16 equipos. “Este es el triunfo de la pelota libre sobre la esclava”, dijo, frase que pasaría a hacerse famosa. Dado que cada jugador debe representar a su provincia natal, Puig debutó con los Elefantes de Cienfuegos, una ciudad de 140,000 habitantes a unas doce millas del lugar donde nació. Como novato de 18 años, en comparación con los grandes de los Elefantes, Puig aún estaba verde, y hasta se lo podría haber calificado de insensato y temerario.

Estaba medio loco”, me contó uno de sus ex compañeros de clase. “Un poco loco”, comentó un amigo de su padre. “Lo llamábamos cabeza loca. Loco, loco hasta el fin”, dijo Michel Hernandez, un ex barman que se más tarde solía encontrarse con Puig después de cada juego en El Rápido, un bar al aire libre abierto las 24 horas en el malecón de Cienfuegos. Esto no es tanto una crítica como una afirmación: del vigor carnavalesco y despreocupado que los cubanos acogen como virtud cultural. “Era un jodedor total, no en el mal sentido, pero como un bromista”, dijo Hernandez. “Cerveza y chicas, cerveza y chicas, ¡siempre una fiesta!”
Se ha reportado que alguna lesión evitó que Puig jugara con los Elefantes durante la segunda temporada, pero posiblemente su indisciplina, que incluía ausencias sin explicación, haya sido la culpable. “Vi la temporada siguiente desde el banco por portarme 'bien' en los entrenamientos”, Puig le dijo al diario de Cienfuegos, el Cinco de Septiembre. Regresó para su tercera temporada y logró números exitosos, que le ganaron un viaje al World Port Tournament en los Países Bajos. Varios futuros jugadores de las grandes ligas han utilizado el torneo como una oportunidad para desertar, y algunos informes sugieren que Puig se ganó una reprimenda por intentar hacer lo mismo.
Sin embargo, Peter Bjarkman, coautor de Smoke: The Romance and Lore of Cuban Baseball, cree que la explicación más factible era mucho más mundana: el robo de un par de zapatillas de un centro comercial holandés. “Es una situación bastante triste”, dijo Bjarkman, que había escuchado rumores de fuentes en el equipo de Puig. “Compran lo que pueden, pero los jugadores tienen distinta cantidad de dinero. Pueden llevar cigarros para vender. Algunos intentan vender sus uniformes. Pero algunos no tienen casi nada”.
En Cuba, cuando se anunciaron los listados de la temporada 2011-12, el nombre de Puig no se encontraba. Se dice que su entrenador suplicó a los funcionarios de gobierno que le dieran otra oportunidad a Puig—el chico problematico, cualquiera hubiera sido su transgresión, aún era el alma impulsadora de los Elefantes—y luego de semanas de especulación, fue reincorporado como reserva, elegible para volver a la actividad después de 25 partidos. Habiendo cumplido con su penitencia, sin embargo, Puig no volvió a aparecer. En marzo de 2012, la Comisión Nacional de Béisbol de Cuba finalmente dio una explicación: Puig era “NO educativo y un mal ejemplo para el resto de los jugadores”. Ahora, Puig no tenía nada que perder.

Dadas las riquezas que aguardan en el exterior, no resulta increíble que tantos atletas Cubanos se vayan, sino que tantos más decidan quedarse. Nadie necesita que le recuerden que la decisión de huir es irrevocable, un viaje de ida de la carencia hacia el exceso. “Tienes miedo de dejar a la familia, tienes miedo de no triunfar aqui, tienes miedo de…no sé, es un paso muy difícil de dar”, me contó el infielder y desertor cubano Alexander Guerrero, en su primer año de un acuerdo de $28 millones, durante el campamento de entrenamiento de primavera de los Dodgers. A Guerrero le tomó años reunir las agallas necesarias para huir, y después tres intentos para tener éxito. “En cuanto te montes en una lancha de esas”, agregó, “no sabes quién es quién y cómo va a reaccionar esa gente, ni qué va a pasar en el mar”.
Una compleja red clandestina de mensajeros y agentes de recolección de dinero sucio está siempre presente, siguiendo a los mejores jugadores de béisbol de Cuba como una sombra. Así también los sigue una red patrocinada por el estado de policías secretos e informantes pagos. Cuando a uno lo atraen y monitorean a cada paso que da, atrapado entre la ambición y el deber, a veces la supervivencia significa que hay que jugar a dos puntas. Durante la segunda temporada perdida de Puig, en el 2010, se le acercó una pareja joven en Coppelia, una muy querida cadena de heladerías cubana. El local de Cienfuegos se encuentra en el Prado, una bulliciosa franja peatonal, y muestra un enorme cartel sobre el techo con otro de los mantras de Castro: “Jamas renunciaremos a nuestros principios”. La pareja le pidió a Puig que saliera y se dirigiera a un auto que estaba esperando; allí, otro hombre le explicó que alguien más, un extranjero, estaba listo para pagar $30,000 o quizás $30 millones—Puig afirma haber estado confundido—si se comprometía a jugar en los Estados Unidos.
Puig alertó al ministerio de deportes, que a su vez notificó a seguridad estatal. “Dijeron que el hombre de afuera del país tiene dinero y que todo estaba fácil”, Puig dijo en una declaración jurada a las autoridades cubanas. La madre de Puig, en una declaración por separado, agregó que su hijo estaba “siente mucho miedo ya que es un joven de decinueve años y no tiene maldad, por lo que puede ser engañado”.
Su testimonio se usaría más tarde contra uno de los supuestos intermediarios, Miguel Ángel Corbacho Daudinot. A pesar de que proclamó su inocencia, Corbacho Daudinot fue sentenciado a siete años en la prisión cubana por plantear una “especial peligrosidad social”." href="http://docs.justia.com/cases/federal/district-courts/florida/flsdce/1:2013cv22589/424729/24" target="_blank">Esos documentos están incluidos en una demanda federal presentada por los abogados de Corbacho Daudinot el pasado verano en Miami, alegando que los guardias cubanos lo han sometido a interminables horrores y que Puig y su madre, al entregarlo a los autoridades, violaron la Ley de Protección de Víctimas de Tortura. La demanda les exige $12 millones. Como proposición legal, la idea de que un ciudadano cubano condenado en un tribunal cubano y cumpliendo su sentencia en una prisión cubana pudiera tener un reclamo válido aquí parecería bastante increíble. “Esta demanda no tiene nada que ver con los Estados Unidos”, el abogado de Puig, Sean Santini, escribió en una solicitud de desestimación, que aún está pendiente junto con la demanda.
Pero la alternativa—que Puig, un futuro desertor, fue víctima de un supuesto complot de deserción—no es mucho más creíble. La demanda lo describe como un oportunista que conspiró para enviar a al menos otros tres supuestos traficantes a prisión; Puig quería “hacerse pasar por un ciudadano cubano leal y confiable”, dice, incluso mientras tramaba su propia fuga. Una visión más benévola de Puig expresa la presión bajo la cual vivía: Si te están acosando con ofertas para escapar, ¿cómo sabes en quién confiar y cuándo hacerlo, sin terminar tú mismo en la cárcel?
Parece improbable que la oferta más atractiva viniera de Raúl Pacheco, el presidente de 29 años de dos compañías de Miami, T&P Metal y PY Recycling. El acta judicial muestra que Pacheco fue arrestado en el 2009 por intento de robo después de pedirle a un amigo que lo ayudara a quitar una unidad de aire acondicionado. Al llegar a la ubicación, Pacheco sacó una tijera cortapernos. “No te preocupes”, le dijo a su amigo, según el informe policial, “ya les he robado a estas personas antes”. Lo volvieron a arrestar en el 2010 después de comprar $150 de cerveza en un supermercado con una tarjeta de crédito fraudulenta del Bank of America. La policía encontró otras cuatro tarjetas de crédito falsas y una identificación falsa de Florida en su billetera. Fue sentenciado a dos años de libertad condicional. Cuando marqué el número de Pacheco, obtuve una grabación que decía que “no está tomando llamadas en este momento”.
Aunque Pacheco no conocía a Puig, sabía que los equipos de los Estados Unidos se estaban prácticamente matando por los talentos cubanos: desde el 2009, por lo menos 20 desertores han firmado contratos de MLB, que valen más de $300 millones. Antes de que abandonara Cuba, Pacheco se había hecho amigo de Yunior Despaigne, y sabía que el boxeador, a quien habían quitado del equipo nacional por sospechas de riesgo de deserción, era amigo de Puig. “Me acerqué a Puig con la oferta de Pacheco”, dijo Despaigne en una declaración jurada que los abogados de Corbacho Daudinot presentaron en diciembre. “Si Puig aceptaba la oferta, tendría que devolverle a los inversores financieros el costo de sacarlo de Cuba, y darles el veinte por ciento (20%) de cualquier contrato futuro que celebrara con las grandes ligas”.
Despaigne tenía dudas sobre si pasar el mensaje, conociendo la supuesta reputación de Puig como informante, pero Despaigne tenía su propio incentivo: un viaje gratis en la misma embarcación. La tarifa de salida para un cubano promedio era de $10,000. “Le dije 'Sé que estás con seguridad estatal, y que enviaste a muchas personas a la cárcel' y mencioné algunos de los nombres”, dijo Despaigne en la declaración jurada. “Puig asintió con la cabeza y dijo, 'Sí, ¿y qué?' ” Despaigne le recordó a Puig que los dos tenían mucho que perder. “Si me delatas”, le dijo a Puig, “yo también te delataré”.
Una calle lateral cerca de su pueblo natal en Cuba. Fotografía por Jesse Katz
Habiendo resuelto eso, Despaigne le dio a Puig algunos cientos de dólares que supuestamente le había enviado Pacheco—los primeros de un monto que llegaría a los $25,000 o $30,000 en calidad de anticipo. A partir del 2011, según la demanda, el dinero ayudó a cubrir al menos cinco intentos de fuga. El primero se vio frustrado cuando la policía detuvo el auto de Puig y Despaigne. En el segundo, la lancha nunca llegó. La tercera vez, la policía hizo una redada de su refugio y los detuvo durante seis días. En su cuarto intento, en abril de 2012, lograron salir al mar, pero una embarcación patrullera de la Guardia Costera de los Estados Unidos, la Vigilant, según informó primero Yahoo Sports, interceptó el barco cerca de Haití.
El traductor de la Vigilant, Carlos Torres, interrogó a los emigrantes: “Dijeron algo así como, ‘Este tipo es tal—Yasiel Puig, es un jugador de béisbol—y hay gente allá que lo está esperando’”. Al que llaman Puig era más un linebacker que un jardinero, de seis pies tres de altura y un peso de 210 libras, con “músculos sobre los músculos”, comentó Torres cuando me puse en contacto con él. Su curiosidad lo llevó a la computadora de la embarcación, y se encontró con una foto de Puig en su uniforme verde de los Elefantes. “Era obvio que era él”, comentó Torres, que le pidió a Puig que firmara el único equipo relacionado con los deportes que tenía a bordo: una pelota de tenis. Puig, por su parte, tenía sus propias preguntas para hacerle a Torres. “Me preguntó qué tipo de casa tenía, que tipo de auto manejaba, si miraba televisión, si salgo a cenar a restaurantes”, contó Torres. “Eran cosas básicas que uno da por sentado”.
Según la política aparentemente arbitraria de los Estados Unidos sobre emigrantes cubanos—conocida como “wet foot, dry foot” ["pies secos, pies mojados”]—Puig hubiera sido instantáneamente bien recibido si su barco lo hubiera llevado a las costas estadounidenses. Toda persona que logre escapar de la isla de Castro obtiene un pase libre, si eviten ser detectados. Si los atrapan en alta mar, pierden su oportunidad. La tripulación de la Vigilant, los primeros estadounidenses en obtener el autógrafo de Yasiel Puig, se vieron obligados a devolverlo al país del que acababa de escapar.

