CONTRA EL PINGALISMO CASTRISTA/ "Se que no existe el consuelo que no existe la anhelada tierrra de mis suenos ni la desgarrada vision de nuestros heroes. Pero te seguimos buscando, patria,..." - Reinaldo Arenas

Mostrando entradas con la etiqueta Emigracion cubana. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Emigracion cubana. Mostrar todas las entradas

martes, julio 22, 2014

Entrar y salir de La Habana sin que nadie me viera

Oscar Suarez

Share/Bookmark

sábado, julio 19, 2014

El "Gran Capitan" de la pelota castrista pide refugio en Estados Unidos

antonio pacheco, el capitan historico del equipo de pelota de fidel castro pide refugio en los estados unidos, sin que tenga el decoro de mostrar su arrepentimiento por haber sido el simbolo de la pelota castrista. tuvo cientos de oportunidades de desertar del equipo cuba, pero mientras recibia las dadivas del dictador mostro su fidelidad perruna. el pacheco del patria o muerte jamas se pronuncio por apoyar a decenas de peloteros expulsados del deporte activo, es hoy recibido con jubilosos honores por los que una vez fueran su "enemigos".
AmericaTeVeCanal41

Share/Bookmark

jueves, julio 17, 2014

Expelotero cubano Antonio Pacheco tramita estatus de refugiado en Florida

Pacheco con su hijo/
lasavispas-sc.blogspot.com
Miami (EE.UU.), 17 jul (EFE).- El expelotero cubano Antonio Pacheco Massó, de 50 años, figura legendaria de este deporte en la isla caribeña, se encuentra en Tampa (Florida) tramitando su solicitud de refugiado para radicarse en Estados Unidos, señaló hoy el portal Caféfuerte.
Pacheco y su mujer, enfermera de profesión, se encuentran en esta ciudad de la costa oeste de Florida desde hace más de una semana, después de llegar a EE.UU. en un vuelo procedente de Canadá, apuntó este sitio digital dedicado a cubrir la actualidad de Cuba y Miami.
Nacido en Palma Soriano, Pacheco fue un pelotero de una gran clase desde sus comienzos y el "único que vistió los uniformes de la selección natural en todas las categorías".
El deportista fue también el mentor del equipo de béisbol Santiago de Cuba.
Antonio Pacheco Massó (1964), conocido como "El Gran Capitán" se destacó por su labor como segunda base tanto de selecciones de provincia y el conjunto nacional, posición donde fue considerado el más completo de todos los tiempos en Cuba.
Desde 2005 asumió la dirección el equipo de Santiago de Cuba y lo condujo a tres finales consecutivas, alcanzando el título de campeón nacional en 2005 y 2007.
En 2007 fue ingresado de urgencia en un hospital de Santiago de Cuba por una subida de la tensión arterial, aunque se repuso satisfactoriamente de la dolencia. EFE

Share/Bookmark

miércoles, julio 09, 2014

Rescate de balseros cubanos

AmericaTeVeCanal41

Share/Bookmark

CUBA: "Cafe con leche" a kids in exile documentary

Cuba Documental


Share/Bookmark

martes, julio 08, 2014

Red de trafico de cubanos

AmericaTeVeCanal41

Share/Bookmark

NASCAR: Cubano-americano Almirola triunfa en Daytona

martinoticias
El cubanoamericano Aric Almirola, de 30 años, obtuvo el domingo el primer triunfo de su carrera en la Sprint Cup Series al volante del auto No. 43, que llevaba el emblema de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, y que se corrió bajo la lluvia en el Daytona International Speedway, en Daytona Beach, Florida.
La competencia Coke Zero 4000 Powered by Coca-Cola debió finalizar el sábado por la noche pero fue pospuesta por lluvia para el domingo, día que también llovió tras las primeras 10 vueltas y concluyó tras 112 vueltas con el triunfo de Almirola, conocido como "el cohete cubano" debido a su ascendencia cubana.
Antes de esta competencia, que lideró 14 vueltas, Almirola había logrado cuatro finales en el Top 5, tras siete temporadas en la Sprint Cup. Su victoria lo catapulta para la competencia conocida como Chase.
Esta fue la primera victoria del auto 43 en Daytona desde 1999 y la primera en la Sprint Cup en cualquier tipo de pista desde 1999.
"Esto es increíble, crecí a solo dos horas de aquí en Tampa, viendo la Daytona 500 y la Firecracker 400s, y crecí soñando con ganar aquí", indicó Almirola, quien nació el 14 de marzo de 1984 en la Base Aérea de Eglin, en Fort Walton Beach, Florida, Estados Unidos.



Share/Bookmark

lunes, julio 07, 2014

Cuba impone nuevas restricciones a la importación de artículos

EFE
A pesar de algunas expresiones de mayor apertura de su economía, el gobierno de Cuba sigue implementando medidas restrictivas. Con el objetivo de combatir el tráfico de mercancías, el régimen de Raúl Castro impondrá a partir de septiembre restricciones a la importación de artículos de uso personal, electrodomésticos y dispositivos informáticos.
Si bien el anuncio aún no se ha hecho de forma oficial, la Resolución 206, emitida por la Aduana General de la República el pasado 30 de junio, fijó los límites a una variada gama de productos que totalizan 381 categorías de artículos, según consigna Diario Las Américas.
En caso de sobrepasar el límite autorizado por la ley, las autoridades aduaneras podrán decomisar las cantidades excedentes que porten los viajeros. Asimismo, si los funcionarios determinan que hubo "importación reiterada de un producto" se le puede decomisar el equipaje en su totalidad.
Esta nueva medida representa una fuerte limitación a las cantidades de productos que actualmente permite importar la Resolución 320, emitida en 2011.
Entre los artículos más afectados se encuentran los electrónicos e informáticos. Además de que se ha reducido a la mitad la cantidad permitida, se deberá solicitar un permiso especial del Ministerio de Comunicación para ingresar los siguientes equipos: fax inalámbrico (sólo se permite uno), la misma cantidad para pizarras telefónicas, micrófonos inalámbricos y accesorios, routers y switches, y walkie-talkies.
Con respecto a los productos alimenticios, de aseo, ropa y calzado, los artículos que más se vieron afectados, con recortes de la mitad o más, son los siguientes: mouse (solo uno a partir de septiembre), torre de computadora (1), discos compactos (50), motherboard (1), conservas de todo tipo (20), productos lácteos de todo tipo (10), máquinas de afeitar desechables (20), artículos para adorno de cabello (24), jabones (30), blumers (dos docenas), trusas (5), gorras (10), calzado femenino (15 pares, 5 de vestir, 5 sandalias o chancletas, 5 deportivo), y calzado masculino (las mismas cantidades que el calzado femenino).
Los pasajeros que importen artículos que excedan los $50.99 pesos deberán abonar un gravamen, a razón de diez pesos cubanos o convertibles por cada kilogramo extra, según establecen las resoluciones 222 y 223, emitidas en 2012 por el Ministerio de Finanzas y Precios.
Sin embargo, la Aduana General, a través de la resolución 207, establece nuevos gravámenes sobre los artículos de carácter personal que portan los viajeros. No obstante, no está establecido si es en pesos cubanos o convertibles.

Share/Bookmark

Miami man charged in Medicare scam among most wanted

oig.hhs.gov
MIAMI (AP) — A Miami man has been added to federal health officials' list of most wanted fugitives.
Sandy De La Fe was indicted last year on charges of conspiracy to commit health care fraud and health care fraud. Investigators say De La Fe owned a Miami pharmacy and participated in a prescription drug fraud scheme that bilked Medicare out of millions of dollars.
According to the indictment, De La Fe's co-conspirators paid patients to obtain prescriptions drugs. The false prescriptions, some of which were worth more than $1,000 a piece, were billed to Medicare Part D, even though the drugs were not medically necessary or not given to Medicare beneficiaries.
Authorities said Medicare paid roughly $2.8 million in false claims.
Investigators believe De La Fe may be hiding in Cuba.

Share/Bookmark

jueves, julio 03, 2014

Artista marcial cubano a Salón de la Fama de EE.UU.

Martí Noticias

Share/Bookmark

martes, julio 01, 2014

Infield Prospect Yoan Moncada Leaves Cuba

Well-regarded young infielder Yoan Moncada has left Cuba with apparent intentions of qualifying for MLB free agency, reports MLB.com’s Jesse Sanchez. The 19-year-old switch-hitter would be subject to international spending limits, making for an interesting wrinkle in the soon-to-launch July 2 signing period.
Moncada was able to make his departure from his home nation through legal means, according to Sanchez, and must now secure residency in another country before petitioning MLB for free agency and receiving clearance from the Treasury Department’s Office of Foreign Assets Control. As Obstructedview.net explained back in May, Moncada — once a teammate of Jose Abreu and Erisbel Arruebarrena with Cienfuegos — had sought government permission to leave his club and country.
Moncada has spent most of his time at second base, though he reportedly is also capable of playing short or third. Sanchez lists him at 6’2″ tall and 205 lb. Moncada’s Serie Nacional statistics and a highlight video can also be found at Obstructedview.net. In 367 total plate appearances over the last two years — all before he turned 19 — he owns a .277/.388/.380 line with four long balls and 21 stolen bases (against 11 times caught stealing).
With teams already well along in lining up commitments to July 2 prospects, it will be interesting to see how they react to Moncada’s potential entry. Though he could still be months away from being able to sign, he would likely become eligible in the upcoming period if all goes smoothly. Unlike most of the players who may command significant bonuses, Moncada is a more developed player who has spent some time against higher-level competition.
Several clubs — most notably, the Yankees — are already said to be prepared to exceed their bonus allotments. The penalty for exceeding the cap includes a 100% tax on the overage and varying caps on future bonuses, depending upon how much the spending goes over the cap. The maximum penalty, which attaches when a team exceeds its pool by 15% or more, precludes a club signing any player for more than $300K during each of the next two signing periods.

Share/Bookmark

lunes, junio 30, 2014

Meet the Cuban Missile of NASCAR

fr.wikipedia.org
Tom Groeschen
SPARTA, Ky. – Reds pitcher Aroldis Chapman is not the only professional athlete nicknamed the Cuban Missile, for NASCAR has one of its own.
Sprint Cup driver Aric Almirola is also called the Cuban Missile, thanks to his Cuban-American heritage. Almirola, who started No. 22 in Saturday night's Quaker State 400 at Kentucky Speedway, was born on Eglin Air Force Base in Fort Walton Beach, Fla.
The 30-year-old Almirola took media members on ride-along tours of bumpy Kentucky Speedway Saturday afternoon, about five hours before the Cup race.
"Welcome to the roughest racetrack known to man," Almirola said, as the car pulled onto the track.
Almirola was driving about 90 mph as he took reporters around the 1.5-mile track in a Kentucky Speedway Ford vehicle, with three passengers at a time.
"The earth underneath the racetrack has settled a lot over their winters," Almirola said. "It gets hot in the summer, then cold. When we hit that (bumps) at 180, your car can literally take flight."
Sprint Cup driver Aric Almirola takes media members on a bumpy Kentucky ride The Enquirer/Tom Groeschen
Almirola entered Saturday ranked No. 22 in Sprint Cup season points. In seven years of Cup driving, Almirola has not won but has 15 top-10 finishes. Almirola drives the No. 43 Ford for Richard Petty Motorsports.
How is the track riding?
"I think it gets rougher every year, I really do," Almirola said.

Share/Bookmark

miércoles, junio 25, 2014

Cuba: El éxodo interminable [II]

fragmentos del libro "Cuba, El Socialismo y Sus Exodos" de Armando Navarro Vega

-----------------------------------
cubanalisis
Armando Navarro Vega
La estampida
Los conocidos como “sucesos de la embajada de Perú” de 1980, considerados como la antesala del éxodo de Mariel, en realidad son el final de una cadena de acontecimientos cuyos inicios se remontan al 13 de Mayo de 1979, cuando un grupo de 12 personas entran por la fuerza en la Embajada de Venezuela en La Habana con la intención de solicitar asilo político, proyectando un autobús contra la puerta de entrada.
El 11 de Junio otro grupo realiza un intento similar en la misma legación, que fue repelido por la policía y que se cerró con el saldo final de un herido por arma de fuego, y el resto de los asaltantes detenidos.
A mediados de Agosto de 1979, un policía de la unidad motorizada de tráfico llamado Ángel Gálvez, que se había ganado la confianza de los custodios de la Embajada de Perú deteniéndose a conversar con ellos entre ronda y ronda, sorprendió a todos dando un pequeño salto que lo colocó en el jardín de la sede, y solicitando a continuación asilo político. El incidente, aunque fue ampliamente divulgado de boca en boca por la población de La Habana, se trató oficialmente con discreción.
Un tercer incidente que involucra a Venezuela se produce el 16 de Enero de 1980, cuando dos hombres tratan de penetrar con un camión en la residencia del embajador. Uno resulta muerto y el otro herido por los disparos de los custodios cubanos.
Ese mismo día otras 12 personas (incluyendo mujeres y niños) penetran en la embajada de Perú en un autobús y solicitan asilo. Ello da paso a una serie de incidentes diplomáticos un tanto rocambolescos. El 21 de Enero el grupo es entregado por el embajador a las autoridades de Cuba sin la autorización de su gobierno. Tras la protesta de este último ante la cancillería cubana, el día 23 el grupo reingresa “clandestinamente” en la sede. Dos días después el gobierno cubano anuncia que no permitirá la salida de ninguna persona que entre por la fuerza en los predios de una misión diplomática acreditada en el país.
A pesar de ello, el 31 de Enero se produce un extraño suceso. Un peruano conocido como “Antúnez”, al parecer un hombre que entraba y salía de Cuba con total naturalidad y de manera frecuente, accede al interior de la legación acompañado por tres cubanos que una vez dentro solicitan asilo político. Antúnez les recrimina su acción y se retira seguidamente. Los diplomáticos peruanos sospechan que lo ocurrido contaba con el apoyo de las autoridades cubanas. El 28 de Marzo otro autobús con tres personas en su interior penetra también en la embajada.
Pero el acontecimiento que finalmente desencadena la crisis ocurre el día 1 de Abril de 1980. En esta ocasión un autobús ocupado por 6 personas logra también penetrar en la embajada. La acción es repelida a tiros por los custodios, y una bala de rebote o el fuego cruzado provoca la muerte del joven suboficial de 27 años Pedro Ortiz Cabrera.
El viernes 4 de Abril el gobierno cubano retira la custodia de la Embajada de Perú, y anuncia por la radio que las puertas de la misma están abiertas para todo aquel que quiera asilarse y salir de Cuba, “independientemente de cuál sea su historial delictivo”.
A primeras horas de ese día unas grúas quitaron las casetas donde los custodios hacían las guardias, y unos obstáculos que se habían colocado en la esquina de 5º Avenida y la calle 72 con el objeto de dificultar la maniobra de acceso por medio de vehículos. En horas de la tarde ya habían entrado unas 300 personas, jóvenes en su mayoría, de manera individual o en grupos pequeños.
Pero es durante la noche y la madrugada donde se produce la verdadera avalancha. Ya son familias enteras con niños y ancianos, gente que viene en coches particulares o del estado y los abandona en los alrededores con las llaves puestas, muchachos del servicio militar que se quitan sus uniformes y distintivos antes de entrar, militantes de la juventud y del partido comunista que tiran sus carnets. En las calles de La Habana se comenta que se han avistado en las carreteras camiones cargados de gente que viene del interior del país para asilarse.
En solo unas horas ingresan a la Embajada de Perú algo más de 10,800 personas, ocupando un área total de unos 2,000 metros cuadrados. Hay gente en el techo de la casa y en los árboles del jardín. Ello provoca un hacinamiento que amenaza con convertirse rápidamente en una crisis sanitaria de grandes proporciones, a lo que se añade la falta de agua y de comida, así como la gran cantidad de personas mayores y de niños con necesidades especiales.
Por ello es casi un milagro que no se produjera una tragedia con numerosos muertos y heridos, a pesar de las escenas de violencia que se filmaron desde el exterior en determinados momentos puntuales, como cuando los miembros del Ministerio del Interior comenzaron a “lanzar” víveres por encima de la verja de manera desorganizada y escasa, con la evidente intención de provocar riñas y altercados, y “demostrarle al mundo la falta de solidaridad y la baja catadura moral” de los asilados.
Ante la gravedad de la situación, el 6 de Abril el gobierno cubano restituye la custodia de la sede diplomática para impedir la entrada de nuevos refugiados, y bloquea las calles aledañas. En los días siguientes se inicia un reparto discrecional y deliberadamente insuficiente de comida y agua, y se instalan unas carpas de la Cruz Roja para atender urgencias médicas. Comienza un llamamiento por megafonía a los asilados para que abandonen la embajada con la promesa de que se les otorgará un salvoconducto que les permitirá permanecer en libertad hasta que se tramite su traslado a algún país que los quiera recibir.
El día 16 se inicia un efímero puente aéreo entre La Habana y Costa Rica, que concluye por la negativa por parte del gobierno cubano de permitir las salidas de los asilados por un tercer país, exigiendo que las mismas se produzcan en vuelos directos hacia los países de acogida o destino final. Varios cientos saldrían de Cuba en los días y meses siguientes por avión hacia diferentes destinos como Estados Unidos, España, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Canadá, Alemania Occidental, Bélgica y Perú, y el resto por el Puente Marítimo del Mariel. El último en salir sería el policía Ángel Gálvez, ocho años después.
Mariel
La noche del sábado 24 de Febrero de 1990 coincidí en una fiesta particular en La Habana con un locuaz funcionario del Departamento América del Comité Central. La conversación giró en torno a las elecciones nicaragüenses que tendrían lugar al día siguiente. Según él, el Comandante estaba indignado con el gobierno sandinista, porque toda la información de inteligencia apuntaba a una más que probable derrota frente a la “Unión Nacional Opositora” (UNO) liderada por Violeta Barrios, viuda de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal, periodista y destacado líder de la oposición al dictador Anastasio Somoza, por lo que había un riesgo cierto de perder en las urnas lo que se había ganado con las armas once años antes. Según este individuo, se sabía incluso que miembros del Frente Sandinista tenían intención de votar por la UNO, aunque por supuesto este no era para nada el discurso oficial en Cuba.
En algún momento de la conversación salió a relucir el Mariel y la embajada de Perú, a modo de ejemplo de cómo se pueden torcer las cosas a pesar de contar con una cuidadosa planificación. Me contó que la crisis migratoria de 1980 se preparó concienzudamente, y que existían dos escenarios operativos con los indicativos “INCA I” e “INCA II”, en clara referencia al país elegido para desatar la crisis diplomática previa, en virtud de criterios locales y regionales de coyuntura política.
La tesis de la fabricación de la crisis en la embajada de Perú la avala el propio Fidel Castro como un ajuste de cuentas dentro del más puro estilo mafioso en el discurso pronunciado el 1 de Mayo de 1980, aunque presenta este hecho como una “provocación” orquestada (no faltaba más) por la CIA y el gobierno de los Estados Unidos:
Todo el mundo sabe que el imperialismo quería afectar las relaciones entre Cuba y Venezuela y Cuba y Perú, desde hace mucho tiempo viene con esa idea maquinando cosas.
 
