Mostrando entradas con la etiqueta Post-castrismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Post-castrismo. Mostrar todas las entradas

jueves, diciembre 11, 2014

Raúl Castro busca la base conceptual del poscastrismo

Padeciendo de inmovilismo y estancamiento, Raúl Castro y sus compinches quisieran descubrir el agua tibia o proclamar la inmortalidad del cangrejo. Por eso se enfrascan en lo que pomposamente llaman Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.
Que debe ser algo así como un Manifiesto Comunista de Macondo, “El Capital” de Birán, las fábulas de “La historia me absolverá”, las promesas del Cordón de La Habana o la Zafra de los Diez Millones. ¡De que van, van! decía Fidel Castro, aunque el verdadero visionario fue Juan Formel con su orquesta Los Van Van, que lleva más de cuarenta años de éxitos, mientras ninguna promesa del Comandante sobrepasó la prueba del tiempo, Ubre Blanca y Batalla de Ideas incluidas.
La colega Marlene Azor, en un excelente análisis aquí en CUBAENCUENTRO, titulado Los tiempos agónicos de la “actualización”, dice que tal expresión de Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista había logrado sacarle “una carcajada”. Y añade con toda razón: “¡Qué mal gusto este nombre y qué mal escrito, por dios!”. Bravo por Marlene y su carcajada: si se lo tomara en serio le darían deseos de llorar. Los burócratas-apparatchiks que trabajan en tal “conceptualización”, que deben ser, justamente por su tarea, mediocres y aburridísimos, deberían estar felices porque su elucubración logró la carcajada de Marlene. Aunque tras su simpática risa, no tengo dudas, estaría su absoluto desprecio por todo lo que implica de ignorancia, demagogia y soberbia tal idea en un régimen que todavía a estas alturas no sabe lo que quiere, más allá de mantenerse en el poder a toda costa, y pretende desarrollar un aparataje teórico-conceptual que no soportaría ni la prueba elemental de una discusión en un Comité de Defensa de la Revolución (CDR) con la participación de aseres y cubanos de a pie.
53 años después que Fidel Castro proclamara su dictadura “revolución socialista a 90 millas” de EEUU, nadie en el régimen puede decir con claridad qué es “socialismo” a estas alturas del juego, ni cómo se combina con empresas estatales cubanas asociadas a privados extranjeros, mantener contra-natura propiedad estatal de empresas irrentables por más de medio siglo mientras las privadas y cooperativas demuestran ser superiores, esquilmar salarios a trabajadores que son fuerza laboral en una empresa extranjera o misión “internacionalista”, desalojar a humildes de sus rústicas viviendas bajo el eufemístico nombre de “extracciones”, que las prostitutas cubanas sean las “más cultas del mundo”, o que La Habana, “capital de todos los cubanos”, exija a los no habaneros autorización especial para residir allí, por citar solamente algunas de las aberraciones de la realidad nacional que, sorprendentemente, para algunos son factores que no tienen la más mínima importancia: La Habana acaba de ser proclamada una de las siete ciudades-maravillas del mundo.
¿Cuál Habana? ¿Siboney, Atabey, Miramar, Punto Cero o La Rinconada? Seguramente no hablan de El Cerro, Arroyo Naranjo, Regla, Guanabacoa, La Lisa, Palocagao, La Timba, San Miguel del Padrón, Centro Habana, Reparto Eléctrico. ¿Cuál es la maravilla? ¿La forma en que viven los cubanos de a pie, o en la que viven privilegiados, familiares y cómplices? ¿O que La Habana no se haya derrumbado, a pesar de los hermanos Castro?
¿Cuál es el límite de desfachatez, inmoralidad y desvergüenza de una dictadura? ¿Hacen falta 56 años de brutal tiranía para definir una Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista, cualquiera que sea? Y por cierto, ¿cuál sería su sigla? ¿CoMoEcoSoCuDeSo? ¿O algo peor aún?
Sería más decente y honesto, en vez de inventar comisiones para definir boberías y sandeces, realizar una verdadera consulta popular y no “elecciones” de focas amaestradas para levantar el brazo cuando se les ordene. Donde se les podría preguntar a los cubanos, sin disfraces ni eufemismos, cosas muy concretas, como:
  • ¿Está usted de acuerdo en mantener el sistema político, económico y social que ha imperado desde 1959 en Cuba? ¿Sí o no?
  • ¿Preferiría intentar un nuevo camino, cualquiera que fuera, diferente a como ha sido en el último medio siglo? ¿Sí o no?
  • ¿Preferiría continuar con los mismos dirigentes que hasta ahora? ¿Sí o no?
Si tras esa consulta popular, sin presiones ni extorsiones, los cubanos de la Isla estuvieran de acuerdo en continuar el manicomio castrista, yo no tendría inconveniente en decir públicamente que la dictadura logró legitimarse ante la población y lo demostró en consulta popular, por lo que deberíamos respetar tales resultados.
De lo contrario, ¿qué podrían hacer el dictador y su camarilla? Lo único decente sería renunciar: instarles a algo más sería pedir peras al olmo. Aunque estoy seguro que nunca tendrán que renunciar, porque nunca realizarían tal consulta popular.
Así que la pandilla de Raúl Castro continuará tratando de definir, clarificar, expresar y convencer a los cubanos y el mundo de que tratan de completar esa aberración que llaman Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista (¿CoMoEcoSoCuDeSo?), que no servirá para nada.
Y Marlene Azor podrá continuar disfrutando sus carcajadas gracias a la mediocridad de Raúl Castro y sus ridículos proyectos para el poscastrismo.