Al final de su declaración jurada de diez páginas, un documento que tenía la intención de reforzar a Corbacho Daudinot y minar a Puig, Yunior Despaigne escribió: “Me preocupa que me pueda pasar algo como resultado de mi cooperación”. Cuán receloso sería Despaigne, cuán instintivamente podría reaccionar un boxeador de 26 años ante un extraño llamando a su puerta, era algo que me daba qué pensar mientras conducía por los suburbios de inmigrantes al oeste de Pequeña Habana, en Miami, hacia la casa adosada que alquila en un complejo de 146 unidades. Si iba a prestar credibilidad al recuento de Despaigne, quería escucharlo yo mismo.
Abrí la cerca del patio, en donde un par de pesas llamaron mi atención, y llamé a la puerta. Es difícil decir quién estaba más sorprendido al abrirse la puerta: Despaigne es una versión más larguirucho de Puig, alrededor de una pulgada más alta y un par de libras más ligero, con manos que parecen manoplas para horno. Le preocupaba hablar sin un abogado presente—llamó a su abogado mientras yo permanecía parado en los escalones de entrada, y el abogado le dijo que me despidiera—pero Despaigne aún mantiene la calidez de una cultura con pocas barreras, en donde la escasez asegura que todo se comparta. “No tengo nada en contra de Puig”, dijo, haciéndome entrar con una sonrisa que mostraba sus dientes separados. “Es solo que tiene que aprender a valorar a la gente, a entender lo que valen”.
Según cuenta Despaigne, para su quinto intento de fuga se les sumó la entonces novia de Puig, Yeny, con ojitos de Bambi y un corazón espinoso tatuado en el trasero. “Las mujeres con pasado y los hombres con futuro son las personas más interesantes”, escribió ella hace poco en Facebook, en donde cada foto que publica haciendo gala de sus curvas obtiene cientos de “likes”. El otro viajero, Lester, era el santero, no menos llamativo con su peinado estilo pompadour con rayitos y pantalones de tiro bajo sujetado con un lazo. “Hizo una ceremonia para nosotros: sacrificó la gallina, recitó las oraciones, toda la cosa”, contó Despaigne, que solía salir con la hermana de Lester. “Necesitábamos toda la ayuda que pudiéramos conseguir”.
Después del viaje de tres horas en auto desde Cienfuegos hasta Matanzas, partieron a pie hacia la orilla, caminando de noche, escondiéndose durante el día, y llegando al fin a un grupo de cayos cubiertos de mangles. Aunque México no era su destino final, Puig no podía darse el lujo de tomar el camino directo a los Estados Unidos. MLB trata como amateurs a los jugadores nacidos en el exterior que inmigran sin un contrato; solo puede negociar con el equipo que lo elige. Al declararse como un agente libre antes de su llegada, un jugador puede considerar a todos los que se le acercan; la diferencia vale millones. La ley federal, por supuesto, les prohíbe a los estadounidenses pagarles a los cubanos con dinero—o “comercio con el enemigo”—así que un jugador de béisbol como Puig no solo tiene que desertar, sino también establecer residencia legal en un país en el que no tiene intención alguna de vivir.
Los traficantes que habían ido a buscar a Puig llevaban años transportando cubanos a México. Despaigne se acordaba de la mayoría de sus nombres, y cuando hice una búsqueda, no tuve problemas para encontrar sus rastros. El capitán era Yandrys León, de 35 años, conocido como “Leo”. Había abandonado Cuba con su familia a mediados de la década del 2000 y se había instalado en un rincón rural de Florida, en donde su hermana y padres consiguieron trabajo en una planta procesadora de pollo. Pero Leo no estaba hecho para desplumar pollos en una línea de ensamblaje. “Camina su propio camino”, había testificado el prometido de su hermana algunos meses antes de que Puig subiera a bordo de la lancha de Leo. En ese momento, de hecho, los agentes de los Estados Unidos con Investigaciones de Seguridad Nacional estaban buscando a Leo. Su juicio, por supuesta extorsión de $40,000 de una familia de emigrantes que había mantenido prisioneros, comenzaba en septiembre. United Press International lo llamaría más tarde “uno de los capos más importantes de la mafia cubano-americana”.
Leo compartía sus tareas con Tomás Vélez Valdivia, de 40 años, conocido como “Tomasito”. Estaba en la lista de los “más buscados” del procurador general de Florida por haberse robado un camión volquete. Después de un arresto en el 2005, se fugó estando bajo fianza y volvió a aparecer en Isla Mujeres, en donde aparentemente desarrolló una especialización náutica: transportar emigrantes en barcos robados, y después repintar y volver a registrar las embarcaciones con documentos fraudulentos. “Para ello, contaba con el amparo de las autoridades de la insula, quienes lo conocian y sabían de sus actividades y que nunca lo detuvieron”, reportó el diario ¡Por Esto!, basado en Cancún.
A Tomasito, a su vez, se le sumó su hermano menor, Ricardo Vélez Valdivia, también conocido como “The Younger” [“El Menor”]. Anteriormente, había sido secuestrado por una célula del cártel de los Zetas, que exigió un pago por atravesar sus tierras. Cuando los Zetas lo liberaron, según varias fuentes de noticias, a The Younger le faltaba un dedo.
A las 2 a.m., acelerado por Mountain Dew, White despertó a Paul Fryer, otro scout de gran nivel de los Dodger que había viajado a México y diseñó su plan: siete años y $42 millones, un record para un desertor cubano.
Junto con otros dos cómplices—“The Chinaman” [“El Chino”] y “The Hungarian” [“El Húngaro”]—los contrabandistas guiaron al grupo de Puig a los muelles de Isla Mujeres, un ex pueblo de pesca que atrae a los vacacionistas cansados del incansable Cancún. Despaigne no se acordaba del nombre de su motel, solo que estaba bien alejado del camino de los turistas. “Del tipo”, dijo, “al que irías con una prostituta”. A excepción de cortos respiros en la turbia piscina del patio, estaban confinados a una sola habitación: Puig y Yeny en una cama, mientras Despaigne y Lester, más pequeño por unas cien libras, compartían la otra “con una barrera de almohadas entre nosotros”, contó Despaigne.
No había nadie que los vigilara, pero tampoco tenían a dónde ir. Estaban en México ilegalmente, llevados allí por una pandilla que parecía gozar del favor de la policía mexicana. Si tan solo eran pacientes—si ese Pacheco cumpliera—las perspectivas de rentabilidad de Puig les garantizarían a todos un paso seguro. Sin embargo, los contrabandistas estaban en el negocio por las ganancias inmediatas, no por las futuras. Pronto, su impuesto diario sobre Puig aumentó la cuenta a más de $400,000. Si al principio sus amenazas habían sido hechas como tácticas—paga o haremos una locura—ahora se gruñían con verdadera frustración. “Es un negocio sucio, por supuesto, pero son profesionales”, me dijo Despaigne. “El problema era que no les habían pagado”.
Al entrar la confrontación en su tercera semana, los contrabandistas comenzaron a buscar por otros lados para recuperar sus gastos. Se les ocurrió la idea de subastar a Puig. Si un agente de deportes estaba en posición de obtener una porción importante del contrato de Puig—el estándar de la industria es el 5 por ciento—¿qué estaría dispuesto a pagar por anticipado para obtener a Puig como cliente?
En Los Ángeles, sonó el teléfono de Gus Dominguez. “La primera cotización fue $175,000, después aumentó desde allí”, dijo Dominguez, un exrepresentante que ahora consulta con TopTen Sports International. Sabía que debía tener cuidado. En 2007, Dominguez fue condenado a cinco años de prisión por transferir $225,000 a un intermediario en México. El gobierno de Estados Unidos lo denominó contrabando.  Dominguez insistió en que estaba protegiendo a un cliente cubano, el ex infielder de Se­attle Mariners Yunieksy Betancourt, quien no cumplió con la promesa de pagarles a sus transportistas un porcentaje de su contrato; amenazaban con romperle las piernas a Betancourt si Dominguez no cancelaba la deuda. “Lo que atraviesan los jugadores hasta llegar allí”, me dijo Dominguez, “no está bien, no es justo”.
En el norte de la Ciudad de Nueva York, también sonó el teléfono de Joe Kehoskie. “La primera llamada fue por $250,000, y al otro día, el precio era de $500,000”, dijo Kehoskie, un exrepresentante y consultor. Había recibido llamadas similares antes—la mayoría de los representantes de los clientes de América Latina reciben—a pesar de que las normas MLB sobre “ incentivo inapropriado” les prohíbe pagar cualquier cosa para ganar el negocio de un jugador. “Nadie va a Cuba y saca a un joven como Yasiel Puig”, me dijo Kehoskie, “y simplemente lo entrega a un representante por la bondad de su corazón”.
A medida que se devengaban intereses y subía el temperamento, Pacheco finalmente tomó acción. La demanda alega que él, con la ayuda de varios otros financieros diferentes a los de Miami, contrató un grupo de hampones para descender en Isla Mujeres. En un escenario que pudo haber sido prestado de una gran cantidad de guiones, atormentaron el motel y, de acuerdo con la documentación judicial, “montaron un secuestro”. En unos días, Puig estaba haciendo probándose en la Ciudad de México.

El veterano cazatalentos Mike Brito de los Dodgers, él con el famoso sombrero Panamá, recibió las noticias directamente de su antiguo país natal. “Ese muchacho que te cae bien. Acaba de escapar de Cuba”, le dijo su hermano, que todavía vive en la isla de la que Brito huyó hace décadas, de acuerdo con el informe de CBS Sports.
A pesar de que Cuba prohíbe a los equipos estadounidenses buscar nuevos talentos allí, Brito había visto a Puig en Canadá, en un torneo sub-18 y juró no perder los rastros de ese muchacho. Ahora hizo sonar la alarma, pidiéndole a Logan White, vicepresidente de la búsqueda de talentos amateurs de los Dodgers, que se tomara el siguiente vuelo a México. Puig no se encontraba en la mejor forma—no había jugado durante un año—y se negaba a hacer algo más extenuante que practicar batear. Pero también había algo en su estado físico, un indicio de velocidad, la amenaza de explosividad, que deslumbró a White. “Decía, ‘Dios mío, este muchacho es especial’”, recordó White
Si los Dodgers iban a hacer un trato, debía ser rápido. En menos de una semana, cada equipo enfrentaría un nuevo límite de $2.9 millones sobre los bonos que podía pagarles a jugadores internacionales tan jóvenes e inexpertos como Puig, lo que aseguraba que se comprometería con un equipo para ese entonces. White tenía una única oportunidad para elaborar un trato que fuera imposible de rechazar. Eso significó ganarse no se solo a Puig sino también al representante Jaime Torres, un favorito entre los cubanos recien llegados, quien para ese momento ya había conocido a Puig en Cancún, según la declaración de Despaigne. (Torres, quien insiste que nunca ha tratado con contrabandistas y que ya no es el representante de Puig, ha negado a comentar cómo Puig llegó a México.) A las 2 a.m., acelerado por Mountain Dew, White despertó a Paul Fryer, otro scout de gran nivel de los Dodger que había viajado a México y diseñó su plan: siete años y $42 millones, un record para un desertor cubano.
“¿Perdiste la chingada cabeza?” Preguntó Fryer.
“Mira”, insistió White, “si no tienes agallas para esto, dímelo ahora”.
La firma, cuatro días antes de que el límite de gasto del 2 de julio entrara en vigencia, causó burlas de toda la liga. ESPN denominó al trato como “una bizarra reacción exagerada”. Un cazatalentos le dijo a Baseball America, “No sé qué está pasando en Dodgerlandia”. Los Dodgers querían tanto a Puig como también querían enviar un mensaje a los aspirantes de toda América Latina, una región que el club una vez dominó. Después de los días oscuros de la era McCourt, los fondos del equipo estaban llenos nuevamente. “Estamos de vuelta en los negocios”, dijo el gerente general Ned Colletti.
Para apoyar a Puig en su transición, los Dodgers lo ubicaron en el equipo de Arizona Rookie League y lo colocaron en pareja con un mentor, un entrenador de lucha de secundaria llamado Tim Bravo, cuyo puesto oficial era de “director de asimilación cultural”. Sus primeros días juntos, la primera vez que Puig estaba en suelo estadounidense, era todo asombro, todo tan nuevo y diferente, incluso en el insulso desierto de Camelback Ranch. “Hace todo rápido, todo con potencia, todo con exuberancia”, me dijo Bravo. “Intenté mantenerlo fuera de los problemas, pero no siempre era fácil. Él decía, si, si, si, y yo decía, no, no, no”.
Puig descubrió las continuas comodidades de Denny’s, regresando día tras día para pedir bife y huevos. Cambiando de canales, se topó con los Tres Chiflados y pasó horas sintiéndose tonto.  Debía aprender no solo ingles sino también los conceptos básicos del consumismo: dar propina, usar un cajero automático, leer etiquetas, bombear gas. “Me da pena decir esto pero le enseñé a manejar”, dijo Bravo. “Tomábamos mi auto alquilado inmediatamente después de la práctica para conducir por el estacionamiento de Camelback. Hacíamos todas las cosas que le enseñarías a un adolescente”.
Mucho dinero: En Cuba, a Puig le pagaban $17 por mes por jugar al béisbol; hoy en día, su contrato de siete años con los Dodgers le promete $42 millones. Fotografía por Joe Pugliese
El 3 de junio de 2013, un año después de establecerse en este país, Puig se encontró en la alineación de los Dodgers por primera vez. Tenía el número 66 en su jersey, la extravagancia del gerente de la sede del clubhouse Mitch Poole, quien pensó que Puig, con sus modos frenéticos, era “como el Demonio de Tasmania”. La organización sabía que Puig todavía era un trabajo en progreso—él ya había obtenido el primero de sus arrestos, por conducir a 97 mph, mientras jugaba en Double-A Chattanooga esa primavera—pero los Dodgers estaban desesperados.  Más allá de la nómina de pago de $216 millones, el equipo estaba en el último lugar, con una alineación de numerosos jugadores lesionados.
Puig comenzó el juego contra San Diego Padres con un indiscutible con bate de cartón. Terminó el juego con un lanzamiento digno de una bazuca que envió a doble jugada en la primera base.  Al día siguiente pegó dos jonrones. Dos días después, descargó un grand slam. Al final del mes, Puig había amasado 44 hits, un debut superado únicamente por Joe DiMaggio. Instantáneamente, el principiante se convirtió en “diva” y en una “estrella de rock”, la maquinaria de la fama y el aficionadismo, inexistentes en Cuba, escrudiñando cada debilidad y lucimiento. No importaba si era un deslizamiento frívolo después de un jonrón “walk-off” o una salida de hombres en la Mansión de Playboy durante el descanso del Juego de Estrellas, Puig desató algo parecido a un referéndum sobre qué significa respetar el pasatiempo nacional. Ningún momento simboliza el espectáculo más que su batazo del tercer juego en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra St. Louis: Después de haber volteado su bate y trotar hacia la primera base, de repente se dio cuenta de que la pelota había golpeado contra la cerca y necesitaba correr a toda velocidad, e incluso llego a la tercera, con tiempo para hacer un salto de conejo. “Debe pensar que todavía está jugando en otro lado”, dijo un irritado Carlos Beltran, veterano de Cardinals, después del juego.
La adoración y el festejo y la defensa se pusieron que un blog de deportes preguntó si “las facciones del Contraataque a Puig y la del Contraataque al contraataque a Puig” podían intentar llevarse bien. Incluso con este inicio tardío, para cuando terminó la temporada, la camiseta de Puig era la tercera más vendida de MLB.