No podemos olvidar que en el Perú fue la Marina de ese país -la Marina de ese país, y lo sabemos, creo que no se atrevan a discutirlo-, ¡la Marina de ese país!, agentes a sus órdenes, los que hundieron nuestros dos barcos pesqueros, Río Jobabo y Río Damují. [1] Una increíble provocación. Pero, además, tampoco podemos olvidar cómo el convenio de pesca existente entre Cuba y Perú, que llevaba tiempo, que funcionaba perfectamente bien, que era útil, muy útil para los peruanos, pues ayudaba a producir alimentos para los peruanos y ayudaba también a producir alimentos para nosotros, fue cancelado unilateralmente… No podemos olvidar cómo el Gobierno de Perú incumplió el contrato de la construcción de 20 barcos atuneros que concertamos con ellos, en relación con lo cual nuestro país se gastó por otro lado decenas de millones de dólares en una planta de procesar pescado; y, sin embargo, ni siquiera fue cumplido el contrato, no fueron construidos los atuneros, y nos quedamos nosotros con la planta procesadora y sin los atuneros.
 
Aquellos polvos, ¡y otros polvos!, trajeron estos lodos, y aquellos vientecitos trajeron estas tempestades.... detrás de los barcos hundidos en el Perú, detrás de las cancelaciones de los convenios pesqueros, detrás del incumplimiento del contrato de construcción de los 20 atuneros, detrás de todo eso y detrás de todas estas provocaciones está la CIA.
Más adelante declara abiertamente con relación a la retirada de la custodia de la embajada:
Nosotros sabíamos que cuando se retirara la custodia, tan pronto el lumpen supiera que no había custodia se llenaba la embajada de lumpen. Y así ocurrió exactamente. Podría decirse que el lumpen hizo lo que se esperaba que hiciera.
 
Bien, hubo que restablecer una custodia provisional, porque la custodia en esa embajada es provisional. Quiero advertirlo, ya que está por resolver el problema todavía de qué se hace con los que penetren por la fuerza en una embajada (ALGUIEN GRITA: "¡Retirarle la custodia!") Ahora no tiene mucha importancia retirarla, porque le hemos retirado la custodia a la Península de la Florida, que es mucho más grande (APLAUSOS). Hemos tenido que quitar la custodia a la Península de la Florida, tienen un camino más fácil para ir a Estados Unidos (APLAUSOS).
Retomando el hilo de la conversación, me dijo que lo que nunca se previó fue la desbordante afluencia de personas ni la velocidad con la que se precipitaron los acontecimientos, por lo que sólo la rapidez de reflejos y la “acertada dirección del Comandante” posibilitaron una vez más convertir un probable revés “en una nueva y contundente victoria”.
En aquel entonces yo ignoraba hasta qué punto aquel individuo me había transmitido una información veraz, de manera total o parcial, producto de una imprudencia alcohólica, haciendo gala de una impúdica demostración de poder, o por el deseo de impresionar a una exuberante dama que nos acompañaba, de proporciones anatómicas imposibles y memorables.
Desde luego, los resultados electorales del siguiente día se comportaron según su predicción. Y muchos años después pude ver una entrevista con el ex capitán Carlos Cajaraville, desertor de los servicios de contrainteligencia cubanos desde 1995, en la que confirmaba que “Inca I” era la Embajada de Perú, e “Inca II” era el Puerto del Mariel, y que toda la operación fue dirigida personalmente por Fidel Castro desde un puesto de mando ubicado en el Hotel Tritón, en 3º Avenida y calle 74, muy cerca de la legación peruana.
  
Sin duda estos sucesos pudieron desestabilizar seriamente al régimen o terminar en tragedia. Quiero decir, en una tragedia mayor si cabe. Más allá de los triunfalismos oficiales, lo cierto es que para muchos dentro y fuera de Cuba estos acontecimientos marcaron el inicio de su desafección con la revolución.
Creo sinceramente que Fidel Castro también se sorprendió con la estampida. Nadie en Cuba estaba preparado para una demostración pública de rechazo a la revolución de tal magnitud. El día 10 de Abril el Comandante se presentó en los aledaños de la embajada para evaluar personalmente la situación.
Cuentan testigos presenciales que durante unos minutos permaneció de pié al otro lado de la zona de seguridad establecida, observando (en algún momento con binoculares) a la muchedumbre allí reunida, en medio de un profundo silencio. De ser cierto, es una pena que esa escena no haya sido grabada para la posteridad, porque sería un inestimable testimonio de la esencia del totalitarismo: nadie es capaz de articular palabra ante la presencia del poder absoluto, ni siquiera en el supremo instante del desafío.
La respuesta por parte de Fidel Castro fue contundente, y se estructuró en torno a tres ejes fundamentales:
Redireccionar el problema hacia los Estados Unidos, amplificarlo y generar una crisis sin precedentes, logrando a posteriori un nuevo acuerdo migratorio.
Desacreditar, difamar y deshumanizar a todo aquel que quisiera salir de Cuba, y al propio tiempo “demostrar” un “apoyo mayoritario y decidido” del pueblo a la revolución a través de una campaña orquestada en los medios de comunicación nacionales e internacionales.
Castigar brutalmente con los llamados “Actos de Repudio” a todos los que solicitaran oficialmente su salida del país, estuviesen o no vinculados a los hechos de la embajada de Perú, y disuadir con ello a quienes pudiesen albergar la intención de seguirlos.
Los asilados enviaron una solicitud de ayuda a mandatarios y organismos internacionales, entre ellos al Papa Juan Pablo II y al Presidente Carter, que junto a las gestiones diplomáticas desarrolladas por el gobierno peruano logran una respuesta inmediata de casi una decena de países, como ya se comentó.
Los ministros de exteriores de las naciones pertenecientes al Pacto Andino se reunieron en Perú en una sesión de emergencia para tratar el tema de los refugiados y su posible localización posterior. El entonces Secretario General de la ONU, Kurt Waldheim, pidió al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados que estuviese preparado para proveer ayuda a los países receptores.
La crisis se estaba internacionalizando rápidamente, pero la decisión “estratégica” de convertirla en un nuevo episodio del enfrentamiento bilateral entre Cuba y los Estados Unidos estaba en la génesis de toda la operación. En rigor, solo se trataba de una situación táctica más. 
Como evidencia de lo anterior, casi un mes antes de que se desencadenaran los hechos de la embajada peruana, Fidel Castro lanzaba esta advertencia al gobierno norteamericano durante la clausura del Tercer Congreso de la Federación de Mujeres Cubanas, en el teatro "Carlos Marx", el 8 de marzo de 1980:

“Esperamos, igualmente, que (los norteamericanos) adopten medidas para no estimular las salidas ilegales del país; porque nosotros entonces podríamos también tomar nuestras medidas. Ya una vez lo hicimos; porque no vamos a estar tomando nosotros medidas contra los que pretenden salir ilegalmente del país, y ellos estimulando la salida ilegal del país.....ya en una ocasión tuvimos que abrir el puerto de Camarioca. Y nos parece una prueba de la falta de madurez del Gobierno de Estados Unidos volver a crear situaciones similares; porque, en definitiva, nosotros mantenemos el principio de que esta asociación revolucionaria es una asociación voluntaria, ¡voluntaria! (APLAUSOS) La lucha por el socialismo y la lucha por el comunismo es una lucha voluntaria; ese fue, es y ha sido nuestro principio”.
Desde el punto de vista interno, las “condiciones objetivas y subjetivas” eran evidentemente propicias (apremiantes más bien) para producir una crisis migratoria que contribuyese a disminuir la “presión de la caldera”, acumulada desde la finalización de los Vuelos de la Libertad siete años atrás. Desde el punto de vista externo, era necesario generar una dinámica en el exilio de Miami que favoreciera un éxodo marítimo similar (aunque a una escala mayor) al de Camarioca en 1965, apelando a la desesperación de las familias por reunificarse.
Y aquí hace su entrada en escena un personaje como mínimo peculiar, José Napoleón Vilaboa de Llerena, al parecer un “todo terreno” con este extenso curriculum:
·         Miembro del Movimiento 26 de Julio hasta su pronta salida de Cuba después del triunfo de la revolución,
·         Veterano de la Brigada 2506 que protagonizó la Invasión de Playa Girón (Bahía de Cochinos) en Abril de 1961,
·         Veterano del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos de América en el que sirvió entre 1963 y 1965,
·         Jefe de Operaciones de un rocambolesco complot urdido con el connotado pandillero y esbirro del dictador Fulgencio Batista, Rolando Masferrer, para derrocar al tirano François “Papa Doc” Duvalier, imponer un presidente afín y utilizar Haití como base para invadir Cuba, del cual se retiró muy oportunamente en Noviembre de 1966, “casualmente” dos meses antes de que los federales apresaran a todos los complotados.
·         Agente de la Dirección General de Inteligencia cubana (DGI) según su propia confesión en una entrevista concedida a Liz Balmaseda, publicada con el título “Exile: I was mastermind of Mariel” (“Exilio: Yo fui el autor intelectual del Mariel”), el 31 de Julio de 1989  en “The Miami Herald”.
 
En ocasión del treinta aniversario de aquellos hechos, El Nuevo Herald publicó el 16 de Mayo de 2010 un artículo de Juan O. Tamayo titulado “El Padre del éxodo del Mariel no se arrepiente”, en el que Napoleón Vilaboa sostiene la peregrina tesis de que la idea del puente marítimo entre Cuba y la Florida fue suya y no de Fidel Castro, además de negar como ya lo ha hecho repetidamente su vinculación con la inteligencia cubana, y de proclamar que conspiró con el General Arnaldo Ochoa para derrocar a Fidel Castro (un verdadero insulto a la inteligencia de Ochoa).
Vilaboa afirma que se encontraba en La Habana a principios de Abril de 1980 participando en una ronda de conversaciones con el gobierno cubano como miembro del “Grupo de los 75”, el mismo que negoció la salida de presos políticos y las visitas de la Comunidad Cubana en el exterior en 1978.
Según su versión, fue allí y a raíz de los sucesos de la embajada de Perú, que concibió la idea de organizar “una salida masiva por mar”, un nuevo Camarioca, siempre que por cada asilado los exiliados cubanos pudieran rescatar también a algún familiar suyo a modo de estímulo. Le expuso la iniciativa a su “amigo” René Rodríguez Cruz, miembro del Comité Central del PCC y Presidente del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) y, siempre según su versión, el mismísimo Comandante en Jefe, haciendo gala de su proverbial humildad (el sarcasmo es mío) fue a visitarlo con posterioridad a su hotel para que le contara su idea, prometiéndole valorar la opción.
Y la respuesta llegó dos o tres días después estando ya en Miami, por boca del Coronel del Ministerio del Interior Tony de la Guardia, quién le transmitió el siguiente mensaje: “El Número Uno dijo que sí, que todo sería a través del Mariel”.
Si fuese una película, el coronel cubano se retiraría después de transmitir el mensaje caminando hacia atrás, sin darle la espalda, con la cabeza ligeramente inclinada en una discreta señal de respeto; se escucharían los acordes de “Chariots of Fire” de Vangelis, mientras un primerísimo plano de Vilaboa mostraría su escrutadora mirada proyectada hacia el futuro luminoso, representado por el horizonte reflejado en sus pupilas, y aparecería la palabra “Fin”... de la sarta de mentiras burdas e increíbles contadas por este señor.
En cualquier caso, lo que sí es cierto es que el 11 de Abril Vilaboa se dio a la tarea de convocar a través de las emisoras de radio locales a los cubanos para concentrarse en embarcaciones mayores de 20 pies (unos seis metros) de eslora en los límites de las aguas jurisdiccionales de Cuba, con el objeto declarado de “presionar” al gobierno de Castro en materia de inmigración y apoyar a los asilados de la embajada, con el concurso de los medios de comunicación internacionales.
De esta forma Vilaboa se convierte en el instrumento de agitación y movilización del exilio, en el brazo ejecutor de los planes del Comandante, y en el altavoz de las mentiras del régimen a través de los años. [2] Cuando La Habana comunica oficialmente el 20 de Abril que todo aquel que quisiera irse del país podía hacerlo, ya Vilaboa había puesto proa a Cuba acompañado por decenas de barcos.
Se daba inicio así a la “Flotilla de la Libertad”. La tranquila e industriosa población de Mariel, conocida hasta entonces por su magnífico puerto, su fábrica de cemento y su Academia Naval, se convertiría en 1980 en protagonista involuntaria del mayor éxodo masivo de la historia de Cuba, y seguramente uno de los mayores del hemisferio occidental en el pasado siglo.
Oshún al encuentro de Yemayá, con el auspicio de Jimmy Carter
Según los ritos afrocubanos procedentes de la religión yoruba, cada Orisha o deidad tiene su patakí, una leyenda o avatar que define sus dones y atributos, y que ayuda a esclarecer sus oráculos.
Oshún (Orisha Mayor) se representa como una mulata bella, alegre, simpática y fiestera, diosa de la femineidad, la sensualidad y el amor, de la miel, el oro y el dinero. Cuida del fuego del hogar y del vientre de las mujeres. Es la mujer de Shangó (Orisha de la justicia, la danza, los truenos, los rayos y el fuego) e íntima amiga de Elegguá, un “guerrero” que la protege.
Cuenta la leyenda que a Oshún le gustaba pasearse por el monte y jugar con los animales, que la respetaban y no le hacían daño. Oggún (Orisha de la fortaleza y la virilidad descomunal en el ser humano, dueño del monte junto con Oshosi y de los caminos junto con Elegguá) la vio pasar, y prendado de su belleza la persiguió para poseerla.
Oshún, que amaba a Shangó, huyó a través del monte y al llegar al río se arrojó a él, siendo arrastrada por la corriente hasta el mar. Y aquí se tropezó con la poderosa Yemayá, diosa de las aguas, madre universal por ser la dueña del mar, origen de la vida. Yemayá le brindó protección, le regaló el río para que viviera en él y la cubrió de joyas, corales y riquezas para alegrarla, permaneciendo muy unidas desde entonces.
No estoy al tanto de la vida espiritual del señor Vilaboa ni de sus creencias, pero el nombre del barco desde el que capitaneó la flotilla era “Oshún”. Y también, como Oshún, fue al encuentro del mar desde un río, el Miami River, que desemboca en Biscayne Bay.
Evidentemente de manera consciente o inconsciente hay una carga simbólica, porque además Oshún se sincretiza en la religión cristiana con la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba, y Yemayá con la Virgen de Regla, Patrona de la Bahía.
Más allá de la intención, la alegoría es perfecta: “Con la intercesión de la Caridad del Cobre, los cubanos navegan hacia la libertad sobre el maternal regazo de espuma de la Virgen de Regla”.
Presagios y símbolos aparte, el 21 de Abril llegan a Key West los primeros 48 refugiados a bordo de los pesqueros “Dos Hermanos” y “Blanche III”. El martes 22 el periódico “Granma” inicia una nueva sección en primera plana con el título “Noticias del Mariel”, en la que se ofrece un parte diario de la cantidad de exiliados. Este fue el primero:
Ayer por la mañana salieron del puerto del Mariel hacia Estados Unidos dos embarcaciones que, procedentes de la Florida, recogieron 48 elementos antisociales. Hoy saldrán 11 embarcaciones de la misma procedencia que trasladarán a ese país más de trescientos”. ¡Un buen ritmo!
Comienza el juego del gato y el ratón. En contra de lo que cualquiera pudiese inferir a priori de esta expresión, el gato es Cuba, y el ratón los Estados Unidos. Desde la perspectiva de lo que luego ocurrió, y por su previsibilidad, la candidez con la que el presidente Carter anuncia el 14 de Abril que “recibirá hasta 3,500 cubanos de la embajada de Perú” inspira ternura. O la sospecha paranoica de una conspiración.
Carter, individualmente, pudiera ser tonto o agente soviético. Incluso ambas cosas. Pero no es posible que tantos datos, tantas evidencias pueriles de lo que se estaba cociendo, tantos avisos verbales y directos de Fidel Castro en persona pasaran inadvertidas para cientos de asesores informados, sesudos analistas, politólogos eminentes, perspicaces cubanólogos, avezados espías, experimentados agentes de seguridad nacional y decenas de congresistas republicanos y demócratas. Sobre todo demócratas, porque lo que Carter ponía en peligro era la reelección, suficientemente amenazada ya por la vergonzosa crisis de los rehenes en Irán, y por toda la batería de torpezas cometidas, algunas rayanas en la traición, como los acuerdos SALT II firmados con la U.R.S.S. para limitar el número y el tipo de misiles intercontinentales, que en el contexto geoestratégico de aquel momento fueron muy favorables para los soviéticos.
  
Fidel Castro ya podía respirar tranquilo, mientras que la Guardia Costera norteamericana daba la voz de alarma. Lo que en un principio eran algunas decenas de embarcaciones, se convierte en un denso tráfico en el Estrecho de la Florida de miles de barcos, así como de decenas de miles de personas en condiciones precarias de seguridad.
En el informe del entonces Contraalmirante Benedit L. Stabile, al mando del Séptimo Distrito de la Guardia Costera de los Estados Unidos,[3] se puede apreciar la inquietante progresión de los acontecimientos.
El día 22 desembarcó un grupo de 280 refugiados que fueron transportados en un barco de pesca y en dos embarcaciones privadas, seguido por otro grupo de 68 en otro pesquero. Las unidades aéreas de la Guardia Costera avistan alrededor de 50 embarcaciones al sur de Key West, y una cantidad similar entre Miami y Fowey Rocks, al sureste de Key Biscayne.
El día 24 llegaron procedentes de Cuba otros 11 barcos con 700 refugiados, mientras una oleada de entre 1,000 y 1,200 embarcaciones (en su mayoría pequeños yates de recreo) se dirigían hacia la isla. En escasamente ocho días, entre el 22 y el 30 de Abril, ya habían arribado a Estados Unidos 6,333 personas, más del doble de todas las que llegaron durante el éxodo de Camarioca.
       