lunes, noviembre 24, 2014

The New York Times y la preparación del post-castrismo

la campana del new york times sobre cuba tiene el objetivo de poner en la agenda de obama la normalizacion de las relaciones entre los dos paises, en un contexto donde la mayoria republicana en el congreso y el senado impiden la derogacion de la codificacion de la ley helms-burton. quizas mas, darle cobertura de opinion publica a los objetivos estrategicos de los grupos poder de la centro-izquierda liberal norteamericana.
---------------------
cubanalisis
Dr. Eugenio Yáñez
La campaña del The New York Times
Difícil escribir para publicar un lunes cuando los últimos seis lunes se ha tenido que hablar del editorial del día anterior de The New York Times en defensa de las posiciones del castrismo, que se está esmerando en lograr el sueño dorado de sus últimos tiempos: consolidado el neocastrismo, crear las condiciones necesarias para materializar el post-castrismo de una manera discreta, indolora e insípida, para que todo termine felizmente (para ellos) en una sucesión light a partir del 2018, en caso de que Raúl Castro cumpliera su palabra de no mantenerse en el poder a partir de esa fecha, algo que no se puede dar por sentado automáticamente.
En cuanto a esos editoriales de The New York Times, en última instancia salir abiertamente en defensa de las posiciones del castrismo sería un derecho del periódico, pero ese apoyo lo hace utilizando el lenguaje y el estilo propio del régimen y sus secuaces habituales, algo que termina resultando patético teniendo en cuenta el legendario y bien ganado prestigio del diario neoyorquino como cátedra y referente del periodismo en idioma inglés.
Esta situación nos crea una disyuntiva que va mucho más allá de las simples opiniones de cada uno y se coloca en un plano filosófico y ético, cuando se trata de analizar el comportamiento de un medio de prensa que está planteando posiciones que evidentemente no nos simpatizan porque las vemos como lo que son, inclinadas a las simpatías y la defensa de una tiranía que ha oprimido nuestra patria por más de medio siglo, y al mismo tiempo debemos contrastar eso con el derecho a la libertad de expresión, que no solamente proclamamos y reclamamos para nosotros mismos, sino que tenemos que hacer valer también cuando esa libertad de la prensa y los demás medios de información tiene que permitir y permite a otros que piensen diferente expresar sus puntos de vista con el mismo derecho que lo hacemos nosotros. Y ese criterio, que tal vez en Estocolmo, Brisbane o Edimburgo pueda ser visto como lo más normal del mundo, no es fácilmente asimilable o compartido en Hialeah, Kendall, Miami Beach o la Calle Ocho.
Indudablemente, cuando intereses más poderosos entran en juego, los prestigios de los órganos de prensa pueden tambalearse y hasta desvanecerse, si los principios que han sustentado esos prestigios anteriormente no mantienen la misma solidez que tuvieron cuando aquellos prestigios fueron ganados, con independencia de todo lo que haya costado alcanzarlos. Y a veces, para decirlo con palabras del otro Marx, Groucho, determinados principios pueden ser proclamados por algunos, pero en caso de que no gustasen o no cayesen bien, se puede recurrir a otros radicalmente diferentes en aras de obtener lo que se persigue, aunque se pierda hasta la vergüenza.
Los buenos y los malos
Sin embargo, pretender explicar las cosas de esta manera resulta demasiado fácil, sobe todo cuando algunos elementos no pueden ser identificados.
Porque hay que preguntarse: ¿cuáles serían esos poderosos intereses en juego capaces de lograr que una publicación seria y prestigiosa como The New York Times sea capaz de publicar seis (hasta ahora) editoriales dominicales seguidos en inglés y español sobre un mismo tema, en este caso la defensa de las posiciones de La Habana? Nunca en toda su historia The New York Times se había comportado de esa manera, ni siquiera en momentos candentes de la historia de Estados Unidos, como la Segunda Guerra Mundial, la crisis de Watergate o la guerra de Vietnam.
Naturalmente, las explicaciones simplistas de pretender señalar a los multimillonarios George Soros o Carlos Slim, accionistas del periódico, como la sombra siniestra detrás de las intenciones del periódico, debido a secretas simpatías por el castrismo, o al recién incorporado a la Junta Editorial, el relativamente joven Ernesto Londoño (pero no inexperto), por algunas secretas razones que no se conocen, pecan de una combinación de ingenuidad con aventurerismo que nunca podrán conducir a nada sensato en ninguna circunstancia.
Alguien se preguntaba si esa nueva adquisición de la Junta Editorial de The New York Times habría estado de visita en Cuba en algún momento. Si nos suscribimos a la teoría de la conspiración, podría señalarse que el señor Londoño, que trabajó como corresponsal en el Pentágono y cubrió informaciones sobre Irak y Afganistán, y prestó servicios para The Washington Post, estudió su carrera de periodismo en Miami, ciudad donde, indudablemente, también podría haber sido reclutado por los servicios secretos del régimen de La Habana. Cuando ya este análisis estaba listo para ser puesto on-line, se conoció la noticia de que el señor Londoño estaba de visita en Cuba por asuntos de “trabajo”, así como se supo que la última vez que había estado allá fue hace ya once años. Así que se amplía el horizonte temporal y geográfico donde podría haber sido reclutado, en caso de que efectivamente lo hubiera sido. Pero con esa lógica casi conspirativa podría igualmente señalarse que cada uno de los miles de estudiantes de todas las instituciones universitarias de Miami-Dade y del sur de La Florida en general podría haber estado expuesto a esa misma contaminación por parte de los muchos agentes al servicio del castrismo que pululan por estas zonas, y por ese camino nos vamos acercando a pocos pasos de la paranoia.
Tampoco sirve de consuelo jugar a la zorra y las uvas, proclamando que están verdes si no se pueden alcanzar, para señalar que The New York Times es una publicación en decadencia que en estos momentos solamente le interesa leerla a las capas más liberales de la sociedad norteamericana, pero que no tiene ninguna trascendencia en el resto de la población. Primero, porque esa explicación no se corresponde con la realidad, y en segundo lugar, porque aunque fuera exacta tal afirmación, las capas “liberales” de la sociedad norteamericana no constituyen un puñado insignificante de personas, ni son grupos sin capacidad de análisis o poder de convocatoria, ni pueden ser neutralizadas con un par de gritos porque simplemente no les simpaticen a otros sectores de la sociedad estadounidense.
De manera que hay que seguir escudriñando en la información para intentar acercarnos a las causas de esta campaña propagandística de The New York Times -porque después de seis editoriales dominicales seguidos es evidente que se trata de una campaña- y es necesario saber cuáles serían los objetivos que persigue, y en interés de qué o de quienes en particular.
Por si fuera poco lo desarrollado hasta ahora en esta campaña estratégica de The New York Times para apuntalar el castrismo, hay que señalar la nada inocente jugada del periódico de este último viernes, donde presentó a los ex-editores de la publicación eclesiástica Espacio Laical, (que en la actualidad son promotores del proyecto Cuba Posible), Roberto Veiga y Lenier González, como dos figuras moderadas que “lideran una incipiente cultura de debate” en el país, abriendo espacios en los que comprobar “el apetito de los cubanos para encontrar una tercera vía”.
El diario neoyorquino considera que ambos “representan un enfoque emergente” en la política cubana, manteniendo una posición “menos beligerante” en un país donde el régimen “ha suprimido el debate durante décadas” y tanto el gobierno como los opositores “están extremadamente divididos”.
Según The New York Times, la posición de Veiga y González recibe críticas por parte de otros opositores que los consideran “tímidos”, pero en un significativo intento del diario por promoverlos, y sin aportar evidencia alguna, aunque no negamos que puedan existir, destaca que “sus esfuerzos obstinados” en la creación de diversos espacios de debate en la sociedad cubana les “han hecho ganar un seguimiento fuerte en la pequeña sociedad civil cubana”.
Asimismo, para The New York Times, en un enfoque tal vez demasiado esquemático y simplista, pero a la vez evidentemente diversionista y ¿mal intencionado? ambas personas reflejan, por una parte, “la descomposición de la política binaria de cubanos pro- y anti- Castro, que ha dominado durante décadas”, y, por la otra, “el desarrollo de un rango más diverso de opiniones, especialmente entre los cubanos más jóvenes”.
Y aunque al diario neoyorquino no le queda más remedio que dejar claro que Roberto Veiga y Lenier González “no abogan por la democracia” en la Isla, insiste en que promueven un diálogo que incorpora “el discernimiento de la cuestión de cómo avanzar hacia una democracia más plena”.
Sin negar para nada los indudables valores intelectuales, cívicos, morales y políticos de ambos compatriotas, no puede desconocerse que no son ni los primeros ni los únicos que se han movido en estos terrenos y en estas aguas turbias y han salido airosos hasta el momento. Por eso sorprende que ahora The New York Times destaque con tanto énfasis a estos dos cubanos, cuando no lo ha hecho con ninguno de todos los demás que se han enfrentado a la tiranía a la vez que “abogaban por la democracia”, y elaboraban diversas  propuestas, más o menos acertadas, y más o menos comprendidas y apoyadas, para una “democracia más plena” en nuestra patria.
El tempo del castrismo y todos sus fracasos
Entonces, con todos estos elementos, es legítimo volver a preguntarnos: ¿por qué precisamente ahora esta campaña estratégica de The New York Times? ¿Qué busca y qué pretende? ¿Quién o quienes, si alguien, está detrás de estas campañas? ¿Cuáles son los intereses que defiende The New York Times, y por qué?
Hay que señalar, de una parte, que poco a poco se han ido esfumando los espejismos que veían soluciones mágicas para la crisis económica permanente de la economía castrista en prácticamente cualquier coyuntura o sector económico que pareciera aunque solamente fuera parcialmente promisorio.
En este sentido fueron desvaneciéndose primero los proyectos más antiguos, algunos que provienen desde los tiempos de el Comandante en el poder, donde el voluntarismo se mezclaba con aparentes oportunidades en proyectos faraónicos y oníricos, y entonces se hablaba de un futuro que sería tan brillante que cegaba desde el presente, y que como era de esperar, ninguno de esos proyectos daba los resultados que se anunciaban y se proclamaban como algo a la vuelta de la esquina.
Entre esos publicitados proyectos se incluyeron, en su momento, la producción de níquel en colaboración con los canadienses, actividad que fue perdiendo fuerza cuando los precios del mineral comenzaron a deprimirse y simultáneamente aparecieron fenómenos de corrupción y malversación entre los equipos de dirección cubanos, tanto a nivel empresarial como ministerial, que terminaron con severas penas de cárcel en algunos casos.
Posteriormente las aguas fueron tomando su nivel en las producciones farmacéuticas y  biotecnológicas, donde, a pesar de innegables resultados en algunos renglones específicos muy contados, no ha sido posible la explosión productiva delirada por Fidel Castro desde los comienzos de esos proyectos, por la sencilla razón de que los productos cubanos no acumulan suficientes experiencias ni recursos de marketing para competir en el mercado internacional con productores ampliamente reconocidos por su calidad y prestigio técnico que ya se encontraban en el mercado mucho antes de que en La Habana comenzaran a soñar con estos proyectos.
Propio de la era de Raúl Castro es el rotundo fracaso de la producción agropecuaria, a pesar de haber sido declarada como un asunto de “seguridad nacional”. Las entregas de tierras ociosas en usufructo, con todas las amarras burocráticas y políticas que conlleva, no ha logrado multiplicar la producción como se esperaba.
La supuesta reorganización de las actividades estatales en la agricultura tampoco ha funcionado, Se acaba de conocer que fueron disueltas por ineficiencia absoluta y deudas acumuladas 298 Unidades Básicas de Producción Cooperativa, un invento castrista con la intención de hacer pasar como “cooperativas” formas disfrazadas de propiedad estatal, pero que no tienen nada que ver con la verdadera producción cooperativa.
La producción de arroz, viandas y vegetales, aunque crece según la información estadística oficial, no crece en las tarimas de los mercados donde se pone a la venta, y sus precios, lejos de descender como debería ser al aumentar la oferta, tienden a elevarse continuamente, haciendo cada vez más difícil y costoso para la población obtener los productos más elementales para la subsistencia. La ganadería no corre mejor suerte. La vacuna está en sus peores momentos, y continuamente mueren miles de cabezas de ganado por falta de alimentación y de agua. La porcina no logra despegar, y no debería haber razones aparentemente para ese estancamiento.
La producción lechera no se acerca ni en sueños a la promesa del general de oficinas de un vaso de leche diario para cada cubano. Solamente los huevos constituyen una fuente de proteínas más estable para los cubanos de a pie, aunque con una producción muy lejana a la de décadas anteriores. Y los productos del mar, en una isla rodeada de agua por todas partes, son escasos, caros y de mala calidad. La “economía del postre” (azúcar, café y tabaco) no logra recuperarse, y a duras penas se mantiene en niveles similares, o hasta desciendo en algunos casos, el más grave de ellos en la producción de café.
A ello hay que sumar la interminable trabazón e ineficiencia en los mecanismos de acopio y comercialización de los productos, que a pesar de más de medio siglo de ineficiencia y desorden siguen siendo la apuesta del régimen para estas actividades, a causa del pánico que le siguen teniendo a la gestión privada y cooperativa, a pesar de que han demostrado, año tras año, ser muy superiores y mucho más eficientes que las actividades estatales. Entonces, el resultado final de la producción  agropecuaria en el país sigue siendo el mismo año tras año: es necesario importar anualmente alrededor de mil ochocientos millones de dólares en alimentos para el consumo de la población, pero no para un consumo abundante y saludable, sino escasamente para un consumo limitado y de baja calidad.
La varita mágica que no funciona
Tampoco creció como se esperaba el turismo internacional. A pesar de que la oferta de sol y playa depende de la naturaleza y no del gobierno, y se mantienen como de costumbre, los fallos en el funcionamiento de las instalaciones turísticas, la baja calidad del servicio que se ofrece a los turistas, la poca variedad de las ofertas, -tanto en las “a la carta” como en las del “todo incluido”-, los “desvíos” de productos que sustraen los trabajadores de las instalaciones para resolver sus necesidades personales, la competencia de los cuentapropistas en servicios de alimentación y hasta de transportación y hospedaje, las imprecisiones con el transporte, y la poca capacidad profesional para la gestión administrativa de las instalaciones y la venta de los productos turísticos. Todo ello actuando de conjunto, se ha convertido en un tope virtual contra los planes de crecimiento de la llegada de turistas al país, y aunque se sigue insistiendo en una meta de tres millones de visitantes anuales, que aun no se ha logrado aunque se esté cerca, parece una cifra de broma cuando se conocen las cantidades de turistas que visitan países del área más pequeños en territorio que Cuba, como República Dominicana, Puerto Rico, Costa Rica, Panamá, Bahamas y las Antillas Menores.  
Las ilusiones de encontrar soluciones mágicas con el descubrimiento y producción en gran escala de petróleo en la cuenca submarina, fundamentalmente en los famosos 59 “bloques” en que fue dividida la zona noroccidental de los mares de la Isla para ofrecer a los potenciales inversionistas territorios para prospección, se fueron desvaneciendo en la medida en que, aun con la aparente certeza de la presencia del hidrocarburo en la zona, las profundidades a que se encontraría y las dificultades geológicas para extraerlo, hacen poca atractiva la perspectiva para las grandes compañías perforadoras, sobre todo cuando recientemente se han descubierto yacimientos tan grandes o mayores en otros territorios que posibilitan su explotación rentable.
Como alternativa, el régimen ha lanzado un programa de recuperación petrolera en los pozos e instalaciones ya existentes, convencido de que las ilusiones de los grandes pozos en el mar, aunque no sea necesario dejarlas sin efecto absolutamente, ni tendrán que ser aplazadas para un futuro nada cercano, lo que para un gobierno como el castrista, siempre viviendo en el filo de la navaja financiera y económica, es una noticia no solamente desalentadora, sino también catastrófica.
La otra apuesta cargada de ilusiones, con el mega-puerto de El Mariel, parece seguir estando más en las mentes de los jerarcas del régimen que en la mesa de negociaciones. A pesar de los anuncios triunfalistas -como siempre- del periódico Granma sobre todo lo promisorio de esta gigantesca (para los estándares cubanos) inversión para la creación de una zona de desarrollo económico que debería convertirse en motor para el resto de la economía, las imprecisiones en la ley de inversiones, la debilidad de la economía cubana, y las sanciones y prisiones contra inversionistas extranjeros acusados de delitos que parecen ser más temas de ciencia ficción que de jurisprudencia y derecho, no son elementos que motiven demasiado a potenciales inversionistas.
A pesar del bombo y fanfarria con que hace ya casi un año fue inaugurado el puerto, con la presencia junto a Raúl Castro de la presidenta brasileña, nación que ha financiado el proyecto con una visión muy difusa de un futuro sin embargo norteamericano contra el régimen, la noticia más importante que ha surgido de ese enclave en todos estos meses fue que el primer buque cargado de mercancías que atracó y descargó en El Mariel fue uno norteamericano cargado de contenedores de pollos congelados, provenientes de Estados Unidos. Ejemplo muy elocuente para desmentir al régimen cuando se llena la boca para hablar del “bloqueo imperialista” y pretender justificar los desastres de la economía cubana acusando a Washington como causante de todos los problemas.
La caída de los precios del petróleo
Un problema mucho más serio se le está presentando a La Habana con la disminución mundial de los precios del petróleo. En condiciones normales, la baja de los precios del petróleo es una buena noticia para los países no productores, porque representa una posibilidad muy real de disminuir el monto de su factura petrolera. Sin embargo, sabemos que la Cuba de los Castro es incapaz de vivir en condiciones normales, porque la propia “revolución” es un evento anormal en la sociedad cubana, que ha invertido todos los valores de la nación, dispersado a su población por el mundo, aniquilado todas las esperanzas y proyectos personales, e hipotecado moral y materialmente a la nación.
Entonces, la baja en el precio del petróleo representa menos ingresos para el régimen, que exporta algunas cantidades de petróleo, porque para sus necesidades en el país, que limita artificialmente, cuenta con la producción  nacional de petróleo y gas, y además recibe un generoso suministro diario desde Venezuela a precios subsidiados -en caso de que los pagara- lo que le posibilita obtener determinados ingresos vendiendo a nombre de Cuba parte del petróleo que el gobierno venezolano prácticamente regala al régimen de La Habana.
Por si fuera poco esa complicación, la otra proviene de las limitaciones materiales y la profunda crisis productiva y económica, además de la política y social, que enfrenta Venezuela. Aunque primero Hugo Chávez, y ahora Nicolás Maduro, nunca han tenido inconveniente en regalar a los castristas la riqueza nacional, el hecho cierto es que ahora, cada vez más, los recursos de que puede disponer el gobierno venezolano no bastan para mantener la estabilidad en su propio país, ayudar a La Habana con petróleo subsidiado y muy difícil de cobrar algún día, y mantener su política de hegemonía caribeña a través de vender petróleo venezolano a naciones del área, para comprar y controlar voluntades, a través de precios preferenciales del hidrocarburo, razón por la cual han podido quedar diferidas numerosas crisis sociales y económicas en todas esas naciones, que de no tener a su disposición el generoso subsidio chavista-madurista nadie puede saber a ciencia cierta qué fenómenos podrían haber ocurrido en esas sociedades. En la semana recién finalizada el precio del barril de petróleo venezolano descendió hasta $68.97. Para que se tenga una idea de la debacle que esto significa, téngase en cuenta que los economistas calculan que por cada dólar que cae el petróleo venezolano la nación deja de ingresar unos 700 millones de dólares anuales.
De manera que el peligro para La Habana no es que desde Caracas no quieran, sino que no puedan continuar con sus dádivas incontroladas, que son en buena medida las que mantienen la “revolución” a flote. Porque si bien el petróleo es el elemento más visible y comentado del proxenetismo castrista sobre Venezuela, son incontables la cantidad de convenios, acuerdos, contratos y dudosos arreglos entre ambos países en que La Habana se beneficia escandalosamente, recibiendo extraordinarios y constantes beneficios a costa de las riquezas del pueblo venezolano que el gobierno de Caracas regala inconsultamente al castrismo.
No es casual, entonces, que mientras todos estos factores mencionados están incidiendo sobre la llamada revolución cubana, y cada vez se le aprieta más el zapato a Raúl Castro, surja de repente The New York Times al rescate del castrismo, porque si bien ese periódico nunca fue de los más agresivos contra el gobierno cubano, tampoco tiene historia de lanzarse tan a fondo en defensa de una causa, como ha ocurrido con los seis editoriales publicados en apoyo al castrismo, y sin poder saberse, ahora que se escriben estas líneas, si el próximo lunes aparecerá un séptimo, váyase a saber sobre qué tema o con qué objetivos.
En la práctica, entonces, las mayores entradas de dinero fuerte para el régimen son las remesas de dinero, envío de mercancías y viajes a la Isla de cubanos que residen en el exterior, sean “asilados” o  simplemente “emigrantes” o como se les quiera llamar. Es decir, el régimen, para sobrevivir, necesita de esos dólares que provienen de aquellos “gusanos” que tantas veces ha estigmatizado en el pasado y que ahora, por estrictas necesidades de supervivencia y el más vil oportunismo, intentan presentar con otros rostros y otros colores más aceptables, para poder seguirlos explotando cada vez más.
Los cubanos de a pie, mientras tanto, han dejado de creer definitivamente en los cantos de sirena de la tiranía y no acaban de ver soluciones para sus problemas cotidianos y de largo plazo. Impedidos de cambiar pacíficamente a sus gobernantes, porque el sistema les niega la posibilidad de participar en elecciones realmente libres y competitivas, cada vez más siguen optando por votar con los pies, y tratar de salir del país por cualquier vía, y hacia cualquier destino, convencidos de que en cualquier lugar del mundo, aunque las cosas no les salgan maravillosamente bien, podrán tener mejores perspectivas y muchas más posibilidades de futuro que las que el régimen les pueda brindar en la Isla.
De ahí las crecientes cifras de salidas del país por cualquier vía, en lo que ya se considera un éxodo masivo, aunque discreto, silencioso y sin aspavientos, pero que suma decenas de miles de cubanos cada año, si se observan de conjunto todas las salidas ilegales por cualquier vía con las salidas regulares a través de obtención de visados para residir en otro país y los que se
“quedan” y deciden no regresar a su país después de haber salido con visas de turistas o para visitas familiares.
 