La fascinación era inseparable del misterio. Cuanto más Puig cercaba su pasado, más grande crecía su leyenda. Él había saltado de la noche a la mañana del siglo XIX al siglo XXI, una experiencia familiar para varios en las comunidades de inmigrantes de L.A., y aún continuaba insistiendo en que su única preocupación, su único anhelo, era ayudar a ganar a los Dodgers.
Parecía que disfrutaba de la camaradería de sus compañeros, enfrentándose al lanzador Hyun-Jin Ryu en un simulacro de luchas de taekwondo y dándole bananas a Juan Uribe cada vez que el robusto jugador de tercera base daba jonrón (al menos hasta que los Dodgers, sensibles a cómo se percibiría el humor de Puig al martillar con éste al King Kong, le pusieron punto final a dicho ritual). Se mostró generoso también, con sus fanáticos, especialmente con los más pequeños, firmando gorras y posando con bebés en todos los lugares donde se juntaba gran cantidad de gente. Una noche del pasado octubre, de manera imprevista y sin anuncio alguno, Puig visitó el campo de la Little League del Noreste de Los Ángeles, en las colinas exactamente frente al estadio Dodger, y después de casi una hora de autógrafos y fotos, insistió en hacer una práctica de lanzamiento y bateo.
“Fue realmente impresionante”, expresó John Ver­gara, cuyo hijo de nueve años, Daniel, tuvo la oportunidad de devolver una calabaza lanzada por el mismo Puig. "He estado entrenandoen la Little League del Noreste durante 14 años aproximadamente, y no ha habido nunca un jugador actual de Dodger, menos una de las estrellas, que haya venido al campo y haya hecho eso".
Al mismo tiempo, Puig es el único jugador en el clubhouse de los Dodgers a quien la prensa no puede acceder todo el tiempo, negándose a dar entrevistas a menos que el personal de PR lo da un empujoncito a él o que su portero, quien también sirve de “supervisor y anfitrión VIP” con SBE Entertainment de Sam Nazarian, le dé la aprobación. Estando frente a un reportero, Puig entrecerrará los ojos, lo cual hará que se vea como el último peso pesado Floyd Patterson o sonreirá con suficiencia, lo cual evocará al cómico Tracy Morgan, y dirá algo como que está muy contento siendo un Dodger. Después de dos meses de negociaciones, logré asegurarme nueve minutos con él en la ruidosa cocina del café Homegirl, en el barrio chino, durante la caravana del servicio comunitario de pretemporada del equipo.  Puig se había quitado sus joyas de oro y se puso una redecilla para prestar ayuda a los pandilleros en recuperación que cocinan allí; estaba interrumpiendo su primera degustación de una barra de limón. Parecía poco probable que revelara algo en esas circunstancias, pero cuando le pregunté sobre sus publicaciones, generalmente tarde por la noche, en Twitter e Instagram en la última temporada, cómo parecía perderse en las batallas de fútbol de los videojuegos hasta altas horas de madrugada, Puig admitió que algunas veces luchaba para conciliar el sueño, que cerrar los ojos lo invitaba a demasiados pensamientos.
Hay un dicho en Cuba, Puig me dijo: “Dormir es cuando te toca a morir”. La frase pierde algo de sentido en la traducción, pero no mucho: La traducción en inglés sería “Sleep is when it’s your turn to die”. “Por eso", continuó en español, “duermo con un ojo abierto”. Estuve tentado de indagar más, de preguntar si la intranquilidad que lo mantenía despierto tenía algo que ver con su fuga, pero estaba muy seguro de que terminaría conmigo si lo hacía. En su lugar, le sugerí que continuáramos con la conversación en el entrenamiento de primavera. Puig aceptó, pero cuando lo vi el mes siguiente en el vestuario en Camelback Ranch, actuó como si nunca nos hubiésemos visto y, durante tres días seguidos, se negó a hablar con conmigo. Al poco tiempo me enteré de algunos detalles que explicarían su cautela.
Aún después de que firmara con los Dodgers, después de que los millones comenzaran a entrar y que se había resguardado en uno de los lofts más nuevos de gran lujo en el centro de Los Ángeles, la fuga de Puig aún lo estaba persiguiendo. Según consta en las actuaciones judiciales y en las entrevistas, los contrabandistas—quienes habían salido con cargos por mora como si el motel de Isla Mujeres fuera un corralón—no paraban de exigirle dinero. Cuando Puig fue rescatado, la mafia fue para cobrar.
Hacia finales del verano de 2012, uno de sus secuaces apareció en Miami, en Olofi Discount & Articulos Religiosos, una tienda de Santería que había abierto Despaigne. Él arrinconó a Despaigne, quien recordó haber tenido una pistola presionándole su hígado, un detalle anatómico curioso pero un boxeador sabe dónde duele. “El hombre…me dijo que le dijera a Puig que si no les pagaba, lo matarían”, Despaigne declaró.
Uno de los contrabandistas también llamó a la madre de Despaigne, Idalia Diaz, quien aún vive en Cuba, en las afueras de Cienfuegos en un barrio en donde los caballos pastan y los hombres sin camisa juegan al dominó en las calles. “Él me pidió la dirección de la familia de Yasiel Puig", dijo Diaz, quien me contó la historia en su sala, con paredes de cemento pintadas de color durazno. “Le dije: 'Mira, no te puedo dar la dirección. No la sé'. Él insistió, “Tienes que decirme dónde vive Yasiel Puig'".
Hay un dicho en Cuba, Puig me dijo: “Dormir es cuando te toca a morir”. La frase pierde algo de sentido en la traducción, pero no mucho: La traducción en inglés sería “Sleep is when it’s your turn to die”. “Por eso", continuó en español, “Duermo con un ojo abierto”.
Ella no entendió la urgencia—Despaigne, sabiendo que su madre se preocuparía, la había mantenido afuera de todo esto —pero las llamadas eran constantes. “Él me dijo: 'Vamos a idarle candela a la casa de Yasiel Puig', dijo Diaz, 'y si no me dices dónde queda, vamos darle candela a la tuya también'".
Esto fue demasiado para Despaigne. Él llamó a Puig y le suplicó que resolviera este lío. En ese entonces, según las actuaciones judiciales, Puig ya le había pagado a Pacheco y a otros tres más de $1.3 millones. Si bien no se puede comprobar esta suma, y el abogado de Puig argumentó que esos detalles no eran más que un "atentado superfluo a la reputación de Yasiel”—Despaigne expresó que las transacciones se negociaron en su presencia. Cuando Despaigne llegó por primera vez a Miami, vivió con Pacheco hasta que Pacheco fue arrestado, aunque no condenado, nuevamente acusado de robo.
En la declaración de Despaigne, él afirmó que Puig le pagó $300,000 a Pacheco, quien formó una sociedad, Service Sport Miami, dos semanas después de que Puig firmara su contrato con los Dodgers. En la declaración también se afirmó que Puig pagó entre $400,000 y $500,000 a Alberto Fariñas, el vicepresidente de 49 años de edad de la compañía de Pacheco T&P Metal, y $600,000 a un abogado de Miami, Marcos Gonzalez. Finalmente Despaigne afirmó que Puig pagó un porcentaje desconocido de su contrato a su representante, lo cual era esperado, y un porcentaje igual a un hombre llamado Gilberto Suarez, que formó la sociedad Miami Sport Management a principios de 2013.
Después de que Despaigne llamó a Puig, Puig supuestamente llamó a Suarez. Despaigne era un pasajero en el automóvil de Suarez durante esa conversación y afirmó haber escuchado mientras Puig le pedía ayuda a Suarez para detener las amenazas. Suarez, según la declaración de Despaigne, le dijo a Puig que no se preocupara: Él haría que se “neutralice” a Leo, el capitán de los contrabandistas.
Lo que pudo haber sido solo una fanfarronada—para impresionar a Puig, o apaciguar a Despaigne—inmediatamente después resultó difícil de descartar. Un mes más tarde, según la declaración, Suarez llamó a Despaigne, para ofrecerle pruebas de que “se había ocupado de los problemas". Al preguntarle qué significaba eso, Suarez le dijo a Despaigne que buscara en Internet el nombre de Leo. Y allí estaba, en un sitio de noticias de México, aunque deletreado fonéticamente: Ejecutan al cubano Yandris León Placía, mafioso buscado por tráfico de ilegales en Cancún.

El 3 de octubre de 2012, en un exclusivo distrito de Cancún, se había encontrado el cuerpo de Leo al costado de la calle acribillado con 13 balas. Cinco de las heridas eran en su espalda, lo cual hizo especular al periódico de Yucatán Quequi que sus asesinos lo habían “venadeado”—un término del argot de la hampa para permitirle a la víctima que corra y pueda ser cazado.
Como Despaigne fue rápido para reconocer, no tiene pruebas de que los financistas tuvieran que ver con el asesinato de Leo. De hecho, él cree que ellos finalmente le pagaron toda la deuda a los contrabandistas. En ese momento, aunque, Despaigne no sabía qué pensar, más que esperar que fuera todo una casualidad de coordinación del tiempo, que Suarez simplemente se había tomado crédito de la noticia. Las autoridades de México al poco tiempo arrestaron a Tomasito, el contrabandista a quien la prensa local llamaba "uno de los autores intelectuales" del asesinato de Leo. Pero Tomasito, acusado solamente por sus delitos de robar embarcaciones, al parecer le dijo a las autoridades que Leo había sido asesinado durante una transacción de drogas por alguien conocido como "La Figura".
Para estar seguro de que este "Leo" era el mismo contrabandista que había tenido cautivo a Puig, le mostré a Despaigne una foto de la escena del crimen que había acompañado a una de las historias. Sabía que la imagen era espantosa, un hombre pulcro en camisa de Aéropostale, sangrando por la comisura de su boca, pero no estaba preparado para la reacción. Despaigne cerró los ojos. Escondió su cabeza entre sus gigantes manos. Tomó un sorbo de ron. “ Coño”, dijo finalmente. “Es tan—tan joven”.

Cuando la temporada 2013 finalizó, después de que el apasionante giro de los Dodgers había desbaratado en los playoff, Ned Colletti citó a un grupo de jugadores, uno a la vez, para conversar en privado. El GM había tratado de resolver qué decir a Puig, alguien cuya historia, según admitiera, resiste una simple prescripción. "Lo que sea que haya pasado y cualesquiera fueren los desafíos y las frustraciones, a menos que hayas pasado por ello", me dijo Colletti, "no creo que podamos entender completamente".
Comenzó felicitándolo a Puig por un año increíble, por atravesar tantas experiencias nuevas, todo a un paso vertiginoso. "Quiero que tengas una excelente vida", le dijo Colletti. "Tú eres alguien que trae mucha alegría a mucha gente". No obstante, según Colletti le recordara a Puig, ya no era un novato, un niño desorientado en la vida. "Has venido a un lugar diferente en tu vida", dijo Colletti. "Quiero que pienses en el futuro. Estar listo. Ser sabio".
Puig asintió con la cabeza. Él intentaba, pero era muy difícil. “Desde dónde vengo”, Puig le dijo a Colletti, “no piensas mucho acerca del futuro”.
En diciembre, la misma semana en que cumplió 23 años, Puig se convirtió en padre (aunque no con Yeny, su amor de Cienfuegos. Su hijo, Diego, tenía solo 20 días de edad cuando policía lo arrestó a Puig mientras volaba por el pantano de Florida, de Miami a Orlando, a 110 mph; Puig llevaba a su madre, quien se había de Cuba para ese momento, para conocer a su nieto. "¿Es tu madre?", se puede oír al policía preguntarle a Puig en una grabación capturada por la cámara del panel. “Oh, demonios, no”.
"Oficial, lo siento", dice Puig, saliendo en pantalones cortos de color rosa fuerte.
"Si no le importa la vida de su propia madre", el policía le preguntó varias veces, "¿que vida le va a importar?"
Al ser dejado solo en la parte trasera del patrullero, Puig vocifera, fuera de cámara, frustrado. Es la voz de alguien que ha viajado lejos pero sigue regresando al mismo lugar. "¿Por qué pingas tienes que manejar tan rápido, Puig?", se grita a sí mismo en español. "Tienes que aprender, compadre".
Había otro problema más para Puig en ese mes: el detorio de su amistad con Yunior Despaigne. Ellos habían superado un abrumador viaje juntos, dos atletas suspendidos cubanos que buscaban un nuevo comienzo, pero ahora Puig era un multimillonario y Despaigne, el nexo entre Miami y Cienfuegos, no podría evitar sentirse abandonado. La tienda de la Santería fue un fracaso. Una noche en el Resort Miccosukee, un casino indio en la periferia de Everglades, Despaigne supuestamente arrebató un ticket de juegos de $300.60 a otro jugador y resultó esposado, también.
Discretamente había comenzado a colaborar con los abogados de Corbacho Daudinot unos meses antes, informándoles detalles que solo alguien cercano a Puig podía saber. Incluso el abogado de Puig admitió que "no es como si el hombre inventara toda la fabulación", pero desestimó a Despaigne como alguien que se colgaba y sobre cuyos motivos "solo podemos especular". Despaigne insistió que no tenía un interés financiero, él es un testigo, no un demandante, y que estaba motivado no por la animosidad pero sí por la reciprocidad, en nombre de aquellos que pagaron por las aspiraciones de Puig.
Después de que Puig se diera cuenta de que Despaigne estaba trabajando contra él, sin embargo, su pelea se volvió vengativa. De regreso en Cuba, un ex compañero de Puig, el lanzador de Elefantes Noelvis Entenza, informó a la seguridad de que había recibido una oferta de desertar. El sospechoso fue el hermano menor de Despaigne, Tito, quien fue arrestado por alentar al lanzador para que "abandonara el país de manera ilegal". Si bien la participación de Puig, en caso de que la hubiera, no era clara, Despaigne reconoció el patrón. Con la ayuda de los abogados de Corbacho Daudinot, se apresuró a redactar la declaración, consciente de que sus fuertes acusaciones avergonzarían a Puig. Fue lo mejor que pudo hacer por Tito, que está enfrentándose a una condena de hasta 12 años en prisión por un delito que es difícil de desentrañar: los daños colaterales de dos gobiernos tenaces, dos evangelios del béisbol enfrentados.
La última vez que hablaron, Puig supuestamente le dijo a Despaigne, "Haz lo que vayas a hacer, pero luego no llores por las consecuencias". Fue una amenaza pero también una advertencia, y quizás una epifanía.
---------------------------
Jesse Katz es escritor y colaborador para Los Ángeles. Su última obra, Freeway Ricky Ross, se publicó en la edición de junio de 2013.


Share/Bookmark

miércoles, febrero 19, 2014

Falleció José Modesto Darcourt

Zurdo de buena curva y veloz recta, coraje por arrobas, ganador de más de 100 partidos con 1 344 ponches. Ese fue José Modesto Darcourt, fallecido ayer a los 55 años de edad víctima de cáncer.
Darcourt participó en 14 Series Nacionales con los equipos Constructores, Industriales y Metropolitanos. A pesar de haber lanzado durante la época del bate de aluminio y la bola viva, su promedio de carreras limpias fue un excelente 2,83, lo que habla de sus facultades como lanzador.
Nacido el 26 de noviembre de 1958 en Centro Habana, José Modesto se retiró a los 32 años, cuando todavía le sobraban facultades para lanzar con acierto. Integró los equipos Cuba al Mundial de Japón-80 y la Copa Intercontinental de Edmonton-81. Uno de sus momentos más recordado en el béisbol fue en el Estadio Latinoamericano, cuan-do con la carrera de la ventaja en segunda por Santiago de Cuba, la primera desocupada, y Orestes Kindelán en el plato, se negó a transferir intencionalmente al toletero indómito, a quien finalmente dominó en roletazo a tercera.
Lleguen a familiares y amigos nuestras condolencias por tan sensible pérdida.
---------------------------
La ultima de una de las pocas entrevistas que se le hicieran al explosivo y carismatico lanzador: http://www.caimanbarbudo.cu/entrevistas/2011/09/un-heraldo-del-beisbol-que-le-toco-vivir/
Por: . 18|9|2011
Con opiniones controversiales —quizás para algunos—, muy dispuesto a decir lo que siente sin temor, José Modesto Darcourt es un heraldo de los no tan viejos tiempos del béisbol que le tocó vivir. Comenzó en 1976 a jugar en nuestras Series Nacionales y se difuminó mucho antes de lo que sus condiciones físicas le hubiesen impuesto. Pitcher zurdo, corajudo, capitalino de la cabeza a los pies, que arrastraba gran cantidad de fanáticos de su curva y su seguridad en el box, defiende y defenderá a los Metropolitanos desde la posición de un atleta que pudo llegar a la cumbre siendo de un equipo tan “utilizado” y desarbolado pero que a él se lo dio todo. Aunque niegue seguir nuestra Serie Nacional, no puede abstenerse del pálpito que su pasión le inspira; por ello, con cierta mezcla de rebeldía e inteligencia —y “dolores” que no esconde en esta entrevista—, perdura como celoso vigía del destino del béisbol cubano.
—¿Qué le pasó a José Modesto Darcourt que desapareció del béisbol, para muchos, antes de tiempo?
—Me decepcioné del béisbol y el inicio fue el año 82. Ese fue un año para mí bestial. Gané doce juegos y perdí solamente dos. Me esforcé al máximo y en vez de ganarme el equipo nacional, casi me gané una cárcel. Yo estuve implicado o casi me implicaron en los sucesos del 82, en esa historia de la venta de juegos. Era el lanzador zurdo de ese equipo y me desaparecieron. A mí, en lo particular, me decepcionó lo que pasó. Cuando se hicieron los Centroamericanos en Cuba ya no participé. Después de ahí no hice más nunca el equipo nacional, aún teniendo buenos resultados. En algunas ocasiones fui yo el culpable porque me busqué sanciones por mi manera de ser. Pero en otras, ni me llevaron a la preselección. Llegué a hablar con el Gallego Fernández, cuando tenía que ver con el béisbol, me senté en su oficina y le planteé la situación y me dijo: “No te preocupes, tú eres un hombre joven, el año que viene puedes hacer el equipo”. Yo tenía 25 años. Eso sucedió cuando un comisionado decidió dejarme fuera, teniendo buenos resultados. Todo aquello fue matándome. El béisbol yo lo jugaba por motivación, para mí era y es lo más grande. Todo lo que tengo, todo lo que soy se lo debo a él, así que lo hago de corazón. Pero me fui vaciando poco a poco. Falleció mi padre también, que era un incentivo dentro de mi carrera, porque siempre me estaba motivando. Por eso cuando regresé en el 89 del campeonato de Rotterdam en Holanda, dije que no jugaba más. En ese año integro el equipo Industriales, pero no jugué, estuve en plantilla y lo que tiré fueron dos o tres innings, ya yo no quería jugar.
—¿De dónde eres? ¿Cuándo empiezas a jugar béisbol?
—Nací en Centro Habana, en lo que es el Barrio Chino. A los tres años, cuando el Plan Pastorita, le dieron un apartamento a mis padres y a partir de esa edad comencé a vivir en La Habana del Este. Soy de La Habana del Este. Desde los tres años jugaba pelota. Siempre me gustó, por encima de todo. Para mí la pelota era desayuno, almuerzo y comida. Cuando mi mamá quería encontrarme preguntaba dónde estaban jugando pelota y dónde a ella le decían, sabía me podía encontrar.
—¿Qué jugabas de pequeño?
De todo. A mí me gustaba mucho batear, pero el lanzar me atraía, porque es un arte, es un gran arte. Yo digo que el lanzador es como el pintor, que hace un cuadro y empieza por pinceladas y después lo termina. El lanzar es lo mismo, vas pensando cómo trabajar al bateador para lograr un objetivo. El final del pintor es el cuadro, el del lanzador es el out, es el ponche, es el juego ganado. Por eso digo que es un arte.
—Mirando atrás, ¿cuál crees que haya sido tu fortaleza y tu debilidad como pitcher?
—Mi fortaleza siempre fue saber imponerme, sacar un poco el extra cuando se necesitaba. Y mi debilidad fue la disciplina.
—¿Eras indisciplinado?
—Era muy indisciplinado, esa fue mi debilidad. ¿Por qué? Porque… bueno, las indisciplinas mías de antes, hoy no son indisciplinas.
—Por ejemplo…
—Por ejemplo, no estar en un albergue porque un director quiere que tú estés y te vas a ver a tu familia o a estar con un amigo. Eso provocaba que te sacaran de una preselección. Hoy se van y no pasa nada, incluso a veces se demoran en llegar a los concentrados. Antes eso era una indisciplina grave, hoy no.
—¿Entonces crees que se ha resquebrajado la disciplina?
—No sé si se ha resquebrajado la disciplina o es que ya vemos las cosas con diferente óptica, porque en la vida real no hay necesidad de estar seis meses encerrado en un albergue. Tenemos familia y nos debemos a ella. Seis meses jugando pelota y dos meses después encerrado en un albergue, en un concentrado. No hay necesidad. Cuando uno quiere puede dormir en su casa y es capaz de disciplinarse, de no cometer errores y de saber llevar la vida correctamente. Todo está en la conciencia que se haga el atleta.
—¿Cuáles fueron tus habilidades como pitcher, qué lanzamiento dominabas más?
—Yo tenía una buena recta, pero tenía una gran curva, una curva difícil de batear —eso lo decían los bateadores—. Además, saber mezclar y combinar. Podía tirar cambio y un slider, por ejemplo. A la curva le puse “lanzamiento en veda”. Todo el mundo ahora tira slider, tenedor, cambio y recta. ¿Y la curva? Dicen: “No, porque te lesiona el brazo”. ¿Y el tenedor no lo lesiona? Todos los lanzamientos lesionan el brazo si tú no te preparas, hasta una recta. El pitcher que tenga buena curva, gana y te lo demuestra los dos lanzadores zurdos que este año tuvieron buenos resultados. El de la capital y el de Pinar. Fueron ganadores. Pero ese lanzamiento está en extinción total.
—¿Estudiabas a los bateadores?
—Los memorizaba mucho y trataba de no cometer el mismo error con ellos de quizás las primeras veces Claro, hay bateadores que vienen en una noche perfecta y por mucho que tratas, no puedes. Yo tenía el caso de Pedro Jova, que era un bateador que me conectaba con facilidad; pero, por lo general yo era una persona que analizaba mucho a los bateadores y tenía buena memoria en cuanto a lo que ellos hacían y trataba de prepararlos para lograr el out. Yo tenía un entrenador de pitcheo, Andrés Ayón, que me decía: “Se pitchea para sacar out, pero cuando se tiene al bateador en dos strikes, ese tiene que ser el poncha’o porque ese es tu out y esos son los números tuyos”.
—De ahí que aparezcas entre los primeros en los récords. Fue una estrategia junto a tus condiciones y tu talento…