Desde el día 23 el Consejo Nacional de Seguridad comenzó a establecer la coordinación entre distintas agencias gubernamentales, y 72 horas más tarde el vicepresidente Walter Mondale convocó reuniones con el mismo objetivo en la Casa Blanca. La “Crisis de los Refugiados” ya había dejado de ser definitivamente un foreing affair para convertirse en una crisis interna.
El Departamento de Estado solicitó la ayuda de los líderes y personas influyentes de la comunidad cubana para intentar detener el puente marítimo, advirtiendo al mismo tiempo que la entrada de extranjeros ilegales al territorio norteamericano era un gravísimo delito claramente tipificado y fuertemente castigado. De hecho el Servicio de Aduanas realizó las primeras incautaciones de barcos el día 28 de Abril, pero debido a la fuerte tensión existente en Key West se detuvo el procedimiento por recomendación expresa de la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (conocida como FEMA por sus siglas en inglés) que comenzó a gestionar a partir de entonces la llegada de los refugiados.
La Guardia Costera estaba completamente desbordada por las llamadas de auxilio de decenas de embarcaciones en peligro de naufragar. Eran muchas las causas concurrentes, desde las características totalmente inadecuadas de muchas de ellas para realizar una travesía de esa magnitud, la impericia de improvisados patrones que se lanzaban a la aventura más allá de toda prudencia, impelidos por el deseo de rescatar a sus familiares o por el afán de lucro,[4] la sobrecarga humana que las autoridades cubanas obligaban a aceptar a los capitanes bajo amenazas de todo tipo,[5] o las condiciones meteorológicas adversas que se sucedieron por aquellos días.
Recuerdo un intenso oleaje que se desató repentinamente, una especie de mar de fondo. No puedo precisar la fecha aunque probablemente se trate del 27 de Abril, porque ese día se reportó una fuerte tormenta en el Estrecho de la Florida. Yo estaba junto a un grupo de curiosos en la zona del Malecón habanero conocida como “La Punta”, justo a la entrada de la bahía, observando a un pequeño yate de color blanco que se dirigía hacia allí, con una bandera norteamericana ondeando en la popa. La maniobra era muy peligrosa, porque un tren de olas podía destrozarlo contra los arrecifes a uno u otro lado de la bocana del puerto. El yate desaparecía en medio del mar durante unos angustiosos segundos, y reaparecía solo para volver a hundirse entre las olas instantes después, mientras algún tripulante disparaba bengalas que parecían salir del fondo de las aguas. Felizmente, luego de una ardua lucha, logró acceder al canal y ponerse a buen recaudo. En ese momento el grupo estalló en aplausos y vítores.
También recuerdo que fue la primera vez en muchos años que escuché a alguien en Cuba rezando públicamente. Una mujer relativamente joven comenzó a rezar el Padre Nuestro y el Ave María en voz alta, y a ella se unieron otras dos o tres personas que continuaron haciéndolo hasta que el yate estuvo a salvo, mientras el resto guardaba un silencio expectante.
El 7 de Mayo el FEMA le asigna la misión al ejército de proveer personal militar entrenado, recursos y equipamiento para apoyar la recepción, el procesamiento y posterior reubicación de los refugiados tanto en la Florida como en otras áreas de los Estados Unidos.
En esos momentos ya está operando como centro de recepción la base Eglin de la Fuerza Aérea en la Florida, y comenzaría de inmediato a desarrollar las mismas funciones Fort Chaffee, otra base ubicada en Arkansas.
Los centros de Opa-locka, dentro del condado Miami-Dade, y Fort Indiantown Gap, en Pennsylvania, se unirían a aquellos de inmediato. El último centro de recepción habilitado será Fort McCoy en Wisconsin, a finales de Mayo. Unos 400 marines ya estaban en Key West desde los primeros días para mantener el orden y apoyar las operaciones de logística.
El desconcierto de Carter, su incapacidad para manejar la situación y su absoluta incoherencia se ponen de relieve en dos pronunciamientos contradictorios realizados en menos de dos semanas. El día 3 de Mayo proclama en Filadelfia que los cubanos serían “recibidos con el corazón y los brazos abiertos”, mientras que el día 14 anuncia un programa de varios puntos para detener la flotilla. Entre tanto, el día 6, declara el estado de emergencia en la Florida.
El 19 de Mayo la Guardia Costera establece un bloqueo naval en aguas del estrecho para impedir que nuevas embarcaciones se dirijan a Cuba. A pesar de ello, hasta el 31 del propio mes habían llegado 94,181 refugiados, lo que arroja un promedio diario para los 39 primeros días de la operación de 2,415 personas.
Las llegadas comienzan a ralentizarse de manera notable a partir de Junio. Este mes se cierra con el arribo de 21,255 personas. En Julio la cifra desciende a 2,629, mientras que durante todo el mes de Agosto llegan 3,929 refugiados.
Cuando Fidel Castro decide libre y soberanamente detener las salidas de los cubanos por Mariel el 25 de Septiembre de 1980, ya habían arribado a Key West un total de 125,262 refugiados, a los que se unirían posteriormente por vía aérea otros 600 que quedaron atrapados en el puerto, y que comenzarían a salir paulatinamente a partir del 19 de Noviembre.
(continuará)

---------
[1] Se refiere al hundimiento de dos embarcaciones cubanas en el puerto de El Callao en Julio y Octubre de 1977. Según el momento y la ocasión, ello fue obra también de comandos contrarrevolucionarios radicados en Miami.
[2] “...Porque lo curioso es que esta vez no fuimos nosotros los que tomamos la iniciativa de abrir Mariel, no, la iniciativa la tomaron de allá. Al calor de la situación y de la campaña creada en los propios Estados Unidos sobre los sucesos de la embajada de Perú, de la Florida surgió espontánea la idea de enviar embarcaciones a recoger a este lumpen, y entonces nosotros simplemente nos limitamos a decir que no los recibiríamos a cañonazos porque no venían en son de guerra y que serían atendidos con toda cortesía...”  Fidel Castro, en el discurso del 1 de Mayo de 1980.
[3]  http://www.uscg.mil/history/articles/USCG_Mariel_History_1980.asp  “U.S. Coast Guard Operations during the 1980 Cuban Exodus”
[4] Hasta donde he podido saber, una plaza individual en una embarcación se llegó a cotizar hasta en 8,000 dólares, sin derecho a devolución en caso de que finalmente la persona no pudiese viajar. 
[5] El gobierno norteamericano protestó formalmente el 16 de Mayo ante la Organización Consultiva Marítima Intergubernamental de la ONU por el envío desde Cuba de embarcaciones sobrecargadas, incumpliendo las reglamentaciones de la International Convention for the Safety of Life at Sea (SOLAS). Justo al día siguiente, la embarcación de paseo "Olo Yumi" de unos 7 metros de eslora, se hunde al norte de Mariel con 52 refugiados a bordo. Mueren 14 personas. El barco "Courageous" de la Guardia Costera y su helicóptero rescatan a 38 personas, entre ellas a Ibis Guerrero, una niña de 13 años que perdió a sus padres, a sus hermanas y a su abuela. En total se produjeron solo 9 naufragios y 27 víctimas mortales, casi un milagro. Basta con ver las imágenes de los barcos atestados llegando a Key West para comprobar la veracidad de la denuncia.

Share/Bookmark

Cuba: El éxodo interminable [I]

fragmentos del libro "Cuba, El Socialismo y Sus Exodos" de Armando Navarro Vega
------------------------------
cubanalisis
Armando Navarro Vega
Los antecedentes del éxodo de Mariel

La revolución cumplía su “mayoría de edad” en 1980 con la celebración de su vigésimo primer aniversario, después de transitar por una infancia y una adolescencia complicadas. Para muchos ya era hora de exigir resultados concretos. Parafraseando la letra del tango “Volver”, la gente decía que “veinte años no es nada” siempre que se pasen como Carlos Gardel: “de barra en barra, y con la guitarra bajo el brazo”.
El primer Plan Quinquenal 1976-1980 no arrojó como resultado un cambio positivo visible en la vida de los cubanos. El Sistema de Dirección y Planificación de la Economía chocaba repetidamente contra el liderazgo personal e incontestable del Comandante en Jefe, más Comandante y más Jefe que nunca, inmerso como estaba en la dirección de la guerra de Angola, a la que se había sumado la guerra de Etiopía a partir de 1978, el apoyo directo a la guerrilla del Frente Sandinista hasta su triunfo en 1979 “y más allá”, de la guerrilla salvadoreña, y la presidencia del Movimiento de Países No Alineados.
Las asambleas de circunscripción del Poder Popular dejaron de interesar a la gente en la misma medida en que se reveló su inutilidad para resolver sus problemas. Pronto se convirtieron en una pieza más del denso entramado burocrático. Cada vez estaba más claro que la causa de las dificultades no radicaba en la falta de información de los niveles superiores. El verdadero origen se iba perfilando progresivamente mejor.
El Partido, el único e “inmortal”, impuso el centralismo democrático como principio rector y universal de dirección. Dicho de otro modo y sin eufemismos, refrendó la subordinación de todas las instituciones económicas, políticas, sociales o administrativas del estado y la nación a las orientaciones del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, algo así como la Santísima Trinidad. En definitiva otro lenguaje, pero nada nuevo bajo el sol.
La re-sovietización del país (duro “regreso al redil” fruto de la acumulación de fracasos en los 60´ y de la crisis energética mundial de principios de los 70´) se evidenciaba de múltiples maneras. En la proliferación de cursos de idioma ruso. En las ridículas “gorras de plato” de los uniformes de diario del ejército, o en los exóticos “hurras” que se gritaban ocasionalmente en los desfiles y actos militares.
En la presencia ostensible en las calles y en los organismos de técnicos y asesores soviéticos civiles y militares, con sus camisas blancas de nylon invariablemente mal cortadas que les daban la apariencia de estar uniformados, y sus voluminosos y robustos cuerpos que les hacían acreedores del apelativo genérico de “bolos”.
En las series de televisión, las películas y los célebres muñequitos (dibujos animados) rusos, con los que un conocido actor cómico amenazó a su nieto en la ficción si se portaba mal durante la emisión en vivo de un programa humorístico, y que le costó una sanción por ello. De hecho, la frase genérica de advertencia “te pongo los muñequitos rusos” se convirtió en un clásico popular. Las diferencias culturales, enormes de por sí, se ensanchaban con la monótona y machacona aridez del socialismo, todo un universo en blanco y negro.
Las carencias materiales eran de índole universal y mostraban un crecimiento sostenido debido a la acumulación de problemas sin resolver, incluyendo los productos agrícolas que jamás habían faltado a la mesa más humilde.

En la crisis de 1929 a 1933 se puso de moda una frase que describía una situación paupérrima (“la cosa está de Yuca y Ñame”) por referencia a dos tubérculos muy corrientes y apreciados en la mesa cubana, que en aquellos años le salvaron la vida a más de una familia. En La Habana de los 60´ (y hasta bien entrada la segunda mitad de los 70´, en que se produjo una efímera aunque insuficiente mejora en los suministros como se verá con posterioridad), no era fácil encontrarlos, y cuando había se distribuía por la Libreta o cartilla de racionamiento. La patata, un cultivo del cual se pueden recoger en la isla tres o cuatro cosechas al año, no corría mejor suerte que los anteriores. Hasta el azúcar estaba racionado.
El llamado “Cordón de la Habana”, una de los planes agrícolas demenciales del Comandante, no logró desbancar a Colombia, a Brasil y al resto de los principales productores mundiales de Café, pero lo que sí logró fue destruir las plantaciones de árboles frutales que rodeaban a la capital.
El plátano manzano o el mamey se convirtieron en “frutas exóticas” para los niños nacidos después de 1968. No corrieron mejor suerte el caimito, la guanábana y tantas otras frutas tropicales, gracias a la deforestación de los bosques para sembrar café Caturra en las montañas y caña en los llanos, noble labor a la que se dedicó con ahínco, bajo las orientaciones del Comandante en Jefe, la “Brigada Invasora Che Guevara”[1] desde el oriente hasta el occidente del país.
   
El racionamiento del café (vigente desde Octubre de 1963, cuando el ciclón “Flora” asoló las provincias orientales) convirtió una conocida guaracha en una canción subversiva porque en el estribillo, versionado por el ingenio popular, el pueblo se lamentaba: “Ay Mama Inés, ya ni los negros tomamos café”, en lugar de “todos los negros...” como reza la letra original.
En las casas ya se notaba algo más que una simple falta de pintura. En la capital, el salitre del mar corroyó sin piedad las rejas y guardavecinos de la Habana Vieja (algunas de ellas verdaderas obras de arte en forja); erosionó las fachadas y las paredes interiores, mordió los muros de las azoteas por donde terminó filtrándose la lluvia que reventó los techos[2]; devoró las ventanas y puertas de madera en colaboración con el sol, la humedad, los ciclones tropicales y la desidia.

Las tuberías se estrecharon por la acumulación de sales minerales, sin posibilidad de sustituirlas. También se deterioraron las instalaciones de gas, las redes sanitarias y las instalaciones eléctricas dentro y fuera de las viviendas. El derrame de las aguas albañales se convirtió en algo habitual en las calles habaneras.
Los cortes de agua eran frecuentes[3]. En determinadas zonas de Centro Habana y la Habana Vieja, dos populosos y céntricos municipios de la capital cubana, nos es que faltara el agua esporádicamente, es que dejó de fluir. En las tomas contra incendios (recuerdo la de la esquina de Prado y Refugio, en la que me abastecí más de una vez) la gente acopiaba el agua aproximadamente entre las 23:00 y las 02:00 de la madrugada en unos tanques de acero de 55 galones “americanos” (unos 208 litros) y en latas de aceite de 5 galones (unos 19 litros) y las acarreaban en unas carretillas fabricadas con madera, que usaban como ruedas unos cojinetes o rodamientos.
Todo ello (incluyendo los depósitos) era material robado, porque nada de eso se vendía en ninguna parte. El ruido era ensordecedor, pero era casi música celestial para aquellos que tenían la suerte de recibir agua directamente en sus casas aunque fuera una hora al día.
La vida transcurría en las colas. En todas partes se hacía cola. Había colas organizadas, colas desorganizadas y “molotes”. Colas por orden de llegada, colas por números, colas en las que se permitía “rotar” y en las que no, colas en la que se permitía “marcar” por otras personas y en las que no se podía. Colas para los que tenían reserva o número por anticipado, y “colas para los fallos”.
Colas que duraban meses ratificando el número mediante presencia física al menos una vez al día para, por ejemplo, comprar un colchón. En caso de no poder asistir a dicha “ceremonia de reafirmación” se perdía la vez. De todos modos, hacer esa cola no garantizaba en muchos casos que se pudiese adquirir el producto, porque no se sabía con anterioridad la cantidad que se iba a distribuir.
En los restaurantes y cafeterías se hacía cola durante horas, incluso para reservar una mesa para el día siguiente. Muchos de los establecimientos existentes antes de la revolución habían cerrado sus puertas después de la Ofensiva Revolucionaria de 1968, y se convirtieron en “locales” que luego se asignaron como viviendas, por lo que la necesidad de recurrir a ellos, unida al crecimiento de la población, hacía que las colas fueran en aumento.
Los restaurantes (que en un principio también estuvieron desabastecidos, como se verá más adelante) permitían después completar la exigua cuota de racionamiento que no llegaba a cubrir el mes y ampliar el suministro de proteínas, además de posibilitar el consumo de productos que nunca se distribuían por la Libreta. Los comedores obreros y escolares (las becas en particular) ayudaban, pero no resolvían el problema.
 
Ya a finales de la primera mitad de los 60´ se podía comer barato y bastante bien en los Círculos Sociales Obreros de las playas. Al que quisiera comerse un sándwich le esperaba una cola más o menos larga y tediosa, según el día y el horario escogido, en la Casa Potin, en El Carmelo de Calzada o en el de 23, en las cafeterías y restaurantes de los hoteles o, si quería un sándwich “a la cubana” con pan de barra, en el Sloppy Joe´s Bar, en la esquina de Ánimas y Zulueta. Los ingredientes no se podían adquirir en ningún otro sitio, por lo que había que recurrir forzosamente a los establecimientos hosteleros.
Había cosas que comer, como no. Se podía degustar una fabada asturiana en el “Centro Vasco”, un lacón con papas o un arroz a la indiana en “Las Bulerías”, un hash gordon blue en el “Club 23”, una crema de queso en “Los Andes”, un filete uruguayo en “La Torre”, un filete mignon en el “Monseñor”, un pollo a la barbacoa en el “Polinesio”, una sopa china en el “Mandarín”, un arroz frito especial con maripositas en el “Yang Tse”, o una pizza de prosciutto en “Montecatini”, en “La Romanita” o en “Doña Rossina”. Estos, entre otros establecimientos, eran la élite de los restaurantes de La Habana (herencia en su mayoría de la etapa republicana) y eso se reflejaba en los precios, por lo que en cualquier caso, y sin llegar a ser prohibitivos en términos generales salvo para las familias y los jubilados de más bajos ingresos, no eran sitios que pudieran frecuentarse asiduamente.
En los antiguos “Ten Cent” de Woolworth (rebautizados con el nombre de “Variedades de Galiano, de Obispo o de 23” según la ubicación física del establecimiento) la cola para almorzar se iniciaba fuera del local hasta la hora de apertura, y después continuaba dentro, detrás de cada puesto en la barra, en filas de dos, tres o cuatro personas en fondo. Los jubilados solían acudir a estos sitios debido a los precios.
No era fácil conseguir pescado, pero en cualquier MARINIT (establecimiento de la red de restaurantes del Instituto Nacional de la Industria Turística especializados en pescados y mariscos) se podía comer cuando se inauguraron, allá por 1964, desde una rueda de pargo meniere o unos camarones enchilados, hasta unas ancas de rana.
En los Fruticuba había (cuando había) mangos, melones y piñas. Las Pizzerías que inundaron La Habana tenían al inicio una excelente oferta, que degeneró progresiva y rápidamente. Pese a ello (¿o quizás gracias a ello?) las pizzas “degeneradas” se convirtieron en auténticos matahambre. Lo de remarcar la frase “al inicio”, válido en uno y otro caso, es una precisión muy importante. Nada perdura en el socialismo, salvo la ineficacia.
El surtido y la calidad original de las nuevas pizzerías se mantuvieron poco tiempo; los MARINIT en su mayoría no llegaron abiertos a los 70´, y de su esplendor solo quedaba el recuerdo, o una acera intransitable inundada de un líquido viscoso en el lugar donde se situaban los depósitos de basura, y un olor insoportable a pescado podrido en los que aún existían, como en “Los Parados”, en la intersección de las calles Consulado y Neptuno.
Muchos habaneros emigrados rememoran con nostalgia los sitios y la oferta gastronómica descrita, incluso aunque no la frecuentaran. La nostalgia sublima el recuerdo del motivo esencial por el cual iban la mayoría de las veces a comer en un restaurante o en una cafetería, así como el tremendo esfuerzo que implicaba hacerlo, comenzando con el simple traslado hasta el lugar elegido, y continuando con las horas de cola bajo el sol o la lluvia; con la amenaza real del anuncio, tras una espera infructuosa y a las puertas mismas del local, de que “se fue el agua o la luz” (como si tuvieran vida propia) de que “se acabó el pan o el hielo”, o de cualquier otra razón para paralizar la venta; con las broncas y la indignación ante el descaro con el que entraban delante de sus narices los que tenían dinero para sobornar a los camareros, mientras los niños se rendían de cansancio en los brazos de unos padres también muy cansados.
Resulta evidente, dado el escaso potencial de satisfacción de las situaciones descritas, que los restaurantes y cafeterías en aquellos momentos no eran sitios (como suelen serlo en otras circunstancias) de ocio y esparcimiento a la par que de alimentación, sino que la gente acudía a ellos mayoritaria y literalmente “para comer”, impelidos por la visión de una despensa vacía[4], o por la alternativa ofrecida por un menú racionado, desbalanceado, escaso, pobre y repetitivo hasta el hartazgo, y para colmo soso por la falta de especias y de los ingredientes más básicos para sazonar, algo que solo lograba compensar al menos en parte la desbordante imaginación de la que hacían (y hacen) gala principalmente nuestras mujeres.
Cubano que peinas canas, remember las lentejas con sal nadando en el agua en los 60´, los chícharos (guisantes) omnipresentes en los 70´ y los 80´, o el arroz con piedrecitas y animalitos varios que llegamos a echar de menos en los 90´, como en el chiste.[5] La juventud, divino tesoro, lo vivíamos de otra manera, pero pasábamos exactamente por los mismos trances, aunque algunos ahora no lo recuerden.
                  