Los más recientes intentos de La Habana y la batalla del embargo
No es casual tampoco, y que los enamorados quieran creer en casualidades es válido, pero los profesionales no podemos cometer ese pecado, que esta campaña surja cuando La Habana está desesperada a la búsqueda de recursos para subsistir, entre ellos muchas inversiones extranjeras que puedan hacer funcionar su maltrecha y totalmente ineficiente economía.
Para lograr este tenebroso objetivo del régimen los esfuerzos se lanzan en dos frentes diferentes. En el plano internacional se hacen ingentes esfuerzos por el régimen y sus acólitos por sacar a Cuba, o más exactamente al gobierno cubano, de la lista de países patrocinadores del terrorismo, en la que ocupa un bochornoso lugar junto a repudiados forajidos internacionales como Siria, Irán y Sudán. En el plano bilateral Cuba-EEUU, la ofensiva por aliviar al menos algunas de las restricciones establecidas por el embargo sería el objetivo fundamental, y es donde aparentemente está más activo el papel de The New York Times en esta batalla.
Recientemente fue lanzada por el régimen la llamada Cartera de Oportunidades para la inversión extranjera, presentada hace pocas semanas en la Feria Internacional de la Habana FIHAV 2014, donde se ofrecieron 246 proyectos prácticamente en todas las ramas de la economía y en todos los territorios del país, que en total alcanzarían un monto, según cálculos de las eminencias económicas del régimen, de 8,710 millones de dólares. Pero, de lo que se ha podido saber hasta ahora, no se pudo concretar ni uno solo de esos proyectos en FIHAV 2014, y por el momento los inversores desesperados por arriesgar su dinero en el paraíso socialista del Caribe existen solamente en las páginas de los periódicos Granma y Juventud Rebelde y en las palabras de los locutores del Noticiero Nacional de Televisión.
Por eso también la búsqueda, casi súplica, de la autorización de Washington para que el turismo americano pueda visitar la Isla. Aunque el régimen y sus voceros no lo declaren públicamente, ellos saben que el levantamiento del embargo, independientemente de las intenciones y deseos de cualquier persona que sea la que esté ejerciendo el cargo de presidente de Estados Unidos, es algo que no se puede realizar de espaldas al congreso, y que conlleva el riesgo de grandísimas tensiones entre la rama ejecutiva y la legislativa, algo que no conviene a ningún presidente cuando ambas cámaras del congreso, el Senado y la Cámara de Representantes, están en manos del partido contrario al del presidente, como ocurre en estos momentos, o más exactamente, como ocurrirá a partir del primero de enero del 2015.
Por eso aparentemente lo que se está pretendiendo es algo extraño y sinuoso, algo así como un pseudo-mantenimiento del embargo -para calmar a las fieras- pero permitiendo determinadas fisuras en el mismo que posibilite, por ejemplo, los viajes turísticos de los ciudadanos de Estados Unidos a la Isla, y si fuera posible que eso sucediera a la vez que se lograra la eliminación de los límites de dinero que podrían gastar los turistas en esos viajes, cantidades que ahora están limitadas para los viajes de estadounidenses a Cuba.
Podría parecer, visto desde afuera, o desde lejos, que se trata de peccata minuta lo que se pretende, pero según los cálculos que se manejan, durante los primeros años en que se produzca la autorización, luego de casi medio siglo de prohibición, la avalancha de turistas de Estados Unidos a Cuba, y el nivel promedio habitual de gastos de los turistas americanos en sus viajes al exterior, permiten plantear que el turismo procedente de Estados Unidos superaría en volumen de ingresos para el régimen al volumen de ingresos de todo el turismo del resto del mundo que viaje a la Isla en esos mismos años.
Lo cual no es poca cosa, ni mucho menos. Y cuando el régimen se encuentra con el agua al cuello, y sin perspectivas realistas de que por otras vías puedan aumentar los ingresos, la autorización del turismo norteamericano a la Isla resulta un objetivo altamente prioritario.
Por otra parte, no podría descartarse, porque el alacrán nunca puede dejar de enterrar su aguijón, que si esa liberalización del turismo americano a Cuba se lograra materializar, que el régimen aplique mayores restricciones o prohibiciones, o mayores requisitos impositivos y costos más elevados de pasajes, estancias y trámites consulares para los cubanos que deseen viajar a la Isla. Podrá decirse que tal comportamiento resultaría irracional, y verdaderamente lo sería, pero no tenemos razones para pensar, después de más de cincuenta y cinco años viendo lo contrario, que el régimen no adoptaría alguna medida absolutamente racional si considerar que es necesario para afianzan o mantener su poder y su control político sobre la población.
Junto con la ofensiva por los viajes de turistas americanos a la Isla se mantiene otra con un objetivo más difícil y complejo, pero que no ha desanimado al régimen hasta ahora: la lucha por un levantamiento total o parcial del embargo a través de algún tipo de decisión presidencial, sin tener que pasar por los tamices del congreso, donde tal medida no prosperaría. No resultaría nada fácil, pero el régimen ha volcado todos los recursos de su propaganda en esa dirección, porque lo necesita imperativamente.
No por la compra de productos fabricados en Estados Unidos, a muchos de los cuales puede acceder ya en estos momentos, si son alimenticios o medicinales, gracias a las autorizaciones de relajamiento del embargo que ofreció durante su presidencia George W Bush, a condición de que tales productos fueran pagados en efectivo y por adelantado. Pero eso no es lo que le ha interesado nunca a La Habana, aunque haya tenido que utilizar esos mecanismos en función de ampliar y profundizar su lobby en función del objetivo estratégico.
Ese objetivo estratégico es, y siempre ha sido, obtener el acceso a los créditos de los organismos financieros internacionales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, donde Estados Unidos tiene un papel dominante e impide el otorgamiento al gobierno cubano de tales fondos, así como créditos de bancos privados en Estados Unidos para importar productos y maquinarias a Cuba.
En última instancia esos créditos serían asegurados por el gobierno de Estados Unidos -es decir, por los que pagamos impuestos, porque el único dinero del que puede disponer el gobierno es el que proviene de los así llamados “taxpayers”, aún si primero lo solicitó a préstamo- si se volviera a producir el fenómeno, que resultaba casi habitual y consuetudinario en tiempos del Comandante, de que el gobierno cubano no cumpliera con las obligaciones económicas con sus acreedores, aunque hay que señalar que esta conducta ha sido diferente bajo la férula de Raúl Castro, que ha realizado serios esfuerzos para intentar cumplir hasta donde ha podido los compromisos financieros del régimen con los prestamistas extranjeros.
Si se lograra este último súper-objetivo sería una colosal victoria política para el régimen totalitario, que lo presentaría como que doblegó al imperialismo a partir de la resistencia heroica de los cubanos y el apoyo de todas las naciones del mundo. Y comenzaría entonces la siguiente batalla “antiimperialista”, pretendiendo obligar a Estados Unidos a resarcir al régimen por la increíble multimillonaria cifra que el régimen alega que le ha costado el embargo de Estados Unidos durante cincuenta años, aun cuando ese mismo régimen es incapaz de contar creíble y adecuadamente las toneladas de papas o las cantidades de huevo que produce durante un año, y mucho menos lo que le cuesta producirlas.
Como nubarrón de ventisca debe haber visto el régimen las recientes declaraciones de Anthony Blinken, asesor adjunto de seguridad nacional del Presidente Obama y propuesto para convertirse en el “número dos” del Departamento de Estado, quien dijo claramente en una audiencia del Senado de Estados Unidos, al ser preguntado sobre “rumores” de que Barack Obama podría flexibilizar algunas restricciones del embargo, que “a no ser que Cuba sea capaz de demostrar que está dando pasos significativos, no se cómo podríamos avanzar”, aclarando que se refería a pasos “no solo económicos, sino democráticos” también.
Añadió que  el presidente “tiene ideas sobre cómo ayudar a impulsar a Cuba” por un camino democrático, y que “si tiene una oportunidad para avanzar en ello, es posible que la aproveche”. Sin embargo, insistió muy claramente enfatizando: “pero eso depende de Cuba y de las medidas que tome”, a la vez que precisó que el “injusto encarcelamiento” del contratista americano  Alan P Gross continúa siendo un obstáculo para cualquier intento de normalización de las relaciones.
Con todas estas cartas sobre la mesa, la suerte puede estar echada. No son pocos los cubanos decentes, en Cuba y fuera de Cuba, que se oponen a un levantamiento unilateral del embargo, sin que la dictadura tenga que entregar algo a cambio, lo que en el más elemental texto de relaciones internacionales se explica claramente que eso sería un intercambio no desigual, sino desastroso. Ya no son tantos los cubanos, aunque los sigue habiendo, que solamente aceptarían el levantamiento del embargo cuando lograra el objetivo de hacer claudicar a la dictadura, y no quieren ni ver la posibilidad de utilizarlo como elemento de negociación con el régimen para lograr otros objetivos políticos importantes que pudieran ser puestos sobre la mesa de negociaciones.
Peligros en el horizonte
No obstante, hay dos puntos que no deben dejarse de tener en cuenta: el primero es muy significativo. Sabemos que, a pesar del pataleo oficial, en realidad a Fidel Castro nunca le interesó seriamente el levantamiento del embargo, no solamente para justificar todos y cada uno de los desastres de la economía cubana, sino para fundamentar su política de plaza sitiada con la que justificaba la represión, las medidas draconianas y todas las arbitrariedades que imponía a los cubanos, desde el Cordón de La Habana o la vaca Ubre Blanca hasta la construcción de túneles para protegerse en caso de que al fin llegara “la invasión americana” o el “proceso de rectificación de errores y tendencias negativas” que inventó para torpedear cualquier intento de perestroika en la Isla.
Sabiéndose, como sabemos, que Raúl Castro sigue dependiendo emocionalmente de su hermano mayor, habría que preguntarse por qué esta insistencia ahora en conseguir el levantamiento del embargo, algo que nunca interesaba de verdad al Comandante. ¿Aceptó finalmente Fidel Castro la realidad de que la economía ya no solamente está al borde del abismo, sino que se está hundiendo indefectiblemente? ¿O será acaso que la salud física o mental de Fidel Castro no le permite, al menos por el momento, tener conocimiento pleno de lo que pueda estar sucediendo en el país y en las relaciones con Estados Unidos?
El otro es un peligro inminente del que no podemos descuidarnos ni por un solo instante.
Evidentemente, un levantamiento unilateral del embargo sería contraproducente y a la larga significaría una extraordinaria victoria política para la tiranía totalitaria.
Sin embargo, existe un escenario aún peor: que se mantuviera un “embargo virtual” sin que en realidad funcionaran las restricciones. Es decir, que siguiéramos creyendo que el embargo se mantiene vigente, porque el congreso no ha decidido levantarlo de acuerdo a las condiciones establecidas en la ley Helms-Burton, mientras diferentes “adecuaciones” ejecutivas permiten al régimen totalitario de La Habana recibir no solamente a turistas de Estados Unidos bajo el pretexto de la libertad de viajes para los ciudadanos americanos, sino además créditos de bancos estadounidenses y del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, bajo los supuestos de que las acciones ejecutivas que se tomaran no modifican los preceptos fundamentales de la ley, que es una prerrogativa exclusiva del poder legislativo y no del ejecutivo.
¿Parece ciencia ficción? Pues no lo es. Como también parecía ciencia ficción considerar que existiera un país comunista a 90 millas de Estados Unidos, que el presidente Richard Nixon podría visitar a Mao Zedong en China para comenzar a normalizar las relaciones entre ambos países, que el Muro de Berlín sería derribado y Alemania re-unificada sin un solo disparo ni una gota de sangre, que la Unión Soviética y el “campo socialista” desaparecerían “desmerengados” en medio de una perestroika, que China se convertiría en una potencia mundial de primer orden, o que la “revolución” cubana dependería de “la gusanera” y “el imperialismo” para subsistir.
El poeta Manuel Navarro Luna dijo una vez: “no os asombréis de nada, que es Santiago de Cuba”. A lo que podríamos añadir en estos momentos:
“No os asombréis de nada, que es la Cuba de los Castro, preparando la transición al post-castrismo”

viernes, julio 26, 2013

Emilio Ichikawa » El cubanólogo Carmelo Mesa Lago idea un plan (en 43 páginas) para la inserción de FIU en una CUBA post Castro

La web oficial de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) ha puesto en su página oficial un extenso documento redactado por el cubanólogo y profesor retirado Carmelo Mesa Lago. El texto sugiere todos los huecos sin cubrir por los que podría entrar FIU, sobre todo proponiendo cursos y asesorías, en una Cuba post Castro. (http://news.fiu.edu/wp-content/uploads/ElPapelPotencialdelaUniversidadInternacionaldelaFloridaFIUenunaCubaFutura-17deJulioEspa%C3%B1ol.pdf) FIU aspira a que este document se convierta en tema de debate para muchos interesados.

Ichikawa: ¿De dónde piensa sacar el “consultor” de FIU Carmelo Mesa Lago los fondos para que esa Universidad se haga un sitio en la Cuba post-castrista?

Desde el sitio de IV. FUENTES POSIBLES DE FINANCIACION PARA LA PARTICIPACION DE FIU (Del informe de Carmelo Mesa Lago para FIU)
En 2011-2012, FIU recibió $100 millones en bolsas de investigación. Las dos fuentes principales fueron los prestigiosos Fundación Nacional de la Ciencia (19%) y el Instituto Nacional de la Salud (18%), seguidos de USAID, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, y los Departamentos de Energía y Educación. La Facultad de Artes y Ciencias recibió la mayor cantidad (44%), seguida de la Facultad de Ingeniería y Computación (17%) y la Oficina de Asuntos Académicos (17%). Las bolsas técnicas y de investigación en 2011-2012 sumaron $9 millones, 55% del Estado de la Florida y 45% de fundaciones (siendo la mayor de la Fundación Mellon); Ingeniería recibió el 30%, Educación el 17%, el Centro de Huracanes el 14%, Salud Pública el 5%, y Medioambiente y Agua el 4%. Las donaciones a la Fundación FIU en el 2011- 2012 sumaron $560.000, en su mayor parte para educación marina por la Facultad de Pedagogía (FIU, 2012).
Actualmente, los posibles proveedores de fondos de asistencia técnica y proyectos de investigación en Cuba están bloqueados por restricciones federales y estatales. En el futuro, cuando se eliminen esas restricciones, habrá numerosas fuentes disponibles, pero deberá consultarse con los colegas cubanos para evitar cualquier potencial conflicto. No obstante, al inicio de la relación, Cuba carecerá de los grandes recursos financieros para invertir en educación y capacitación que tienen países como China (que por ejemplo invirtió $100 millones en la facultad de hotelería de Tianyín), y habrá por lo tanto una necesidad considerable de financiación externa.
1. Organizaciones financieras regionales e internacionales
Cuba no pertenece actualmente a organizaciones financieras regionales o internacionales como el FMI, el Banco Mundial y el BID (Pujol, 2012). En el futuro Cuba podría incorporarse a estas organizaciones que le proporcionarían ayuda y asistencia.
2. Sector público
El gobierno federal es la mayor fuente con que cuenta FIU para financiar la investigación. Algunas fuentes serían menos sensibles a los cubanos que otras; así ocurre por ejemplo con la Fundación Nacional de la Ciencia y el Instituto Nacional de Salud (los mayores receptores de bolsas de investigación en FIU) y también con ciertas áreas como la asistencia técnica para la ciencia pura, la agricultura, la banca, la capacitación en recursos humanos y otras. La posible financiación de la USAID para ciertos campos podría ser más controversial, como ocurriría con el periodismo, que ha sido fuente de discordia en el pasado. El Estado de la Florida podría apoyar intercambios de FIU con Cuba que lo beneficiasen, canalizándolos por medio de las Facultades de Ingeniería y Pedagogía, el Centro de Huracanes, la Facultad de Salud Pública y los departamentos de Ciencias Ambientales y Biología.
2. Sector privado
Cadenas hoteleras nacionales como Marriott y Hilton, así como la Fundación Marriott, se supone que harían fuertes inversiones en Cuba, y por lo tanto, que necesitarían capacitación para sus gerentes, y que dependerían de la Facultad de Hotelería de FIU, como ocurrió en China y en varios países latinoamericanos. Líneas de cruceros, que disfrutan de una estrecha relación con el programa de hotelería de FIU, podrían hacer escala en puertos cubanos y por ende necesitarían capacitar a personal cubano en gerencia de cruceros. Se espera que el sur de la Florida invierta considerablemente en Cuba, lo que podría convertirse en importante fuente de actividades para FIU en la isla.
3. Fundaciones
El Consejo de Investigación en Ciencias Sociales (SSRC) tiene licencia federal establecida para desarrollar programas con Cuba (bibliotecas, migración, etc.), y FIU podría ser un beneficiario. La Fundación Christopher Reynolds le ha otorgado una bolsa a la American University para financiar viajes de su profesorado a Cuba, organizar congresos conjuntamente con universidades cubanas y respaldar la colaboración en investigaciones—actividades que ahora no son posibles para las universidades estatales de la Florida, pero que podrían serlo en el futuro. La Fundación Ford, la Fundación MacArthur y otras que han retirado o reducido su apoyo para actividades en Cuba probablemente reanuden su financiación. La Fundación Andrew W. Mellon podría financiar exposiciones e intercambios de arte. Varias becas y bolsas del Programa Fulbright se abrirían a profesores y estudiantes de posgrado de FIU para viajar, enseñar y realizar investigación de campo en Cuba, incluyendo el Programa para Académicos “Senior” que apoya a expertos para que mejoren los currículos universitarios. La Fundación Gates y la Fundación Clinton podrían sentirse atraídas a financiar investigaciones y estudios en Cuba.
4. Los cubano-americanos
Una vez eliminadas las restricciones legales actuales, podría establecerse un Fondo de la Diáspora Cubana con donaciones de cubano-americanos, para becar a destacados estudiantes cubanos que realicen estudios de posgrado en FIU, proveer equipamiento educativo y reparar o mejorar la planta física de universidades cubanas, auspiciar intercambios de profesores y apoyar la investigación de campo de profesores y estudiantes. (http://news.fiu.edu/wp-content/uploads/ElPapelPotencialdelaUniversidadInternacionaldelaFloridaFIUenunaCubaFutura-17deJulioEspa%C3%B1ol.pdf)

lunes, marzo 25, 2013

Permanencia, legitimidad y futuro en La Habana

Si algo aprendí en mi cercanía al poder, fue a no centrarme en lo explícito de las acciones, sino en el mensaje no verbal que esconden las omisiones. Precisamente por eso hoy, mientras muchos se embelesan mirando hacia lo soñado, y ven con ilusión el desarrollo de una evolución que me parece todavía en embrión; el gobierno cubano aprovecha y reafirma más permanencia, legitimidad y futuro.

Tengo 103 razones (de ellas, tres son personales) para estar en contra de eso que llaman Revolución. Pero ello no quiere decir que no vea el empoderamiento creciente de una gestión que combina, por un lado, las inversiones en áreas claves como el turismo, la tecnología o la educación; y por el otro asegura la sostenibilidad de un sistema, más el aumento en número y monto de ciertas cuentas personales e inversiones en el exterior. De esas, comentaré en otro momento.

Está claro, que los abusos, la desidia, la saturación del panfleto, y el hartazgo del discurso, pidiendo sacrificio con martirologio agregado, han hecho que la mayoría de la población se separe del gobierno, pero también de la oposición.

El ama de casa, el campesino, el obrero, el médico, el ladrón y el estudiante, no son políticos ni apolíticos, sino contra políticos. Consciente de esta verdad, el gobierno dio pasos concretos y simuló romper la separación entre dirigente y dirigido nombrando ejecutivos más jóvenes… Perdón, quise decir menos viejos, menos viciados y más cercanos al pueblo, aunque en la práctica ninguno de ellos cuenta con libertad real y poder de mandato.

El pasado año tuvo una extraña congelación el presupuesto militar, tanto así que hace unos días el General pidió confianza a la población armígera. Jugada política o no, siempre es algo que completa la imagen pragmática de un líder, verle decir públicamente que es sabedor de las limitaciones administrativas y de caja.

Sin embargo, a los ojos del empresario foráneo, develan una economía lenta, pero en recuperación, abierta a la inversión extranjera y urgida de comerciar sin fronteras. Y como es casi un precepto, que el capital carece de ideología y adora la oportunidad, el negociante raudo y veloz, cae en el jamo y termina siendo pasto del gobierno, mercancía de cambio, que lo utiliza como rehén para sondear intereses y presionar gobiernos, estados y monarquías. Tarde entienden que tal recuperación no se basa en la producción ni en mercado laboral, sino en evitar salideros de una muy deteriorada fontanería estatal.

Mañosos en diplomacia, y en propaganda oficialista, saben que el mundo de hoy no es de izquierdas luchadoras ni derechas acomodadas, sólo de hombres que se inclinan hacia uno u otro lado según se mueva la balanza de sus intereses. Por eso se les facilita comprar tantos compromisos regalando dientes a quienes no pueden sonreír, y colores a los que no ven. Humanitariamente armaron, con un sinfín de pacientes, ejércitos de agradecidos.