—Está mal decirlo, pero fui el segundo lanzador zurdo de por vida en llegar a cien victorias. El primero fue Santiago “Changa” Mederos. Fui el segundo zurdo en alcanzar los mil ponches. Es decir, en todos los récords que pudo tener Santiago, yo los superé y después vinieron los demás y me superaron a mí. Pero tuve la dicha de que Santiago casi pronosticara eso. Yo era muchacho, estaba en las categorías infantiles, y en juego en el Latino, mi papá —que era el anotador de estadio durante treinta años, Gerardo Modesto Darcourt— nos presentó: “Mira, Santiago, mi hijo. Es zurdo igual que tú y pitchea”. Y Santiago le dijo: “Bueno, ojalá sea mi relevo”. Y se cumplió.
—¿Puedes mencionar los momentos más felices de tu carrera, los momentos de gloria?
—Recuerdo las cien victorias en el Latino contra Camagüey. Y los mil ponchaos también en ese estadio. El poncha’o número mil fue Alcides Masó y el primer poncha’o de mi carrera fue Antonio Muñoz. Coincidentemente los dos bateadores, el uno y el mil, empiezan con A los nombres y con M los apellidos. Y ese día, el de los mil, yo no quería ni lanzar porque tenía fiebre pero Chávez me dijo: “No, no, tienes que lanzar”.
—¿Era Chávez en ese momento tu director?
—Chávez fue mi gran director. Yo digo que gracias a él yo fui un gran lanzador porque siempre confió en mí, desde que llegué de novato. En Constructores perdía siete juegos y había ganado solo uno y siempre me mantuvo en la rotación como pitcher abridor. Ese primer año mío, 1976, yo perdí varios juegos.
—¿Cuál es la camiseta que más ha amado?
—Los Metro. Yo no dejo de reconocer la grandeza de Industriales, como he dicho, “Industriales es el béisbol”. Hay gente que a lo mejor no entiende cuando yo digo eso, pero fíjate que Industriales es el béisbol que cuando Industriales no está en los momentos finales, no se comenta de pelota, no se comenta de los play-off, no se comenta de nada. La vida pasa serena. No sé si será que nuestra capital es tan cosmopolita, que hay de todos los lugares, de Oriente, de Pinar, Camagüey, y siempre tiene un industrialista con quien discutir. Para mí Industriales es el béisbol, un equipo muy grande, una camiseta que pesa mucho, muchísimo, porque es una gran responsabilidad representar a ese equipo; pero Metro tiene todos mis números, todos mis récords, mi inclusión en el equipo nacional. Yo llegué al equipo nacional siendo Metro, no siendo Industriales. Y para mí es un orgullo. Yo soy un defensor de Metro total y estoy a favor de que no le quiten más peloteros, que le dejen hacerse a los peloteros.
—¿Recuerdas aquella serie 81-82? Metropolitanos tenía un gran equipo y estuvo discutiendo el campeonato…
—En el 82 Metro se robó la afición, incluso la de Industriales. A los Industriales no lo iban a ver ya y Metro llenaba el estadio, pero se jugaba de otra manera. Yo siempre he dicho y, de hecho, está reflejado en el documental de los Metropolitanos que yo nunca, nunca, en mis años de pelotero vi tanta unidad en un equipo como en el Metropolitanos de esa serie (1981-1982), porque éramos una familia realmente, nos cuidábamos. Un equipo que de la nada llegó a ser grandísimo. Nos unimos tanto, que todo el mundo alaba parejo, cada cual sabía la función que tenía que desempeñar y se sacrificaba por hacerlo. Nos llevábamos como hermanos todos, nos preocupábamos por la familia, el problema de cada cual, las necesidades y así fue creciendo ese equipo, de cero a lo máximo. Yo creo que el béisbol ahora no se juega igual, no se siente igual, que no se defiende la camiseta como se defendía antes. Los comentaristas dicen que no. Los atletas, los que estamos dentro, los que vivimos el béisbol anterior, decimos que no se juega igual.
—¿A qué le atribuyes eso que ves está sucediendo?
—Tengo una idea. Yo veo el béisbol ahora con otro concepto. Lo que veo yo, no es que sea la realidad, es mi opinión. Muchos atletas hoy juegan buscando interés, tratando de obtener bienestar, el carro, la casa, el dinero que le dan cuando salen del país, que es bastante; antes salíamos y no nos daban, a veces algo. Es una cosa que me hiere, porque se han olvidado de nosotros. Hoy hay atletas que nada más que han hecho un equipo nacional y ya le dieron un carro y una casa y no tienen un número, no tienen un récord, no tienen nada. A veces le estamos dando al atleta las condiciones —como lo miro yo— para que no deserten y después que se lo damos, se van. ¿Qué estamos haciendo? ¿Y nosotros, los que hicimos la historia del béisbol revolucionario? Ya ves, yo no tengo auto. Estuve yendo todos los lunes y jueves al Poder Popular durante ocho años, para que me cambiaran el apartamento por esta casa que aún no se ha terminado después de cinco años. Mira, Santiago “Changa” Mederos, se murió en un accidente en un auto de un amigo que le hizo el favor de darle una botella, pero no tenía auto. Los atletas cubanos, sobre todo los del béisbol, somos o fuimos potenciales millonarios. A ningún pelotero cubano lo firman por miles, a todos lo firman por millones. Nosotros antes jugábamos béisbol y sabíamos que no nos iban a dar el carro, ni la casa. Jugábamos béisbol. Hoy jugamos béisbol —sin ofender a nadie— pensando en que si doy un jonrón contra los Estados Unidos, me van a dar un carro. Cheíto se cansó de dar jonrones, Muñoz se cansó de dar jonrones. Yo me acuerdo que en el Mundial del 80, estábamos Muñoz y yo en el lobby del hotel sentados y vinieron los peloteros de Puerto Rico y le preguntaron: “Muñoz, y qué carro tú tienes”. Y a él se le encendió la chispa y le dijo: “No, no, yo no tengo carro, yo no sé manejar y cuando viene a ver me mato”. Cuando se fueron los puertorriqueños me dijo: “Darcourt, qué clase de pena”. Antonio Muñoz sin carro, cansado de dar jonrones internacionalmente. Son cuestiones materiales que cuando jugábamos no pensamos en ello. Y hoy vamos pensando más en lo material que en la espiritualidad del deporte, en vez de sentir que estoy jugando porque tengo que jugar, no me importa lo que me vayan a dar. Ese es mi concepto.
—¿Cuáles fueron tus peloteros favoritos?
Yo era fanático de Anglada, admirador de Urquiola, Casanova, Capiró, Marquetti. En sentido general, el béisbol cubano ha sido tan grande que estoy mencionando algunos por mencionar, porque hay muchos.
—Y especialmente, ¿de los lanzadores?
Santiago “Changa” Mederos y Vinent. Para mí el más grande de todos los pitchers cubanos es Braudilio Vinent. Desde el año 70 hasta que se retiró no hay un campeonato que Cuba no ganara que él no fuera el autor principal. Nacionalmente un hombre que todo el mundo respetaba, para mí el más grande de todos.
—¿Tienes añoranzas por el béisbol?
—Yo extraño el béisbol, extraño el terreno. Pero lo extraño si fuese a volver a jugar. He tenido la posibilidad de trabajar en la Academia de Béisbol, pero entonces todos los lanzadores son licenciados y cuando vas a dar consejos, ellos te quieren enseñar a ti y se hace difícil. Prefiero enseñar a niños, como lo hago, que siempre están a la caza de lo que tú le puedas mostrar. A los grandes, por ejemplo, le dices, levanta el pie, y ellos que no porque la biomecánica… ¿Y los resultados? Antes pinchábamos cada cuatro días, libre de lanzamientos y durábamos quince años y más. Y hoy, cada siete días, ciento veinte lanzamientos y no llegan a diez años. Mejor alimentación, mejor transporte, toda la ciencia a favor del desarrollo físico y mental de los atletas y entonces, ¿qué pasa?
—¿Qué hace actualmente José Modesto Darcourt?
 
—Trabajo en El Picadero, un centro deportivo en Alamar, con muchachos. Soy entrenador de pitcheo de la primera categoría. Terminamos la provincial ahora y quedamos campeones. Habana del Este fue el campeón. Estoy esperando que aparezca un día algún país que necesite un entrenador de pitcheo, porque en veinte años ningún país me ha necesitado. La Comisión Nacional de Béisbol nunca me ha mandado, pero vamos a decir que son los países que no necesitan un entrenador de pitcheo como yo.
—¿Cuándo te retiraste oficialmente?
—Dejé de jugar desde 1989, como dije anteriormente, pero me retiré oficialmente en el año 1994. Estaba lloviendo, en una Selectiva, Habana–Santiago de Cuba. Ninguno de los dos equipos estaba discutiendo el campeonato. Me dieron una cosa que anda por allá arriba, que ya está negra. El retiro debe ser como fue para Marquetti, que dijo: “No voy a jugar más”, y en todos los estadios a que fue ese año (1987) —pues era parte del equipo— le hicieron un homenaje. Cuando se terminó la Serie Nacional, ya Marquetti estaba retirado.
—Al Latinoamericano iban muchos aficionados a verte pitchear. Cuando Darcourt pitcheaba casi siempre había victoria esperada, se diese o no. Tenías muchos seguidores…
—Tengo esa satisfacción aún después de veinte años retirado, todavía los aficionados se me acercan y me dicen: “Tú fuiste grande”; “Tú eras de los grandes”. Algunos que tienen niños pequeños cuando me ven le hablan a sus hijos: “Mira, este sí, era uno de los pitcher grandes de Cuba, un zurdo guapo”. Y siempre lo que hice en el terreno lo hice por motivación, no buscando público ni fanáticos, lo hice porque lo sentía. Si daba un salto, lo daba, si buscaba un fly era porque me gustaba hacerlo. Nunca buscando la fanaticada. Era mi manera de jugar el béisbol.
—¿Sigues el béisbol actualmente?
—No.
—¿No te interesa la pelota?
—En nada.
—¿Y a pesar de eso, tienes algún lanzador favorito que hayas visto?
—Desde mi punto de vista, el único lanzador que veo con grandeza es Norge Luis Vera. Ese es un pitcher. Sabe pitchear, los demás, para mí, tiran. ¿Cómo es posible que a lanzadores con más de noventa y cinco millas les cueste trabajo ganar un juego? Bate de madera, pelotas buenas, con buen agarre para el lanzador, la fuerza bastante dispersada en todos los equipos y se les hace difícil ganar un juego. Yo creo que muchos lanzadores de antes, si hubieran cogido el béisbol este, hubieran ganado más de veinte juegos por serie.
—Vives en Cojímar, ¿te gusta este lugar?
—Oh, este lugar es lo máximo, lo máximo.
—¿Te sientes feliz en este pueblo?
—Sí, sobre todo porque ando como me gusta, en chancletas, short y sin camisa. Soy el cojimero Darcourt. Fíjate que ya he ido a pescar y he pescado. Los pescadores me han invitado…
—Entonces, ese es el encanto de Cojímar…
—No, y sus personas también. Es un lugar muy pescador. La gente aquí es muy amable, muy de pueblo.
—¿Y la familia? Háblame de la familia.
—Tengo tres hijos. Uno de 28, otro de 24 y uno de 3. Adonis, el mayor; Adán, el del medio y Atila, el más pequeño. Y mi esposa, María Antonia, que es aeromoza y llevamos veinte años casados, aguantándome.
—¿Necesitabas hablar de béisbol?
Ya te digo, el béisbol es mi vida, pero me siento herido. Realmente me siento inconforme, por mí, por lo que han hecho conmigo, y por ver cómo lo juegan hoy. Por esa dos cosas. Hoy los que dirigen, lo hacen a su manera, nos obvian para dar los “verdaderos criterios”. Cuando yo era atleta tenía un cartelito de indisciplinado, y hoy parece que el cartel sigue y no sé si a la indisciplina se le llama decir verdades. Si es así, soy indisciplinado y bastante. Las verdades duelen pero hay que decirlas y cuando la empecemos a decir, el béisbol se arregla. Mientras sigamos diciendo mentiras, el béisbol va a ir para abajo y va a llegar un momento en que si somos el décimo lugar, vamos a estar bien. Nosotros andábamos por el mundo enseñando y hoy tienen que venir peloteros de Japón, que tantos nos llamaron para que les enseñaran, para darnos clínicas de bateo, de pitcheo, de fildeo. No entiendo, si deberíamos seguir estando en la cumbre, si llevamos más años de practicar este deporte. ¿Qué pasa? Lo que estaba hablando: del interés, de cómo se juega. El béisbol se juega muy personal. Dejamos atletas que se merecen estar en el equipo nacional por atletas que ya están establecidos. Tienen y deben estar los que tienen buenos resultados. Porque, ¿cuándo los vas a premiar? Nosotros, los veteranos, no vamos a hacer nada que no sea mantener esto. Pero dennos lo que nos merecemos, atiéndanos, para orgullo del país, para orgullo nuestro y del pueblo. Quisiera que me traten como lo que soy, como lo que representé, no que me tiren al rincón. Veo a la gente para aquí, para allá, y Darcourt en su casa. Yo aún no estoy muerto.