Los precios en la hostelería no eran excesivos, y en cualquier caso la imposibilidad de gastar el salario (en parte por la política de gratuidades que preludiaba la eliminación del dinero, y en gran parte por la carencia de bienes y servicios en que gastarlos, salvo en el mercado negro) determinó la existencia de un excedente monetario exorbitante en manos de la población, que el estado recuperaba parcialmente por esa vía.
El mercado negro reflejaba perfectamente la magnitud del problema. Las cajetillas de cigarrillos (racionados al igual que los puros desde el año 1971 mediante una cuota destinada a los mayores de 16 años, recientemente eliminada después de casi 40 años) tenían un precio oficial de venta en torno a los 20 centavos (céntimos) el tabaco negro, y entre 25 y 30 el tabaco rubio.
En la “bolsa negra” dichos precios llegaron a multiplicarse por 100. Las marcas de tabaco Populares, Ligeros y Vegueros alcanzaron los 20 pesos, y las de tabaco rubio (Dorados y Aroma) 25 y 30 pesos respectivamente.
El salario mínimo rondaba los 70 pesos mensuales, una pensión no contributiva o “renta vitalicia” los 40, y el salario medio no alcanzaba para comprar seis cajetillas de “Aroma”. Por una libra (algo menos de medio kilo) de frijoles negros se llegó a pagar hasta 20 y 25 pesos.
Comprar carne de res era un delito que se pagaba con dos años de cárcel como mínimo; el sacrificio de una res (Sacrificio de Ganado Mayor según el Código Penal) podía suponer, en función de las circunstancias, entre 20 y 25 años de privación de libertad, y ello incluía al legítimo propietario de la res.
Ya comenzaban a convivir forzosamente bajo el mismo techo tres generaciones, por la imposibilidad de adquirir o alquilar una vivienda. La autorización (reciente entonces) para construir por cuenta propia entraba en contradicción con la falta de materiales, y con la persecución del robo de los mismos.
La Habana y los habaneros se habían ido transformando. El “baby boom” de los 60´, el imparable éxodo del campo hacia la ciudad, y el porcentaje inmensamente mayoritario de emigrantes de raza blanca, modificaron el perfil étnico y demográfico de los habitantes de la capital cubana. La superpoblación relativa, fruto de la escasez de viviendas, generó a su vez profundos cambios de índole sociológica.
Las casas no podían albergar en su interior a tantas personas. Los quicios de las puertas de los edificios y las aceras sustituyeron a las salas de estar. La vida privada se trasladó hacia el exterior, se hizo pública y progresivamente impúdica, facilitando de paso la labor de vigilancia de los Comités de Defensa de la Revolución. La calidad de la vida se deterioró de manera generalizada en proporción directa con el aumento del hacinamiento, la promiscuidad y las carencias. La Habana se fue “haitianizando” con el paso del tiempo.
El apartamento justo debajo del mío, de dos dormitorios, albergó recién construido en 1957 a una pareja de mediana edad con una hija. La familia emigró a principios de los 60´, y la vivienda fue entregada a una señora con tres hijas y un hijo. Dos de las hijas se casaron y cada una a su vez tuvo descendencia, con lo cual a mediados de los 70´ el núcleo familiar ya contaba con 12 miembros. En los dormitorios apenas había espacio para colocar las colchonetas que durante la noche tapizaban toda la superficie disponible del apartamento.
 
Los problemas generados por la convivencia en las condiciones descritas deterioraron de forma importante la vida social y familiar, y al matrimonio en particular. La violencia verbal y física (en particular en el ámbito doméstico), la chabacanería, el lenguaje soez, la falta de respeto y de urbanidad, las conductas incívicas en general se convirtieron en habituales. La cultura de la marginalidad impregnó el comportamiento individual y de grupo, con la agravante de ser promovidas desde el poder como “rasgos distintivos de la cultura popular cubana” en contraposición a una pretendida “cultura burguesa afectada y retrógrada”.
La solución propuesta al problema de la vivienda fue el “movimiento de Microbrigadas”, unas brigadas de construcción formadas por trabajadores pertenecientes a un mismo organismo oficial o centro de trabajo, que antes de construir sus propias viviendas tenían que edificar durante años obras sociales y otros edificios, en jornadas de 12 horas como mínimo y prácticamente los 7 días de la semana, si se incluyen los “trabajos voluntarios” y las guardias. Dicho movimiento muy pronto se reveló como una respuesta totalmente insuficiente. Ser “microbrigadista” tampoco garantizaba ser acreedor de una vivienda, las cuales se entregaban mediante asambleas de “otorgamiento” por méritos laborales y políticos.
Las viviendas de las personas que se iban del país eran confiscadas y entregadas por el estado en función de diferentes criterios. Existían “zonas congeladas” (zonas de embajadas, zonas próximas a determinados objetivos económicos o militares, o cercanas a las viviendas de los dirigentes de primer nivel) que se otorgaban por criterios de confianza política, en muchas ocasiones a miembros o informantes del Ministerio del Interior. Había casas o apartamentos que pasaban a ser “Medios Básicos” (bienes de capital) de los organismos públicos, que se convertían en oficinas o que se “asignaban” a trabajadores y cuadros de dirección también por méritos laborales y políticos, o a “casos sociales” de extrema necesidad, mediante asambleas o por asignación directa.
Los efectos electrodomésticos iban muriendo, sin que la población pudiera garantizar su reposición, y sin que los que carecieran de ellos pudieran comprarlos. Los adquiridos antes de la revolución ya rondaban (en el caso de los más nuevos) los 20 años. Los televisores, radios y frigoríficos (refrigeradores o “frigidaires”) soviéticos, y hasta los relojes despertadores se otorgaban también en asambleas por méritos laborales y políticos, y en un escaso número considerando la enorme demanda.
Los cierres de las cajas de armamentos soviéticas representaron una salvadora innovación para arreglar las puertas de los frigoríficos de los hogares y aumentar su hermeticidad (las juntas de goma tampoco eran fáciles de conseguir), alargando así la esperanza de vida de sus motores. Hasta entonces, muchos recurríamos al más primitivo sistema de amarrar con una soga el tirador de la puerta a la parrilla situada en la parte de atrás del equipo.
El transporte urbano (en particular en 1979 y 1980) y el interprovincial empeoraron ostensiblemente. La isla, que tuvo ferrocarril antes que España siendo su colonia, tenía ahora un sistema ferroviario desastroso. Por si fuera poco, el sector azucarero se vio afectado por una plaga, la Roya de la Caña, provocada por el hongo puccinia melanocephala.
Las guerras en las que participaba Cuba demandaban la participación de hombres y mujeres, así como una enorme cantidad de recursos (incuestionable desde la perspectiva del cumplimiento del “sagrado deber internacionalista”).
Vivíamos en un estado de exaltación bélica perpetua, rodeados de consignas, enfrascados en actividades de la defensa y en batallas productivas, movilizados en campañas y organizados para cualquier cosa en contingentes, brigadas y batallones. Sacrificando la vida individual y familiar en absurdos rituales colectivistas, en reuniones inútiles, en mítines y asambleas estériles, en “círculos de estudio” adoctrinadores, panfletarios e insultantes para la inteligencia. Cuidándonos de los vecinos y de los compañeros de estudio o trabajo, callando lo que pensábamos, simulando. Hasta los que estaban de acuerdo con el régimen sabían (y saben) que hay un nivel de crítica al que no se puede acceder, que “se juega con la cadena pero nunca con el mono”.
Ya entonces la cotidianidad transcurría en un escenario de destrucción. Era (y es) la representación simbólica de la invasión que no tuvo lugar, de la guerra que no ocurrió, como afirma el escritor cubano Antonio José Ponte. Es la metáfora viva que legitima el discurso del bloqueo y la agresión imperialista, materializada en la escasez y en la destrucción imparable del entorno urbano, un nuevo arte de fabricar ruinas[6].
Tiendas vacías, cines, teatros, cafeterías y locales cerrados y abandonados, edificios derruidos, inmuebles apuntalados que no se reparan. Viviendas declaradas inhabitables, ruinas habitadas por legiones de seres humanos arruinados; solares yermos en los que se acumula la basura y en los que jamás se construye, escombros amontonados, calles intransitables llenas de agujeros, aceras rotas y sucias, malos olores, oscuridad en las noches por los apagones y por un deficiente alumbrado público.
La Habana se convirtió en un inmenso parque temático para hacer “turismo ideológico”, la capital de una isla supuestamente martirizada por los yanquis, la primera trinchera de la extrema izquierda mundial. La Neverland antiimperialista en la que la utopía se hace realidad, habitada según el imaginario retroprogre por heroicos y sonrientes cubanitos, and beatifull señoritas muy desinhibidas y bastante sanas e instruidas, rescatadas por el marxismo de las garras de la iglesia católica para el disfrute sexual de todos los proletarios del mundo.
Lo malo para esos turistas es que después tienen que regresar al capitalismo consumista, a la decadente sociedad burguesa que les garantiza, entre otros muchos derechos, el de vilipendiarla públicamente sin miedo a ninguna represalia, y el de viajar a donde les plazca[7] siempre que se lo puedan permitir.
Sin embargo, en 1979 se produjo un hecho que removió los cimientos del régimen, y que cambió radicalmente la percepción acerca de la realidad interna y externa de cientos de miles, quizás de millones de cubanos: las visitas de la llamada “Comunidad Cubana en el Exterior”.
La conversión de la “gusanera” en crisálidas: la Comunidad Cubana en el Exterior
Desde la finalización de los “Vuelos de la Libertad” en 1973, el flujo migratorio se ralentizó notablemente. Los que llegaban a los Estados Unidos lo hacían en balsas, y las salidas por vías legales (mucho menos numerosas que las que se producían a través del Puente Aéreo a Miami) se hacían a través de terceros países.
Irse de Cuba hasta esos momentos era como “morirse” en un doble sentido: porque los que lo hacían “pasaban a mejor vida” según el humor popular, y porque el que se iba no volvía, salvo muy contadas y especialísimas excepciones.
La única comunicación existente entre los cubanos de la isla y los del exterior era a través de un lento correo ordinario, y de unas onerosas llamadas telefónicas, ambos sistemas inseguros e intervenidos descaradamente[8]. Nadie, salvo los marineros mercantes, los pescadores y algunos funcionarios de un reducido grupo de instituciones y ministerios viajaba al mundo occidental o incluso a los países socialistas, a los que habría que añadir en este último caso a los estudiantes becados.
La propaganda del régimen insistía en presentar a los exiliados en los Estados Unidos poco menos que pidiendo limosnas en las calles, fregando suelos y platos en restaurantes, o aparcando coches, denigrados y despreciados en un mundo anglosajón. Los que estaban en terceros países tampoco corrían mejor suerte, según dicha versión.
Algo de verdad había y hay en la dureza de los comienzos, de los primeros pasos de aquellos que inician una vida fuera de su país y de sus costumbres, separados de su familia, sin conocer a  nadie, y sobre todo si no hablan el idioma local.
Tengo una amiga que se refiere a esa etapa como “el túnel” por el que todos pasamos con mayor o menor velocidad, y con mejor o peor suerte. Forma parte de un aprendizaje necesario y útil, fundamental para fortalecer el espíritu y desarrollar la inteligencia emocional.
Los primeros emigrantes cubanos se encontraron además con el panorama desolador de una ciudad de Miami que languidecía atrapada en una crisis económica y social, que solo parecía empeorar con su llegada según todos los analistas de la época.
Pero evidentemente ese no era el sentido de la propaganda oficial. Recuerdo un testimonio de alguien que inexplicablemente se fue y volvió, una mujer llamada Marta González, que escribió un libro titulado “Bajo Palabra”.
En él representaba al exilio de Miami como un submundo precario, sórdido, enajenado y desgarrado, en el que la gente vivía de las apariencias y el engaño, retratándose al lado de coches y casas ajenas para enviar las fotos a Cuba como prueba de su éxito en el American Way of Life.
A ella y a su marido no les fue del todo mal. Creo recordar (hace más de 30 años que leí el libro) que empezaron a trabajar en la biblioteca o en una dependencia similar de la Universidad de Harvard, después de ser relocalizados en Massachusetts. Pero aún así decidieron regresar a Cuba (no explican cómo lo lograron, ni cómo o por qué les autorizaron) reconociendo “su profundo error”[9].
Con la llegada de Jimmy Carter a la presidencia norteamericana algo comenzó a moverse. El 30 de mayo de 1977 los gobiernos de Cuba y de los Estados Unidos, mediante un canje de notas diplomáticas, deciden crear (bajo la protección de la Embajada Suiza) la Oficina de Intereses de Washington en La Habana y viceversa, con el objeto de desarrollar “funciones diplomáticas y consulares rutinarias”. Ambas oficinas abren sus puertas simultáneamente el 1 de Septiembre de ese año.
55 hermanos
En Diciembre de 1977 y a lo largo de unas tres semanas, el cineasta y escritor Jesús Díaz, exiliado posteriormente y fallecido el 2 de Mayo de 2002 en Madrid, graba en La Habana un documental titulado “55 Hermanos”, en el cual se refleja la perspectiva que, acerca de Cuba y de la revolución tiene un grupo de jóvenes residentes en Estados Unidos y Puerto Rico, integrantes de la “Brigada Antonio Maceo” (organizada en los propios Estados Unidos años antes, con el objetivo declarado de romper la imagen homogénea del exilio cubano), que fueron “arrancados de Cuba” por sus padres a principio de los 60´.
En general, todos compartían en mayor o menor grado un sentimiento de desarraigo (propio o heredado), y una clara identificación con las posiciones típicas de la izquierda norteamericana de los años 60´ y 70´ en relación con el capitalismo, la guerra de Vietnam, la figura del Che Guevara y, como consecuencia de todo ello, con la revolución cubana.
El documental muestra siempre el alineamiento sin fisuras con la dictadura. En algún caso más elaborado desde el punto de vista teórico, o en otro más emocional, expresado como “una necesidad de ser aceptados como cubanos revolucionarios y comprometidos”.
Al parecer, algunos de estos jóvenes colaboraron con la Dirección General de Inteligencia como informantes, y posiblemente en otras misiones de mayor responsabilidad dentro y fuera de Cuba.
En concreto uno de ellos, Carlos Muñiz Varela, fue reconocido como Mártir y Héroe de la República de Cuba después de su muerte, tras ser ametrallado en su coche en Guaynabo, Puerto Rico, el 28 de abril de 1979. En el momento de su muerte dirigía una agencia de viajes a Cuba (“Viajes Varadero”) que podría haber sido utilizada por la DGI, entre otras labores, para realizar operaciones encubiertas vinculadas al narcotráfico.
La intención del documental de “lavar la imagen” de una parte del exilio, y proclamar la existencia de una nueva generación que no solo no condena a la dictadura, sino que la ama, tiene como colofón la redacción por parte de Marifeli Pérez-Stable[10] de un comunicado final de despedida en nombre de la Brigada, en el que se expresa lo siguiente:
“Hoy somos más cubanos que hace tres semanas, porque hemos visto de cerca como después de 100 años de lucha el pueblo cubano ha rescatado su nacionalidad, su futuro y ha tomado las riendas de su historia en sus manos. También nos sentimos más felices porque entendemos que la condición de cubanos no está atada a una definición geográfica sino a una tradición de lucha que comenzó Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo y José Martí, que continuó Julio Antonio Mella, Rubén Martínez Villena y Antonio Guiteras y que llevó a su justa continuación histórica el compañero Comandante en Jefe Fidel Castro, el Movimiento 26 de Julio y las otras organizaciones revolucionarias. Sólo esperamos estar a la altura de nuestro deber como cubanos en los Estados Unidos y Puerto Rico. La Patria, como nos dijo el compañero Fidel ayer, ha crecido con nosotros, pero nosotros no nos podemos conformar con eso nada más
.
La Brigada Antonio Maceo tendrá otros contingentes, nuestro compromiso es el de rescatar para la patria los hijos de los que se fueron. Nuestra presencia aquí durante estas tres semanas y ese compromiso constituyen en el orden moral una rotunda victoria de los principios de la Revolución Cubana.
 