El gobierno de Cuba se prepara en marcha forzada para enfrentar el futuro, que vislumbro al doblar de la esquina. No quiero parecer negativo, no lo soy, pero no puedo dejar de pensar en mi astuta abuela, propietaria de una sabiduría sin igual, cuando me decía, “El mundo se divide en dos: los que tienen el poder; y esos a quien alguien llamó Los nadie dueños de la nada”. 

lunes, marzo 11, 2013

Castrismo, neocastrismo, post-castrismo

Cubanalisis
Picasso- Boceto mural
Eugenio Yáñez
¿Cómo serán las cosas después de la “generación histórica”?

Estamos en medio de un proceso muy interesante que tendrá que ver, para bien y para mal, con el desarrollo del futuro de Cuba, y lamentablemente no siempre nos damos cuenta de todo lo que está sucediendo y todo lo que implica. Y en muchas ocasiones nos desgastamos buscando las respuestas correctas a nuestras interrogantes y anhelos, cuando ni siquiera disponemos de las preguntas adecuadas ni de la metodología apropiada para poder llegar a ellas.
Los cubanos, como nación, vivimos un drama desgarrante que se agudiza cada día, tanto quienes residen permanentemente fuera de su país de nacimiento, y con independencia de que vayan de visita a Cuba o prefieran no ir, como para quienes residen en el archipiélago permanentemente -aunque puedan irse a trabajar como “internacionalistas” por un tiempo a cualquier lugar del mundo, o de visita a sus familiares en “la Yuma”-, e incluso para los del así llamado exilio rosado, esos cubanos que andan a caballo entre la economía de mercado y la relativa democracia en cualquier país y la tiendas recaudadoras de divisas y el timbiriche en Centro Habana.
Quienes llevan demasiado tiempo fuera de Cuba conocen mucho mejor la democracia y la forma en que funciona, pero cada vez menos las realidades internas en nuestra patria, no por incapacidad o desinterés, sino por la separación física y la distancia en el tiempo. Al extremo que algunos de ellos, en ocasiones, y sin darse cuenta, piensan más como estadounidenses que como cubanos.
Pretendemos, aun con las mejores intenciones, y aunque no existan ánimos ni intereses de innecesarios protagonismos, señalar a los demás el camino para nuestro país, pero se ha ido perdiendo, aunque no se haya deseado, la capacidad para identificar el punto de partida para ese camino, las realidades de este preciso momento, por lo que tal punto de partida no es ni puede ser, de ninguna manera, la Cuba que hubo que dejar atrás hace más o menos años.
Si a eso se le suman algunos personajes exiliares de los que no resulta demasiado claro si realmente tienen intenciones para el futuro del país ajenas a necesidades enfermizas de protagonismo, a los que pretenden vivir o seguir viviendo del cuento sobre la libertad de Cuba y bla, bla, bla, y a los que forman parte del vulgar oportunismo político permanente que se puede encontrar en todas partes y en todas las culturas y naciones, entonces resulta mucho más difícil, por no decir imposible, que puedan tener idea de las realidades de los puntos de partida de nuestra patria en estos momentos.
Por su parte, los cubanos dentro de la Isla, que conocen y sufren de primera mano las realidades del país y sus permanentes transformaciones en un sentido o en otro (políticas, económicas, sociales, tecnológicas, sociológicas, religiosas, sicológicas, demográficas, culturales, represivas, morales y humanas) no tienen acceso a las experiencias mundiales, en ocasiones ni siquiera en un limitado plano teórico o conceptual, sobre lo que significa y representa la vida en democracia, el ejercicio de las libertades civiles y los derechos humanos por parte de los individuos, el funcionamiento de un Estado de derecho y del imperio de la ley, el papel de una prensa libre y de las instituciones de la sociedad civil, y todas esas cosas que, cuando se vive en democracia, se dan por sentadas porque se han conocido y vivido durante muchos años.
En muchas ocasiones queremos ver a los disidentes y opositores dentro de Cuba como un todo, algo  unánime y uniforme, como queremos ver también al exilio, y aunque muchos aleguen, razonablemente, que la diversidad de puntos de vista y enfoques dentro de las múltiples instituciones contestatarias dentro de nuestro país no significa necesariamente algo negativo, lo cual es cierto, también lo es que la incapacidad demostrada hasta el momento para la más mínima acción común dirigida a lograr algo específico, aunque fuera muy elemental, resulta cada vez más preocupante a esta altura de los acontecimientos.
Y a la hora de analizar esas realidades no podemos colocar en un mismo saco revuelto a quienes pretenden luchar por un Estado de derecho en Cuba con los que se conformarían con mejores condiciones materiales o acceso a Internet o la televisión satelital, o los que ambicionan, simplemente, irse a vivir a otro lugar.
No hay nada malo ni reprobable en que estas o aquellas personas dentro de Cuba tengan distintos objetivos e intereses: el problema está de nuestra parte, cuando no sabemos o no queremos diferenciarlos y pretendemos unir en un mismo plato aguacates, hojas de plátano y melones, como si fueran lo mismo, simplemente por el hecho de ser verdes.
Esos hermanos nuestros dentro de la Isla, tanto los que pretenden los mayores y más acelerados avances hacia una democracia absoluta, completa y total, como los que consideran adecuado y suficiente aspirar a menos, aunque sea por el momento, conocen muy bien el punto de partida y lo que no desean para Cuba, y muchos de ellos -aunque no todos siempre, digámoslo muy claramente- dan continuas muestras de valor, tenacidad y desprendimiento en el afán de lograrlo.
Sin embargo, muchos se desorientan cuando quieren identificar los destinos y los rumbos personales y de sus organizaciones casi automáticamente, improvisadamente o basándose en quimeras, porque casi siempre hay que sumergirse en temáticas sobre las que no disponen de los conocimientos y la información suficiente, y sobre todo de vivencias y experiencias prácticas reales, contradictorias y continuas, para poder alcanzar decisiones bien fundamentadas y mucho más allá de las buenas intenciones.
No disponen de esa información no porque sean tontos, incapaces o desinteresados, sino porque el régimen totalitario se ha esmerado en reducir tal información al mínimo e imponer una versión aburrida, única y maniquea de un mundo en dos colores, donde todo lo positivo se encuentra en el paraíso del castrismo y del proletariado o en los países que gobiernan sus aliados, y toda la maldad, miserias, tristeza, crisis, frustraciones, explotación y sufrimiento, corresponde exclusivamente a aquellos países que el régimen considera imperialistas, enemigos, o simplemente no suficientemente amistosos hacia el gobierno cubano, aunque esas definiciones en ocasiones han cambiado y cambian en la medida que evolucionan las relaciones políticas, financieras o económicas con esos gobiernos, así como las necesidades de la dictadura.
La propaganda oficialista se entremezcla permanentemente con la enseñanza tergiversada de la historia de Cuba, la de América y la Universal, y con el paso del tiempo cada vez son menos las personas que están vivas y que vivieron en una Cuba diferente, las que podrían contar sus experiencias, recuerdos y vivencias, y demostrarle a los más jóvenes las veleidades, distorsiones y escandalosas mentiras que abundan en la propaganda de la dictadura.
Lamentablemente, esas pocas personas que van quedando experimentan, como le ocurre a todo ser humano en cualquier época y en cualquier lugar del mundo, distorsiones en sus recuerdos, que se van haciendo más borrosos en la medida que pasa el tiempo.
Y, no nos engañemos, que es lo que más daño podría hacernos a nosotros mismos fuera de Cuba: similares distorsiones en los recuerdos y memorias se producen también en todos los que estamos de este lado de acá, y mientras más pasa el tiempo más borrosos son nuestros recuerdos, más edulcorados se van haciendo los que nos agradan, y más imprecisos resultan los que nos desagradan.
La Cuba que se refleja en nuestras mentes, por mucho que la tengamos presente y que la queramos, y por muchas informaciones e interacciones que intentemos mantener con quienes viven allá o van de visita y nos cuentan, después de algunos años lejos de ella ya no es ni la misma que dejamos atrás ni la que existe hoy en la Isla. Y mientras más años pasan, peor.
Tenemos entonces que los cubanos dentro de la Isla, en medio de las permanentes dificultades que tienen que enfrentar para sobrevivir día tras día, y tratando de capear la represión y la degradación de la condición humana impuestas por la tiranía, tienen que soportar y sufrir el mundo enajenante de la propaganda totalitaria dentro de Cuba, y que se refleja también en sus muchas ramificaciones en el exterior, que no son pocas ni insignificantes.
En esa propaganda, por ejemplo, el primer ministro ruso Dmitri Medvedev puede ser un día “excelentísimo señor” y otro día “compañero”, en dependencia de cómo marchen las cosas en las relaciones del régimen con Moscú, así como los gobernantes chinos pueden ser “hermanos” o “mandarines de Pekín”, en dependencia de la cantidad de arroz u otros productos o créditos que hagan llegar a La Habana en cada momento.