Share/Bookmark

martes, febrero 18, 2014

Cuba: Pelotero de Matanzas agrede con el bate al pitcher de Villa Clara

Joel García

Share/Bookmark

sábado, febrero 08, 2014

Antonio Castro believes Cuban baseball must sever ties with political past

ESPN
Team Cuba
Robert Galbraith/Reuters/LandovCastro believes the future of Cuban baseball relies on severing ties with the country's political past.

en espanol:  aqui >>

 ANTONIO "TONY" CASTRO is quick to point out that he is a man without a title. One of nine confirmed children of Fidel, the Cuban revolutionary and former president, he holds no official government office and treads lightly on the Castro name. A practicing orthopedic surgeon in Havana, Castro, 43, typically responds to political questions about his father by politely steering the conversation in a different direction -- usually to baseball. As a vice president of the International Baseball Federation, a position he has held since 2009, Castro has been a fierce and outspoken proponent of a distinctly antisocialist concept: Cuban players' right to play professionally, earning money both in Cuba and abroad. At home, he uses what clout he has to grease the wheels of a hard-line sports bureaucracy that oversees the Cuban national team, which is facing financial hardship, equipment shortages and a rising number of player defections. And there are signs that his voice is being heard. In the fall, the Council of Ministers, which is headed by Castro's uncle Raul, approved a new rule that allows Cuban baseball players to play in professional leagues outside Cuba and earn a salary. The move is widely seen as the start of Cuba's opening its doors to the rest of the world. Yet because of the U.S. economic embargo, the new rule does not yet fulfill Tony's dream of seeing Cubans in the major leagues without defecting. During a candid interview in September at the historic Hotel Nacional in Havana, Castro explained why he'll continue to push for closer ties with Major League Baseball.

Why is baseball so important to the people of Cuba?
In Cuba, when you speak about baseball, baseball is not a sport. It's a culture. When the boy is born, the father's gift is the bat and the ball. Through baseball, we teach our children everything about life. We can show our children how to win, lose, respect other people and work in groups.
What are the challenges for baseball in Cuba right now?
A lot, a lot. The economic problems for sure, because we need bats, we need gloves, we need balls, we need everything. We have players going to play and win millions of dollars [in America]. I mean, you have a player who can go from playing on a high-caliber team here in Cuba, where you can't even get bats ... to the next day making millions playing for the Yankees or the Dodgers or any other major league team. We've lost a lot of ballplayers. I think that we have to work, not only on the Cuban side but on the side of the United States as well, in Major League Baseball, to -- try to find a realistic solution to this problem.
Last season there were 21 Cuban-born players in MLB, including Dodgers rookie star Yasiel Puig and A's home run derby champ Yoenis Cespedes. Most recently, in October, the Chicago White Sox signed Cuban defector Jose Abreu to a $68 million deal. But the real problem, as Castro sees it, isn't that they've joined the major leagues; he insists he wants to see Cubans playing at the highest level. Rather, it's that those players are not allowed to return home to play for the Cuban national team.
What do you want to see happen in the future?
I think we have to look for a solution to this now. The fans don't have to keep losing out on seeing their ballplayers here, or for them to go and play in other leagues and then not be able to come back and play with the Cuban national team. I think our ballplayers who trained here earned the right to go play in other leagues and measure themselves against a higher level. They should be able to do it -- without fear -- and come back and play with their national team. And then in one way or another also play in the leagues here in Cuba. Then no one loses. And they don't have to be separated from their family, from their friends.
Since 1960, when the U.S. imposed an economic embargo on Cuba, players on the island have been forbidden from playing professionally in America; also because of the embargo, MLB forbids teams from hiring Cuban citizens. So if a player leaves Cuba to play in the U.S., MLB requires that player to defect, thus renouncing his Cuban citizenship. As of January 2013, a new Cuban law has lightened the restrictions on returning to the island.
Fidel Castro
Desmond Boylan/Reuters/LandovCastro is quick to avoid questions about his father, Fidel, and how the former president views the recent rule changes.
What scenario do you see in terms of salary? If a player wants to sign with a team for several million dollars, would there be some sort of requirement that some of that money go to the Cuban government?
The way I feel, in the future the money is for the players. The most important thing is the player's money, and they decide to do with this money what they want to do. I don't see this as a problem, no.
If baseball players are allowed to make millions and bring that back to Cuba, doesn't that contradict the idea of socialism -- that there aren't supposed to be millionaires?
I don't see the problem with that because now in Cuba we have artists and musicians who travel outside and bring their money back here. Maybe not millions, but in life, you have a social difference. Let me tell you, the baseball players here in Cuba, all the people love them. If one player comes with millions, everybody loves this guy for sure because the baseball in Cuba is different. The most important [thing] for people is not the millions. The most important [thing] for the Cuban people, for the fanatics, is to see this guy play at the highest level.
The average wage in Cuba is about $20 a month. Under the new rule, in addition to what they make playing abroad, top athletes could earn from $40 to $200 a month playing for Cuba. There are new incentives for the teams as well, with the national championship team earning a $2,700 bonus (not including individual player bonuses). While this sort of pay-for-play system might seem commonplace, it's a capitalist incentive -- and Cuba is still technically a country ruled by communism, a structure under which the government is supposed to treat and pay everyone equally and private enterprise is banned. Baseball isn't the only area in which the government is backing off its socialist principles. Recently, artists and entertainers have also been allowed to work abroad.
Have you approached MLB about letting Cuban players come back and play for the Cuban national team in the offseason?
We need to discuss this, because the rules are the rules. U.S. law impedes the Cuban ballplayers from playing in the big leagues without breaking with their country. That is, they have to break ties with Cuba. They have to become, whether they want to or not, defectors. Because they say that the money that a ballplayer earns could benefit Havana. That's a crazy idea, isn't it? I think Cuba has to budge. Cuba has to do things. Also on the side of Major League Baseball, we need to sit down together and talk about this openly, to search for a realistic solution to this issue.
Because of his role as a VP for the International Baseball Federation, Castro has been able to develop relationships with MLB and USA Baseball officials. Castro says he's been to New York and sat in the offices of MLB and talked about the issue of Cuban players in the majors. MLB officials -- who won't say anything on the record about Cuba -- clearly have an interest in Cuban players but insist there isn't much they can do while the embargo is still in place.
What would it mean to Cubans to see players like Puig and Cespedes playing in the World Baseball Classic?
Oh, it's amazing. If you walk through the streets and ask everybody, the people for sure will tell you it's a dream. They want to see these players play a game with the Cuban national team. And you know the problem exists and [Cuba and MLB] need to resolve this. The question is, why not? Why don't we find the solution? The only thing we need is the will to do that. For sure we can find a solution, but we need to work together -- everybody.

Share/Bookmark

viernes, febrero 07, 2014

Cargados de pacotilla regresan del desastre de la Serie del Caribe

Martí Noticias

Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

"Hablame"

"EN TIEMPOS DIFÍCILES" - Heberto Padilla

A aquel hombre le pidieron su tiempo

para que lo juntara al tiempo de la Historia.

Le pidieron las manos,

porque para una época difícil

nada hay mejor que un par de buenas manos.

Le pidieron los ojos

que alguna vez tuvieron lágrimas

para que contemplara el lado claro

(especialmente el lado claro de la vida)

porque para el horror basta un ojo de asombro.

Le pidieron sus labios

resecos y cuarteados para afirmar,

para erigir, con cada afirmación, un sueño

(el-alto-sueño);

le pidieron las piernas

duras y nudosas

(sus viejas piernas andariegas),

porque en tiempos difíciles

¿algo hay mejor que un par de piernas

para la construcción o la trinchera?

Le pidieron el bosque que lo nutrió de niño,

con su árbol obediente.

Le pidieron el pecho, el corazón, los hombros.

Le dijeron

que eso era estrictamente necesario.

Le explicaron después

que toda esta donación resultaria inútil.

sin entregar la lengua,

porque en tiempos difíciles

nada es tan útil para atajar el odio o la mentira.

Y finalmente le rogaron

que, por favor, echase a andar,

porque en tiempos difíciles

esta es, sin duda, la prueba decisiva.

Los Aldeanos: "El Socialismo en Tiempos del Colera: Toda Una Nación"