La Brigada desarrolló muchas actividades durante su estancia en el país, desde trabajos voluntarios hasta encuentros con dirigentes de la revolución como Armando Hart, entonces Ministro de Cultura, y el propio Fidel Castro.
Todavía recuerdo cómo contemplamos atónitos en el documental a Hart conmovido hasta las lágrimas al recordar a unos sobrinos que habían emigrado a los Estados Unidos a principios de la revolución, algo completamente contrario a la “firmeza revolucionaria” exigida hasta entonces frente a los apátridas y traidores, al margen de que tuviesen unas horas de nacidos ó 102 años.
Una pacífica y reconfortante invasión de “mariposas”
Evidentemente nos estaban “preparando el cuerpo” para asimilar algo gordo. Y lo gordo llegó a finales de 1978. Los días 21 y 22 de Noviembre se reunieron en la Ciudad de la Habana personas “representativas” (no “representantes”) de la Comunidad Cubana en el Exterior, conocidas a partir de entonces como el “Grupo de los 75”, y “representantes” (aquí sí) del Gobierno de Cuba para examinar cuestiones de interés común. La reunión tuvo lugar en respuesta a la iniciativa formulada por el propio Fidel Castro, en una comparecencia pública el 6 de septiembre.
En realidad esa reunión se gestó en el Verano de 1977 en Ciudad de Panamá, cuando el coronel de los servicios de inteligencia cubanos Antonio “Tony” de la Guardia contactó allí a Bernardo Benes, un influyente hombre de negocios cubano residente en Miami, y con contactos conocidos en la Casa Blanca. Él fue el enlace entre el gobierno cubano y las “personas representativas” que estuvieron en las negociaciones previas al encuentro en La Habana.
La agenda de la reunión[11] contó con los siguientes puntos:
1)      El problema de las personas que guardaban prisión por “delitos contrarrevolucionarios” (fórmula empleada para hacer referencia a los presos políticos en Cuba).
2)      La reunificación familiar.
3)      La posibilidad de visitar Cuba para las personas de nacionalidad u origen cubano residentes en el exterior.
Los resultados inmediatos fueron:
  • El indulto y excarcelación, a razón de cuatrocientos mensuales, de 3,000 presos políticos, incluyendo la totalidad de las mujeres sancionadas en ese momento. Se anunció además la autorización de salida de todos los expresos políticos y sus familiares inmediatos hacia los Estados Unidos u otros destinos elegidos por lo mismos, pendiente solo de los visados de los países receptores.
  • La autorización de salida “permanente” (igual a deportación) por reunificación familiar y “razones humanitarias” a personas con vínculo familiar directo, entendiendo como tal cónyuges, hijos menores e hijos incapacitados, extensible a hijos mayores de edad que no pudieron acompañar a sus padres en su momento porque se lo impidió la Ley del Servicio Militar Obligatorio (lo que da la medida de la cantidad de familias que se vieron en esa situación).
  • La autorización de las visitas de cubanos residentes en el exterior a partir de enero de 1979, en principio solo en forma de grupos turísticos, y de manera individual solo por motivos humanitarios. El gobierno cubano se reservó el derecho de “admisión” en función de los antecedentes y la conducta de cada cual. O sea, “salvoconducto” a cambio de silencio como mínimo.
Además, las personas “representativas” de la Comunidad Cubana en el Exterior presentes en la reunión realizaron una serie de peticiones cuando menos pintorescas, como “crear un instituto para atender los asuntos de dicha Comunidad, el derecho a la repatriación, la posibilidad de conceder becas de estudios a jóvenes cubanos residentes en el exterior, la participación de niños residentes en el exterior en campamentos de pioneros, o los intercambios entre artistas, intelectuales y profesionales cubanos”, ideas todas que fueron “muy bien recibidas” por el Gobierno Cubano.
Y en enero de 1979, efectivamente, comenzaron a llegar los gusanos convertidos en mariposas. Hijos, madres, padres, hermanos, abuelos, primos, amigos, antiguos vecinos y compañeros de estudio o trabajo, ex novias o novios, personajes del barrio.
Algunos llevaban 20 años fuera de Cuba, y otros apenas 6 ó 7. Algunos se fueron siendo bebés o nacieron en el extranjero, y volvían convertidos en hombres y mujeres. Les poníamos rostro y voz por primera vez. Otros estaban irreconocibles, para bien en muchos casos y también para mal. El tiempo no perdona.
Todos venían cargados de ropas[12], mucha ropa interior, muchos calcetines, zapatos, pantuflas, bañadores, crema y cuchillas de afeitar (a las soviéticas les decíamos “lágrimas de hombre”), relojes digitales, grabadores y reproductores de cassettes, música grabada con los solistas y grupos de moda, perfumes, colonias, desodorantes, jabones de tocador y de baño, compresas y tampones, gel de ducha, esponjas y manoplas, shampoos, acondicionadores y lacas fijadoras para el pelo, cremas hidratantes, cremas limpiadoras, cremas astringentes, cremas y más cremas que olían divinamente, aftershave, pasta de dientes, sets completos de maquillaje con muchos accesorios, polvos faciales, talco, pañuelos y pañales desechables para niños y ancianos, bastones, muletas y andadores, juguetes, calculadoras de pilas y solares (sencillas o científicas), bolígrafos, agendas y libretas de notas, adornos “kitsch” imantados para el frigorífico, gafas para el sol, pinzas para tender ropa, tendederos, perchas sencillas y múltiples, “fosforeras” o mecheros y encendedores piezoeléctricos, gafas graduadas fotosensibles, cámaras polaroid que nos devolvían nuestra imagen al instante, espejos con y sin aumento, cortinas de baño, toallas y alfombrillas, sábanas, aspirinas efervescentes, medicamentos para todo tipo de dolencias, botiquines de primeros auxilios, chocolatinas, café y chocolate soluble instantáneo, galletas con crema, mermeladas y postres enlatados de frutas “cubanas” en almíbar, detergentes, palillos de diente, cepillos de dientes, cepillos para el pelo, peines, secadoras de pelo, betún neutral y de color, cepillos para limpiar zapatos, paños de cocina, útiles de limpieza, productos para desatascar tuberías, manteles, cubertería, exprimidores de naranja, tijeras, corta uñas, y un larguísimo etcétera. Imposible traer todo lo que en Cuba no hay desde hace casi 20 años, o todos los adelantos tecnológicos que aún no se han visto.
Urdían trucos infantiles para llevar más de lo permitido. Surgían las leyendas urbanas: alguien venía con un bacalao atado a la espalda; una señora comenzó a sudar “grasa de chorizo” que traía escondido en el pelo; a otro señor le dio una lipotimia porque traía puestos tres pantalones, cuatro camisas, dos jerseys y un abrigo, con 32º centígrados a la sombra.
Los típicos sombreros de yarey[13] de nuestros campesinos, ahora importados desde Miami, venían sepultados bajo un alud de pendientes, pulseras y pasadores, “para que en la aduana no se den cuenta que es bisutería”. Solidaridad directa. Cariño. La familia cubana de nuevo en el centro de una cultura que, pese a todo, se resistía a desaparecer.
El gobierno cubano pensó en todo. Ya desde 1977 se crea en Panamá la Corporación Importadora y Exportadora (CIMEX S.A.), subordinada al Ministerio del Interior. Con su inestimable apoyo se establece una red de tiendas en todos los hoteles, en las cuales se venden en dólares todo tipo de artículos, desde jabón hasta aceite de oliva y efectos electrodomésticos (comprados en Panamá a precio de saldo) para que los cubanos residentes en el extranjero puedan abastecer a sus familias de todo, o casi todo, cuanto puedan necesitar.
La consigna oficial era recibir a los familiares de la comunidad, “tratarlos bien”. Incluidos los militantes de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) y del Partido, que hasta ese momento tenían prohibido cualquier tipo de comunicación con familiares y amigos residentes en el exterior. Incluso podían recibir regalos. Sólo los miembros de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior tenían limitaciones.
En la intimidad todo es menos rígido, más natural. Volvemos a sentarnos juntos a la misma mesa. Tratamos de actualizarnos, de recuperar inútilmente los años vividos los unos sin los otros. Descubrimos que nos contamos los mismos chistes, que nos reímos de las mismas cosas, que compartimos gustos, recuerdos, vivencias y afectos. Que somos cubanos, sin distinciones ni etiquetas.
Muchas conversaciones comienzan de manera similar, tratando de recordar la última imagen, las últimas palabras intercambiadas. Y a continuación una pregunta de doble dirección pronunciada en buen criollo: “Chico, ¿y a partir de ahí que pasó, qué fue de tu vida?” Comienza a aclararse el misterio, a abrirse las cortinas.
Establecerse afuera cuesta años y sacrificios. Muchos no lograron recuperar su profesión. En Estados Unidos si no hablas inglés lo tienes muy difícil. Del “guarejaus”[14] y de la “factoría” no hay quién te saque, salvo excepciones. Los hijos se van integrando mejor. Son bilingües. Estudian, trabajan, se esfuerzan.
Los que nos quedamos comenzamos a percibir que los que se han ido han logrado mucho más que el simple acceso a bienes materiales. Han recuperado una vida propia. Cuidan de sí mismos. No dependen inexorablemente de un destino general impuesto, no son peones de infantería. Al menos no a tiempo completo, y sin la “literalidad” que ello adquiere en Cuba.
Allí donde están hay opciones, y ejercen su derecho a optar. Tienen ilusiones, hacen planes, viajan, conocen, experimentan satisfacciones que nosotros tenemos olvidadas o desconocemos.
No se trata solo de libertad política. Es algo mucho más sutil, inmediato y directo. Toman todos los días decenas de pequeñas decisiones sobre su vida personal, cotidianas, intranscendentes, con las que ni siquiera soñamos porque no sabemos que existen como posibilidad. Compran pan, no “el pan”. Han recuperado el albedrío.
Disfrutan en comparación con nosotros de una autonomía personal infinitamente mayor, eligen constantemente dentro de su zona o rango de libertad para elegir y decidir. Participan (o no) en la vida social y política de su comunidad cuando y como quieren. Enfrentan retos, incertidumbres y desilusiones, pero también reciben recompensas. Están vivos.
Aunque te vistas de la cabeza a los pies con la ropa de la “comunidad”, la gente sabe que no vienes “de afuera”. En ellos se percibe una actitud, una seguridad, un aplomo que hemos perdido los de “adentro”.
Entran a un restaurante (de acceso discrecionalmente restringido ya desde entonces al público nacional, no así a los extranjeros y a la “comunidad”)[15] eligen la mesa que quieren y se sientan. No se cuestionan si tienen derecho a ello. Paran un taxi, abren la puerta y entran sin preguntarle al taxista a dónde va. Dan por sentado que tiene que ir donde ellos le indiquen.
No pueden comprender por qué un sándwich en una cafetería tiene que ser de jamón y queso, y no puede ser de jamón sin queso, o de queso sin jamón. Chocan constantemente con el imperio de las normativas, con el paraíso de la burocracia, de las orientaciones que “descienden” de algún lugar y que paralizan cualquier iniciativa. Y a veces también la digestión.
Para los que vienen de afuera el tiempo es valioso. Los de “adentro” hemos perdido esa noción, porque no hay referencias para medir su utilidad. Estamos atrapados en una cola universal que no avanza, en una espera infinita.
Asistimos como meros espectadores a un deterioro lento, inexorable y constante de todo lo que nos rodea. Los meses y los años transcurren solo para dejar testimonio de ello. Nuestro presente es tremendamente restrictivo, castrante, asfixiante. El pasado es un refugio engañoso. Los más jóvenes recrean la memoria de sus mayores, nutren su identidad de recuerdos heredados, no suyos. Y el futuro siempre está en otra parte.
La propaganda oficial ha descrito un panorama desolador allende los mares. En los Estados Unidos los trabajadores “blancos” no tienen derechos ni protección alguna ante las arbitrariedades de los amos capitalistas. La falta de derechos es absoluta para los negros y los latinos, que ni siquiera son considerados personas.
La educación y la salud son un privilegio exclusivo de los ricos. La depauperación del proletariado es universal, la juventud no tiene futuro, está condenada a las drogas para evitar que se rebelen. La única alternativa (dicen) para alcanzar una vida digna es la revolución socialista.
Pero los cubanos que vienen de visita hacen un relato diferente. Muchos tienen negocios. A algunos les va francamente bien, y otros fracasaron. La mayoría son asalariados que trabajan para compañías grandes o pequeñas, y disfrutan de garantías y prestaciones laborales, coberturas médicas familiares, seguros de desempleo.
Muchos tienen más de un trabajo para poder alcanzar unos ingresos ajustados a sus necesidades o a sus deseos. Llama la atención que tienen muy pocos días de vacaciones. En Cuba el mes de vacaciones pagadas es un derecho desde los años 30´.
El hermano de una conocida trabaja limpiando el suelo en el Aeropuerto de Miami. Es negro. La madre de ambos vive con él. Tiene problemas de movilidad y mientras la familia trabaja durante el día, ella permanece en un centro especializado. Todos los gastos, incluido el transporte diario al centro, corren a cargo de un programa federal para personas mayores de 65 años, y también se beneficia de unas ayudas para personas con escasos recursos económicos.
Su hija estudia en la Universidad  (¡Una negra cubana en una universidad norteamericana! ¿Cómo es posible, por dónde se “coló”?)
Viven en el Southwest, un área residencial popular de Miami, a la que los cubanos llaman “la sagüesera”[16]. Trae las fotos de su casa, de su jardín, de su coche. Las muestra con genuina humildad, consciente de que son bienes muy modestos en comparación con su entorno de “allá”. Los domingos toca el piano en la iglesia. Algunos fines de semana improvisa descargas musicales con un grupo de amigos en su cochera, y después hacen una barbacoa en el patio. Quiere viajar a España en un par de años para celebrar el trigésimo aniversario de su matrimonio.
Claro, el imperio es el imperio, y alguna que otra migaja cae de las fauces de los poderosos. Pero ¿se podrá vivir en otros países? Los que venían de Costa Rica hablaban de unos índices de salud y educación muy altos, impensables para una república bananera con una economía de mercado; de una gran estabilidad política, de un país sin ejército, de gente respetuosa que trata a todo el mundo de “usted”.
Los que venían de España describían una realidad sorprendente. Para muchos de nosotros España era un país en tonos sepia[17], como las fotografías antiguas, de donde la gente salía huyendo del hambre y la desesperanza.
La imagen estereotipada que teníamos del inmigrante español era el típico “galleguito” con dos chapetas coloradas en las mejillas, con alpargatas, una boina negra, pantalones de pana y una maleta de cartón o madera amarrada con una cuerda de cáñamo, descendiendo de un barco.
El mismo gallego que con posterioridad, ya convertido en nuestros abuelos, padres, o vecinos, era un ejemplo de superación y de trabajo. Que con su esfuerzo y valor había ayudado a construir, codo a codo con los cubanos, un país habitable, una nación receptora de inmigrantes, un lugar de acogida para los perseguidos y los hambrientos que huían del infierno en el que las guerras y los totalitarismos habían convertido a la muy civilizada Europa en la primera mitad del siglo XX, y a los que llamábamos popularmente “polacos”.
  
Pues en España ya no había dictadura ni hambre, y existía un sistema público de salud, de educación y de pensiones, a todas luces compatible con una economía de mercado y con un régimen político democrático. Y ahora éramos los cubanos los que llegábamos a España con lo puesto, acompañados por los emigrantes españoles que volvían con las manos vacías después de sufrir el expolio de las confiscaciones revolucionarias.
Francesc, un catalán amigo de mi padre, llegó a Cuba en 1939, al término de la guerra civil española. Comenzó a trabajar en un bar de La Habana, y ya a finales de los años 40´ había iniciado su propio negocio de hostelería.
En Cataluña quedaron varios hermanos y un “batallón” de sobrinos a los que enviaba dinero con regularidad, y que visitó en dos o tres ocasiones durante los 50´ llevando baúles cargados de ropas y de comida para todos. Yo lo conocí personalmente siendo ya un señor mayor, de muy buena planta y elegantes maneras. Contaba que en sus viajes a España solía estrenar un traje confeccionado en una sastrería muy conocida en La Habana, “La Casa Oscar”, de lo cual se sentía muy orgulloso y satisfecho.
Con la llegada de la revolución dichos viajes se interrumpieron. En 1968 le intervinieron su negocio, no lo indemnizaron porque el local que ocupaba aún no era de su propiedad, y pasó a trabajar en una empresa del Estado hasta su jubilación a principios de los 80´. Después de mucho insistir, su familia en España lo convenció para que fuera de visita. Ellos corrían con todos los gastos.
Francesc finalmente aceptó, y a finales de los 80´ llegó a su pueblo, 30 años después de su anterior viaje. Iba como siempre muy elegante, impecable, también con su último traje de “La Casa Oscar”...confeccionado en 1958. Sus sobrinos lo convencieron para hacer una fogata con aquella ropa, y ahuyentar con su luz las sombras del pasado. El final de esta historia lo conoció mi padre a través de una carta, porque Francesc no regresó.
Por último, los cubanos que venían del sur del Río Bravo hablaban también de la miseria, de contrastes y desigualdades brutales. De una corrupción política y administrativa que alcanzaba en algunos casos, como en Méjico, proporciones bíblicas. Pero incluso allí nuestros compatriotas encontraban la oportunidad de iniciar una nueva vida.
Y también lo hacían en todos los países de Europa Occidental (y sin “Ley de Ajuste”) donde el Estado de Bienestar garantizaba salud y educación, pero también prosperidad, democracia, derechos y libertades civiles e individuales. Por primera vez en muchos años, precisamente las “mariposas[18] nos ofrecían un mensaje de esperanza: “en el mundo hay dolor, pero no es dolor el mundo”.
Con las visitas de los miembros de la “Comunidad”, miles de cubanos residentes en la isla fueron conscientes de estar pagando un precio inasumible en términos de pobreza impuesta, de carencia de libertades, de lealtades exigidas y de sacrificios inútiles, a cambio de unas supuestas “conquistas” que constituyen la base de la propaganda ideológica del régimen, y la justificación de su permanencia en el poder.
Ningún partido político, ninguna ideología, ningún gobierno le puede exigir a un pueblo que le entregue su vida y su alma a cambio de un sistema de salud y educación ilusoriamente gratuito. Tampoco un pueblo realmente libre lo aceptaría, ni renunciaría voluntariamente a todo lo demás. Esa sí sería una deuda que (como diría el Comandante) además de ser impagable, es incobrable.
 
(continuará)
----------------- 
[1] “Ustedes han desbrozado 4,236 caballerías.  Pues bien: aún restan por buldocear en el país para ponerlas cuanto antes en producción, con la urgencia que nuestras necesidades lo imponen, con la urgencia que nuestros deseos de avanzar el máximo nos exigen, quedan por desbrozar 58 000 caballerías de tierra.  Esas 58,000 caballerías, aproximadamente, son en Oriente, 10,860; en Camagüey, 25,380; en Las Villas, 8,343; en Matanzas, 5,976; en La Habana, 2,793; en Pinar del Río, 3,041; en Isla de Pinos, 2,500, que hacen un total de 58,893 caballerías”. Discurso de Fidel Castro en el acto efectuado en Jobabo con motivo de finalizar sus tareas en la provincia de Oriente la Brigada Invasora “Che Guevara” y pasar a realizarlas en la de Camaguey, el 24 de diciembre de 1967.
[2] El célebre arquitecto y urbanista cubano Nicolás Quintana, recientemente fallecido, comentaba en una conferencia el 18 de febrero de 2011 en la Casa Bacardí de la Universidad de Miami, que un problema bastante extendido de las edificaciones de la ciudad, fruto de la fiebre constructiva que se vivió en la primera mitad del siglo XX, consiste en que la arena de mar utilizada no estaba lavada. No había tiempo para ello en momentos en que se terminaban hasta 12 edificios diarios. Nada ocurrió hasta que las filtraciones, como consecuencia de la falta total de reparaciones y de mantenimiento constructivo, provocaran en combinación con la sal la corrosión del hierro de las placas de hormigón, y finalmente los derrumbes desde la azotea, piso a piso, tan característicos de los últimos años. Fui testigo de esos estragos en la casa de mis padres y en las viviendas colindantes. Según Quintana, “entre un 12 y un 15% de la superficie actual de la ciudad se construyó a lo largo de unos 390 años. El resto (alrededor del 85%) se edificó en los 56 años, 7 meses y 11 días de República” entre el 20 de Mayo de 1902 y el 1 de Enero de 1959. Citando a Octavio Paz, recordó que “la arquitectura es el testigo menos sobornable de la historia”.     
[3] Unos 30 años después, el 13 Abril de 2011, el diario Granma informa que La Habana sufre la mayor crisis de abastecimiento de agua de los últimos 50 años, de la cual culpa en primer lugar a la sequía, pero reconoce que el 70 por ciento de los 3.158 kilómetros de tuberías que tiene la ciudad se encuentra en mal estado. Algo similar ocurría ya entonces. Ni la CONACA (Comisión Nacional de Acueductos y Alcantarillados) ni el Poder Popular, con todos los recursos de los que dispuso Cuba en esos momentos, resolvió el problema. La Ingeniera Sonia Bueno García afirma que actualmente “las pérdidas de agua ascienden al 85% del volumen total bombeado… y que la cuota de reinversión entre 1959 y 2010 no supera el 30% de la depreciación… lo que evidencia que se han destruido valores”. Tomado de su artículo titulado “Transformar la infraestructura de acueducto y alcantarillado en sistemas eficientes, rentables y sostenibles”. Revista de Arquitectura e Ingeniería. Vol. 4, Nº 3, Diciembre de 2010.   
[4] La progresía populista suele comparar esta situación con las hambrunas africanas, para reafirmarse desde el punto de vista ideológico y justificar lo injustificable. Salvo en los campos de concentración de Valeriano Weyler, nadie se murió de hambre en Cuba. Nunca. Cuba no es Burundi, nunca lo fue por multitud de razones, y espero que no lo sea jamás. Que el país ya en la década de los 50´ fuera comparable en todos los órdenes con los más avanzados de Latinoamérica, o que se situase en muchos parámetros por encima de la media mundial, incluyendo la alimentación, no es en apariencia pertinente para este análisis según la lógica retroprogre.    
[5] Dos amigos conversan en los 90, en pleno Período Especial, y uno le dice al otro: “¿Te acuerdas de aquellos chícharos aguados, del arroz con gorgojos, de aquellas croquetas de “ave” (de averigua-de-qué-son) que les decían Apolo XI o Cielito Lindo, porque se incrustaban en el cielo de la boca y había que desprenderlas con una espátula…?” y el otro le interrumpe diciéndole: “Calla, calla, que se me hace la boca agua”.
[6] Ver el documental Habana: Arte nuevo de hacer ruinas (Raros Media, 2006) dirigido por los alemanes Florian Borchmeyer y Matthias Hentschler, basado en textos de Antonio José Ponte.
[7] En el avión de Iberia que me trajo a España en 1993 coincidí con un jardinero de Madrid que venía en estado de gracia, convencido de que había conocido el paraíso. Trataba a todo el mundo de “compañero”, incluidas las azafatas españolas, cantaba canciones de Silvio Rodríguez y Carlos Puebla, y brindaba por el Che y por Fidel con ron añejo Havana Club. La llegada inminente a la península lo fue sumiendo en una profunda melancolía, envuelto en una densa nube de vapor etílico.
[8] En Cuba ha sido una práctica habitual la escucha de las llamadas telefónicas, así como la violación y lectura de la correspondencia. Muchos cubanos dentro y fuera de la isla, entre los que me incluyo, pueden corroborar esta afirmación por experiencia propia. Además, muchas personas fueron investigadas o simplemente “cuestionadas” y “analizadas” políticamente en centros de estudio o trabajo por mantener correspondencia con el extranjero, muy a menudo con la inestimable colaboración del CDR del lugar de residencia del “sospechoso”. La gente solía (y suele) escribir y hablar en clave. Es muy revelador, como ejemplo de lo anterior, la lectura de “Cartas a Eloísa y otra correspondencia” (Editorial Verbum, 1998) una recopilación de cartas escritas por el escritor cubano José Lezama Lima a su hermana y a otras personas, principalmente en los años 60´y 70´.
[9] Según tengo entendido esta señora se volvió a ir años después, pero no  puedo asegurarlo.