Ante tales disyuntivas, lamentablemente, son pocos los que parecen poder disponer a la vez de un entendimiento relativamente actualizado, aceptable y objetivo de la realidad del país, aquellos que tienen acceso continuo a los reportes secretos de la situación operativa cubana que elaboran los aparatos de seguridad, y a las estadísticas verdaderas, esas que nunca se publican, y que no necesitan de las “informaciones” que se obtienen a través de los libelos de la propaganda oficialista o de los discursos oficiales.
Esos, simultáneamente, son también quienes poseen algunas definiciones relativamente precisas del destino al que aspiran y del rumbo que pretenden seguir. No porque sean más inteligentes o capaces que los demás ni porque les interese el país o su destino, sino porque, a través del monopolio del poder y de la toma de decisiones, garantizan la manera de asegurarse tanto el destino propio como el futuro que quieren y pretenden para ellos mismos y para los suyos, de espaldas a las aspiraciones populares.
Esos son los jerarcas del régimen, quienes detentan verdaderamente el poder y disfrutan de sus mieles, esos que en estos momentos y desde hace ya algún tiempo tienen muy claro hasta dónde pretenden llegar y a través de qué caminos lo intentarán.
Constituyen  una selecta camarilla de pícaros y delincuentes, que conviven entre la más descarada corrupción, sin ningún prejuicio ni impedimentos de ningún tipo, líderes “históricos” y borrosos tecnócratas, unos que muestran sus expedientes, sus estrellas y sus historias combativas, y los otros que muestran una imagen pública de guayaberas, teléfonos celulares, computadoras portátiles y sonrisas de ocasión, así como leyendas de “mente abierta”, comprensión y cosmopolitismo.
Camarilla que siempre fue parte, cómplice y soporte del castrismo fidelista en toda su extensión e infamia totalitaria, desde las UMAP a la ofensiva revolucionaria, desde las confiscaciones sin compensación de ningún tipo hasta los paredones, desde la subversión latinoamericana y tercermundista hasta los mítines de repudio.
La misma camarilla, o más exactamente lo más selecto de ella, reforzada con las nuevas incorporaciones de beneficiarios bien calificados en el arte del birlibirloque, la maraña y las operaciones turbias y nunca claras ni transparentes, camarilla que cuando Fidel Castro enfermó y tuvo que alejarse de las mieles del poder después de disfrutarlas durante cuarenta y siete años seguidos, poco a poco fue capaz de diseñar y aplicar sin dificultades especiales el tránsito del fidelismo anquilosado y decadente al neocastrismo raulista.
Neocastrismo menos salvajemente totalitario e inteligentemente disfrazado con acceso a hoteles, la posibilidad de adquirir teléfonos celulares y computadoras, compra y venta de casas, “reforma migratoria” y otras maniobras diversionistas, mientras en Miami, New Jersey, Madrid, Hialeah y Los Ángeles se aseguraba que “aquello” inexorablemente se vendría abajo en muy poco tiempo, porque todo dependía de la presencia ubicua y el control absoluto por parte de Fidel Castro, y ya el Comandante había muerto, según nos decían los sacerdotes de los templos esotéricos del anticastrismo, y sus monaguillos en la prensa.
Ahora esa misma camarilla neocastrista, ya elegantemente vestida en su condición de generales en uniforme de gala, dictadores ataviados con trajes y corbatas de diseñador, o empresarios VIP de guayabera y maletines habituales en el exclusivo mundo de los altos negocios, después de haber dejado perfectamente claro -desde las tribunas del partido que utilizan en su beneficio y como pretexto de su actividad- que terminaba la etapa del igualitarismo y se entraba en la del sálvese quien pueda, pero sin abandonar la retórica demagógica ni dejar de proclamar continuamente “los logros de la revolución”, prepara una nueva etapa y estilo de la dictadura.
Preparan el post castrismo que ya ha comenzado a diseñarse en La Rinconada, mientras muchos -demasiados- tanto en Cuba como en el exterior se desgastan tratando de adivinar -de adivinar, sí, no de analizar- si el poder, el de verdad, que no el formal, lo heredará la sexóloga Mariela Castro Espín o su inepto hermano el coronel Alejandro, confundiendo lentejuelas y manifestaciones exteriores y superficiales con razones, análisis, hormonas y corazones.
Si nos seguimos aferrando a la obtusa mentalidad del Parque del Dominó en la Calle Ocho, de las tertulias con cortaditos y croquetas en “La Carreta” o el “Versailles”, o de los atardeceres de tapas y vinos cerca de la Puerta del Sol en Madrid,  mentalidad según la cual  todo dentro de Cuba se mantiene igual que hace más de cincuenta años, y nada de lo que pueda suceder tiene la más mínima importancia mientras “aquello” no reviente, no avanzaremos demasiado en la comprensión de estos fenómenos.
De la misma manera, la otra versión de lo obtuso reza sobre lo mismo, pero ahora con la variante de que hasta que “los americanos” no se decidan a resolver de una vez un problema que es nuestro -aunque buena parte de nosotros también somos americanos- y que a esos “americanos” no les interesa demasiado. Al menos mientras no exista un verdadero peligro de desestabilización en la Isla -no por legendarias emigraciones masivas que no van a ocurrir en lo inmediato y que parecen estar bastante lejanas de suceder en algún momento, sino por el control que pudieran llegar a adquirir barones del narcotráfico y del tráfico humano. Siguiendo con esa manera de razonar -es un decir- no hay nada que entender de todo el entramado que aquí se ha venido tratando de señalar y se pretende continuar tratando de explicar en este análisis.
Sin embargo, muchas de esas personas fuera de Cuba que acusan, con mucha razón, a la gerontocracia en La Habana, de pecados políticos, de inmovilismo, y de no entender las realidades de la modernidad del mundo contemporáneo y globalizado, no son capaces de darse cuenta que el mismo mal se padece muchas veces de este lado del Estrecho de La Florida o en la Europa y América Latina de los exiliados.
Eso es a la vez fácil y desgarrante de comprobar cuando los enfoques y las estrategias -si es que acaso las hay, lo que no ocurre siempre ni mucho menos- siguen suponiendo una Cuba que dejó de existir hace ya muchos, demasiados años, no solamente por el efecto destructivo del totalitarismo, sino también por el mismo paso del tiempo.
De la misma manera, ese enfoque anquilosado de una Cuba que ya no existe supone un exilio maniqueo, al que aun se le pretende asignar una intransigencia consecuente, una aberrante e indestructible unanimidad, y una confluencia de criterios y opiniones políticas que, afortunadamente, no ha existido nunca, y que cada vez existe menos, porque el paso del tiempo no ocurre solamente en La Habana o en toda Cuba, ni en un único lugar del mundo, sino en todas partes a la vez, incluyendo a Miami, Hialeah y New Jersey.
Los guardianes de textos sagrados y los abundantes policías indoblegables de la fe, que dispongan de páginas digitales y blogs o no, y que lamentablemente abundan también por estos lares -eso no es para nada monopolio o exclusividad de las dictaduras comunistas- podrán acudir a muchas repetidas y sonoras declaraciones y “demostraciones” de que las cosas no son exactamente así como se tratan de decir aquí y ahora, pero aunque en una democracia, afortunadamente, todos tienen el mismo derecho a sus propias opiniones y percepciones, y a expresarlas libremente y sin limitaciones por temor a represalias, nadie puede tener derecho a sus propios hechos y realidades, porque esos tienen que ser y son iguales para todos.
Así tenemos que, a partir del 2006 y la enfermedad de Fidel Castro, Cuba pasó poco a poco del castrismo ortodoxo al neocastrismo raulista, en un “aterrizaje suave” que nunca pudieron entender, ni acaban de entenderlo, quienes analizan las realidades políticas cubanas como si nuestro país fuera una democracia estable o una nación donde se respetan las leyes y los consensos se construyen en base al interés de los cubanos y de diferentes fuerzas políticas de disímiles signos.
El mismo problema que confrontan quienes todo lo reducen a suponer exclusivamente que todo depende de decisiones casuísticas de los dos hermanos Castro actuando como mayorales de la finca de Birán, aunque en realidad lo son, y que gracias a ello es que mantienen los resortes fundamentales del poder en medio de la violencia.
Sin embargo, en realidad ese poder dictatorial y brutal se ha mantenido durante más de medio siglo y se mantiene en la actualidad no en base a casualidades, buena suerte,  adivinanzas o crucigramas resueltos, sino a un concepto muy bien definido y entendido de lo que es ejercer el poder totalitario y dictatorial, apoyado en la violencia y la represión que sean necesarias, en un país caribeño y tropical, sin resquebrajaduras de ningún tipo en el ejercicio de ese poder.
Y eso se ha llevado a cabo durante más de medio siglo en una sociedad que no tiene nada que ver con realidades anglosajonas, escandinavas, eslavas, árabes o asiáticas, gracias a lo cual los dictadores se han burlado siempre de todos los pronósticos de especialistas “cultos y apreparaos”, y ya los tiranos han podido celebrar el quincuagésimo quinto aniversario en el poder y a la vez preparan las festividades por los sesenta años del asalto al Cuartel Moncada.
Ahora, ya en este 2013, ha comenzado tranquila, callada y sutilmente la transición al post castrismo, que agentes de influencia del régimen que pululan por el mundo, disfrazados de analistas “objetivos” y bien informados, ya proclaman como realidad presente, cuando no es más que intención a largo plazo y requerida de muchos ajustes todavía, pero afortunadamente para la dictadura cubana abundan tontos útiles, desinformados de siempre, y castristas reciclados o no tan reciclados en Estados Unidos, que repiten la misma cantaleta en la academia y la prensa, para dárselas de conocedores, para buscar sus quince miserables minutos de fama, o para ambas cosas a la vez.
Ya existe en Cuba un “delfín” de los hermanos Castro, dicen muchos extasiados, un Primer Vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros que es a la vez un civil, relativamente joven, ingeniero, “blanquito” y aparentemente “buena gente”, que ya cuentan las leyendas urbanas que se movía en bicicleta y hacía cola en la pizzería de Santa Clara cuando era primer secretario del partido provincial, y que como ministro de Educación Superior una de sus primeras decisiones fue eliminar el comedor privado del ministro, que tanto gustaba al anterior cuasi vitalicio y troglodita ministro Fernando Vecino durante casi treinta años.
Miguel Díaz-Canel, el nuevo “delfín” de Raúl Castro, podría efectivamente llegar a Presidente si ocurrieran una serie de cosas a la vez en Cuba, tales como que el actual Presidente falleciera, quedara incapacitado o renunciara (¿?), el Segundo Secretario del Partido Comunista no tuviera interés en asumir el cargo, los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés y Guillermo García estuvieran de acuerdo en aceptar al “muchachito” en calidad de gobernante, y los Generales de tres estrellas “Furry” Colomé Ibarra, ministro del Interior, y “Polo” Cintras Frías, ministro de las fuerzas armadas, no se opusieran a su nombramiento por cualquier motivo ni tampoco pretendieran entrarle a cañonazos al Palacio de la Revolución.
Ya existe también un negro, y “bastante grande”, según palabras de Raúl Castro, que ha sido designado presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, ese remedo de parlamento tropical que existe en el país de la siguaraya que se llama Cuba porque todavía el nombre de “Macondo” no había sido inventado, y otras dos personas de esa misma raza, una mujer y un hombre, él más oscuro que ella -que muchas veces podría pasar tal vez como una “blanquita”-, como Vicepresidentes del Consejo de Estado.
Eso no cambia nada en la realidad de las dificultades y la discriminación de la población negra y mulata en el país, pero no puede negarse que pretende crear una mejor imagen entre más del sesenta por ciento de la población cubana, que en estos momentos clasifica como negra o mulata de acuerdo a los resultados del último censo, que tienen muy pocos familiares en el exterior, por lo que no pueden recibir remesas, ni tienen demasiado acceso a trabajos donde circule moneda fuerte o a cargos de dirección con privilegios, pero que sin embargo son los que constituyen la abrumadora mayoría de la población penal en el país.  
Que las votaciones que esos nuevos Vicepresidentes recibieron por parte de la población en las “elecciones” para diputados hayan estado entre las más bajas entre las de los 612 candidatos -para 612 cargos-, no parece que tenga demasiada importancia a la hora de que el Partido Comunista decida imponerlos: al fin y al cabo, no son los votantes quienes deciden quienes ocupan los cargos de dirección en Cuba, sino el Partido Comunista, que lo constituye solamente el 7% de la población, pero que a pesar de eso monopoliza el “papel rector” en la conducción de la sociedad y el país, papel asignado festinadamente por ese mismo partido y sin encomendarse ni a Dios ni al diablo para ello.
¿Estamos listos para comprender que en un plazo relativamente breve veremos una nueva Ley de Inversiones en Cuba que modificará las bases conceptuales de este nuevo proceso en el país, lo que unido a otros proyectos de transformaciones económicas, crearán una vez más una nueva realidad en el país? ¿Estamos listos para entender y analizar las sutiles características de una dictadura más light, edulcorada y más rosada para los cubanos, pero mucho más para el mundo exterior? ¿Podrá Miami entender esos nuevos escenarios y analizarlos seriamente? ¿Servirá tal análisis para algo útil de este lado del Estrecho de La Florida? ¿O los “duros” se limitarán a repetir que mientras no se produzcan profundas reformas políticas todo viene a ser más o menos lo mismo?
No hay más malanga en los mercados, ni más guaguas en las calles, ni mejor enseñanza, ni más medicamentos elementales en las farmacias, ni más materiales de construcción para reparar las míseras viviendas de los cubanos, ni dinero en sus bolsillos, ni esperanzas en sus corazones, pero no faltarán en todo el mundo quienes repitan, como ya lo hacen, que Cuba ha entrado en una nueva etapa, que Raúl Castro prometió que dejará el poder en el año 2018 -noble gesto- y que todo es luminoso y transparente en la finca de los hermanos Castro, conocida también internacionalmente como República de Cuba.
El “pequeño detalle” de que cuando Raúl Castro presentaba sus escasas y no demasiado originales ideas en el Palacio de las Convenciones, a relativamente poca distancia de allí 59 Damas de Blanco hubieran sido golpeadas y detenidas por turbas de facinerosos y miembros de los organismos represivos del país, no es más que “pecatta minuta” para alguna prensa europea y latinoamericana.
No se trata de ir a dificultarle las cosas al general-presidente, ese que los excelentísimos gobernantes de su vecindad, menos de un mes antes, habían aceptado y aplaudido como presidente pro témpore de la Comunidad  de Estados de de América Latina y el Caribe (CELAC), y que como eventual “líder” del continente latinoamericano y caribeño se había codeado con gobernantes del viejo continente  en la cumbre de la Unión Europea-CELAC.
Ni tampoco complicarle demasiado las cosas ahora a esa lamentable España del Partido Popular, podrida entre la corrupción de sus políticos, el desempleo que lacera a los españoles, y las veleidades e inmoralidades de su Casa Real, mientras va saliendo poco a poco a la luz una eventual y muy infame complicidad Habana-Madrid en el caso Payá-Carromero.
Tenemos varias opciones por delante: una de ellas sería aceptar los designios que la dictadura de La Habana pretende para los próximos años, y cantarle loas al post castrismo que nos anuncian sus eunucos y jenízaros disfrazados de doctores, profesores, analistas, académicos y periodistas; otra opción sería tirarlo todo a relajo y creernos de verdad que nada de lo que suceda es importante mientras “aquello” no reviente.
Otra opción más sería seguir discutiendo lo que se nos ocurra en las tertulias de café cubano con croquetas de jamón, o en cenas con ropa vieja o picadillo a la criolla, congrí y tostones, en cualquier lugar del mundo. Y también otra opción sería pretender realmente tratar de entender lo que está sucediendo en Cuba en estos momentos y buscar caminos para resultar realmente útiles a nuestra patria y a todos los cubanos.
Podemos seleccionar la opción que nos parezca más adecuada o más práctica, para nada estamos obligados a preferir una sobre otra.
Sin embargo, si verdaderamente queremos acabar de entender lo que está sucediendo en Cuba, independientemente de las estrategias y tácticas que prefiramos cada uno de nosotros, no nos vendría nada mal conocer y asimilar las sutiles pero específicas diferencias entre el castrismo, el neocastrismo y el post castrismo.
Que no son lo mismo, pero es igual. O a la inversa: que es igual, pero no son lo mismo.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Retratos de fusilados por el Castrismo - Juan Abreu

"Hablame"

"EN TIEMPOS DIFÍCILES" - Heberto Padilla

A aquel hombre le pidieron su tiempo

para que lo juntara al tiempo de la Historia.

Le pidieron las manos,

porque para una época difícil

nada hay mejor que un par de buenas manos.

Le pidieron los ojos

que alguna vez tuvieron lágrimas

para que contemplara el lado claro

(especialmente el lado claro de la vida)

porque para el horror basta un ojo de asombro.

Le pidieron sus labios

resecos y cuarteados para afirmar,

para erigir, con cada afirmación, un sueño

(el-alto-sueño);

le pidieron las piernas

duras y nudosas

(sus viejas piernas andariegas),

porque en tiempos difíciles

¿algo hay mejor que un par de piernas

para la construcción o la trinchera?

Le pidieron el bosque que lo nutrió de niño,

con su árbol obediente.

Le pidieron el pecho, el corazón, los hombros.

Le dijeron

que eso era estrictamente necesario.

Le explicaron después

que toda esta donación resultaria inútil.

sin entregar la lengua,

porque en tiempos difíciles

nada es tan útil para atajar el odio o la mentira.

Y finalmente le rogaron

que, por favor, echase a andar,

porque en tiempos difíciles

esta es, sin duda, la prueba decisiva.