Etiquetas

"Reflexiones" de Fidel (17) 1984 (1) 2010 (8) 2011 (7) 2012 (11) 2013 (22) 2014 (4) 3-D (21) 4-D (1) 911 (42) aberraciones (1) aborigenes (2) Aborto (9) Abuso (3) Abuso infantil (5) Abuso Sexual (4) academia (43) academia cubana (158) Accidentes (137) activismo politico (9) activismo social (1) activista digital (3) actor Cuba (7) actrices (12) actrices cubanas (10) Actualidad (2) Acueductos y alcantarillados (10) Acuerdos militares (1) Adan Chavez (3) Adeiny Hechavarria (1) adn (4) Aduana (3) aeropuertos (2) Afectaciones (3) Afganistan (129) Afganistan-EEUU (11) Africa (19) Agencia de Seguridad Nacional (12) Agencias de noticias (2) agenda 21 (2) Agenda de Raul (30) Agentes (24) Agentes cubanos en el exterior (92) agentes de influencia (24) agentes en el exterior (9) Agitadores (1) Agricultura (135) agua (2) Agua potable (21) Ahmadinejad (9) Ahmadineyad (4) Ai Weiwei (3) Ai Weiwie (2) ajedrez (11) Al Gore (1) al jazeera (16) Al Qaeda (145) Al Yazira (1) alan gross (133) Alarcon (13) Alaska (4) ALBA (69) albania (4) Albert Camus (1) ALCA (1) Alcholismo (6) Alcibiades Hidalgo (3) alcoholismo (15) Alejandro Armengol (3) Alejandro Castro Espin (13) Alemania (58) alex jones (77) alexei ramirez (1) alexis cuba (1) alexis vila (9) alfa 66 (1) alfredo guevara (3) Alfredo Pong (70) algeria (5) Aliados (3) Alimentacion (87) Alimentos (225) alina fernandez (7) Alinsky (2) Allende (9) Alvarez Guedes (2) alvaro vargas llosa (1) alz (1) Alzados (2) alzheimer (5) amaury gutierrez (1) amazonas (2) ameh (1) Amenazas (1) America (11) America Latina (15) american dream (1) Amistad (1) Amnistia (1) Amnistia Internacional (11) amor (4) Ana Belen Montes (8) Ana Frank (1) Analisis economico (110) Analisis politico (217) analisis social (19) anarquismo (6) ancianos (27) andre malraux (1) andrei sajarov (3) Andrew Breitbart (4) Andy Garcia (3) Angel Castro (4) Angel Santiesteban (10) Angela Merkel (7) Angelina Jolie (6) Angola (12) Animales (197) anita ekberg (1) anna chapman (8) Anonymous (6) ANPP (7) Antartica (5) Antenas (2) anticapitalismo (2) Anticastrismo (58) antichavistas (1) antigravity (1) Antiguedades (4) Antimotines (1) antisemitismo (2) Antonio Castro (5) Antonio Rodiles (24) antrax (2) Antropologia (27) Antunez (85) Apertura (1) apple (3) Arabe (6) Arabia Saudita (34) Archivo Cuba (2) argelia (8) Argentina (32) Arianna Huffington (1) Ariel Sigler Amaya (5) Armamentismo (16) Armando Lago (1) Armas (244) armas biologicas (1) armas de destruccion masivas (5) armas laser (6) armas nucleares (182) armas quimicas (8) Armenia (1) Aroldis Chapman (14) arqueologia (10) Arquitectura (12) Arquitectura cubana (23) arroz (3) arte (72) arte cubano (37) Arte. Cuba (11) Artico (13) artistas cubanos (23) Artistas y Escritores cubanos (28) Arturo Lopez-Levi (7) Asamblea Nacional (43) Asesinatos (54) Asignacion (1) asilo (3) asistencia social (1) Asteroides (7) astrobiologia (11) Astrofisica (27) Astronautica (123) Astronomia (100) Ataque cibernetico (29) atares (1) ateistas (1) Atentado (4) Aung San Suu Kyi (11) Australia (26) austria (2) Autismo (8) Autos (98) Aviacion (218) Aviones cubanos (8) Awareness (1) Ayuda a las victimas (37) ayuda externa (3) Azerbaijan (4) Azucar (18) bacardi. Cuba (3) bahamas (11) bahrein (20) ballet (1) Ballet Cubano (22) Balseros (102) bancarrota (6) Banco Mundial (11) Bancos (95) bandas juveniles (5) bangladesh (4) Barack Obama (1323) Barbarroja (4) barcos (51) barhein (3) barquin (1) Barthelemy (1) Bashar al Assad (8) Bashar Assad (2) Batista (4) BBC (5) belarus (5) belgica (10) belice (1) bellator (41) bellator. hector lompard (1) Benemelis (8) Benjamin Netanyahu (3) Benoit Mandelbrot (2) berlusconi (3) Berta Soler (35) bielorusia (5) bienestar (1) Bieolorusia (4) bilderberg (8) Bill Clinton (13) Bill Gates (5) Bill O'Reilly (84) bimillonarios (6) Biocombustibles (3) Bioetica (1) biologia (2) bionica (3) Biotecnologia (13) Bioterrorismo (6) birmania (10) Bitcoin (11) black (6) Black Power (23) blogguer (15) Blogoestroika (8) Blogs (59) Blogs cubanos (317) Blogs ranking (4) Blogs-premios (5) bloguer (5) Bloqueo (8) Bloqueo interno (2) bob dylan (3) bob marley (2) Bob Menendez (1) bobby fisher (3) Bodega cubana (1) body language (1) boing boing (2) Bolivia (38) bolsa (23) bonzo (1) bosnia (3) Boxeadores cubanos (190) Boxeo (175) Boxeo cubano (164) Bradley Manning (10) Brasil (71) Brian Latell (6) brigada 2506 (11) Bruno Rodriquez (2) Budismo (1) bulgaria (6) Burma (1) Buro Politico (1) burocracia (3) CaCastrismo (1) Cachao Lopez (1) Cadecas (4) Calle 13 (1) Cambio climatico (63) Cambio de sexo (11) Cambios (55) cambodia (3) Camerun (1) Camilo Cienfuegos (6) Campesinos (26) Canada (526) Canada-China (5) canal de suez (2) Canarias (9) cancer (55) candada (1) Candidatos a la Presidencia (2) canibalismo (1) cannes (1) cantantes (9) cantantes cubanos (12) Caos (13) capital (1) Capitalismo (11) Carceles (67) Carceles cubanas (162) Cardenal Bertone (2) Carl Sagan (2) Carlos Alberto Montaner (51) Carlos Marx (9) Carlos Otero (4) Carlos Saladrigas (13) carlos salim (1) carlos varela (3) Carmelo Mesa-Lago (10) Carnavales (1) Carne (1) carter (22) Casa Blanca (32) Casa de Fidel (16) casinos (3) caso uci (6) Castillo del Morro (1) Castrismo (451) casualidades (4) Catastrofismo (14) Cato Institute (2) Causa 1 (6) Causas de su enfermedad (2) Cayo Coco (1) CEA (6) Ceasescu (5) Celac (51) Celebridades (214) celia cruz (1) Celia Hart (2) celulares (11) Celulas madres (8) Censura (37) Censura en internet (146) central nuclear (8) Centro de estudios de la inteligencia cubana (3) cerebro (52) certificado de nacimiento (13) chantaje (6) Chavez (520) chavismo (35) Che Guevara (71) Chechenia (9) Chelsea Clinton (1) Chernobil (19) Chicago's boys (1) Chile (73) China (469) China ejercito (2) China-Tibet (19) Chinos (2) Chipre (5) Chismes (1) Chivatos (8) chocolate (1) Choteo (5) Chris Simmons (65) Christmas (1) Chuck Hagel (15) CIA (147) ciber espionaje (31) Ciberactivismo (14) Ciberataques (44) cibersecurity (45) Ciencia (49) ciencia-ficcion (1) Ciencias (316) Ciencias y Politica (20) cine (162) Cine Cubano (148) circulacion monetaria (5) Cirque du Soleil (1) ciudadanos (3) ciudades (15) Clase Media (2) Clases sociales (4) Claudia Cadelo (7) Clima (23) cnn (16) coalicion (5) Cobalto (1) coca (2) cocacola (2) Cocaina (6) cocina (2) colaboracionistas (26) Colaboradores y agentes en el exterior (316) Colaborares y agentes en el exterior (31) Colin Powel (3) Colombia (81) Combustibles (5) comercio (4) Comercio Exterior (27) comercio internacional (23) comercio sexual (7) Comida cubana (3) competitividad (6) complejidad (2) Computacion (31) computadoras (19) comunicacion (5) Comunismo (81) comunistas (49) conceptos (1) condicion humana (4) Condoleezza Rice (1) conducta humana (39) Conflicto (1) Conflicto Colombia-Venezuela (5) conflicto colombia-venezuela-ecuador (21) conflicto cuba-estados unidos (19) Congo (2) consecuencias (1) Consejo de Estado (3) Conservadores (12) Conspiracion (449) conspiranoia (36) constitucion (27) Construccion (46) consules cubano (1) Consumo (2) Contaminacion ambiental (62) Contrabando (5) Contrainteligencia (98) contrarrevolucion (1) contraterrorismo (4) Control de Armas (64) Control Social (33) cookies (1) cooperacion economica (1) cooperativas (11) Coraje (2) Corea (6) Corea del Norte (217) Corea del Norte - Corea del Sur (2) Corea del Norte-Cuba (37) Corea del Norte-EEUU (32) Corea del Sur (38) Corporacion Cubana (1) corporaciones (8) Correa (21) Corrupcion (334) costa de marfil (5) costa de oro (1) Costa Rica (6) Costo de Vida (2) creatividad (3) Creditos (23) crimen organizado (1) Crimenes (105) Criminales (29) Criminales en Cuba (19) Crisis (17) Crisis de Octubre (35) Crisis economica (152) Crisis financiera (276) Crisis mundial (37) crisis politica (8) Cristina Fernández de Kirchner (2) critica social (2) Criticas (1) croacia (2) Cruceros (5) Cub (2) Cuba (8058) Cuba - Remesas de dinero (34) Cuba Ante Todo (1) Cuba crisis (65) cuba economia (18) Cuba ideologia (5) Cuba Independiente (1) Cuba politica (9) Cuba turismo (142) Cuba-Agricultura (52) Cuba-Argentina (8) cuba-biotecnologia (6) cuba-brasil (77) Cuba-Canada (163) cuba-china (46) Cuba-Colombia (15) Cuba-Corea del Sur (2) Cuba-demografia (14) Cuba-Deportes (18) cuba-ecologia (27) Cuba-Economia (8) Cuba-Educacion (16) Cuba-empleo y desempleo (59) cuba-es (1) Cuba-España (197) Cuba-Estados Unidos (1501) Cuba-Estados Unidos-Canada (14) Cuba-Estados Unidos-Rusia (16) Cuba-Estados Unidos-Union Europea (6) cuba-estados unidos-union sovietica (11) Cuba-eta (8) Cuba-Etiopia (3) Cuba-Exportaciones (22) Cuba-Farc (13) Cuba-Google (6) cuba-holanda (5) Cuba-Ideologia (4) Cuba-India (6) cuba-inglaterra (8) Cuba-internet (92) Cuba-Iran (14) Cuba-Iso (1) Cuba-Medicina (66) Cuba-Medio Oriente (5) Cuba-Mexico (32) Cuba-narcotrafico (13) Cuba-Obama (23) cuba-onu (63) Cuba-Opinion publica (1) Cuba-Prensa-Ideologia (16) Cuba-Qatar (2) Cuba-reformas (31) Cuba-Reino Unido (1) Cuba-Rusia (67) Cuba-Rusia-Estados Unidos (10) Cuba-Rusia-Venezuela (4) Cuba-Sida (10) Cuba-sospechas y miedos (4) Cuba-Sudafrica (1) Cuba-terrorismo (29) Cuba-turismo (2) Cuba-Tv (3) Cuba-Union Europea (72) Cuba-Union Sovietica (6) Cuba-Union Sovietica-EEUU (2) Cuba-Uruguay (7) Cuba-Vaticano (95) Cuba-Venezuela (271) Cuba-venezuela-rusia (4) Cuba-violencia (10) Cuba-Yahoo (1) Cuba: Identidad nacional (4) cubadebate (3) Cubaencuentro (1) Cubalse (1) Cuban study group (4) cubana de aviacion (18) cubanalisis (58) Cubanicidios (1) cubano-americanos (20) Cubanologia (9) Cubanologos (43) Cubanos (18) cubanos en el mundo (70) Cubanos en MMA (1) Cubaq (1) CubaResponde (2) Cubq (1) CUC (19) cuentapropistas (152) Cuentas Nacionales (2) Culto a la personalidad (2) Cultura (33) Curiosidades (465) Cuva (1) Daguestan (1) dalai lama (15) dalia soto (3) damas de blanco (245) daniel ortega (8) Danza (8) Darsi Ferrer (4) Davos (2) Dayron Robles (11) debate de raul (2) Debate Politico (5) Deborah Castro Espin (1) Declaracion de Estados Unidos (3) Delfin (2) Delincuencia juvenil (2) demanda (3) Demandas populares (1) Democracia (154) Demografia (15) denuncia (1) Departamento de Estado (20) Deportacion (46) Deporte (173) deporte cubano (102) deporte profesional (16) deportistas cubanos (31) Derechos Humanos (429) Derribo de Avionetas (5) desalojos (4) desaparecidos (7) Desarrollo cientifico-tecnico (47) Desarrollo-Subdesarrollo (24) desastre ecologico (27) desastre nuclear (114) Desastres (32) Desastres naturales (126) Desde aqui (1) desempleo (26) deserciones (12) Deserciones de deportistas (111) desnudos (5) Desperanza (1) destierro (4) Destruccion (5) deuda (55) Deuda Exterior de Cuba (34) Deuda externa (10) DGI (208) Dialogo con Raul (1) Dialogo Nacional (1) Dialogo Politico (7) Dialogueros (9) diamantes (1) diana krall (1) Diana Nyad (3) Diaz-Balart (2) Dick Cheney (1) Dictadores (87) dictadura (16) Dictaduras (54) dilma rouseff (21) dinamarca (2) dinastias (1) dinero (21) Diosdado Cabello (24) diplomacia (21) diplomaticos cubanos (28) discapacitados (29) Discrepancias (1) Discriminacion (2) Disidencia (163) Disidentes (920) Distribucion (1) Divisas (9) Djibouti (1) Djokovic (2) doble moral (2) doctrina militar (2) Documental (96) Documental cubano (67) Dolar (10) Donaciones (21) donald trump (12) doping (5) Dr. Antonio de la Cova (1) Dr. Antonio Morales-Pita (1) Dr. Biscet (14) Dr. Darsi Ferrer (19) Dr. Francia (2) Dra. Molina (6) drogas (89) dronenet (1) drones (61) Dualidad monetaria (6) dubai (1) dulce maria loynaz (3) Duque Hernandez (5) Dyron Robles (2) e (1) E-commerce (1) Ebay (5) ebooks (2) Ecologia (58) Economia (152) Economia Canadiense (12) Economia China (41) Economia Cubana (309) Economia mundial (70) Economist (1) Economistas cubanos (12) Ecuado-Estados Unidos (1) Ecuador (70) Ecuador-Estados Unidos (1) Educacion (33) Edward Snowden (60) EEUU (2) EEUU Congreso (143) EEUU desintegracion (2) EEUU Economia (63) EEUU Gobierno (57) EEUU senado (107) EEUU-China (45) EEUU-Japon (1) EEUU-Mexico (16) efecto domino (2) efectos (1) Egipto (174) Einstein (8) ejecutivos (2) Ejercito (80) ejercito britanico (1) ejercito canadiense (6) ejercito cubano (46) Ejercito norteamericano (213) Ejercito norteamericano Iraq (8) Ejercito norteamericanoIslamismo (2) Ejercito Rebelde (8) ejercito ruso (10) ejercito venezolano (14) El caso Marquitos (1) El Chacal (3) El Coran (5) El Grupo de Raul (23) El Guaton (22) El Pais (3) El Papa (100) El Salvador (7) El Sexto (7) Elecciones (135) Elecciones en Cuba (63) elecciones en estdos unidos (3) Elecciones en EU (206) electronica (1) Elena Burke (1) Elian (10) Eliecer Avila (29) Elite (5) email (9) embajadas cubanas (2) Embargo (513) Emigracioin (20) Emigracion (75) Emigracion cubana (1138) emigracion ilegal (31) Emigrantes ilegales (32) emilio ichikawa (123) EMP ha (1) Empleo (16) Emprendedores (13) empresarios (4) empresas (21) Empresas extranjeras en Cuba (21) Encuesta de opinion (28) Energia (34) energia electrica (25) Energia nuclear (85) energia termonuclear (1) Energias renovables (27) enfermedades (59) enfermos (6) Enjuiciamiento (1) Enrique Dans (1) Enrisco (13) Entrenamiento militar (1) entretenimiento (3) envejecimiento (3) envios a Cuba (2) epidemias (40) equality (1) Eric Holder (8) erick sanchez (2) erislandi lara (2) erislandy lara (11) Ernesto Diaz de Villegas (1) Ernesto Hernandez Busto (2) erotismo (18) escambray (2) escandalo (36) esclavitud (2) escocia (1) Escritores cubanos (86) escuadron patriota (8) escuelas (5) Eslovaquia (1) Espacio Laical (1) Espana (9) España (143) Especulacion (1) Espias (38) espias cubanos (79) Espias cubanos presos (136) Espinaxiones (23) Espionaje (93) espionaje industrial (11) estacion internacional (1) estadisticas (22) Estado (7) Estado de Sats (13) Estado de sitio (1) Estados Unidos (1332) estados unidos crisis (103) Estados Unidos economia (84) estados unidos gobierno (40) Estados Unidos-Canada (32) Estados Unidos-China (4) Estados Unidos-Rusia (57) estanflacion (1) Esteban Lazo (1) Esteban Morales Dominguez (4) esteroides (1) estonia (1) estrategia (3) estrategia militar (3) estudiantes extranjeros (8) Estudios Cubanos (2) estulin (1) Estupideces (263) Eta (8) Etanol (4) Etica Politica (3) Etica y moral (8) Etnologia (2) EU (2) eu senado (3) Eugenio Yáñez (24) euro (4) Europa (64) Europa del Este (1) Eusebio Leal (11) eutanasia (3) Eva Braun (2) evacuacion (1) evasion fiscal (1) Evo Morales (36) evolucion (18) ex paises socialistas (1) excarcelados (1) Exili (1) Exilio (8) Exilio cubano (99) Exodo cubano (4) explosion nuclear (3) Explotacion del trabajo infantil (2) Exportaciones (11) expropiaciones (4) extranjeros (6) extrema derecha (6) extremistas (57) F1 (3) facebook (67) fallas de internet (8) Familia (34) familia cubana (6) Famosos (2) Far (26) Farc (80) fascismo (4) FBI (113) federico garcia lorca (1) Felicidad (4) Felix Bonne Csarcasses (1) Feria del Libro (1) ferry (1) Fertilizantes (1) Fidel (812) Fidel Castro (8) Fidel familia (48) Fidel reflexiones (4) Fidel-Estados Unidos (2) Fidelistas (1) Fidelito (7) fiji (1) filipinas (11) Filosofia (21) Finanzas (73) Finlandia (3) first nation (4) fisica (27) Fisin (1) FIU (6) flamur (5) Flash usb (1) flora (1) Florida (49) FMI (7) Fnca (9) Fondos de inversion (20) forbes (8) Foreign Policy blog (3) Formula 1 (1) Foros cubanos (1) Fortuna de Fidel y Raul (4) Fotografia (112) fran (1) Francia (53) Francis I (13) franco (1) Frank Delgado (1) François Hollande (1) Frases celebres (3) Fraude (98) fraude electoral (40) fraude fiscal (1) freddi roche (1) Frente de Resistencia Civica OZT (5) Friedrich Hayek (3) frontera (7) Fuerza de trabajo (23) fukushima (8) Fusilamientos (12) futbol (1) Futbol cubano (8) Futuro (25) G.W. Bush (8) G2 (7) G20 (3) G7 (2) g8 (4) Gabo (5) Gabriel Garcia Marquez (6) gaddafi (136) Gaesa (2) Galicia (3) Gallegos (1) Gamboa (21) Ganaderia (7) Ganado (3) Gangs (2) garry kasparov (4) Gas (10) Gasolina (8) gatos (1) Gays (53) gaza (1) gazapos (1) Geert Wilders (2) Gen. Petraeus (12) Gen. Rafael del Pino (2) gene sharp (3) Generacion Y (26) Generales (38) Generales cubanos (33) Genetica (31) genios (4) genocidio (1) Geoges Soros (17) Geometria Fractal (3) geopolitica (44) Geopolitica cubana (18) Geopolitica latinoamericana (34) george orwel (2) George Zimmerman (9) Georgia (8) Gerencia empresarial (4) Ghana (4) Giron (1) gitanos (2) glacier (1) glasnost (1) glasnot (2) Glenn Beck (4) globalistas (3) Globalizacion (14) Gloria Stefan (1) gmail (1) gobernabilidad (6) gobernantes (1) Gobierno cubano (13) Gobierno Mundial (10) Gobierno paralelo (2) gobiernos (18) golf (3) golfo de mexico (2) Golpe de estado (10) google (59) Google glass (2) Gorbachov (24) Gorki (24) grammy (1) Granada (5) grandes ligas (53) Granma (66) grecia (26) greenpace (1) greenpeace (1) Grenada (1) Groenlandia (6) Ground Zero (6) guama (20) Guanabo (2) Guantanamo (11) Guatemala (5) guerra (88) guerra asimetrica (5) guerra cibernetica (51) guerra civil (69) guerra comercial (2) Guerra de Angola (14) Guerra de E-mails (1) guerra espacial (2) Guerra Fria (35) Guerra hispano-americana (6) Guerra Irregular (2) guerra sicologica (3) Guerras (98) Guerras africanas (12) Guerrillas (30) Guillermo Cabrera Infante (10) Guillermo Farinas (78) guinness (6) gulag (2) haarp (4) Habana (1) Hackers (57) Hackers cubanos (3) Haiti (22) Hamas (27) Hambre (10) hambruna (3) Hamid Karzai (14) Haroldo (3) Hassan Rouhani (4) hawai (4) Hazanas (69) Heberto Padilla (8) Hector Lombard (8) hemingway (4) Henrique Capriles (20) henry kissinger (4) Herencia (2) Hermanos al Rescate (16) heroismo (5) Herta Müller (2) herzegovina (1) hesbollah (1) Hezbollah (15) Hialeah (4) Hidrologia (1) Hijos (4) hijos de puta (2) Hilda Molina (7) Hillary Clinton (77) hipotecas (7) hippies (2) hispanos (4) Historia (56) Historia de Cuba (43) Hitler (20) hizbollah (2) hobby (1) Holanda (5) hollywood (80) holografia (1) hombre (34) homeless (6) Homofobia (47) Homosexuales (21) Homosexualismo (23) Honduras (38) hopkins (2) hot line (1) huber matos (19) Hubert Matos (20) Huckabee (1) huelga de hambre (152) huelgas (3) humanismo (2) humanos (24) Humberto Fontova (11) Humidores (1) Humor (552) hungria (2) Huracanes (80) I GM (2) I-D (3) Iberoamerica (3) icaic (3) Ichikawa (2) Ideologia (12) Idiomas (4) Idiotas (18) Ig Nobel Prize (3) Iglesia (48) Iglesia cubana (212) II GM (15) III GM (1) iInestabilidad social (1) Ileana de la Guardia (1) Ileana Ros-Lehtinen (22) Ilegales (1) imperios (2) Importaciones (17) Impuestos (94) India (32) Indice de Desarrollo Humano (5) indigenas (7) Indigencia (2) indonesia (4) industria (4) Industria azucarera (40) industria cubana (1) industriales (2) Ineficiencia economica (1) inequality (5) Inestabilidad social (17) Infamia (6) inflacion (7) Informacion (12) informatica (20) Infraestructura (1) ingenieria social (2) Inglaterra (25) Ingrid Betacourt (7) Inmobiliarias (17) inmolacion (1) Inmovilismo raulista (3) innovaciones (19) Intelectuales (24) intelectuales y artistas cubanos (30) Inteligencia (51) inteligencia artificial (8) Inteligencia cubana (53) Internet (229) intervencion militar (44) Intolerancia (4) invasion (5) Inversion extranjera (370) Inversiones (44) investigaciones secretas (2) Ion Mihai Pacepa (1) ipad (5) iphone (2) Iran (196) iran-estados unidos (58) Iraq (55) irlanda (11) isaac asimov (2) Islam (93) Islamismo (155) islandia (6) islas caiman (2) Islas del Pacifico (2) Israel (145) Israel-EEUU (18) israel-iran (7) israel-palestina (7) Italia (40) Ivan de la Nuez (4) Ivan Pedroso (1) Izquierdas (22) J.E. Hoover (2) J.K. Rowling (1) jaime bayly (6) Jaime Ortega (43) Jaime Suchlicki (1) jamaica (3) Japon (171) japon terremotos (8) Jared Lee Loughner (1) jeb bush (5) jesse ventura (15) JFK (38) Jicotea cubana (1) jihad (14) jineterismo (46) Joaquin Sabinas (1) joe biden (18) Joel Casamayor (9) John A. Boehner (43) John Boehner (2) John Brennan (2) John Kerry (33) john lennon (6) Jon Jones (1) Jon Stewart (4) jordania (5) Jorge Arreaza (1) jorge pomar (4) Jose Ariel Contreras (4) Jose Daniel Ferrer (3) Jose Dariel Abreu (5) jose lezama lima (2) jose marti (2) Jose Mujica (3) Jose Ramon Machado Ventura (11) Juan Abreu (34) Juan F. Benemelis (9) Juan Juan (29) Juan Manuel Marquez (2) Juan Triana (6) jubilados (1) judios (20) Juegos (14) Juegos Olimpicos (21) Julian Assange (31) Julio Casas Regueiro (2) justicia (3) Justin Bieber (5) Justin Trudeau (5) Justin Truedeau (1) Juventud (28) Juventud Cubana (80) Juventud Rebelde (5) kamikazes (1) Kaos (8) kAOS en la red (28) karadzic (1) karzai (2) kazajastan (3) Kcho (1) kendry morales (4) Kennedy (49) Kenya (5) Keynesianismo (3) KGB (11) Khamenei (3) Kid Chocolate (2) Kim Jong Il (19) kim jong-un (43) kirchner (1) kirguizia (2) Kirguizistan (2) Kitchner (5) klitchko (1) klitshko (10) Kosovo (3) kuwait (3) La Habana (22) lady gaga (7) Laetitia Casta (1) Lage (21) Lance Armstrong (13) laser (1) Latinoamerica (102) latinos (2) laura pollan (33) lavado de dinero (23) Laz (2) Lazaro Barredo (2) Lazaro Gonzalez (1) leche (1) Lee Harvey Oswald (4) lefties (20) Leftist (2) leftists (109) leinier (2) Lenguaje (8) lenin (6) leo brouwer (1) Leonard Cohen (2) leonardo da vinci (2) Leonardo Padura (12) Leopoldo Lopez (9) lesbian (4) Ley de Ajuste Cubana (17) Leyes (76) Leyes cubanas (55) Lezama Lima (2) lgbt (10) libano (6) Liberacion (1) Liberales (9) Liberalismo (10) Libertad (28) Libertad de expresion (41) libertad de informacion (15) libertad de prensa (3) Libia (354) Libre Expresion (1) Libreta de Abastecimientos (11) Libros (20) lideres (1) Lina Ruz (1) Literatura (33) Literatura Cubana (55) Lituania (1) Liu Xiaobo (9) livan hernandez (9) Lluvia (1) Logica Difusa (2) logistica (2) Long tail (1) Los Aldeanos (24) Los Duros (2) Los Miquis (4) loteria (22) Lucha no violenta activa (33) Ludwing von Mises (3) luis alberto garcia (1) Luis Alberto Lopez Rodriquez-Callejas (2) Luis Alberto Rodriquez (6) Lula (43) lulzsec (1) Luna (11) Machado Ventura (19) Machu Picchu (1) Macroeconomia (10) madres (8) Mafia (23) Mafia cubana (3) Magnus Carlsen (1) Mahmoud Abbas (2) mahoma (1) malasia (5) Malcolm Gladwell (1) malcom x (1) Maleconazo (11) mali (1) Malta (2) Malvinas (2) Mambises (3) Mandela (4) Manipulacion (514) manny pacquiao (18) Manuel Diaz Martinez (2) Manuel Vazquez Portal (4) Mao Tse Tung (8) Mapas (5) Maquiavelo (1) mar (36) Maradona (3) marcas (4) marco rubio (85) marcos rubio (3) maremotos (9) margaret thatcher (6) Marginalidad (15) Maria Corina Machado (8) maria elvira (3) Mariel (13) Mariela Castro (88) Marifelli Perez-Stable (9) marihuana (17) marijuana (2) marilyn monroe (8) Marino Murillo (4) Mario Chanes de Armas (2) Mario Vargas Llosa (5) Mark Zuckerberg (8) Marketing (10) Marquitos (1) marta fonseca (1) marte (13) Martha Beatriz Roque (48) Martha Colmenares (16) Marti (5) martin luther king (4) Marulanda (7) Marx (1) Marxismo (17) María Corina Machado (2) Masacre del remolcador 13 de marzo (5) masas (1) mashable (1) masoneria (3) mass killers (25) matematicas (5) material nuclear (14) Materias primas (6) Mauritania (1) max lesnik (3) Max Marambio (31) mayweather (11) Mazorra (1) McCain (15) media (66) Mediacion (2) Medicare (5) Medicina (126) medicinas (29) Medicos cubanos (77) Medio ambiente (23) Medio Oriente (79) medio oriente crisis (4) Medios de comunicion (116) Medvedev (19) Mercado (15) Mercado informal (7) Mercado Inmobiliario (28) Mercado InmobiliarioR (1) mercado mayorista (6) mercado minorista (2) Mercados Agropecuarios (24) mercados emergentes (2) Mercosur (1) meryl streep (1) Mesa Redonda (5) meteoritos (21) Mexico (51) mi5 (1) Miami (324) michael jackson (5) Michael Moore (9) Michel Foucault (3) Michelle Bachelet (3) michelle obama (17) Microcreditos (11) microeconomia (1) Microsiervos (4) Microsoft (9) miedos (4) Migracion (5) Miguel Barnet (1) Miguel Diaz-Canel (25) Mike Perez (1) mike porcel (1) Mike Tyson (9) Militares (35) militares cubanos (28) militares venezolanos (12) Militarismo (17) milton friedman (1) minas (4) minerales (23) Minint (24) minorias (2) Miriam Celaya (1) miseria (66) Misterios (22) Mitt Romney (36) MLC (3) MMA (122) moda (10) Modelo chino (8) modelos economicos (2) Mohammed Morsi (13) momias (1) Monarquias (8) moneda (11) moneda virtual (3) mongolia (2) Montaner (7) montreal (1) Movilizacion contra Castro (1) Movimiento 26 de Julio (1) Movimiento Cristiano Liberacion (3) Mozambique (1) Mubarak (9) muerte (35) muerte asistida (1) Muertes del Castrismo (171) Muertos de la Revolucion (10) Mugabe (8) Muhammad Ali (5) Mujeres (146) Mujeres cubanas (91) mulsumanes (7) multiculturalismo (10) Mundo (1074) Muro de Berlin (14) Musica (166) Musica Cubana (241) Musica-tecnologia (2) musicos (12) Musicos cubanos (231) Musicos ubanos (1) muslims brotherhood (57) mussolini (1) Musulmanes (219) myanmar (6) nacion (1) Nacionalismo (1) Nadal (3) namibia (4) nanomedicina (1) nanotecnologias (15) Napoleon (2) narcoguerrilla (19) Narcotrafico (50) Nasa (64) National Security Agency (19) naturaleza (20) navy seal (2) nazismo (17) Negociacion politica (116) negocios (39) negros (5) Nelson Mandela (16) Neocastrismo (478) neocons (8) neonazis (2) nepal (9) Nepotismo (6) nerd (1) Neruda (2) Network (1) neutralidad (1) New York (28) New York Times (8) Newsweek (1) Niagara Falls (4) nicaragua (22) Nicolas Maduro (105) nigeria (2) Nik Wallenda (1) Nikita Jrushchov (3) ninos (184) Niquel (17) Niurka Marcos (1) nivel de vida (8) Noam Chomsky (1) nomeklatura (6) nomekltarua (3) nomen (1) Nomenklatura (412) Norberto Fuentes (11) Norteamerica (3) norteamericanos (5) noruega (14) Nostradamus (1) Noticias (8) NSA (10) nudismo (2) nueva zelandia (13) Nuevo Herald (7) Obama (20) Obama's Group (12) Obamacare (37) Obamunismo (1) Occidente (45) occupy movement (16) Ochoa (13) Odalanier Solis (7) Odio (3) odlanier solis (12) OEA (33) Ofelia Acevedo (1) Ofensiva revolucionaria (1) Oferta y demanda (7) oil sands (2) Olimpiadas (2) Oliver Stone (2) ollanta humala (3) Olof Palme (1) OLPL (14) ontario (19) Ontologia (3) ONU (53) Operacion Caguairan (2) Opiniones (4) Opositores (750) opostiores (15) Orestes Lorenzo (1) Organizaciones politicas del exilio (80) organs trade (1) Orlando Zapata Tamayo (81) orlov (9) osama bin laden (81) oscar de la hoya (1) Oscar Elias Biscet (25) Oscar Espinosa Chepe (20) Oscar Haza (5) Otan (55) OTZ (1) ovnis (12) OWS (33) OZT (56) Pablo Escobar Gavirias (6) Pablo Milanes (21) Padre Conrado (1) Paises emisores de turismo (30) Pakistan (46) paladares (8) Palestina (67) Panama (24) pancho cespedes (3) Panfilo (4) papua (1) paquistan (1) paquito D'rivera (5) paradigmas (8) paraguay (5) paraguay. Cuba (2) Paramilitares (4) paranormal (2) Parche (1) Paris Hilton (1) parlamento (6) Partido Comunisa de Cuba (43) partido comunista (33) Partido Comunista de Cuba (7) Partido Democrata (87) Partido politicos (49) Partido Republicano (98) Partido Socialista Unido Venezolano (1) partidos politicos (12) pastor terry jones (1) Patricio de la Guardia (2) patriotismo (1) paul krugman (16) Paul Ryan (2) Pavonato (1) Paya (101) paypal (2) paywall (1) Paz (6) PCC (10) PDVAL (1) PDVSA (14) peacemakers (1) Pederastia (1) Pedofilia (3) pedolfilia (1) pedro campos (3) Pedro Diaz Lanz (5) Pedro Luis Boitel (5) Pedro Luis Diaz Lanz (1) Pedro Luis Ferrer (5) pedro pablo oliva (3) Pelota (64) Pelota cubana (260) Peloteros cubanos en grandes ligas (185) Pena de muerte (4) Pensadores cubanos (5) Pensamiento politico (2) pensiones (3) Pentagono (79) Penultimos Dias (3) pequenos negocios (3) percepcion (4) Perdon (2) Perez Roque (10) Perfil de Raul (2) Periodismo (9) periodistas (17) Periodistas cubanos (16) periodistas independientes (29) Peronismo (1) Persona del ano (1) personalidades (23) Peru (15) perugorria (2) Peso cubano (12) PETA (1) Petrocasas (3) Petroleo (182) Petroleo cubano (195) PIB [GDP] (1) picasso (1) Piedad Cordova (1) pinochet (1) pinttura (4) Pintura Cubana (37) piratas (7) Plan de Raul (2) planificacion (3) Playa Giron (23) playas (8) Plaza Tiannamen (7) po0 (1) poblacion (89) Poblacion y dinero (86) Pobreza (221) pobreza estructural (30) poder (6) Poder Politico (125) Poder politico en Cuba (36) Poder Popular (9) Poesia (16) Poker (1) Polemica (5) Policia (74) Politica (63) politica exterior (8) politica fiscal (1) Politica internacional (5) Politica Monetaria (2) Politica norteamericana hacia Cuba (1) Political correctness (9) politicamente correcto (3) politicos (82) Polo Norte (1) polonia (8) Polucion (1) ponzi scheme (3) popularidad (2) Populismo (10) Porno (5) Porno para Ricardo (18) pornografia (5) Portugal (11) posada carriles (4) posicion comun (4) post Fidel (4) Post-castrismo (4) Post-fidelismo (5) Postcastrismo (29) Postcastro (1) Postcomunismo (1) PostFidel (2) Postfidelismo (13) Precios (26) Precios en el mercado informal (3) predicciones (8) premio (9) Premio 11 de Abril (2) Premio al Buen Corazon (1) Premio Blog Acido (1) Premio Blog Desmentido (1) Premio Blog Dorado (2) Premio Eta Kanpora (1) Premio Huella 2008 (5) Premio Nobel (26) Premio Nobel de Economia (1) premio nobel de la paz (6) Premio Nobel de Literatura (5) Premio Ortega y Gasset (3) Premio Sajarov (2) Premio San Miguel Arcangel (1) Premios (11) Premios 11 de Abril (1) Prensa (43) prensa cubana (46) Prensa Extranjera (63) Presidente de Cuba (1) Presidio Politico (38) Presos (54) Presos de conciencia (80) presos politicos (49) Presupuesto (106) Presupuesto Militar (1) pride (2) Primavera Negra (75) prisioneros (6) Prisioneros de conciencia (56) Prisioneros de concienciencia (1) privacidad (62) productividad (2) Producto Interno de Cuba (1) profecias (6) Programa politico (10) Progreso (2) Prohibiciones (2) pronosticos (13) Propaganda (228) Propiedad (2) Propiedad intelectual (1) Propiedad privada (4) proselitismo (2) Prosperidad (1) Prostitucion (85) Protesta (28) Protestas (541) provocacion (15) Proyecto Varela (7) PSUV (1) publicidad (1) Pueblo (5) Puerto Rico (3) Punto 0-0 (1) puppets (1) Putin (111) Pymes (50) Qatar (5) quantum computer (2) Quebec (3) Quejas de la poblacion (27) Queubec (1) Quinquenio Gris (1) Racionamiento (4) Racismo (50) radio frequency wapons (1) Radio Marti (13) radioactividad (31) Rafael Alejandro Hernandez Real (1) Rafael Correa (21) rafael rojas (3) rahm emanuel (4) ramadan (1) Ramiro (20) Rances Barthelemy (1) randy alonso (3) raperos cubanos (1) Raul (553) Raul Castro (12) raul familia (11) Raul Reyes (16) Raul Rivero (7) Raul y Fidel Castro (3) Raulismo (16) Razas en Cuba (1) RDA (12) Real politik (1) rebeldes (55) rebelion (1) reciclaje (1) reconciliacion nacional (1) Reconstruccion (1) Recrutamiento de agentes (8) Red Avispa (57) Redes sociales (37) redistribucion (1) Reflexiones (4) reforma en cuba (235) reforma migratoria (103) Reforma Monetaria (38) Reforma politica (4) Reformas (86) Reformas economicas (439) Reformas economicas. (1) Reformas raulistas (141) Refugiados (4) Regionalismo (1) Reina Tamayo (30) reinaldo arenas (5) Reinaldo Escobar (23) reino unido (106) Relaciones Cuba-Estados Unidos (5) Relaciones Internacionales (2) Relevo generacional (5) Religion (171) religiones afrocubanas (30) Remolcador (6) Renuncia (2) Renuncia de Fidel (1) rep checa (1) repatriacion (2) Reporteros sin Fronteras (6) Represioin (33) Represion (1305) Represion a los intelectuales (88) Repsol (16) Republica Checa (5) Republica Dominicana (9) resistencia popular (3) reunificacion (1) reunificacion familiar (6) revolucion (7) revolucion arabe (5) revolucion cubana (41) Revolucionarios (2) reynier aguero (1) richard branson (6) Richard Nixon (5) ricos (20) riesgo (2) rigondeaux (23) Riqueza (21) Rob Ford (1) robert kennedy (1) robertico robaina (2) Robots (35) rockets (32) Roger Federer (2) ron cubano (9) ronald reagan (10) Rosa Diez (1) Rosa María Payá (31) Rosita Fornes (2) Ruinas (1) Rumania (15) rumanos (1) Rumores (3) rupert murdoch (1) Rusia (348) Saddam Hussein (1) sahara occidental (1) Salarios (23) Salman Rushdie (1) Salud (340) salud cubana (119) Salud de Fidel (63) Salud de Raul (2) Salud publica (301) same sex marriage (1) Sandinistas (1) Sandino (1) santiago de cuba (4) Sara Marta Fonseca (1) Sarah Palin (14) sarajevo (1) satelite (11) Sats. Cuba (39) Scarabeo 9 (6) secret service (3) Secretario de Defensa (2) Secretario de Estado (1) Secreto (14) secretos militares (10) Secuestrados (21) Secuestros (38) securidad del estado (1) Seguridad (32) seguridad cubana (21) Seguridad del Estado (62) Seguridad nacional (70) seguridad personal (11) seguridad social (3) Seguros (7) Selman (2) Semiotica (2) senadores (30) serbia (3) Sergio Ramirez (1) sexo (63) Sharia (14) Sherrit (19) siberia (2) Sicilia (1) Sicologia (35) Sicologia politica (11) Sida (9) Silvio Benitez (20) Silvio Rodriquez (27) silvito el libre (4) Simon Bolivar (3) sina (22) Sindicatos (26) Sindrome de la Indefension Adquirida (3) Sindrome del Neocastrismo (55) Singapur (1) siquiatria (9) Siria (90) smartphone (7) smog (1) sms (1) Soberania (1) Social (1) social media (4) social network (1) Socialdemocracia (4) Socialismo (55) socialismo de mercado (3) Socialismo del Siglo XXI (19) socialistas (42) Sociedad (80) Sociedad Civil (26) Sociedades Secretas (1) Sociologia (29) sofia loren (1) software (2) sol (11) soldados (26) Solidaridad (7) Solzhenitsyn (3) Somalia (16) Sonia Garro (7) Soros (1) sri lanka (1) st.piere (1) st.pierre (1) Stalin (22) Stephen Hawking (10) steve jobs (12) stock market (6) stratfor (3) Subastas (18) submarinos (1) Subversion (3) Sucesion (153) Sucesores (97) Sucre (3) Sudafrica (28) Sudal del Sur (1) Sudan (4) suecia (18) Suelos (1) suerte (11) suicidio (20) suiza (7) sundance (2) Susan Boyle (1) Susan Rice (2) Swat team (4) Tabaco Cubano (28) tabacos cubanos (3) tabaquismo (2) Tabu (1) tailandia (3) taiwan (10) Taladrid (1) talento (2) Taliban (65) Tania Bruguera (1) Tarata (1) task force (1) tattoo (4) taxpayers (2) Tea Party (15) Teatro cubano (10) tecnologia (185) ted cruz (17) ted kennedy (1) Telecomunicaciones (57) Television (12) tendencias (1) Tenis (8) Teoria Economica (66) Teoria Politica (40) Terremotos (28) terromotos (6) Terrorismo (440) terroristas (369) terry fox (1) Terry Jones (2) Texas (3) thailandia (3) the beatles (6) thi (1) Think Tank (269) Tibet (20) tiburones (4) Tierra (49) Times (7) timor oriental (1) Tina Turner (1) Tiro fijo (2) tolerancia (1) tomas piard (2) tony blair (2) tony castro (18) Tony Cortes (4) Tony de la Guardia (7) Toronto (75) Torturas (17) Totalitarismo (20) trabajadores por cuenta propia (28) trabajadores publicos (1) trabajos (10) Tracey Eaton (28) trafico de armas (47) Trafico de drogas (84) trafico de organos (2) trafico de personas (11) tragedias (2) Transicion (163) Transporte (22) Trasvestismo (4) Tratado de Libre Comercio (1) travesti (1) tren (13) tribunal internacional (1) Trilateral (2) trinida y tobago (1) Trotsky (1) trudeau (1) Tsunami (10) tunez (16) Tupamaro (1) Turismo (24) Turismo Cuba (109) Turquia (18) TV cubana (7) Tv Marti (10) twiter (5) Twitter (40) tycoon (5) UCI (14) Ucrania (33) UFC (54) ufo (10) uigur (1) UJC (13) Umap (7) Underground (1) Uneac (30) Uneac. Censura (8) UNESCO (1) Unidad politica (2) union (1) Union Europea (92) Union Sovietica (104) Universidad (70) Universo (63) Univision (1) UNPACU (36) Upec (3) uranio (3) Uribe (3) Uruguay (12) US Grants (2) US Presidentes (47) uzbekistan (2) Vacilon (1) vaclav havel (4) Valores y normas de conductas (11) Van Van (3) Vaticano (61) Vejez (3) Venezuela (449) Venezuela crisis (40) Venezuela elecciones (50) venezuela-china (5) Venezuela-Cuba-Rusia-China-Iran (1) Venezuela-Estados Unidos (23) Venezuela-Rusia (5) Ventas (1) Verizon Scandal (1) VI Congreso del PCC (46) Via China (3) Viajes a Cuba (172) viajes al exterior (8) vicente botin (1) victimas del 911 (7) victor mesa (1) Vida (30) vida extraterrestre (19) Vida Guerra (1) Video (29) video juegos (9) viejos (4) Viet Nam (25) Violencia (19) Virgen del Cobre (4) virtual (1) Virus (11) Vitali Klitschko (1) Vivienda (164) Vladimiro Roca (13) Voces del Barrio (8) volcanes (8) Walesa (10) wall street (31) walmart (5) Welfare (7) Wendy Guerra (4) whistleblower (3) whistleblowers (1) wi-fi (2) WikiLeaks (143) wikipedia (4) william levy (1) Willy Chirno (6) Wilman Villar Mendoza (26) Wilmar Villar Mendoza (1) windows (1) winston churchill (2) World Trade Center (18) World Trade Organization (1) wynoma ryder (1) Xi Jinping (7) xiomara laugart (6) XXX (1) yahoo (3) Yaoutube (1) Yasiel Puig (11) yasser arafat (9) Yeltsin (4) yemen (36) Yo acuso al gobierno cubano (1) Yoani (271) Yoany (19) Yoenis Cespedes (9) yoga (5) Yohandry (6) yoko ono (1) Youtube (15) yuan (6) yuri gagarin (3) Zawahri (1) zelaya (1) Zimbawe (8) Zoe Valdes (22) Zona Franca Mariel (26) Zumbado (1)