[10] Con posterioridad, profesora de sociología de la FIU, Vicepresidenta para la gobernabilidad democrática del Diálogo Interamericano en Washington, DC y Coordinadora de diversos trabajos e informes sobre la transición en Cuba. Articulista y autora de varios libros. Dice defender ahora una posición crítica con la revolución. Emigró con su familia siendo una niña en 1960.
[11] "Diálogo del Gobierno Cubano y personas representativas de la Comunidad Cubana en el Exterior, 1978"  Editora Política, La Habana, 1994
[12] En cierta ocasión, un burgués de izquierda español recién llegado de unas “vacaciones solidarias” en Cuba, elegantemente ataviado con una chaqueta de marca, con su kufiya palestina y con la preceptiva cara de preocupación a juego con dicha prenda, se escandalizó recordando las frívolas apetencias consumistas que había apreciado en algunos “desagradecidos” pero sanos  e instruidos cubanitos de a pie, durante una animada tertulia aderezada con jamón ibérico, queso curado de oveja y un buen Ribera del Duero. Cuando le hice notar la inoportunidad de su comentario dadas las “condiciones objetivas” que nos rodeaban, además de su evidente falta de ejemplaridad personal en lo que a austeridad se refiere (coche de gran cilindrada y segunda vivienda incluida)  me dijo sin inmutarse “que eso era distinto”, pero no me enteré muy bien qué era “eso”, ni por qué “era distinto”.     
[13] En Cuba, planta de la familia de las palmas, que tiene tronco delgado y corto y hojas plegadas, sin espinas, cuyas fibras se emplean para tejer sombreros.
[14]  Warehouse, almacén.
[15]  Dicho acceso discrecional sería el antecedente del “apartheid” que prohibió posteriormente la entrada a los cubanos residentes en Cuba a los hoteles, centros de ocio, restaurantes, bares, cafeterías e incluso a determinadas playas y zonas geográficas como “Cayo Largo”, reservadas exclusivamente para el “turismo internacional”.
[16] De la misma forma Key Biscayne se convierte en “Quivicán” y Kendall Area en “Candelaria”, dada la semejanza de pronunciación con dos conocidos toponímicos cubanos.   
[17] A pesar de “La vida sigue igual”, el film protagonizado por Julio Iglesias y Andrés Pajares, que se proyectó simultáneamente en casi todos los cines de La Habana, y que algunos vieron más de 10 veces. Tal era la necesidad de asomarse a una ventana para disfrutar de un paisaje en colores y de un poco de aire fresco, lejos de los ecos de “la Gran Guerra Patria”.
[18] “Mariposa” es el título de la canción del compositor cubano Pedro Luis Ferrer a la que pertenece la cita entrecomillada.

Share/Bookmark
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

"Hablame"

"EN TIEMPOS DIFÍCILES" - Heberto Padilla

A aquel hombre le pidieron su tiempo

para que lo juntara al tiempo de la Historia.

Le pidieron las manos,

porque para una época difícil

nada hay mejor que un par de buenas manos.

Le pidieron los ojos

que alguna vez tuvieron lágrimas

para que contemplara el lado claro

(especialmente el lado claro de la vida)

porque para el horror basta un ojo de asombro.

Le pidieron sus labios

resecos y cuarteados para afirmar,

para erigir, con cada afirmación, un sueño

(el-alto-sueño);

le pidieron las piernas

duras y nudosas

(sus viejas piernas andariegas),

porque en tiempos difíciles

¿algo hay mejor que un par de piernas

para la construcción o la trinchera?

Le pidieron el bosque que lo nutrió de niño,

con su árbol obediente.

Le pidieron el pecho, el corazón, los hombros.

Le dijeron

que eso era estrictamente necesario.

Le explicaron después

que toda esta donación resultaria inútil.

sin entregar la lengua,

porque en tiempos difíciles

nada es tan útil para atajar el odio o la mentira.

Y finalmente le rogaron

que, por favor, echase a andar,

porque en tiempos difíciles

esta es, sin duda, la prueba decisiva.

Los Aldeanos: "El Socialismo en Tiempos del Colera: Toda Una Nación"