Etiquetas

"Reflexiones" de Fidel (17) 1984 (1) 2010 (8) 2011 (8) 2012 (11) 2013 (23) 2014 (5) 2015 (4) 3-D (22) 4-D (1) 911 (45) aberraciones (1) aborigenes (3) Aborto (12) Abu Bakr al-Baghdadi (1) Abuso (6) Abuso infantil (6) Abuso Sexual (7) academia (47) academia cubana (182) Accidentes (159) activismo politico (9) activismo social (2) activista digital (3) actor Cuba (7) actrices (12) actrices cubanas (10) Actualidad (3) Acueductos y alcantarillados (13) Acuerdos militares (1) Adan Chavez (3) Adeiny Hechavarria (1) adn (6) Aduana (7) aeropuertos (3) Afectaciones (3) Afganistan (130) Afganistan-EEUU (13) Africa (27) Agencia de Seguridad Nacional (14) Agencias de noticias (2) agenda 21 (2) Agenda de Raul (31) Agentes (27) Agentes cubanos en el exterior (97) agentes de influencia (36) agentes en el exterior (11) Agitadores (1) Agricultura (135) agua (2) Agua potable (24) Ahmadinejad (9) Ahmadineyad (4) Ai Weiwei (4) Ai Weiwie (2) ajedrez (13) Al Gore (1) al jazeera (16) Al Qaeda (148) Al Yazira (1) alan gross (152) Alarcon (13) Alaska (4) ALBA (72) albania (4) Albert Camus (1) ALCA (1) Alcholismo (6) Alcibiades Hidalgo (3) alcoholismo (21) Alejandro Armengol (4) Alejandro Castro Espin (19) Alemania (68) alex jones (78) alexei ramirez (1) alexis cuba (1) alexis vila (9) alfa 66 (1) alfredo guevara (5) Alfredo Pong (70) algeria (5) Aliados (4) Alimentacion (93) Alimentos (246) alina fernandez (10) Alinsky (2) Allende (9) Alvarez Guedes (2) alvaro vargas llosa (1) alz (1) Alzados (2) alzheimer (6) amaury gutierrez (1) amazonas (3) ameh (1) Amenazas (1) America (13) America Latina (19) american dream (1) Amistad (1) Amnistia (1) Amnistia Internacional (11) amor (4) Ana Belen Montes (13) Ana Frank (1) Analisis economico (123) Analisis politico (235) analisis social (23) anarquismo (7) ancianos (41) andre malraux (1) andrei sajarov (3) Andrew Breitbart (4) Andy Garcia (3) Angel Castro (4) Angel Santiesteban (19) Angela Merkel (9) Angelina Jolie (8) Angola (14) Animales (217) anita ekberg (1) anna chapman (8) Anonymous (7) ANPP (7) Antartica (7) Antenas (2) anticapitalismo (2) Anticastrismo (63) antichavistas (1) antigravity (1) Antiguedades (7) Antimotines (1) antisemitismo (2) Antonio Castro (6) Antonio Rodiles (36) antrax (2) Antropologia (27) Antunez (93) Apertura (1) apple (4) Arabe (6) Arabia Saudita (38) Archivo Cuba (2) argelia (8) Argentina (33) Arianna Huffington (1) Ariel Sigler Amaya (5) Armamentismo (16) Armando Lago (1) Armas (251) armas biologicas (1) armas de destruccion masivas (5) armas laser (6) armas nucleares (191) armas quimicas (8) Armenia (2) Aroldis Chapman (14) arqueologia (11) Arquitectura (13) Arquitectura cubana (31) arroz (3) arte (76) arte cubano (45) Arte. Cuba (13) Artico (13) artistas cubanos (29) Artistas y Escritores cubanos (32) Arturo Lopez-Levi (8) Asamblea Nacional (48) Asesinatos (63) Asignacion (1) asilo (3) asistencia social (1) Asteroides (8) astrobiologia (12) Astrofisica (30) Astronautica (136) Astronomia (108) Ataque cibernetico (29) atares (1) ateistas (1) Atentado (4) Aung San Suu Kyi (11) Australia (28) austria (2) Autismo (9) Automatizacion (1) Autos (129) Aviacion (245) Aviones cubanos (8) Awareness (1) Ayuda a las victimas (37) ayuda externa (3) Azerbaijan (4) Azucar (19) bacardi. Cuba (3) bahamas (12) bahrein (20) ballet (1) Ballet Cubano (25) Balseros (163) bancarrota (6) Banco Mundial (11) Bancos (110) bandas juveniles (9) bangladesh (4) Barack Obama (1386) Barbarroja (4) barcos (68) barhein (3) barquin (1) Barthelemy (2) Bashar al Assad (8) Bashar Assad (2) Batista (5) BBC (5) belarus (5) belgica (10) belice (1) bellator (41) bellator. hector lompard (1) Benemelis (8) Benjamin Netanyahu (6) Benoit Mandelbrot (2) berlusconi (3) Berta Soler (48) bielorusia (5) bienestar (1) Bieolorusia (4) bilderberg (8) Bill Clinton (15) Bill Gates (5) Bill O'Reilly (97) bimillonarios (6) Biocombustibles (3) Bioetica (1) biologia (2) bionica (3) Biotecnologia (16) Bioterrorismo (7) birmania (10) Bitcoin (14) black (6) Black Power (23) blogguer (15) Blogoestroika (8) Blogs (59) Blogs cubanos (318) Blogs ranking (4) Blogs-premios (5) bloguer (5) Bloqueo (8) Bloqueo interno (2) bob dylan (3) bob marley (2) Bob Menendez (9) bobby fisher (3) Bodega cubana (1) body language (1) boing boing (2) Bolivia (41) bolsa (30) bonzo (1) bosnia (3) Boxeadores cubanos (219) Boxeo (190) Boxeo cubano (170) Bradley Manning (10) Brasil (76) Brian Latell (6) brigada 2506 (11) Bruno Rodriquez (2) Budismo (2) bulgaria (7) Burma (1) Buro Politico (1) burocracia (3) CaCastrismo (1) Cachao Lopez (1) Cadecas (5) Calle 13 (1) Cambio climatico (66) Cambio de sexo (12) Cambios (60) cambodia (4) Camerun (1) Camilo Cienfuegos (6) Campesinos (36) Canada (561) Canada-China (5) Canal de Nicaragua (1) Canal de Panama (3) canal de suez (2) Canarias (9) cancer (58) candada (1) Candidatos a la Presidencia (6) canibalismo (1) cannes (1) cantantes (9) cantantes cubanos (12) Caos (15) capital (1) Capitalismo (15) Carceles (77) Carceles cubanas (196) Cardenal Bertone (2) Carl Sagan (2) Carlos Alberto Montaner (60) Carlos Marx (10) Carlos Otero (4) Carlos Saladrigas (15) carlos salim (1) carlos varela (4) Carmelo Mesa-Lago (10) Carnavales (1) Carne (1) carter (22) Casa Blanca (40) Casa de Fidel (16) casinos (3) caso uci (6) Castillo del Morro (1) Castrismo (473) casualidades (5) Catastrofismo (14) Cato Institute (2) Causa 1 (6) Causas de su enfermedad (4) Cayo Coco (1) CEA (6) Ceasescu (6) Celac (53) Celebridades (227) celia cruz (1) Celia Hart (2) celulares (14) Celulas madres (9) Censura (42) Censura en internet (160) central nuclear (9) Centro de estudios de la inteligencia cubana (3) cerebro (54) certificado de nacimiento (13) chantaje (9) Chavez (523) chavismo (37) Che Guevara (74) Chechenia (10) Chelsea Clinton (1) Chernobil (20) Chicago's boys (1) Chile (76) China (492) China ejercito (5) China-Rusia (2) China-Tibet (19) Chinos (2) Chipre (5) Chismes (2) Chivatos (8) chocolate (1) Choteo (7) Chris Simmons (79) Christmas (1) Chuck Hagel (15) CIA (159) ciber espionaje (35) Ciberactivismo (14) Ciberataques (46) cibersecurity (49) Ciencia (50) ciencia-ficcion (1) Ciencias (345) Ciencias y Politica (20) cine (168) Cine Cubano (152) circulacion monetaria (5) Cirque du Soleil (1) ciudadanos (4) ciudades (15) Clase Media (2) Clases sociales (4) Claudia Cadelo (7) Clima (25) cnn (20) coalicion (5) Cobalto (1) coca (2) cocacola (3) Cocaina (7) cocina (2) colaboracionistas (42) Colaboradores y agentes en el exterior (349) Colaborares y agentes en el exterior (31) Colin Powel (4) Colombia (83) Combustibles (5) comercio (4) Comercio Cuba-Estados Unidos (7) Comercio Exterior (27) comercio internacional (27) comercio sexual (8) Comida cubana (3) competitividad (6) complejidad (2) Computacion (33) computadoras (21) comunicacion (6) Comunismo (91) comunistas (54) conceptos (1) condicion humana (4) Condoleezza Rice (1) conducta humana (40) Conflicto (1) Conflicto Colombia-Venezuela (5) conflicto colombia-venezuela-ecuador (21) conflicto cuba-estados unidos (19) Congo (2) consecuencias (1) Consejo de Estado (3) Conservadores (12) Conspiracion (475) conspiranoia (36) constitucion (27) Construccion (55) consules cubano (1) Consumo (3) Contaminacion ambiental (70) Contrabando (6) Contrainteligencia (105) contrarrevolucion (1) contraterrorismo (4) Control de Armas (64) Control Social (37) cookies (1) cooperacion economica (2) cooperativas (11) Coraje (2) Corea (6) Corea del Norte (226) Corea del Norte - Corea del Sur (2) Corea del Norte-Cuba (42) Corea del Norte-EEUU (35) Corea del Sur (38) Corporacion Cubana (1) corporaciones (8) Correa (21) Corrupcion (369) costa de marfil (5) costa de oro (1) Costa Rica (11) Costo de Vida (2) creatividad (5) Creditos (30) crimen organizado (1) Crimenes (107) Criminales (38) Criminales en Cuba (35) Crisis (19) Crisis de Octubre (36) Crisis economica (156) Crisis financiera (279) Crisis mundial (38) crisis politica (8) Cristina Fernández de Kirchner (2) critica social (2) Criticas (1) croacia (2) Crowdfundig (1) Cruceros (5) Cub (2) Cuba (8634) Cuba - Remesas de dinero (37) Cuba Ante Todo (1) Cuba crisis (65) cuba economia (18) Cuba ideologia (5) Cuba Independiente (1) Cuba politica (9) Cuba turismo (143) Cuba-Agricultura (69) Cuba-Argentina (10) cuba-biotecnologia (7) cuba-brasil (91) Cuba-Canada (185) cuba-china (53) Cuba-Colombia (24) Cuba-Corea del Sur (2) Cuba-demografia (15) Cuba-Deportes (22) cuba-ecologia (31) Cuba-Economia (9) Cuba-Educacion (20) Cuba-empleo y desempleo (61) cuba-es (1) Cuba-España (208) Cuba-Estados Unidos (1927) Cuba-Estados Unidos-Canada (16) Cuba-Estados Unidos-Rusia (20) Cuba-Estados Unidos-Union Europea (6) cuba-estados unidos-union sovietica (11) Cuba-eta (8) Cuba-Etiopia (3) Cuba-Exportaciones (26) Cuba-Farc (14) Cuba-Google (9) cuba-holanda (7) Cuba-Ideologia (4) Cuba-India (6) cuba-inglaterra (8) Cuba-internet (115) Cuba-Iran (18) Cuba-Iso (1) Cuba-Medicina (78) Cuba-Medio Oriente (5) Cuba-Mexico (55) Cuba-narcotrafico (22) Cuba-Obama (126) cuba-onu (66) Cuba-Opinion publica (1) Cuba-Prensa-Ideologia (16) Cuba-Qatar (2) Cuba-reformas (42) Cuba-Reino Unido (5) Cuba-Rusia (84) Cuba-Rusia-Estados Unidos (10) Cuba-Rusia-Venezuela (4) Cuba-Sida (15) Cuba-sospechas y miedos (4) Cuba-Sudafrica (2) Cuba-terrorismo (37) Cuba-turismo (2) Cuba-Tv (5) Cuba-Union Europea (83) Cuba-Union Sovietica (8) Cuba-Union Sovietica-EEUU (6) Cuba-Uruguay (11) Cuba-Vaticano (109) Cuba-Venezuela (296) Cuba-venezuela-rusia (5) Cuba-violencia (16) Cuba-Yahoo (1) Cuba: Identidad nacional (4) cubadebate (4) Cubaencuentro (1) Cubalse (1) Cuban study group (4) cubana de aviacion (20) cubanalisis (86) Cubanicidios (1) cubano-americanos (37) Cubanologia (11) Cubanologos (47) Cubanos (19) cubanos en el mundo (81) Cubanos en MMA (4) Cubaq (1) CubaResponde (2) Cubq (1) CUC (24) cuentapropistas (181) Cuentas Nacionales (2) Culto a la personalidad (5) Cultura (38) Curiosidades (506) Cuva (1) Daguestan (1) dalai lama (15) dalia soto (4) damas de blanco (269) daniel ortega (9) Danza (8) Darsi Ferrer (5) Davos (2) Dayron Robles (11) debate de raul (2) Debate Politico (5) Deborah Castro Espin (1) Declaracion de Estados Unidos (3) Delfin (2) Delincuencia juvenil (5) demanda (3) Demandas populares (1) Democracia (168) Demografia (18) denuncia (1) Departamento de Estado (22) Deportacion (51) Deporte (185) deporte cubano (112) deporte profesional (19) deportistas cubanos (39) Derechos Humanos (455) Derribo de Avionetas (6) desalojos (8) desaparecidos (8) Desarrollo cientifico-tecnico (47) Desarrollo-Subdesarrollo (24) desastre ecologico (32) desastre nuclear (123) Desastres (33) Desastres naturales (130) Desde aqui (1) desempleo (27) deserciones (14) Deserciones de deportistas (152) desnudos (6) Desperanza (1) destierro (4) Destruccion (5) deuda (55) Deuda Exterior de Cuba (36) Deuda externa (13) DGI (225) Dialogo con Raul (1) Dialogo Nacional (1) Dialogo Politico (8) Dialogueros (9) diamantes (1) diana krall (1) Diana Nyad (3) Diaz-Balart (4) Dick Cheney (1) Dictadores (97) dictadura (16) Dictaduras (56) dilma rouseff (24) dinamarca (2) dinastias (1) dinero (24) Diosdado Cabello (25) diplomacia (24) diplomaticos cubanos (38) discapacitados (35) Discrepancias (1) Discriminacion (3) Disidencia (166) Disidentes (1045) Distribucion (1) Divisas (10) Djibouti (1) Djokovic (2) doble moral (2) doctrina militar (2) Documental (102) Documental cubano (80) Dolar (11) Donaciones (24) donald trump (12) doping (5) Dr. Antonio de la Cova (1) Dr. Antonio Morales-Pita (2) Dr. Biscet (14) Dr. Darsi Ferrer (19) Dr. Francia (2) Dra. Molina (6) drogas (102) dronenet (1) drones (63) Dualidad monetaria (6) dubai (1) dulce maria loynaz (4) Duque Hernandez (7) Dyron Robles (2) e (1) E-commerce (1) Ebay (5) Ebola (3) ebooks (2) Ecologia (59) Economia (163) Economia Canadiense (13) Economia China (45) Economia Cubana (350) Economia mundial (75) Economist (1) Economistas cubanos (13) Ecuado-Estados Unidos (2) Ecuador (76) Ecuador-Estados Unidos (2) Educacion (36) Edward Snowden (63) EEUU (2) EEUU Congreso (169) EEUU desintegracion (2) EEUU Economia (73) EEUU Gobierno (61) EEUU senado (126) EEUU-China (51) EEUU-Japon (3) EEUU-Mexico (19) efecto domino (2) efectos (1) Egipto (174) Einstein (8) ejecutivos (2) Ejercito (84) ejercito britanico (1) ejercito canadiense (6) ejercito cubano (52) Ejercito norteamericano (217) Ejercito norteamericano Iraq (9) Ejercito norteamericanoIslamismo (2) Ejercito Rebelde (8) ejercito ruso (20) ejercito venezolano (14) El caso Marquitos (1) El Chacal (3) El Coran (5) El Critico (2) El Grupo de Raul (25) El Guaton (22) El Pais (3) El Papa (113) El Salvador (9) El Sexto (11) Elecciones (140) Elecciones en Cuba (76) elecciones en estdos unidos (3) Elecciones en EU (216) electronica (1) Elena Burke (1) Elian (13) Eliecer Avila (29) Elite (5) email (10) embajadas cubanas (6) Embargo (591) Emigracioin (20) Emigracion (78) Emigracion cubana (1345) emigracion ilegal (54) Emigrantes ilegales (49) emilio ichikawa (135) EMP ha (1) Empleo (18) Emprendedores (13) empresarios (6) empresas (26) Empresas extranjeras en Cuba (40) Encuesta de opinion (32) Energia (36) energia electrica (29) Energia nuclear (89) energia termonuclear (1) Energias renovables (31) enfermedades (88) enfermos (8) Enjuiciamiento (1) Enrique Dans (1) Enrisco (14) Entrenamiento militar (1) entretenimiento (7) envejecimiento (3) envios a Cuba (10) epidemias (59) equality (1) Eric Holder (12) erick sanchez (3) erislandi lara (2) erislandy lara (16) Ernesto Diaz de Villegas (1) Ernesto Hernandez Busto (2) erotismo (18) escambray (3) escandalo (36) esclavitud (2) escocia (1) Escritores cubanos (98) escuadron patriota (8) escuelas (6) Eslovaquia (1) Espacio Laical (1) Espana (10) España (149) Especulacion (3) Espias (47) espias cubanos (98) Espias cubanos presos (158) Espinaxiones (23) Espionaje (94) espionaje industrial (11) estacion internacional (1) estadisticas (26) Estado (7) Estado de Sats (26) Estado de sitio (1) estados (1) Estados Unidos (1343) estados unidos crisis (112) Estados Unidos economia (86) estados unidos gobierno (40) Estados Unidos-Canada (35) Estados Unidos-China (4) Estados Unidos-Rusia (63) estanflacion (1) Esteban Lazo (1) Esteban Morales Dominguez (4) esteroides (1) estonia (1) estrategia (3) estrategia militar (3) estudiantes extranjeros (8) Estudios Cubanos (2) estulin (1) Estupideces (296) Eta (8) Etanol (4) Etica Politica (3) Etica y moral (10) Etnologia (2) EU (2) eu senado (3) Eugenio Yáñez (66) euro (4) Europa (67) Europa del Este (1) Eusebio Leal (12) eutanasia (5) Eva Braun (2) evacuacion (1) evasion fiscal (1) Evo Morales (38) evolucion (19) ex paises socialistas (1) excarcelados (1) Exili (1) Exilio (8) Exilio cubano (105) Exodo cubano (5) explosion nuclear (4) Explotacion del trabajo infantil (2) Exportaciones (11) expropiaciones (6) extranjeros (6) extrema derecha (6) extremistas (59) F1 (4) facebook (67) fallas de internet (9) Familia (43) familia cubana (9) Famosos (2) Far (26) Farc (81) fascismo (4) FBI (122) federico garcia lorca (1) Felicidad (4) Felix Bonne Csarcasses (1) Feria del Libro (1) ferry (1) Fertilizantes (1) Fidel (873) Fidel Castro (8) Fidel familia (61) Fidel reflexiones (4) Fidel-Estados Unidos (2) Fidelistas (1) Fidelito (9) fiji (1) filipinas (11) Filosofia (21) Finanzas (81) Finlandia (3) first nation (4) fisica (29) Fisin (1) FIU (9) flamur (5) Flash usb (1) flora (1) Florida (54) FMI (9) Fnca (9) Fondos de inversion (21) forbes (9) Foreign Policy blog (3) Formula 1 (1) Foros cubanos (1) Fortuna de Fidel y Raul (5) Fotografia (119) fran (1) Francia (60) Francis I (24) franco (2) François Hollande (1) Frank Delgado (1) Frases celebres (3) Fraude (123) fraude electoral (41) fraude fiscal (2) freddi roche (1) Frente de Resistencia Civica OZT (6) Friedrich Hayek (5) frontera (9) Fuerza de trabajo (24) fukushima (9) Fusilamientos (13) futbol (3) Futbol cubano (8) Futuro (27) G.W. Bush (8) G2 (7) G20 (3) G7 (2) g8 (4) Gabo (5) Gabriel Garcia Marquez (7) gaddafi (136) Gaesa (5) Galicia (3) Gallegos (1) Gamboa (24) Ganaderia (9) Ganado (5) Gangs (2) garry kasparov (5) Gas (10) Gasolina (8) gatos (1) Gays (56) gaza (1) gazapos (1) Geert Wilders (2) Gen. Petraeus (12) Gen. Rafael del Pino (17) gene (1) gene sharp (3) Generacion Y (26) Generales (39) Generales cubanos (43) Genetica (33) genios (5) genocidio (2) Geoges Soros (17) Geometria Fractal (4) geopolitica (48) Geopolitica cubana (20) Geopolitica latinoamericana (37) george orwel (2) George Zimmerman (9) Georgia (8) Gerencia empresarial (5) Ghana (4) Giron (1) gitanos (2) glacier (1) glasnost (1) glasnot (2) Glenn Beck (4) globalistas (3) Globalizacion (14) Gloria Stefan (1) gmail (1) gobernabilidad (6) gobernantes (1) Gobierno cubano (15) Gobierno Mundial (10) Gobierno paralelo (2) gobiernos (21) golf (3) golfo de mexico (2) Golpe de estado (10) google (61) Google glass (2) Gorbachov (24) Gorki (27) grammy (1) Granada (6) grandes ligas (71) Granma (66) grecia (30) greenpace (1) greenpeace (1) Grenada (1) Groenlandia (6) Ground Zero (6) guama (20) Guanabo (3) Guantanamo (18) Guatemala (5) guerra (92) guerra asimetrica (5) guerra cibernetica (53) guerra civil (70) guerra comercial (2) Guerra de Angola (20) Guerra de E-mails (1) guerra espacial (2) Guerra Fria (37) Guerra hispano-americana (6) Guerra Irregular (2) guerra sicologica (3) Guerras (98) Guerras africanas (13) Guerrillas (31) Guillermo Cabrera Infante (10) Guillermo Farinas (86) guinness (6) gulag (2) Guyana (1) haarp (4) Habana (1) Hackers (60) Hackers cubanos (4) Hairon Socarras (1) Haiti (24) Hamas (29) Hambre (14) hambruna (3) Hamid Karzai (14) Haroldo (3) Hassan Rouhani (4) hawai (4) Hazanas (88) Heberto Padilla (8) Hector Lombard (11) hemingway (5) Henrique Capriles (20) henry kissinger (4) Herencia (2) Hermanos al Rescate (18) heroismo (6) Herta Müller (2) herzegovina (1) hesbollah (1) Hezbollah (16) Hialeah (4) Hidrologia (1) Hijos (4) hijos de puta (2) Hilda Molina (7) Hillary Clinton (83) hipotecas (7) hippies (2) hispanos (4) Historia (57) Historia de Cuba (48) Hitler (21) hizbollah (2) hobby (1) Holanda (6) hollywood (85) holografia (1) hombre (39) homeless (8) Homofobia (50) Homosexuales (25) Homosexualismo (23) Honduras (42) Hong Kong (3) hopkins (2) hot line (1) huber matos (19) Hubert Matos (20) Huckabee (1) huelga de hambre (160) huelgas (3) humanismo (2) humanos (25) Humberto Fontova (15) Humidores (1) Humor (584) hungria (3) Huracanes (80) I GM (3) I-D (4) Iberoamerica (3) icaic (3) Ichikawa (2) Ideologia (12) Idiomas (4) Idiotas (18) Ig Nobel Prize (4) Iglesia (48) Iglesia cubana (230) II GM (18) III GM (1) iInestabilidad social (1) Ileana de la Guardia (1) Ileana Ros-Lehtinen (24) Ilegales (1) imperios (2) Importaciones (22) Impuestos (99) India (35) Indice