La columna de Cubanalisis

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]
¨Saturno jugando con sus hijos¨/ Pedro Pablo Oliva

Seguidores

Carta desde la carcel de Fidel Castro Ruz

“…después de todo, para mí la cárcel es un buen descanso, que sólo tiene de malo el que es obligatorio. Leo mucho y estudio mucho. Parece increíble, las horas pasan como si fuesen minutos y yo, que soy de temperamento intranquilo, me paso el día leyendo, apenas sin moverme para nada. La correspondencia llega normalmente…”

“…Como soy cocinero, de vez en cuando me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bisté con jalea de guayaba. También preparo spaghettis de vez en cuando, de distintas formas, inventadas todas por mí; o bien tortilla de queso. ¡Ah! ¡Qué bien me quedan! por supuesto, que el repertorio no se queda ahí. Cuelo también café que me queda muy sabroso”.
“…En cuanto a fumar, en estos días pasados he estado rico: una caja de tabacos H. Upman del doctor Miró Cardona, dos cajas muy buenas de mi hermano Ramón….”.
“Me voy a cenar: spaghettis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H. Upman #4. ¿No me envidias?”.
“…Me cuidan, me cuidan un poquito entre todos. No le hacen caso a uno, siempre estoy peleando para que no me manden nada. Cuando cojo el sol por la mañana en shorts y siento el aire de mar, me parece que estoy en una playa… ¡Me van a hacer creer que estoy de vacaciones! ¿Qué diría Carlos Marx de semejantes revolucionarios?”.
¨La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellaní­a de nadie¨ - Marti

"No temas ni a la prision, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo"
-
Giacomo Leopardi

¨Por eso es muy importante, Vicky, hijo mío, que recuerdes siempre para qué sirve la cabeza: para atravesar paredes¨Halvar de Flake [El vikingo]

"Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir" - Lorca

"Al final, no os preguntarán qué habéis sabido, sino qué habéis hecho" - Jean de Gerson

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" - Giuseppe Tomasi di Lampedusa

"Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras" - Giovanni Papini


"Life is what happens while you are busy making other plans" - John Lennon

"Habla bajo, lleva siempre un gran palo y llegarás lejos" - Proverbio Africano

"No hay medicina para el miedo" - Proverbio escoces

"El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar"
- Sun Tzu

"You do not really understand something unless you can explain it to your grandmother" - Albert Einstein

"It is inaccurate to say I hate everything. I am strongly in favor of common sense, common honesty, and common decency. This makes me forever ineligible for public office" - H. L. Menken

"I swore never to be silent whenever and wherever human beings endure suffering and humiliation. We must always take sides. Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented" - Elie Wiesel

"Stay hungry, stay foolish" -
Steve Jobs

"If you put the federal government in charge of the Sahara Desert , in five years ther'ed be a shortage of sand" - Milton Friedman

"The tragedy of modern man is not that he knows less and less about the meaning of his own life, but that it bothers him less and less" - Vaclav Havel

"No se puede controlar el resultado, pero si lo que uno haga para alcanzarlo" -
Vitor Belfort [MMA Fighter]

Liborio

Liborio
A la puerta de la gloria está San Pedro sentado y ve llegar a su lado a un hombre de cierta historia. No consigue hacer memoria y le pregunta con celo: ¿Quién eras allá en el suelo? Era Liborio mi nombre. Has sufrido mucho, hombre, entra, te has ganado el cielo.

Para Raul Castro

Cuba ocupa el penultimo lugar en el mundo en libertad economica solo superada por Corea del Norte.

Cuba ocupa el lugar 147 entre 153 paises evaluados en "Democracia, Mercado y Transparencia 2007"

Cuando vinieron

Cuando vinieron a buscar a los comunistas, Callé: yo no soy comunista.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, Callé: yo no soy sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos, Callé: yo no soy judío. Cuando vinieron a buscar a los católicos, Callé: yo no soy “tan católico”.
Cuando vinieron a buscarme a mí, Callé: no había quien me escuchara.

Reverendo Martin Niemöller

Martha Colmenares

Martha Colmenares
Un sitio donde los hechos y sus huellas nos conmueven o cautivan

CUBA LLORA Y EL MUNDO Y NOSOTROS NO ESCUCHAMOS

Donde esta el Mundo, donde los Democratas, donde los Liberales? El pueblo de Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan los Green, los Socialdemocratas, los Ricos y los Pobres, los Con Voz y Sin Voz? Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan el Jet Set, los Reyes y Principes, Patricios y Plebeyos? Cuba desesperada clama por solidaridad.
Donde Bob Dylan, donde Martin Luther King, donde Hollywood y sus estrellas? Donde la Middle Class democrata y conservadora, o acaso tambien liberal a ratos? Y Gandhi? Y el Dios de Todos?
Donde los Santos y Virgenes; los Dioses de Cristianos, Protestantes, Musulmanes, Budistas, Testigos de Jehova y Adventistas del Septimo Dia. Donde estan Ochun y todas las deidades del Panteon Yoruba que no acuden a nuestro llanto? Donde Juan Pablo II que no exige mas que Cuba se abra al Mundo y que el Mundo se abra a Cuba?
Que hacen ahora mismo Alberto de Monaco y el Principe Felipe que no los escuchamos? Donde Madonna, donde Angelina Jolie y sus adoptados around de world; o nos hara falta un Brando erguido en un Oscar por Cuba? Donde Sean Penn?
Donde esta la Aristocracia Obrera y los Obreros menos Aristocraticos, donde los Working Class que no estan junto a un pueblo que lanquidece, sufre y llora por la ignominia?
Que hacen ahora mismo Zapatero y Rajoy que no los escuchamos, y Harper y Dion, e Hillary y Obama; donde McCain que no los escuchamos? Y los muertos? Y los que estan muriendo? Y los que van a morir? Y los que se lanzan desesperados al mar?
Donde estan el minero cantabrico o el pescador de percebes gijonese? Los Canarios donde estan? A los africanos no los oimos, y a los australianos con su acento de hombres duros tampoco. Y aquellos chinos milenarios de Canton que fundaron raices eternas en la Isla? Y que de la Queen Elizabeth y los Lords y Gentlemen? Que hace ahora mismo el combativo Principe Harry que no lo escuchamos?
Donde los Rockefellers? Donde los Duponts? Donde Kate Moss? Donde el Presidente de la ONU? Y Solana donde esta? Y los Generales y Doctores? Y los Lam y los Fabelo, y los Sivio y los Fito Paez?
Y que de Canseco y Miñoso? Y de los veteranos de Bahia de Cochinos y de los balseros y de los recien llegados? Y Carlos Otero y Susana Perez? Y el Bola, y Pancho Cespedes? Y YO y TU?
Y todos nosotros que estamos aqui y alla rumiando frustaciones y resquemores, envidias y sinsabores; autoelogios y nostalgias, en tanto Louis Michel comulga con Perez Roque mientras Biscet y una NACION lanquidecen?
Donde Maceo, donde Marti; donde aquel Villena con su carga para matar bribones?
Cuba llora y clama y el Mundo NO ESCUCHA!!!

Suscribirse Cuba Independiente

CIF: Cuba Independiente http://CubaIndependiente.blogspot.com Registro (c) Copyright: ® DIN 189297780000 Gerente By: www.copyrightwww.com