Etiquetas

"Reflexiones" de Fidel (17) 1984 (1) 2010 (8) 2011 (7) 2012 (11) 2013 (23) 2014 (4) 3-D (22) 4-D (1) 911 (44) aberraciones (1) aborigenes (2) Aborto (11) Abuso (4) Abuso infantil (5) Abuso Sexual (5) academia (43) academia cubana (164) Accidentes (146) activismo politico (9) activismo social (1) activista digital (3) actor Cuba (7) actrices (12) actrices cubanas (10) Actualidad (2) Acueductos y alcantarillados (10) Acuerdos militares (1) Adan Chavez (3) Adeiny Hechavarria (1) adn (4) Aduana (6) aeropuertos (2) Afectaciones (3) Afganistan (129) Afganistan-EEUU (13) Africa (19) Agencia de Seguridad Nacional (12) Agencias de noticias (2) agenda 21 (2) Agenda de Raul (30) Agentes (25) Agentes cubanos en el exterior (94) agentes de influencia (28) agentes en el exterior (10) Agitadores (1) Agricultura (135) agua (2) Agua potable (22) Ahmadinejad (9) Ahmadineyad (4) Ai Weiwei (3) Ai Weiwie (2) ajedrez (11) Al Gore (1) al jazeera (16) Al Qaeda (145) Al Yazira (1) alan gross (139) Alarcon (13) Alaska (4) ALBA (69) albania (4) Albert Camus (1) ALCA (1) Alcholismo (6) Alcibiades Hidalgo (3) alcoholismo (18) Alejandro Armengol (4) Alejandro Castro Espin (15) Alemania (59) alex jones (77) alexei ramirez (1) alexis cuba (1) alexis vila (9) alfa 66 (1) alfredo guevara (4) Alfredo Pong (70) algeria (5) Aliados (3) Alimentacion (90) Alimentos (233) alina fernandez (8) Alinsky (2) Allende (9) Alvarez Guedes (2) alvaro vargas llosa (1) alz (1) Alzados (2) alzheimer (5) amaury gutierrez (1) amazonas (2) ameh (1) Amenazas (1) America (12) America Latina (16) american dream (1) Amistad (1) Amnistia (1) Amnistia Internacional (11) amor (4) Ana Belen Montes (8) Ana Frank (1) Analisis economico (111) Analisis politico (217) analisis social (19) anarquismo (6) ancianos (33) andre malraux (1) andrei sajarov (3) Andrew Breitbart (4) Andy Garcia (3) Angel Castro (4) Angel Santiesteban (13) Angela Merkel (7) Angelina Jolie (6) Angola (12) Animales (202) anita ekberg (1) anna chapman (8) Anonymous (7) ANPP (7) Antartica (6) Antenas (2) anticapitalismo (2) Anticastrismo (60) antichavistas (1) antigravity (1) Antiguedades (4) Antimotines (1) antisemitismo (2) Antonio Castro (6) Antonio Rodiles (25) antrax (2) Antropologia (27) Antunez (87) Apertura (1) apple (3) Arabe (6) Arabia Saudita (34) Archivo Cuba (2) argelia (8) Argentina (32) Arianna Huffington (1) Ariel Sigler Amaya (5) Armamentismo (16) Armando Lago (1) Armas (246) armas biologicas (1) armas de destruccion masivas (5) armas laser (6) armas nucleares (186) armas quimicas (8) Armenia (1) Aroldis Chapman (14) arqueologia (10) Arquitectura (12) Arquitectura cubana (26) arroz (3) arte (72) arte cubano (37) Arte. Cuba (11) Artico (13) artistas cubanos (24) Artistas y Escritores cubanos (30) Arturo Lopez-Levi (7) Asamblea Nacional (44) Asesinatos (55) Asignacion (1) asilo (3) asistencia social (1) Asteroides (8) astrobiologia (11) Astrofisica (29) Astronautica (128) Astronomia (103) Ataque cibernetico (29) atares (1) ateistas (1) Atentado (4) Aung San Suu Kyi (11) Australia (26) austria (2) Autismo (9) Autos (105) Aviacion (224) Aviones cubanos (8) Awareness (1) Ayuda a las victimas (37) ayuda externa (3) Azerbaijan (4) Azucar (19) bacardi. Cuba (3) bahamas (11) bahrein (20) ballet (1) Ballet Cubano (24) Balseros (114) bancarrota (6) Banco Mundial (11) Bancos (101) bandas juveniles (5) bangladesh (4) Barack Obama (1346) Barbarroja (4) barcos (60) barhein (3) barquin (1) Barthelemy (2) Bashar al Assad (8) Bashar Assad (2) Batista (4) BBC (5) belarus (5) belgica (10) belice (1) bellator (41) bellator. hector lompard (1) Benemelis (8) Benjamin Netanyahu (3) Benoit Mandelbrot (2) berlusconi (3) Berta Soler (37) bielorusia (5) bienestar (1) Bieolorusia (4) bilderberg (8) Bill Clinton (14) Bill Gates (5) Bill O'Reilly (92) bimillonarios (6) Biocombustibles (3) Bioetica (1) biologia (2) bionica (3) Biotecnologia (13) Bioterrorismo (6) birmania (10) Bitcoin (11) black (6) Black Power (23) blogguer (15) Blogoestroika (8) Blogs (59) Blogs cubanos (317) Blogs ranking (4) Blogs-premios (5) bloguer (5) Bloqueo (8) Bloqueo interno (2) bob dylan (3) bob marley (2) Bob Menendez (2) bobby fisher (3) Bodega cubana (1) body language (1) boing boing (2) Bolivia (39) bolsa (23) bonzo (1) bosnia (3) Boxeadores cubanos (200) Boxeo (177) Boxeo cubano (168) Bradley Manning (10) Brasil (73) Brian Latell (6) brigada 2506 (11) Bruno Rodriquez (2) Budismo (1) bulgaria (6) Burma (1) Buro Politico (1) burocracia (3) CaCastrismo (1) Cachao Lopez (1) Cadecas (4) Calle 13 (1) Cambio climatico (64) Cambio de sexo (11) Cambios (58) cambodia (3) Camerun (1) Camilo Cienfuegos (6) Campesinos (29) Canada (536) Canada-China (5) Canal de Panama (2) canal de suez (2) Canarias (9) cancer (57) candada (1) Candidatos a la Presidencia (2) canibalismo (1) cannes (1) cantantes (9) cantantes cubanos (12) Caos (13) capital (1) Capitalismo (12) Carceles (69) Carceles cubanas (167) Cardenal Bertone (2) Carl Sagan (2) Carlos Alberto Montaner (58) Carlos Marx (9) Carlos Otero (4) Carlos Saladrigas (14) carlos salim (1) carlos varela (3) Carmelo Mesa-Lago (10) Carnavales (1) Carne (1) carter (22) Casa Blanca (34) Casa de Fidel (16) casinos (3) caso uci (6) Castillo del Morro (1) Castrismo (457) casualidades (5) Catastrofismo (14) Cato Institute (2) Causa 1 (6) Causas de su enfermedad (3) Cayo Coco (1) CEA (6) Ceasescu (6) Celac (51) Celebridades (215) celia cruz (1) Celia Hart (2) celulares (12) Celulas madres (8) Censura (38) Censura en internet (150) central nuclear (8) Centro de estudios de la inteligencia cubana (3) cerebro (52) certificado de nacimiento (13) chantaje (7) Chavez (521) chavismo (35) Che Guevara (71) Chechenia (9) Chelsea Clinton (1) Chernobil (19) Chicago's boys (1) Chile (74) China (473) China ejercito (3) China-Rusia (2) China-Tibet (19) Chinos (2) Chipre (5) Chismes (1) Chivatos (8) chocolate (1) Choteo (5) Chris Simmons (67) Christmas (1) Chuck Hagel (15) CIA (148) ciber espionaje (33) Ciberactivismo (14) Ciberataques (44) cibersecurity (45) Ciencia (49) ciencia-ficcion (1) Ciencias (320) Ciencias y Politica (20) cine (162) Cine Cubano (148) circulacion monetaria (5) Cirque du Soleil (1) ciudadanos (4) ciudades (15) Clase Media (2) Clases sociales (4) Claudia Cadelo (7) Clima (25) cnn (16) coalicion (5) Cobalto (1) coca (2) cocacola (2) Cocaina (6) cocina (2) colaboracionistas (35) Colaboradores y agentes en el exterior (331) Colaborares y agentes en el exterior (31) Colin Powel (3) Colombia (82) Combustibles (5) comercio (4) Comercio Exterior (27) comercio internacional (26) comercio sexual (7) Comida cubana (3) competitividad (6) complejidad (2) Computacion (31) computadoras (19) comunicacion (5) Comunismo (82) comunistas (49) conceptos (1) condicion humana (4) Condoleezza Rice (1) conducta humana (39) Conflicto (1) Conflicto Colombia-Venezuela (5) conflicto colombia-venezuela-ecuador (21) conflicto cuba-estados unidos (19) Congo (2) consecuencias (1) Consejo de Estado (3) Conservadores (12) Conspiracion (455) conspiranoia (36) constitucion (27) Construccion (47) consules cubano (1) Consumo (2) Contaminacion ambiental (66) Contrabando (6) Contrainteligencia (98) contrarrevolucion (1) contraterrorismo (4) Control de Armas (64) Control Social (33) cookies (1) cooperacion economica (2) cooperativas (11) Coraje (2) Corea (6) Corea del Norte (221) Corea del Norte - Corea del Sur (2) Corea del Norte-Cuba (39) Corea del Norte-EEUU (33) Corea del Sur (38) Corporacion Cubana (1) corporaciones (8) Correa (21) Corrupcion (344) costa de marfil (5) costa de oro (1) Costa Rica (10) Costo de Vida (2) creatividad (4) Creditos (24) crimen organizado (1) Crimenes (105) Criminales (33) Criminales en Cuba (22) Crisis (18) Crisis de Octubre (35) Crisis economica (152) Crisis financiera (277) Crisis mundial (37) crisis politica (8) Cristina Fernández de Kirchner (2) critica social (2) Criticas (1) croacia (2) Cruceros (5) Cub (2) Cuba (8186) Cuba - Remesas de dinero (35) Cuba Ante Todo (1) Cuba crisis (65) cuba economia (18) Cuba ideologia (5) Cuba Independiente (1) Cuba politica (9) Cuba turismo (142) Cuba-Agricultura (59) Cuba-Argentina (8) cuba-biotecnologia (6) cuba-brasil (81) Cuba-Canada (168) cuba-china (46) Cuba-Colombia (16) Cuba-Corea del Sur (2) Cuba-demografia (14) Cuba-Deportes (19) cuba-ecologia (28) Cuba-Economia (8) Cuba-Educacion (19) Cuba-empleo y desempleo (60) cuba-es (1) Cuba-España (201) Cuba-Estados Unidos (1561) Cuba-Estados Unidos-Canada (15) Cuba-Estados Unidos-Rusia (18) Cuba-Estados Unidos-Union Europea (6) cuba-estados unidos-union sovietica (11) Cuba-eta (8) Cuba-Etiopia (3) Cuba-Exportaciones (22) Cuba-Farc (13) Cuba-Google (8) cuba-holanda (5) Cuba-Ideologia (4) Cuba-India (6) cuba-inglaterra (8) Cuba-internet (97) Cuba-Iran (15) Cuba-Iso (1) Cuba-Medicina (71) Cuba-Medio Oriente (5) Cuba-Mexico (35) Cuba-narcotrafico (15) Cuba-Obama (26) cuba-onu (63) Cuba-Opinion publica (1) Cuba-Prensa-Ideologia (16) Cuba-Qatar (2) Cuba-reformas (35) Cuba-Reino Unido (2) Cuba-Rusia (75) Cuba-Rusia-Estados Unidos (10) Cuba-Rusia-Venezuela (4) Cuba-Sida (10) Cuba-sospechas y miedos (4) Cuba-Sudafrica (1) Cuba-terrorismo (30) Cuba-turismo (2) Cuba-Tv (4) Cuba-Union Europea (75) Cuba-Union Sovietica (7) Cuba-Union Sovietica-EEUU (3) Cuba-Uruguay (7) Cuba-Vaticano (96) Cuba-Venezuela (277) Cuba-venezuela-rusia (4) Cuba-violencia (12) Cuba-Yahoo (1) Cuba: Identidad nacional (4) cubadebate (3) Cubaencuentro (1) Cubalse (1) Cuban study group (4) cubana de aviacion (18) cubanalisis (67) Cubanicidios (1) cubano-americanos (23) Cubanologia (10) Cubanologos (45) Cubanos (18) cubanos en el mundo (71) Cubanos en MMA (1) Cubaq (1) CubaResponde (2) Cubq (1) CUC (22) cuentapropistas (159) Cuentas Nacionales (2) Culto a la personalidad (2) Cultura (34) Curiosidades (477) Cuva (1) Daguestan (1) dalai lama (15) dalia soto (3) damas de blanco (250) daniel ortega (8) Danza (8) Darsi Ferrer (4) Davos (2) Dayron Robles (11) debate de raul (2) Debate Politico (5) Deborah Castro Espin (1) Declaracion de Estados Unidos (3) Delfin (2) Delincuencia juvenil (3) demanda (3) Demandas populares (1) Democracia (154) Demografia (17) denuncia (1) Departamento de Estado (21) Deportacion (46) Deporte (179) deporte cubano (104) deporte profesional (16) deportistas cubanos (33) Derechos Humanos (430) Derribo de Avionetas (5) desalojos (5) desaparecidos (7) Desarrollo cientifico-tecnico (47) Desarrollo-Subdesarrollo (24) desastre ecologico (29) desastre nuclear (117) Desastres (32) Desastres naturales (128) Desde aqui (1) desempleo (27) deserciones (14) Deserciones de deportistas (118) desnudos (5) Desperanza (1) destierro (4) Destruccion (5) deuda (55) Deuda Exterior de Cuba (34) Deuda externa (11) DGI (210) Dialogo con Raul (1) Dialogo Nacional (1) Dialogo Politico (7) Dialogueros (9) diamantes (1) diana krall (1) Diana Nyad (3) Diaz-Balart (2) Dick Cheney (1) Dictadores (89) dictadura (16) Dictaduras (54) dilma rouseff (23) dinamarca (2) dinastias (1) dinero (22) Diosdado Cabello (25) diplomacia (21) diplomaticos cubanos (31) discapacitados (31) Discrepancias (1) Discriminacion (2) Disidencia (163) Disidentes (937) Distribucion (1) Divisas (9) Djibouti (1) Djokovic (2) doble moral (2) doctrina militar (2) Documental (96) Documental cubano (70) Dolar (10) Donaciones (22) donald trump (12) doping (5) Dr. Antonio de la Cova (1) Dr. Antonio Morales-Pita (1) Dr. Biscet (14) Dr. Darsi Ferrer (19) Dr. Francia (2) Dra. Molina (6) drogas (92) dronenet (1) drones (62) Dualidad monetaria (6) dubai (1) dulce maria loynaz (4) Duque Hernandez (5) Dyron Robles (2) e (1) E-commerce (1) Ebay (5) ebooks (2) Ecologia (58) Economia (155) Economia Canadiense (12) Economia China (41) Economia Cubana (322) Economia mundial (70) Economist (1) Economistas cubanos (12) Ecuado-Estados Unidos (1) Ecuador (71) Ecuador-Estados Unidos (1) Educacion (34) Edward Snowden (61) EEUU (2) EEUU Congreso (144) EEUU desintegracion (2) EEUU Economia (63) EEUU Gobierno (57) EEUU senado (107) EEUU-China (47) EEUU-Japon (2) EEUU-Mexico (19) efecto domino (2) efectos (1) Egipto (174) Einstein (8) ejecutivos (2) Ejercito (83) ejercito britanico (1) ejercito canadiense (6) ejercito cubano (46) Ejercito norteamericano (215) Ejercito norteamericano Iraq (9) Ejercito norteamericanoIslamismo (2) Ejercito Rebelde (8) ejercito ruso (11) ejercito venezolano (14) El caso Marquitos (1) El Chacal (3) El Coran (5) El Grupo de Raul (24) El Guaton (22) El Pais (3) El Papa (103) El Salvador (7) El Sexto (7) Elecciones (135) Elecciones en Cuba (63) elecciones en estdos unidos (3) Elecciones en EU (206) electronica (1) Elena Burke (1) Elian (11) Eliecer Avila (29) Elite (5) email (9) embajadas cubanas (3) Embargo (541) Emigracioin (20) Emigracion (77) Emigracion cubana (1184) emigracion ilegal (45) Emigrantes ilegales (41) emilio ichikawa (125) EMP ha (1) Empleo (18) Emprendedores (13) empresarios (5) empresas (24) Empresas extranjeras en Cuba (26) Encuesta de opinion (31) Energia (34) energia electrica (27) Energia nuclear (85) energia termonuclear (1) Energias renovables (29) enfermedades (65) enfermos (6) Enjuiciamiento (1) Enrique Dans (1) Enrisco (13) Entrenamiento militar (1) entretenimiento (5) envejecimiento (3) envios a Cuba (3) epidemias (42) equality (1) Eric Holder (9) erick sanchez (2) erislandi lara (2) erislandy lara (13) Ernesto Diaz de Villegas (1) Ernesto Hernandez Busto (2) erotismo (18) escambray (2) escandalo (36) esclavitud (2) escocia (1) Escritores cubanos (90) escuadron patriota (8) escuelas (5) Eslovaquia (1) Espacio Laical (1) Espana (9) España (144) Especulacion (1) Espias (40) espias cubanos (82) Espias cubanos presos (141) Espinaxiones (23) Espionaje (93) espionaje industrial (11) estacion internacional (1) estadisticas (22) Estado (7) Estado de Sats (14) Estado de sitio (1) estados (1) Estados Unidos (1334) estados unidos crisis (105) Estados Unidos economia (84) estados unidos gobierno (40) Estados Unidos-Canada (34) Estados Unidos-China (4) Estados Unidos-Rusia (60) estanflacion (1) Esteban Lazo (1) Esteban Morales Dominguez (4) esteroides (1) estonia (1) estrategia (3) estrategia militar (3) estudiantes extranjeros (8) Estudios Cubanos (2) estulin (1) Estupideces (271) Eta (8) Etanol (4) Etica Politica (3) Etica y moral (9) Etnologia (2) EU (2) eu senado (3) Eugenio Yáñez (37) euro (4) Europa (65) Europa del Este (1) Eusebio Leal (11) eutanasia (3) Eva Braun (2) evacuacion (1) evasion fiscal (1) Evo Morales (37) evolucion (18) ex paises socialistas (1) excarcelados (1) Exili (1) Exilio (8) Exilio cubano (102) Exodo cubano (4) explosion nuclear (3) Explotacion del trabajo infantil (2) Exportaciones (11) expropiaciones (5) extranjeros (6) extrema derecha (6) extremistas (57) F1 (3) facebook (67) fallas de internet (9) Familia (36) familia cubana (6) Famosos (2) Far (26) Farc (81) fascismo (4) FBI (113) federico garcia lorca (1) Felicidad (4) Felix Bonne Csarcasses (1) Feria del Libro (1) ferry (1) Fertilizantes (1) Fidel (829) Fidel Castro (8) Fidel familia (50) Fidel reflexiones (4) Fidel-Estados Unidos (2) Fidelistas (1) Fidelito (7) fiji (1) filipinas (11) Filosofia (21) Finanzas (75) Finlandia (3) first nation (4) fisica (27) Fisin (1) FIU (9) flamur (5) Flash usb (1) flora (1) Florida (52) FMI (8) Fnca (9) Fondos de inversion (20) forbes (9) Foreign Policy blog (3) Formula 1 (1) Foros cubanos (1) Fortuna de Fidel y Raul (5) Fotografia (113) fran (1) Francia (54) Francis I (14) franco (2) Frank Delgado (1) François Hollande (1) Frases celebres (3) Fraude (111) fraude electoral (40) fraude fiscal (2) freddi roche (1) Frente de Resistencia Civica OZT (6) Friedrich Hayek (4) frontera (9) Fuerza de trabajo (23) fukushima (8) Fusilamientos (12) futbol (1) Futbol cubano (8) Futuro (25) G.W. Bush (8) G2 (7) G20 (3) G7 (2) g8 (4) Gabo (5) Gabriel Garcia Marquez (7) gaddafi (136) Gaesa (2) Galicia (3) Gallegos (1) Gamboa (23) Ganaderia (7) Ganado (3) Gangs (2) garry kasparov (4) Gas (10) Gasolina (8) gatos (1) Gays (53) gaza (1) gazapos (1) Geert Wilders (2) Gen. Petraeus (12) Gen. Rafael del Pino (3) gene (1) gene sharp (3) Generacion Y (26) Generales (38) Generales cubanos (34) Genetica (32) genios (4) genocidio (1) Geoges Soros (17) Geometria Fractal (3) geopolitica (45) Geopolitica cubana (18) Geopolitica latinoamericana (34) george orwel (2) George Zimmerman (9) Georgia (8) Gerencia empresarial (5) Ghana (4) Giron (1) gitanos (2) glacier (1) glasnost (1) glasnot (2) Glenn Beck (4) globalistas (3) Globalizacion (14) Gloria Stefan (1) gmail (1) gobernabilidad (6) gobernantes (1) Gobierno cubano (13) Gobierno Mundial (10) Gobierno paralelo (2) gobiernos (18) golf (3) golfo de mexico (2) Golpe de estado (10) google (60) Google glass (2) Gorbachov (24) Gorki (24) grammy (1) Granada (5) grandes ligas (60) Granma (66) grecia (26) greenpace (1) greenpeace (1) Grenada (1) Groenlandia (6) Ground Zero (6) guama (20) Guanabo (2) Guantanamo (11) Guatemala (5) guerra (88) guerra asimetrica (5) guerra cibernetica (51) guerra civil (69) guerra comercial (2) Guerra de Angola (15) Guerra de E-mails (1) guerra espacial (2) Guerra Fria (35) Guerra hispano-americana (6) Guerra Irregular (2) guerra sicologica (3) Guerras (98) Guerras africanas (13) Guerrillas (30) Guillermo Cabrera Infante (10) Guillermo Farinas (80) guinness (6) gulag (2) haarp (4) Habana (1) Hackers (57) Hackers cubanos (3) Haiti (23) Hamas (27) Hambre (10) hambruna (3) Hamid Karzai (14) Haroldo (3) Hassan Rouhani (4) hawai (4) Hazanas (78) Heberto Padilla (8) Hector Lombard (8) hemingway (4) Henrique Capriles (20) henry kissinger (4) Herencia (2) Hermanos al Rescate (16) heroismo (5) Herta Müller (2) herzegovina (1) hesbollah (1) Hezbollah (15) Hialeah (4) Hidrologia (1) Hijos (4) hijos de puta (2) Hilda Molina (7) Hillary Clinton (82) hipotecas (7) hippies (2) hispanos (4) Historia (56) Historia de Cuba (43) Hitler (20) hizbollah (2) hobby (1) Holanda (5) hollywood (80) holografia (1) hombre (34) homeless (7) Homofobia (48) Homosexuales (22) Homosexualismo (23) Honduras (40) hopkins (2) hot line (1) huber matos (19) Hubert Matos (20) Huckabee (1) huelga de hambre (154) huelgas (3) humanismo (2) humanos (24) Humberto Fontova (13) Humidores (1) Humor (558) hungria (2) Huracanes (80) I GM (2) I-D (3) Iberoamerica (3) icaic (3) Ichikawa (2) Ideologia (12) Idiomas (4) Idiotas (18) Ig Nobel Prize (3) Iglesia (48) Iglesia cubana (217) II GM (17) III GM (1) iInestabilidad social (1) Ileana de la Guardia (1) Ileana Ros-Lehtinen (22) Ilegales (1) imperios (2) Importaciones (17) Impuestos (94) India (33) Indice de Desarrollo Humano (5) indigenas (7) Indigencia (2) indonesia (4) industria (4) Industria azucarera (42) industria cubana (1) industriales (2) Ineficiencia economica (1) inequality (6) Inestabilidad social (17) Infamia (6) inflacion (7) Informacion (13) informatica (20) Infraestructura (1) ingenieria social (2) Inglaterra (25) Ingrid Betacourt (7) Inmobiliarias (17) inmolacion (1) Inmovilismo raulista (3) innovaciones (20) Intelectuales (24) intelectuales y artistas cubanos (31) Inteligencia (51) inteligencia artificial (8) Inteligencia cubana (54) Internet (230) intervencion militar (44) Intolerancia (4) invasion (5) Inversion extranjera (379) Inversiones (44) investigaciones secretas (2) Ion Mihai Pacepa (1) ipad (5) iphone (2) Iran (198) iran-estados unidos (58) Iraq (57) irlanda (12) isaac asimov (2) ISIS (3) Islam (93) Islamismo (158) islandia (6) islas caiman (3) Islas del Pacifico (2) Israel (147) Israel-EEUU (18) israel-iran (7) israel-palestina (8) Italia (41) Ivan de la Nuez (4) Ivan Pedroso (1) Izquierdas (22) J.E. Hoover (2) J.K. Rowling (1) jaime bayly (6) Jaime Ortega (45) Jaime Suchlicki (1) jamaica (3) Japon (174) japon terremotos (8) Jared Lee Loughner (1) jeb bush (5) jesse ventura (15) JFK (41) Jicotea cubana (1) jihad (14) jineterismo (46) Joaquin Sabinas (1) joe biden (18) Joel Casamayor (9) John A. Boehner (44) John Boehner (2) John Brennan (2) John Kerry (34) john lennon (6) Jon Jones (1) Jon Stewart (4) jordania (5) Jorge Arreaza (1) jorge pomar (4) Jose Ariel Contreras (4) Jose Daniel Ferrer (6) Jose Dariel Abreu (7) jose lezama lima (2) jose marti (2) Jose Mujica (5) Jose Ramon Machado Ventura (11) Juan Abreu (35) Juan F. Benemelis (9) Juan Juan (29) Juan Manuel Marquez (2) Juan Triana (6) jubilados (1) judios (20) Juegos (14) Juegos Olimpicos (21) Julian Assange (31) Julio Casas Regueiro (2) justicia (4) Justin Bieber (5) Justin Trudeau (5) Justin Truedeau (1) Juventud (29) Juventud Cubana (83) Juventud Rebelde (5) kamikazes (1) Kaos (8) kAOS en la red (28) karadzic (1) karzai (2) kazajastan (3) Kcho (1) kendry morales (4) Kennedy (52) Kenya (5) Keynesianismo (3) KGB (11) Khamenei (3) Kid Chocolate (2) Kim Jong Il (19) kim jong-un (46) kirchner (1) kirguizia (2) Kirguizistan (2) Kitchner (5) klitchko (1) klitshko (10) Kosovo (3) kuwait (3) La Habana (22) lady gaga (7) Laetitia Casta (1) Lage (21) Lance Armstrong (13) laser (1) Latinoamerica (107) latinos (2) laura pollan (33) lavado de dinero (24) Laz (2) Lazaro Barredo (2) Lazaro Gonzalez (1) leche (1) Lee Harvey Oswald (5) lefties (20) Leftist (2) leftists (109) leinier (2) Lenguaje (9) lenin (6) leo brouwer (1) Leonard Cohen (2) leonardo da vinci (2) Leonardo Padura (12) Leopoldo Lopez (10) lesbian (4) Ley de Ajuste Cubana (17) Leyes (79) Leyes cubanas (61) Lezama Lima (2) lgbt (11) libano (6) Liberacion (1) Liberales (9) Liberalismo (11) Libertad (28) Libertad de expresion (42) libertad de informacion (15) libertad de prensa (3) Libia (355) Libre Expresion (1) Libreta de Abastecimientos (11) Libros (23) lideres (1) Lina Ruz (1) Literatura (33) Literatura Cubana (57) Lituania (1) Liu Xiaobo (9) livan hernandez (9) Lluvia (1) Logica Difusa (2) logistica (2) Long tail (1) Los Aldeanos (24) Los Duros (2) Los Miquis (4) loteria (22) Lucha no violenta activa (33) Ludwing von Mises (3) luis alberto garcia (1) Luis Alberto Lopez Rodriquez-Callejas (2) Luis Alberto Rodriquez (6) Lula (43) lulzsec (1) Luna (13) Machado Ventura (19) Machu Picchu (1) Macroeconomia (10) madres (8) Mafia (23) Mafia cubana (3) Magnus Carlsen (1) Mahmoud Abbas (2) mahoma (1) malasia (5) Malcolm Gladwell (1) malcom x (1) Maleconazo (11) mali (1) Malta (2) Malvinas (2) Mambises (3) Mandela (4) Manipulacion (521) manny pacquiao (18) Manuel Diaz Martinez (2) Manuel Vazquez Portal (4) Mao Tse Tung (8) Mapas (5) Maquiavelo (1) mar (40) Maradona (3) marcas (4) marco rubio (87) marcos rubio (3) maremotos (9) margaret thatcher (6) Marginalidad (16) Maria Corina Machado (8) maria elvira (3) Maria Gabriela Chavez (1) Mariel (13) Mariela Castro (90) Marifelli Perez-Stable (9) marihuana (18) marijuana (3) marilyn monroe (8) Marino Murillo (4) Mario Chanes de Armas (2) Mario Vargas Llosa (5) Mark Zuckerberg (8) Marketing (10) Marquitos (1) marta fonseca (1) marte (14) Martha Beatriz Roque (48) Martha Colmenares (16) Marti (5) martin luther king (4) Marulanda (7) Marx (1) Marxismo (18) María Corina Machado (3) Masacre del remolcador 13 de marzo (5) masas (1) mashable (1) masoneria (3) mass killers (26) matematicas (5) material nuclear (15) Materias primas (6) Mauritania (1) max lesnik (3) Max Marambio (31) mayweather (11) Mazorra (1) McCain (15) media (67) Mediacion (2) Medicare (11) Medicina (129) medicinas (30) Medicos cubanos (82) Medio ambiente (23) Medio Oriente (79) medio oriente crisis (4) Medios de comunicion (119) Medvedev (19) Mercado (16) Mercado informal (7) Mercado Inmobiliario (31) Mercado InmobiliarioR (1) mercado mayorista (7) mercado minorista (2) Mercados Agropecuarios (26) mercados emergentes (2) Mercosur (1) meryl streep (1) Mesa Redonda (5) meteoritos (22) Mexico (52) mi5 (1) Miami (326) michael jackson (5) Michael Moore (9) Michel Foucault (3) Michelle Bachelet (3) michelle obama (19) Microcreditos (11) microeconomia (1) Microsiervos (4) Microsoft (9) miedos (4) Migracion (5) Miguel Barnet (1) Miguel Diaz-Canel (25) Mike Perez (1) mike porcel (1) Mike Tyson (9) Militares (35) militares cubanos (28) militares venezolanos (12) Militarismo (17) milton friedman (1) minas (4) minerales (23) Minint (24) minorias (2) Miriam Celaya (1) miseria (71) Misterios (23) Mitt Romney (36) MLC (3) MMA (125) moda (10) Modelo chino (8) modelos economicos (2) Mohammed Morsi (13) momias (1) Monarquias (8) moneda (11) moneda virtual (3) mongolia (2) Montaner (7) montreal (1) Movilizacion contra Castro (1) Movimiento 26 de Julio (1) Movimiento Cristiano Liberacion (3) Mozambique (1) Mubarak (9) muerte (42) muerte asistida (1) Muertes del Castrismo (171) Muertos de la Revolucion (10) Mugabe (8) Muhammad Ali (5) Mujeres (148) Mujeres cubanas (95) mulsumanes (7) multiculturalismo (10) Mundo (1076) Muro de Berlin (14) Musica (166) Musica Cubana (241) Musica-tecnologia (2) musicos (12) Musicos cubanos (232) Musicos ubanos (1) muslims brotherhood (57) mussolini (1) Musulmanes (223) myanmar (6) nacion (1) Nacionalismo (1) Nadal (3) namibia (5) nanomedicina (1) nanotecnologias (15) Napoleon (2) narcoguerrilla (21) Narcotrafico (52) Nasa (64) National Security Agency (19) naturaleza (22) navy seal (2) nazismo (17) Negociacion politica (120) negocios (39) negros (5) Nelson Mandela (16) Neocastrismo (492) neocons (8) neonazis (2) nepal (9) Nepotismo (6) nerd (1) Neruda (2) Network (1) neutralidad (1) New York (28) New York Times (9) Newsweek (1) Niagara Falls (4) nicaragua (22) Nicolas Maduro (107) nigeria (2) Nik Wallenda (1) Nikita Jrushchov (3) ninos (196) Niquel (17) Niurka Marcos (1) nivel de vida (8) Noam Chomsky (1) nomeklatura (6) nomekltarua (3) nomen (1) Nomenklatura (425) Norberto Fuentes (11) Norteamerica (3) norteamericanos (5) noruega (14) Nostradamus (1) Noticias (8) NSA (11) nudismo (2) nueva zelandia (13) Nuevo Herald (7) Obama (20) Obama's Group (12) Obamacare (38) Obamunismo (1) Occidente (45) occupy movement (16) Ochoa (14) Odalanier Solis (7) Odio (3) odlanier solis (12) OEA (33) Ofelia Acevedo (1) Ofensiva revolucionaria (1) Oferta y demanda (7) oil sands (2) Olimpiadas (2) Oliver Stone (2) ollanta humala (3) Olof Palme (1) OLPL (14) ontario (19) Ontologia (3) ONU (53) Operacion Caguairan (2) Opiniones (4) Opositores (767) opostiores (15) Orestes Lorenzo (1) Organizaciones politicas del exilio (83) organs trade (1) Orlando Zapata Tamayo (81) orlov (9) osama bin laden (81) oscar de la hoya (1) Oscar Elias Biscet (25) Oscar Espinosa Chepe (20) Oscar Haza (5) Otan (55) OTZ (1) ovnis (12) OWS (33) OZT (56) Pablo Escobar Gavirias (6) Pablo Milanes (22) Padre Conrado (1) Paises emisores de turismo (30) Pakistan (46) paladares (8) Palestina (67) Panama (25) pancho cespedes (3) Panfilo (5) papua (1) paquistan (1) paquito D'rivera (5) paradigmas (8) paraguay (5) paraguay. Cuba (2) Paramilitares (4) paranormal (2) Parche (1) Paris Hilton (1) parlamento (6) Partido Comunisa de Cuba (43) partido comunista (33) Partido Comunista de Cuba (7) Partido Democrata (88) Partido politicos (49) Partido Republicano (98) Partido Socialista Unido Venezolano (1) partidos politicos (12) pastor terry jones (1) Patricio de la Guardia (2) patriotismo (1) paul krugman (16) Paul Ryan (2) Pavonato (1) Paya (102) paypal (2) paywall (1) Paz (6) PCC (10) PDVAL (1) PDVSA (14) peacemakers (1) Pederastia (1) Pedofilia (3) pedolfilia (1) pedro campos (3) Pedro Diaz Lanz (5) Pedro Luis Boitel (5) Pedro Luis Diaz Lanz (1) Pedro Luis Ferrer (5) pedro pablo oliva (3) Pelota (65) Pelota cubana (272) Peloteros cubanos en grandes ligas (205) Pena de muerte (5) Pensadores cubanos (5) Pensamiento politico (2) pensiones (3) Pentagono (80) Penultimos Dias (3) pequenos negocios (3) percepcion (4) Perdon (2) Perez Roque (10) Perfil de Raul (2) Periodismo (9) periodistas (17) Periodistas cubanos (17) periodistas independientes (31) Peronismo (1) Persona del ano (1) personalidades (23) Peru (16) perugorria (2) Peso cubano (15) PETA (1) Petrocasas (3) Petroleo (184) Petroleo cubano (197) PIB [GDP] (1) picasso (1) Piedad Cordova (1) pinochet (1) pinttura (4) Pintura Cubana (37) piratas (7) Plan de Raul (2) planificacion (4) Playa Giron (23) playas (8) Plaza Tiannamen (7) po0 (1) poblacion (94) Poblacion y dinero (99) Pobreza (226) pobreza estructural (44) poder (6) Poder Politico (130) Poder politico en Cuba (36) Poder Popular (9) Poesia (19) Poker (1) Polemica (5) Policia (78) Politica (63) politica exterior (8) politica fiscal (1) Politica internacional (5) Politica Monetaria (2) Politica norteamericana hacia Cuba (1) Political correctness (10) politicamente correcto (3) politicos (83) Polo Norte (1) polonia (8) Polucion (1) ponzi scheme (3) popularidad (2) Populismo (10) Porno (5) Porno para Ricardo (18) pornografia (6) Portugal (11) posada carriles (4) posicion comun (4) post Fidel (4) Post-castrismo (4) Post-fidelismo (5) Postcastrismo (30) Postcastro (1) Postcomunismo (1) PostFidel (2) Postfidelismo (13) Precios (26) Precios en el mercado informal (3) predicciones (8) premio (9) Premio 11 de Abril (2) Premio al Buen Corazon (1) Premio Blog Acido (1) Premio Blog Desmentido (1) Premio Blog Dorado (2) Premio Eta Kanpora (1) Premio Huella 2008 (5) Premio Nobel (26) Premio Nobel de Economia (2) premio nobel de la paz (6) Premio Nobel de Literatura (5) Premio Ortega y Gasset (3) Premio Sajarov (2) Premio San Miguel Arcangel (1) Premios (11) Premios 11 de Abril (1) Prensa (43) prensa cubana (48) Prensa Extranjera (70) Presidente de Cuba (1) Presidio Politico (38) Presos (55) Presos de conciencia (82) presos politicos (51) Presupuesto (106) Presupuesto Militar (2) pride (2) Primavera Negra (76) prisioneros (7) Prisioneros de conciencia (57) Prisioneros de concienciencia (1) privacidad (64) productividad (3) Producto Interno de Cuba (1) profecias (6) Programa politico (10) Progreso (2) Prohibiciones (2) pronosticos (13) Propaganda (232) Propiedad (2) Propiedad intelectual (1) Propiedad privada (4) proselitismo (2) Prosperidad (1) Prostitucion (86) Protesta (28) Protestas (546) provocacion (15) Proyecto Varela (7) PSUV (1) publicidad (1) Pueblo (5) Puerto Rico (5) Punto 0-0 (1) puppets (1) Putin (123) Pymes (52) Qatar (5) quantum computer (2) Quebec (3) Quejas de la poblacion (35) Queubec (1) Quinquenio Gris (1) Racionamiento (4) Racismo (50) radio frequency wapons (1) Radio Marti (13) radioactividad (31) Rafael Alejandro Hernandez Real (1) Rafael Correa (22) rafael rojas (3) rahm emanuel (5) ramadan (1) Ramiro (20) Rances Barthelemy (1) randy alonso (3) raperos cubanos (1) Raul (566) Raul Castro (12) raul familia (12) Raul Reyes (16) Raul Rivero (7) Raul y Fidel Castro (3) Raulismo (16) Razas en Cuba (1) RDA (12) Real politik (1) rebeldes (55) rebelion (1) reciclaje (1) reconciliacion nacional (1) Reconstruccion (1) Recrutamiento de agentes (8) Red Avispa (57) Redes sociales (37) redistribucion (1) Reflexiones (4) reforma en cuba (236) reforma migratoria (104) Reforma Monetaria (41) Reforma politica (4) Reformas (86) Reformas economicas (474) Reformas economicas. (1) Reformas raulistas (143) Refugiados (4) Regionalismo (1) Reina Tamayo (30) reinaldo arenas (5) Reinaldo Escobar (23) reino unido (107) Relaciones Cuba-Estados Unidos (5) Relaciones Internacionales (2) Relevo generacional (5) Religion (172) religiones afrocubanas (32) Remolcador (6) Renuncia (2) Renuncia de Fidel (1) rep checa (1) repatriacion (2) Reporteros sin Fronteras (6) Represioin (33) Represion (1326) Represion a los intelectuales (93) Repsol (16) Republica Checa (5) Republica Dominicana (11) resistencia popular (3) reunificacion (1) reunificacion familiar (6) revolucion (7) revolucion arabe (5) revolucion cubana (43) Revolucionarios (2) reynier aguero (1) richard branson (6) Richard Nixon (5) ricos (20) riesgo (2) rigondeaux (25) Riqueza (22) Rob Ford (1) robert kennedy (1) robertico robaina (2) Robots (35) rockets (33) Roger Federer (2) ron cubano (10) ronald reagan (10) Rosa Diez (1) Rosa María Payá (32) Rosita Fornes (2) Ruinas (2) Rumania (16) rumanos (1) Rumores (3) rupert murdoch (1) Rusia (359) Saddam Hussein (1) sahara occidental (1) Salarios (29) Salman Rushdie (1) Salud (346) salud cubana (131) Salud de Fidel (64) Salud de Raul (2) Salud publica (320) same sex marriage (1) Sandinistas (1) Sandino (1) santiago de cuba (4) Sara Marta Fonseca (1) Sarah Palin (14) sarajevo (1) satelite (11) Sats. Cuba (39) Scarabeo 9 (6) secret service (3) Secretario de Defensa (2) Secretario de Estado (1) Secreto (14) secretos militares (10) Secuestrados (21) Secuestros (38) securidad del estado (1) Seguridad (32) seguridad cubana (22) Seguridad del Estado (65) Seguridad nacional (70) seguridad personal (11) seguridad social (4) Seguros (7) Selman (2) Semiotica (2) senadores (31) serbia (3) Sergio Ramirez (1) sexo (64) Sharia (15) Sherrit (19) siberia (2) Sicilia (1) Sicologia (35) Sicologia politica (11) Sida (10) Silvio Benitez (20) Silvio Rodriquez (29) silvito el libre (4) Simon Bolivar (3) sina (23) Sindicatos (26) Sindrome de la Indefension Adquirida (7) Sindrome del Neocastrismo (59) Singapur (2) siquiatria (9) Siria (90) smartphone (8) smog (1) sms (1) Soberania (1) Social (1) social media (4) social network (1) Socialdemocracia (4) Socialismo (55) socialismo de mercado (3) Socialismo del Siglo XXI (19) socialistas (42) Sociedad (80) Sociedad Civil (26) Sociedades Secretas (1) Sociologia (29) sofia loren (1) software (2) sol (11) soldados (26) Solidaridad (7) Solzhenitsyn (3) Somalia (16) Sonia Garro (8) Soros (1) sri lanka (1) st.piere (1) st.pierre (2) Stalin (23) Stephen Hawking (10) steve jobs (12) stock market (6) stratfor (3) Subastas (18) submarinos (1) Subversion (3) Sucesion (153) Sucesores (99) Sucre (3) Sudafrica (28) Sudal del Sur (1) Sudan (4) suecia (18) Suelos (1) suerte (11) suicidio (21) suiza (7) sundance (2) Susan Boyle (1) Susan Rice (2) Swat team (4) Tabaco Cubano (29) tabacos cubanos (3) tabaquismo (3) Tabu (1) tailandia (3) taiwan (10) Taladrid (1) talento (2) Taliban (65) Tania Bruguera (1) Tarata (1) task force (1) tattoo (4) taxpayers (2) Tea Party (15) Teatro cubano (10) tecnologia (191) ted cruz (17) ted kennedy (1) Telecomunicaciones (60) Television (13) tendencias (1) Tenis (8) Teoria Economica (70) Teoria Politica (41) Terremotos (29) terromotos (6) Terrorismo (442) terroristas (376) terry fox (1) Terry Jones (2) Texas (3) thailandia (3) the beatles (6) thi (1) Think Tank (269) Tibet (20) tiburones (4) Tierra (52) Times (7) timor oriental (1) Tina Turner (1) Tiro fijo (2) tolerancia (1) tomas piard (2) tony blair (2) tony castro (20) Tony Cortes (4) Tony de la Guardia (9) Toronto (75) Torturas (17) Totalitarismo (21) trabajadores por cuenta propia (28) trabajadores publicos (1) trabajos (10) Tracey Eaton (28) trafico de armas (48) Trafico de drogas (88) trafico de organos (2) trafico de personas (13) tragedias (2) Transicion (165) Transporte (25) Trasvestismo (4) Tratado de Libre Comercio (1) travesti (1) tren (17) tribunal internacional (1) Trilateral (2) trinida y tobago (1) Trotsky (1) trudeau (1) Tsunami (10) tunez (16) Tupamaro (1) Turismo (24) Turismo Cuba (112) Turquia (18) TV cubana (7) Tv Marti (11) twiter (5) Twitter (40) tycoon (5) UCI (14) Ucrania (34) UFC (55) ufo (10) uigur (1) UJC (13) Umap (7) Underground (1) Uneac (30) Uneac. Censura (9) UNESCO (1) Unidad politica (2) union (1) Union Europea (92) Union Sovietica (106) Universidad (76) Universo (65) Univision (1) UNPACU (48) Upec (3) uranio (3) Uribe (3) Uruguay (12) US Grants (2) US Presidentes (50) uzbekistan (2) Vacilon (1) vaclav havel (4) Valores y normas de conductas (11) Van Van (3) Vaticano (62) Vejez (3) Venezuela (459) Venezuela crisis (42) venezuela economia (2) Venezuela elecciones (50) venezuela-china (5) Venezuela-Cuba-Rusia-China-Iran (1) Venezuela-Estados Unidos (23) Venezuela-Rusia (5) Ventas (1) Verizon Scandal (1) VI Congreso del PCC (46) Via China (3) Viajes a Cuba (184) viajes al exterior (8) vicente botin (1) victimas del 911 (7) victor mesa (1) Vida (30) vida extraterrestre (19) Vida Guerra (1) Video (30) video juegos (9) viejos (5) Viet Nam (25) Violencia (19) Virgen del Cobre (4) virtual (1) Virus (12) Vitali Klitschko (1) Vivienda (172) Vladimiro Roca (13) Voces del Barrio (8) volcanes (9) Walesa (11) wall street (31) walmart (5) Welfare (7) Wendy Guerra (4) whistleblower (3) whistleblowers (1) wi-fi (3) WikiLeaks (143) wikipedia (4) william levy (1) Willy Chirno (6) Wilman Villar Mendoza (26) Wilmar Villar Mendoza (1) windows (1) winston churchill (4) World Trade Center (18) World Trade Organization (1) wynoma ryder (1) Xi Jinping (9) xiomara laugart (6) XXX (1) yahoo (3) Yaoutube (1) Yasiel Puig (11) yasser arafat (9) Yeltsin (4) yemen (36) Yo acuso al gobierno cubano (1) Yoani (274) Yoany (19) Yoenis Cespedes (10) yoga (5) Yohandry (6) yoko ono (1) Youtube (15) yuan (6) yuri gagarin (3) Zawahri (1) zelaya (1) Zimbawe (8) Zoe Valdes (22) Zona Franca Mariel (32) Zumbado (1)