de Desarrollo Humano (5) indigenas (7) Indigencia (2) indolencia (4) indonesia (5) industria (4) Industria azucarera (45) industria cubana (1) industriales (2) Ineficiencia economica (1) inequality (6) Inestabilidad social (17) Infamia (6) inflacion (8) Informacion (14) informatica (22) Infraestructura (1) ingenieria social (2) Inglaterra (25) Ingrid Betacourt (7) Inmobiliarias (20) inmolacion (1) Inmovilismo raulista (3) innovaciones (20) Intelectuales (24) intelectuales y artistas cubanos (31) Inteligencia (52) inteligencia artificial (9) Inteligencia cubana (71) Internet (242) intervencion militar (44) Intolerancia (4) invasion (5) Inversion extranjera (412) Inversiones (48) inversiones norteamericanas en cuba (14) investigaciones secretas (2) Ion Mihai Pacepa (1) ipad (5) iphone (2) Iran (201) iran-estados unidos (65) Iraq (58) irlanda (12) isaac asimov (2) ISIS (21) Islam (99) Islamismo (168) islandia (6) islas caiman (6) Islas del Pacifico (2) Israel (148) Israel-EEUU (23) israel-iran (8) israel-palestina (12) Italia (41) Ivan de la Nuez (4) Ivan Pedroso (1) Izquierdas (26) J.E. Hoover (2) J.K. Rowling (1) jaime bayly (6) Jaime Ortega (53) Jaime Suchlicki (1) jamaica (3) Japon (178) japon terremotos (8) Jared Lee Loughner (1) jeb bush (6) jesse ventura (16) JFK (43) Jicotea cubana (1) jihad (18) jineterismo (51) Joaquin Sabinas (1) joe biden (18) Joel Casamayor (9) John A. Boehner (48) John Boehner (2) John Brennan (2) John Kerry (37) john lennon (6) Jon Jones (2) Jon Stewart (4) jordania (5) Jorge Arreaza (1) jorge pomar (4) Jose Ariel Contreras (4) Jose Daniel Ferrer (7) Jose Dariel Abreu (12) Jose Fernandez (1) jose lezama lima (2) jose marti (2) Jose Mujica (6) Jose Ramon Machado Ventura (11) Juan Abreu (38) Juan F. Benemelis (9) Juan Juan (31) Juan Manuel Marquez (2) Juan Triana (7) jubilados (1) judios (21) Juegos (15) Juegos Olimpicos (23) Julian Assange (31) Julio Casas Regueiro (2) justicia (4) Justin Bieber (5) Justin Trudeau (6) Justin Truedeau (1) Juventud (31) Juventud Cubana (104) Juventud Rebelde (5) kamikazes (1) Kaos (8) kAOS en la red (28) karadzic (1) karzai (2) kazajastan (3) Kcho (2) kendry morales (5) Kennedy (53) Kenya (5) Keynesianismo (3) KGB (11) Khamenei (4) Kid Chocolate (2) Kim Jong Il (20) kim jong-un (51) kirchner (2) kirguizia (2) Kirguizistan (2) Kitchner (5) klitchko (1) Klitschko (1) klitshko (10) Kosovo (3) kuwait (3) La Habana (23) lady gaga (7) Laetitia Casta (1) Lage (21) Lance Armstrong (13) laser (1) Latinoamerica (115) latinos (2) Laura Labrada Pollan (1) laura pollan (34) lavado de dinero (26) Laz (2) Lazaro Barredo (2) Lazaro Gonzalez (1) leche (4) Lee Harvey Oswald (5) lefties (24) Leftist (4) leftists (112) leinier (2) Lenguaje (10) lenin (7) leo brouwer (1) Leonard Cohen (2) leonardo da vinci (2) Leonardo Padura (13) Leopoldo Lopez (10) lesbian (6) Ley de Ajuste Cubana (20) Leyes (82) Leyes cubanas (68) Lezama Lima (2) lgbt (17) libano (6) Liberacion (1) Liberales (9) Liberalismo (11) Libertad (30) Libertad de expresion (50) libertad de informacion (18) libertad de prensa (8) Libia (356) Libre Expresion (1) Libreta de Abastecimientos (11) Libros (23) lideres (1) Lina Ruz (1) Literatura (35) Literatura Cubana (61) Lituania (3) Liu Xiaobo (9) livan hernandez (11) Lluvia (1) Logica Difusa (2) logistica (2) Long tail (1) Los Aldeanos (28) Los Duros (2) Los Miquis (4) loteria (25) Lucha no violenta activa (36) Ludwing von Mises (3) luis alberto garcia (1) Luis Alberto Lopez Rodriquez-Callejas (3) Luis Alberto Rodriquez (6) Lula (44) lulzsec (1) Luna (13) Machado Ventura (19) Machu Picchu (1) Macroeconomia (10) madres (9) Mafia (24) Mafia cubana (4) Magnus Carlsen (1) Mahmoud Abbas (3) mahoma (1) malasia (5) Malcolm Gladwell (1) malcom x (1) Maleconazo (11) mali (1) Malta (2) Malvinas (2) Mambises (3) Mandela (4) Manipulacion (556) manny pacquiao (18) Manuel Cuesta Morua (1) Manuel Diaz Martinez (2) Manuel Vazquez Portal (4) Mao Tse Tung (8) Mapas (5) Maquiavelo (1) mar (42) Maradona (5) marcas (4) marco rubio (102) marcos rubio (3) maremotos (10) margaret thatcher (6) Marginalidad (19) Maria Corina Machado (8) María Corina Machado (3) maria elvira (3) Maria Gabriela Chavez (1) Mariel (18) Mariela Castro (91) Marifelli Perez-Stable (9) marihuana (22) marijuana (3) marilyn monroe (8) Marino Murillo (6) Mario Chanes de Armas (2) Mario Vargas Llosa (6) Mark Zuckerberg (8) Marketing (10) Marquitos (1) marta fonseca (1) marte (14) Martha Beatriz Roque (49) Martha Colmenares (16) Marti (5) martin luther king (4) Marulanda (7) Marx (1) Marxismo (18) Masacre del remolcador 13 de marzo (5) masas (1) mashable (1) masoneria (3) mass killers (26) matematicas (7) material nuclear (15) Materias primas (6) Mauritania (1) max lesnik (3) Max Marambio (31) mayweather (11) Mazorra (1) McCain (17) media (68) Mediacion (2) Medicare (18) Medicina (139) medicinas (31) Medicos cubanos (107) Medio ambiente (24) Medio Oriente (80) medio oriente crisis (4) Medios de comunicion (125) Medvedev (19) Mercado (18) Mercado informal (7) Mercado Inmobiliario (36) Mercado InmobiliarioR (1) mercado mayorista (8) mercado minorista (3) Mercados Agropecuarios (26) mercados emergentes (2) Mercosur (1) meryl streep (1) Mesa Redonda (5) meteoritos (23) Mexico (52) mi5 (1) Miami (363) michael jackson (5) Michael Moore (9) Michel Foucault (3) Michelle Bachelet (3) michelle obama (19) Microcreditos (12) microeconomia (1) Microsiervos (4) Microsoft (9) miedos (4) Migracion (6) Miguel Barnet (1) Miguel Diaz-Canel (31) Mike Perez (2) mike porcel (1) Mike Tyson (9) Militares (37) militares cubanos (49) militares venezolanos (12) Militarismo (17) Millennials (1) milton friedman (1) minas (5) minerales (25) Minint (28) minorias (2) Miriam Celaya (1) miseria (90) Misterios (25) Mitt Romney (36) MLC (3) MMA (138) moda (11) Modelo chino (9) modelos economicos (3) Mohammed Morsi (13) momias (1) Monarquias (8) moneda (12) moneda virtual (4) mongolia (2) Montaner (7) montreal (1) Movilizacion contra Castro (1) Movimiento 26 de Julio (1) Movimiento Cristiano Liberacion (4) Mozambique (1) Mubarak (9) muerte (48) muerte asistida (1) Muertes del Castrismo (180) Muertos de la Revolucion (12) Mugabe (8) Muhammad Ali (5) Mujeres (150) Mujeres cubanas (105) mulsumanes (7) multiculturalismo (10) Mundo (1102) Muro de Berlin (17) Musica (173) Musica Cubana (258) Musica-tecnologia (2) musicos (13) Musicos cubanos (261) Musicos ubanos (1) muslim brotherhood (3) muslims brotherhood (57) mussolini (1) Musulmanes (244) myanmar (6) nacion (1) Nacionalismo (1) Nadal (3) namibia (5) nanomedicina (2) nanotecnologias (15) Napoleon (2) narcoguerrilla (23) Narcotrafico (54) Nasa (64) National Security Agency (20) naturaleza (22) navy seal (3) nazismo (18) Negociacion politica (172) negocios (41) negros (5) Nelson Mandela (16) Neocastrismo (540) neocons (8) neonazis (3) nepal (11) Nepotismo (6) nerd (1) Neruda (2) Network (1) neutralidad (1) New York (31) New York Times (17) Newsweek (1) Niagara Falls (5) nicaragua (25) Nick Wallenda (1) Nicolas Maduro (116) nigeria (2) Nik Wallenda (1) Nikita Jrushchov (3) ninos (214) Niquel (17) Niurka Marcos (1) nivel de vida (10) Noam Chomsky (1) nomeklatura (6) nomekltarua (3) nomen (1) Nomenklatura (457) Norberto Fuentes (11) Norteamerica (3) norteamericanos (5) noruega (14) Nostradamus (1) Noticias (8) NSA (13) nudismo (2) nueva zelandia (13) Nuevo Herald (7) Obama (20) Obama-Raul (18) Obama's Group (12) Obamacare (38) Obamunismo (1) Occidente (45) occupy movement (17) Ochoa (14) Odalanier Solis (7) Odio (3) odlanier solis (13) OEA (36) Ofelia Acevedo (1) Ofensiva revolucionaria (1) Oferta y demanda (8) oil sands (2) Olimpiadas (2) Oliver Stone (2) ollanta humala (3) Olof Palme (1) OLPL (15) ontario (20) Ontologia (3) ONU (54) Operacion Caguairan (2) Opiniones (4) Opositores (882) opostiores (16) Orestes Lorenzo (1) Organizaciones politicas del exilio (85) organs trade (1) Orlando Zapata Tamayo (81) orlov (9) Ortega (1) osama bin laden (82) oscar de la hoya (1) Oscar Elias Biscet (25) Oscar Espinosa Chepe (20) Oscar Haza (5) Otan (55) OTZ (1) ovnis (12) OWS (33) OZT (57) Pablo Escobar Gavirias (7) Pablo Iglesias (1) Pablo Milanes (24) Padre Conrado (1) Paises emisores de turismo (31) Pakistan (46) paladares (8) Palestina (68) Panama (28) pancho cespedes (4) Panfilo (5) papua (1) paquetes a Cuba (2) paquistan (1) paquito D'rivera (6) paradigmas (8) paraguay (5) paraguay. Cuba (2) Paramilitares (4) paranormal (3) Parche (1) Paris Hilton (1) parlamento (7) Partido Comunisa de Cuba (43) partido comunista (35) Partido Comunista de Cuba (7) Partido Democrata (92) Partido politicos (49) Partido Republicano (102) Partido Socialista Unido Venezolano (1) partidos politicos (12) pastor terry jones (1) Patricio de la Guardia (2) patriotismo (1) paul krugman (16) Paul Ryan (2) Pavonato (1) Paya (111) paypal (3) paywall (1) Paz (6) PCC (10) PDVAL (1) PDVSA (14) peacemakers (1) Pederastia (1) Pedofilia (3) pedolfilia (1) pedro campos (3) Pedro Diaz Lanz (5) Pedro Luis Boitel (5) Pedro Luis Diaz Lanz (1) Pedro Luis Ferrer (5) pedro pablo oliva (5) Pelota (66) Pelota cubana (294) peloteros cubanos (12) Peloteros cubanos en grandes ligas (243) Pena de muerte (5) Pensadores cubanos (5) Pensamiento politico (2) pensiones (3) Pentagono (82) Penultimos Dias (3) pequenos negocios (3) percepcion (4) Perdon (2) Perez Roque (10) Perfil de Raul (2) Periodismo (9) periodistas (17) Periodistas cubanos (21) periodistas independientes (39) Peronismo (1) Persona del ano (1) personalidades (23) Peru (16) perugorria (2) Peso cubano (17) PETA (1) Petrocasas (3) Petroleo (195) Petroleo cubano (202) PIB [GDP] (1) picasso (1) Piedad Cordova (1) pinochet (1) pinttura (4) Pintura Cubana (44) piratas (7) Plan de Raul (2) planificacion (4) Playa Giron (23) playas (9) Plaza Tiannamen (7) po0 (1) poblacion (100) Poblacion y dinero (137) Pobreza (234) pobreza estructural (84) poder (6) Poder Politico (131) Poder politico en Cuba (41) Poder Popular (12) Poesia (19) Poker (1) Polemica (5) Policia (91) Politica (63) politica exterior (8) politica fiscal (1) Politica internacional (5) Politica Monetaria (2) Politica norteamericana hacia Cuba (1) Political correctness (10) politicamente correcto (3) politicos (87) politicos norteamericanos (1) Polo Norte (1) polonia (8) Polucion (1) ponzi scheme (3) popularidad (2) Populismo (10) Porno (5) Porno para Ricardo (20) pornografia (6) Portugal (12) posada carriles (4) posicion comun (4) post Fidel (4) Post-castrismo (7) Post-fidelismo (5) Postcastrismo (38) Postcastro (1) Postcomunismo (1) PostFidel (2) Postfidelismo (13) Precios (27) Precios en el mercado informal (3) predicciones (8) premio (9) Premio 11 de Abril (2) Premio al Buen Corazon (1) Premio Blog Acido (1) Premio Blog Desmentido (1) Premio Blog Dorado (2) Premio Eta Kanpora (1) Premio Huella 2008 (5) Premio Nobel (26) Premio Nobel de Economia (4) premio nobel de la paz (6) Premio Nobel de Literatura (6) Premio Ortega y Gasset (3) Premio Sajarov (2) Premio San Miguel Arcangel (1) Premios (11) Premios 11 de Abril (1) Prensa (43) prensa cubana (52) Prensa Extranjera (89) Presidente de Cuba (1) Presidio Politico (39) Presos (58) Presos de conciencia (88) presos politicos (55) Presupuesto (106) Presupuesto Militar (2) pride (2) Primavera Negra (77) prisioneros (10) Prisioneros de conciencia (61) Prisioneros de concienciencia (1) privacidad (67) productividad (3) Producto Interno de Cuba (1) profecias (6) Programa politico (11) Progreso (2) Prohibiciones (2) pronosticos (13) Propaganda (248) Propiedad (2) Propiedad intelectual (1) Propiedad privada (6) proselitismo (2) Prosperidad (1) Prostitucion (93) Protesta (45) Protestas (559) provocacion (21) Proyecto Varela (8) PSUV (1) publicidad (1) Pueblo (5) Puerto Rico (6) Punto 0-0 (1) puppets (1) Putin (137) Pymes (63) Qatar (5) quantum computer (2) Quebec (3) Quejas de la poblacion (51) Queubec (1) Quinquenio Gris (1) Racionamiento (4) Racismo (50) radio frequency wapons (1) Radio Marti (16) radioactividad (31) Rafael Alejandro Hernandez Real (1) Rafael Correa (24) rafael rojas (3) rahm emanuel (5) ramadan (2) Ramiro (22) Rances Barthelemy (2) randy alonso (3) raperos cubanos (1) Raul (646) Raul Castro (12) raul familia (17) Raul Reyes (16) Raul Rivero (7) Raul y Fidel Castro (4) Raulismo (16) Razas en Cuba (1) RDA (17) Real politik (2) rebeldes (56) rebelion (1) reciclaje (1) Reclamacion de propiedades expropiadas (1) Reclutamiento de agentes (1) reconciliacion nacional (1) Reconstruccion (1) Recrutamiento de agentes (9) Red Avispa (58) Redes sociales (37) redistribucion (1) Reflexiones (4) reforma en cuba (239) reforma migratoria (105) Reforma Monetaria (49) Reforma politica (4) Reformas (86) Reformas economicas (517) Reformas economicas. (1) Reformas raulistas (146) Refugiados (6) Regionalismo (1) Reina Tamayo (30) reinaldo arenas (5) Reinaldo Escobar (23) reino unido (116) Relaciones Cuba-Estados Unidos (5) Relaciones Internacionales (2) Relevo generacional (5) Religion (184) religiones afrocubanas (34) Remolcador (6) Renuncia (2) Renuncia de Fidel (1) rep checa (1) repatriacion (5) Reporteros sin Fronteras (7) Represioin (33) Represion (1389) Represion a los intelectuales (116) Repsol (16) Republica Checa (5) Republica Dominicana (15) resistencia popular (3) reunificacion (1) reunificacion familiar (8) revolucion (7) revolucion arabe (5) revolucion cubana (48) Revolucionarios (2) reynier aguero (1) richard branson (6) Richard Nixon (5) ricos (22) riesgo (2) rigondeaux (28) Riqueza (24) Rob Ford (1) robert kennedy (1) robertico robaina (2) Robots (37) rockets (35) Roger Federer (2) ron cubano (10) ronald reagan (13) Rosa Diez (1) Rosa María Payá (40) Rosita Fornes (2) Ruinas (3) Rumania (17) rumanos (1) Rumores (5) rupert murdoch (1) Rusia (383) Saddam Hussein (1) sahara occidental (1) Salarios (32) Salman Rushdie (1) Salud (356) salud cubana (172) Salud de Fidel (70) Salud de Raul (2) Salud publica (369) same sex marriage (1) Sandinistas (1) Sandino (1) santiago de cuba (9) Sara Marta Fonseca (1) Sarah Palin (15) sarajevo (1) satelite (11) Sats. Cuba (40) Scarabeo 9 (6) secret service (4) Secretario de Defensa (2) Secretario de Estado (1) Secreto (17) secretos militares (12) Secuestrados (21) Secuestros (39) securidad del estado (1) Seguridad (32) seguridad cubana (25) Seguridad del Estado (77) Seguridad nacional (72) seguridad personal (12) seguridad social (4) Seguros (11) Selman (2) Semiotica (2) senadores (40) serbia (3) Sergio Ramirez (1) sexo (69) Sharia (16) Sherrit (19) siberia (2) Sicilia (1) Sicologia (38) Sicologia politica (12) Sida (10) Silvio Benitez (20) Silvio Rodriquez (30) silvito el libre (4) Simon Bolivar (3) sina (25) Sindicatos (27) Sindrome de la Indefension Adquirida (15) Sindrome del Neocastrismo (69) Singapur (7) siquiatria (12) Siria (93) smartphone (8) smog (1) sms (1) Soberania (1) Social (1) social media (4) social network (1) Socialdemocracia (4) Socialismo (56) socialismo de mercado (3) Socialismo del Siglo XXI (19) socialistas (44) Sociedad (84) Sociedad Civil (30) Sociedades Secretas (1) Sociologia (29) sofia loren (1) software (2) sol (11) soldados (27) Solidaridad (7) Solzhenitsyn (3) Somalia (16) Sonia Garro (14) Soros (1) sri lanka (1) st.piere (1) st.pierre (2) Stalin (23) Stephen Hawking (10) steve jobs (12) stock market (6) stratfor (3) Subastas (18) submarinos (1) Subversion (3) Sucesion (154) Sucesores (107) Sucre (3) Sudafrica (29) Sudal del Sur (1) Sudan (4) suecia (18) Suelos (1) suerte (13) suicidio (25) suiza (7) sundance (2) Susan Boyle (1) Susan Rice (3) Swat team (4) Tabaco Cubano (33) tabacos cubanos (3) tabaquismo (4) Tabu (1) tailandia (3) taiwan (10) Taladrid (1) talento (2) Taliban (65) Tania Bruguera (10) Tarata (1) tarjetas de credito (3) task force (1) tattoo (4) taxpayers (2) Tea Party (15) Teatro cubano (11) tecnologia (213) ted cruz (22) ted kennedy (1) Telecomunicaciones (77) Television (14) tendencias (1) Tenis (8) Teoria Economica (76) Teoria Politica (43) Terremotos (29) terromotos (7) Terrorismo (469) terroristas (409) terry fox (1) Terry Jones (2) Texas (3) thailandia (3) the beatles (6) thi (1) Think Tank (269) Tibet (20) tiburones (5) Tierra (52) Times (7) timor oriental (1) Tina Turner (1) Tiro fijo (2) tolerancia (1) tomas piard (2) tony blair (2) tony castro (23) Tony Cortes (4) Tony de la Guardia (9) Toronto (79) Torturas (17) Totalitarismo (21) trabajadores por cuenta propia (29) trabajadores publicos (1) trabajos (10) Tracey Eaton (29) trafico de armas (53) Trafico de drogas (98) trafico de organos (2) trafico de personas (22) tragedias (3) transgender (2) Transicion (175) Transporte (29) Trasvestismo (4) Tratado de Libre Comercio (1) travesti (1) tren (20) tribunal internacional (1) Trilateral (2) trinida y tobago (1) Trotsky (1) trudeau (1) Tsunami (10) tunez (16) Tupamaro (1) Turismo (24) Turismo Cuba (136) turistas norteamericanos (2) Turquia (23) TV cubana (11) Tv Marti (12) twiter (5) Twitter (40) tycoon (5) UCI (14) Ucrania (43) UFC (65) ufo (10) uigur (1) UJC (13) Umap (7) Underground (1) Uneac (30) Uneac. Censura (10) UNESCO (1) Unidad politica (2) union (1) Union Europea (93) Union Sovietica (110) Universidad (86) Universo (68) Univision (1) UNPACU (75) Upec (3) uranio (3) Uribe (3) Uruguay (12) US Grants (2) US Presidentes (53) uzbekistan (2) Vacilon (1) vaclav havel (4) Valores y normas de conductas (14) Van Van (3) Vaticano (66) Vejez (3) Venezuela (467) Venezuela crisis (42) venezuela economia (3) Venezuela elecciones (50) venezuela-china (7) Venezuela-Cuba-Rusia-China-Iran (1) Venezuela-Estados Unidos (26) Venezuela-Rusia (5) Ventas (1) Verizon Scandal (1) VI Congreso del PCC (46) Via China (3) Viajes a Cuba (232) viajes al exterior (10) vicente botin (1) victimas del 911 (7) victor mesa (1) Vida (32) vida extraterrestre (19) Vida Guerra (1) Video (30) video juegos (9) viejos (6) Viet Nam (26) Violencia (20) Virgen del Cobre (4) virtual (1) Virus (12) Vitali Klitschko (1) Vivienda (199) Vladimiro Roca (13) Voces del Barrio (8) volcanes (9) Walesa (11) wall street (31) walmart (6) Welfare (7) Wendy Guerra (4) whistleblower (3) whistleblowers (1) wi-fi (8) WikiLeaks (143) wikipedia (4) william levy (1) Willy Chirno (6) Wilman Villar Mendoza (26) Wilmar Villar Mendoza (1) windows (1) winston churchill (4) World Trade Center (18) World Trade Organization (1) wynoma ryder (1) Xi Jinping (11) xiomara laugart (6) XXX (1) yahoo (3) Yaoutube (1) Yasiel Puig (14) Yasmani Tomas (1) yasser arafat (10) Yeltsin (4) yemen (38) Yo acuso al gobierno cubano (1) Yoan Moncada (1) Yoani (276) Yoany (19) Yoenis Cespedes (10) yoga (5) Yohandry (6) yoko ono (1) Youtube (15) yuan (6) Yugoeslavia (1) Yunier Dorticos (1) yuri gagarin (3) Zawahri (1) zelaya (1) Zimbawe (8) Zoe Valdes (22) Zona Franca Mariel (38) Zumbado (1)

La columna de Cubanalisis

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]

NEOCASTRISMO [Hacer click en la imagen]
¨Saturno jugando con sus hijos¨/ Pedro Pablo Oliva

Seguidores

Carta desde la carcel de Fidel Castro Ruz

“…después de todo, para mí la cárcel es un buen descanso, que sólo tiene de malo el que es obligatorio. Leo mucho y estudio mucho. Parece increíble, las horas pasan como si fuesen minutos y yo, que soy de temperamento intranquilo, me paso el día leyendo, apenas sin moverme para nada. La correspondencia llega normalmente…”

“…Como soy cocinero, de vez en cuando me entretengo preparando algún pisto. Hace poco me mandó mi hermana desde Oriente un pequeño jamón y preparé un bisté con jalea de guayaba. También preparo spaghettis de vez en cuando, de distintas formas, inventadas todas por mí; o bien tortilla de queso. ¡Ah! ¡Qué bien me quedan! por supuesto, que el repertorio no se queda ahí. Cuelo también café que me queda muy sabroso”.
“…En cuanto a fumar, en estos días pasados he estado rico: una caja de tabacos H. Upman del doctor Miró Cardona, dos cajas muy buenas de mi hermano Ramón….”.
“Me voy a cenar: spaghettis con calamares, bombones italianos de postre, café acabadito de colar y después un H. Upman #4. ¿No me envidias?”.
“…Me cuidan, me cuidan un poquito entre todos. No le hacen caso a uno, siempre estoy peleando para que no me manden nada. Cuando cojo el sol por la mañana en shorts y siento el aire de mar, me parece que estoy en una playa… ¡Me van a hacer creer que estoy de vacaciones! ¿Qué diría Carlos Marx de semejantes revolucionarios?”.

Quotes

¨La patria es dicha de todos, y dolor de todos, y cielo para todos, y no feudo ni capellaní­a de nadie¨ - Marti

"No temas ni a la prision, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo"
-
Giacomo Leopardi

¨Por eso es muy importante, Vicky, hijo mío, que recuerdes siempre para qué sirve la cabeza: para atravesar paredes¨Halvar de Flake [El vikingo]

"Como no me he preocupado de nacer, no me preocupo de morir" - Lorca

"Al final, no os preguntarán qué habéis sabido, sino qué habéis hecho" - Jean de Gerson

"Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie" - Giuseppe Tomasi di Lampedusa

"Todo hombre paga su grandeza con muchas pequeñeces, su victoria con muchas derrotas, su riqueza con múltiples quiebras" - Giovanni Papini


"Life is what happens while you are busy making other plans" - John Lennon

"Habla bajo, lleva siempre un gran palo y llegarás lejos" - Proverbio Africano

"No hay medicina para el miedo" - Proverbio escoces

"El supremo arte de la guerra es doblegar al enemigo sin luchar"
- Sun Tzu

"You do not really understand something unless you can explain it to your grandmother" - Albert Einstein

"It is inaccurate to say I hate everything. I am strongly in favor of common sense, common honesty, and common decency. This makes me forever ineligible for public office" - H. L. Menken

"I swore never to be silent whenever and wherever human beings endure suffering and humiliation. We must always take sides. Neutrality helps the oppressor, never the victim. Silence encourages the tormentor, never the tormented" - Elie Wiesel

"Stay hungry, stay foolish" -
Steve Jobs

"If you put the federal government in charge of the Sahara Desert , in five years ther'ed be a shortage of sand" - Milton Friedman

"The tragedy of modern man is not that he knows less and less about the meaning of his own life, but that it bothers him less and less" - Vaclav Havel

"No se puede controlar el resultado, pero si lo que uno haga para alcanzarlo" -
Vitor Belfort [MMA Fighter]

Liborio

Liborio
A la puerta de la gloria está San Pedro sentado y ve llegar a su lado a un hombre de cierta historia. No consigue hacer memoria y le pregunta con celo: ¿Quién eras allá en el suelo? Era Liborio mi nombre. Has sufrido mucho, hombre, entra, te has ganado el cielo.

Para Raul Castro

Cuba ocupa el penultimo lugar en el mundo en libertad economica solo superada por Corea del Norte.

Cuba ocupa el lugar 147 entre 153 paises evaluados en "Democracia, Mercado y Transparencia 2007"

Cuando vinieron

Cuando vinieron a buscar a los comunistas, Callé: yo no soy comunista.
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas, Callé: yo no soy sindicalista.
Cuando vinieron a buscar a los judíos, Callé: yo no soy judío. Cuando vinieron a buscar a los católicos, Callé: yo no soy “tan católico”.
Cuando vinieron a buscarme a mí, Callé: no había quien me escuchara.

Reverendo Martin Niemöller

Martha Colmenares

Martha Colmenares
Un sitio donde los hechos y sus huellas nos conmueven o cautivan

CUBA LLORA Y EL MUNDO Y NOSOTROS NO ESCUCHAMOS

Donde esta el Mundo, donde los Democratas, donde los Liberales? El pueblo de Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan los Green, los Socialdemocratas, los Ricos y los Pobres, los Con Voz y Sin Voz? Cuba llora y nadie escucha.
Donde estan el Jet Set, los Reyes y Principes, Patricios y Plebeyos? Cuba desesperada clama por solidaridad.
Donde Bob Dylan, donde Martin Luther King, donde Hollywood y sus estrellas? Donde la Middle Class democrata y conservadora, o acaso tambien liberal a ratos? Y Gandhi? Y el Dios de Todos?
Donde los Santos y Virgenes; los Dioses de Cristianos, Protestantes, Musulmanes, Budistas, Testigos de Jehova y Adventistas del Septimo Dia. Donde estan Ochun y todas las deidades del Panteon Yoruba que no acuden a nuestro llanto? Donde Juan Pablo II que no exige mas que Cuba se abra al Mundo y que el Mundo se abra a Cuba?
Que hacen ahora mismo Alberto de Monaco y el Principe Felipe que no los escuchamos? Donde Madonna, donde Angelina Jolie y sus adoptados around de world; o nos hara falta un Brando erguido en un Oscar por Cuba? Donde Sean Penn?
Donde esta la Aristocracia Obrera y los Obreros menos Aristocraticos, donde los Working Class que no estan junto a un pueblo que lanquidece, sufre y llora por la ignominia?
Que hacen ahora mismo Zapatero y Rajoy que no los escuchamos, y Harper y Dion, e Hillary y Obama; donde McCain que no los escuchamos? Y los muertos? Y los que estan muriendo? Y los que van a morir? Y los que se lanzan desesperados al mar?
Donde estan el minero cantabrico o el pescador de percebes gijonese? Los Canarios donde estan? A los africanos no los oimos, y a los australianos con su acento de hombres duros tampoco. Y aquellos chinos milenarios de Canton que fundaron raices eternas en la Isla? Y que de la Queen Elizabeth y los Lords y Gentlemen? Que hace ahora mismo el combativo Principe Harry que no lo escuchamos?
Donde los Rockefellers? Donde los Duponts? Donde Kate Moss? Donde el Presidente de la ONU? Y Solana donde esta? Y los Generales y Doctores? Y los Lam y los Fabelo, y los Sivio y los Fito Paez?
Y que de Canseco y Miñoso? Y de los veteranos de Bahia de Cochinos y de los balseros y de los recien llegados? Y Carlos Otero y Susana Perez? Y el Bola, y Pancho Cespedes? Y YO y TU?
Y todos nosotros que estamos aqui y alla rumiando frustaciones y resquemores, envidias y sinsabores; autoelogios y nostalgias, en tanto Louis Michel comulga con Perez Roque mientras Biscet y una NACION lanquidecen?
Donde Maceo, donde Marti; donde aquel Villena con su carga para matar bribones?
Cuba llora y clama y el Mundo NO ESCUCHA!!!

Suscribirse Cuba Independiente

CIF: Cuba Independiente http://CubaIndependiente.blogspot.com Registro (c) Copyright: ® DIN 189297780000 Gerente By: www.copyrightwww.com