La columna de Cubanalisis

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]
¨Saturno jugando con sus hijos¨/ Pedro Pablo Oliva

Seguidores

Carta desde la carcel de Fidel Castro Ruz

“…después de todo, para mí la cárcel es un buen descanso, que sólo tiene de malo el que es obligatorio. Leo mucho y estudio mucho. Parece increíble, las horas pasan como si fuesen minutos y yo, que soy de temperamento intranquilo, me paso el día leyendo, apenas sin moverme para nada. La correspondencia llega normalmente…”

“…Como soy cocinero, de vez en cuando me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bisté con jalea de guayaba. También preparo spaghettis de vez en cuando, de distintas formas, inventadas todas por mí; o bien tortilla de queso. ¡Ah! ¡Qué bien me quedan! por supuesto, que el repertorio no se queda ahí. Cuelo también café que me queda muy sabroso”.
“…En cuanto a fumar, en estos días pasados he estado rico: una caja de tabacos H. Upman del doctor Miró Cardona, dos cajas muy buenas de mi hermano Ramón….”.
“Me voy a cenar: spaghettis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H. Upman #4. ¿No me envidias?”.
“…Me cuidan, me cuidan un poquito entre todos. No le hacen caso a uno, siempre estoy peleando para que no me manden nada. Cuando cojo el sol por la mañana en shorts y siento el aire de mar, me parece que estoy en una playa… ¡Me van a hacer creer que estoy de vacaciones! ¿Qué diría Carlos Marx de semejantes revolucionarios?”.
¨La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellaní­a de nadie¨ - Marti

"No temas ni a la prision, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo"
-
Giacomo Leopardi

¨Por eso es muy importante, Vicky, hijo mío, que recuerdes siempre para qué sirve la cabeza: para atravesar paredes¨Halvar de Flake [El vikingo]

"Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir" - Lorca

"Al final, no os preguntarán qué habéis sabido, sino qué habéis hecho" - Jean de Gerson

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" - Giuseppe Tomasi di Lampedusa

"Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras" - Giovanni Papini


"Life is what happens while you are busy making other plans" - John Lennon

"Habla bajo, lleva siempre un gran palo y llegarás lejos" - Proverbio Africano

"No hay medicina para el miedo" - Proverbio escoces

"El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar"
- Sun Tzu

"You do not really understand something unless you can explain it to your grandmother" - Albert Einstein

"It is inaccurate to say I hate everything. I am strongly in favor of common sense, common honesty, and common decency. This makes me forever ineligible for public office" - H. L. Menken

"I swore never to be silent whenever and wherever human beings endure suffering and humiliation. We must always take sides. Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented" - Elie Wiesel

"Stay hungry, stay foolish" -
Steve Jobs

"If you put the federal government in charge of the Sahara Desert , in five years ther'ed be a shortage of sand" - Milton Friedman

"The tragedy of modern man is not that he knows less and less about the meaning of his own life, but that it bothers him less and less" - Vaclav Havel

"No se puede controlar el resultado, pero si lo que uno haga para alcanzarlo" -
Vitor Belfort [MMA Fighter]

Liborio

Liborio
A la puerta de la gloria está San Pedro sentado y ve llegar a su lado a un hombre de cierta historia. No consigue hacer memoria y le pregunta con celo: ¿Quién eras allá en el suelo? Era Liborio mi nombre. Has sufrido mucho, hombre, entra, te has ganado el cielo.

Para Raul Castro

Cuba ocupa el penultimo lugar en el mundo en libertad economica solo superada por Corea del Norte.

Cuba ocupa el lugar 147 entre 153 paises evaluados en "Democracia, Mercado y Transparencia 2007"

Cuando vinieron

Cuando vinieron a buscar a los comunistas, Callé: yo no soy comunista.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, Callé: yo no soy sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos, Callé: yo no soy judío. Cuando vinieron a buscar a los católicos, Callé: yo no soy “tan católico”.
Cuando vinieron a buscarme a mí, Callé: no había quien me escuchara.

Reverendo Martin Niemöller

Martha Colmenares

Martha Colmenares
Un sitio donde los hechos y sus huellas nos conmueven o cautivan

CUBA LLORA Y EL MUNDO Y NOSOTROS NO ESCUCHAMOS

Donde esta el Mundo, donde los Democratas, donde los Liberales? El pueblo de Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan los Green, los Socialdemocratas, los Ricos y los Pobres, los Con Voz y Sin Voz? Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan el Jet Set, los Reyes y Principes, Patricios y Plebeyos? Cuba desesperada clama por solidaridad.
Donde Bob Dylan, donde Martin Luther King, donde Hollywood y sus estrellas? Donde la Middle Class democrata y conservadora, o acaso tambien liberal a ratos? Y Gandhi? Y el Dios de Todos?
Donde los Santos y Virgenes; los Dioses de Cristianos, Protestantes, Musulmanes, Budistas, Testigos de Jehova y Adventistas del Septimo Dia. Donde estan Ochun y todas las deidades del Panteon Yoruba que no acuden a nuestro llanto? Donde Juan Pablo II que no exige mas que Cuba se abra al Mundo y que el Mundo se abra a Cuba?
Que hacen ahora mismo Alberto de Monaco y el Principe Felipe que no los escuchamos? Donde Madonna, donde Angelina Jolie y sus adoptados around de world; o nos hara falta un Brando erguido en un Oscar por Cuba? Donde Sean Penn?
Donde esta la Aristocracia Obrera y los Obreros menos Aristocraticos, donde los Working Class que no estan junto a un pueblo que lanquidece, sufre y llora por la ignominia?
Que hacen ahora mismo Zapatero y Rajoy que no los escuchamos, y Harper y Dion, e Hillary y Obama; donde McCain que no los escuchamos? Y los muertos? Y los que estan muriendo? Y los que van a morir? Y los que se lanzan desesperados al mar?
Donde estan el minero cantabrico o el pescador de percebes gijonese? Los Canarios donde estan? A los africanos no los oimos, y a los australianos con su acento de hombres duros tampoco. Y aquellos chinos milenarios de Canton que fundaron raices eternas en la Isla? Y que de la Queen Elizabeth y los Lords y Gentlemen? Que hace ahora mismo el combativo Principe Harry que no lo escuchamos?
Donde los Rockefellers? Donde los Duponts? Donde Kate Moss? Donde el Presidente de la ONU? Y Solana donde esta? Y los Generales y Doctores? Y los Lam y los Fabelo, y los Sivio y los Fito Paez?
Y que de Canseco y Miñoso? Y de los veteranos de Bahia de Cochinos y de los balseros y de los recien llegados? Y Carlos Otero y Susana Perez? Y el Bola, y Pancho Cespedes? Y YO y TU?
Y todos nosotros que estamos aqui y alla rumiando frustaciones y resquemores, envidias y sinsabores; autoelogios y nostalgias, en tanto Louis Michel comulga con Perez Roque mientras Biscet y una NACION lanquidecen?
Donde Maceo, donde Marti; donde aquel Villena con su carga para matar bribones?
Cuba llora y clama y el Mundo NO ESCUCHA!!!

Suscribirse Cuba Independiente

CIF: Cuba Independiente http://CubaIndependiente.blogspot.com Registro (c) Copyright: ® DIN 189297780000 Gerente By: www.copyrightwww.com